Abstract Spirit (Theomorphic Defectiveness) – Crítica

Publicado por el 9 mayo, 2013

AbstractspiritArtista: ABSTRACT SPIRIT
Álbum: THEOMORPHIC DEFECTIVENESS
Estilo: Funeral Doom Metal
Sello: Solitude Productions
Fecha: 22 de Abril de 2013
Nota: 9/10

La escena rusa no es una de las más conocidas en cuanto a bandas de metal extremo se refiere; en este caso la cantidad de bandas que pueblan dicha escena ha crecido considerablemente en los últimos años; aunque siguen estando muy por debajo de otros países, aun así, muy de vez en cuando salen bandas que lo bordan, sobre todo en un género tan discriminado, como lo es, el Funeral Doom.

Si hablamos de Funeral Doom, tenemos que hablar de EVOKEN, uno de los padres del género, y una de las bandas que más ha aportado este tipo de música, cuya propuesta ha trascendido en el tiempo.

Desde no hace mucho, vengo considerando la idea, de que no sólo EVOKEN, son capaces de hacer algo grandioso; recientemente tuve el placer de conocer una nueva banda que me ha estado cuadriculando la cabeza con sus guturales, y con su profundidad cavernosa; ellos son, ABSTRACT SPIRIT; la importancia del título para con el tipo de música que hacen, ya hay que tomárselo como algo serio, por otra parte, lo que realmente me invade por dentro, es la capacidad que tienen estos chicos para transportarte a ese reino solitario, abrupto y desconsolador.

Su tercer álbum de estudio, “Horror Vacui”, disco con el que tuve la suerte de conocerles, me dejó sin palabras desde la primera nota en la primera canción. Un disco sumamente pesado, muy denso y nada apto para las mentes retorcidas que buscan un poco más de caña, o velocidad. Esos medios tiempos en temas como “Post Mortem” y los giros tan voluptuosos que acontecían a mitad de rango, consiguieron opacar mi mente en contadas ocasiones, logrando que el mismísimo bello de mi cuerpo, se erizara a lo largo de los 10 u 11 minutos que duraba la canción; algo imprevisto, ya que por aquel entonces, había degustado tal cantidad de material, que ninguno de ellos había alcanzado lo que ABSTRACT SPIRIT consiguió en cuestión de segundos.

A pesar de querer reseñar aquella locura sonora, me vi repudiado en un segundo plano, a merced de los gritos y las atmósferas claustrofóbicas de cada una de sus canciones; fue tal el poder de agonía y descontrol, que fui impotente de dar una opinión exacta de lo que supuso tal hazaña musical.

Ahora, habiendo pasado dos años, me encuentro con un nuevo e inesperado trabajo de ABSTRACT SPIRIT en la calle; si aquel “Horror Vacui” fue él no va más, he de reconocer que este “Theomorphic Defectiveness” me ha decepcionado hasta cierto punto. Realmente me parece un trabajo impresionante, y una obra que recomiendo desde aquí, a todos los amantes de los sonidos más oscuros, y especialmente del Funeral Doom más austero y paranoico.

Pero la sensación inicial que obtuve al escuchar “Horror Vacui”, no se ha producido en esta ocasión; no porque este menos sensible o tal; pienso que lo que consiguieron con aquel trabajo, se da una vez o dos como mucho en la vida.

El primer corte recibe el nombre del álbum, “Theomorphic Defectiveness”, título enrevesado y extraño; la canción que dura 12 minutos 45 segundos, tiene una suavidad técnica más longeva, pero no tan cargada de sustancia como ocurría en el primer tema de su anterior álbum, los guturales de A.K. iEzor te llevarán al inframundo desde las primeras notas, el apoyo de la fémina Stellarghost con sus teclados y voces, (un aporte desconocido en este tipo de bandas y estilos) colorea los gruñidos de tal estandarte, con especial mesura y un toque suave casi inapreciable, la canción va tomando forma y va bajando el ritmo, es pasado el ecuador del mismo cuando la mezcla de guitarras, guturales, voces líricas y teclas, hacen explosionar la más pretérita y endiosa belleza conocida hasta el momento.

El final del tema, es de lo más venenoso y transgresor que haya escuchado antes, el retorcimiento de las guitarras o las voces que cada vez se vuelven más death, agudizan un delirio que echa pestes hacia el oyente, siendo el ecuador de la canción, el más estrafalario, desconcertante de cuantos haya escuchado antes.

La oscuridad también rebosa belleza, tal y como ocurría en aquel fastuoso “Antithesis of Light” de los de New Jersey, en los de Moscú, los temas en inglés se complementan con las canciones escritas en Ruso como ocurre con el segundo corte, más intenso y con una entrada donde la batería va marcando el paso de la canción, levemente se va levantando un pequeño flujo que se hilvana a la potencia llameante de las guitarras. Un corte con más peso de todos los instrumentos y con un semblante cavernoso, más profundo y delirante si cabe, magnífico recuerdo a su anterior propuesta, con unas guindas de teclado que te aturdirán el inconsciente.

En este disco, hay más canciones escritas en inglés, sin embargo en “Horror Vacui”, ocurría todo lo contrario, la mayoría de los temas estaban escritos en ruso.

“Leaden Dysthymia” es uno de los temas más cortos del álbum, y por otra parte, otro de los más espectaculares y lóbregos del mismo destacando esa amplia amalgama de teclados y guitarras. A pesar de su corta duración en comparación a sus hermanos, es una canción más luminiscente, todo lo contrario que “Prism Of Muteness” que tira otra vez de la hondonada gravosa y cargante con un riffeo amoldable a la voz rugiente de su líder, la canción es toda una odisea monumental de sonidos despampanantes, una construcción arquitectónica de gran escala, difícil de apreciar en una sola escucha y que necesita de varias, para hacerse al abismo que exalta la amplitud de la misma; las subidas y las bajadas de intensidad con esos punteos cantados por unas guitarras sedosas y el silbido de los solos, acompañándolos, no es ni de lejos lo más llamativo, todo en conjunto rebosa maestría con una capacidad técnica y creativa que nada tiene que envidiar a la cantidad de bandas cuyo presupuesto supera al de ABSTRACT SPIRIT, y que sin embargo son unos muertos vivientes, al lado de estos.

La sesgada y ornamentada pieza “Under Narcoleptic Delusions” vuelve a poner de manifiesto, el poder creativo y rebuscado de los títulos de dicha obra, o su portada, una pintura simulando a un ente crucificado, nos imaginamos a quien se dirige. Lo mejor es dejarse llevar, echar la mente a volar y disfrutar de la desvirtuada opulencia de cada canción; esta última empieza con unas guitarras antagónicas y más decrépitas que las de otros temas; el resto no hace falta que lo cuente, el tema final es una versión de SKEPTICISM de su último álbum, “Alloy”, la canción versionada se titula “March October”, otros 11 minutos largos, donde la vorágine hará que te replantees seriamente si es mejor estar a favor de las sombras o de la salvación.  

Podéis escuchar el disco, íntegramente en este LINK.

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>