Accept (Balls to the Wall) – Clásico

Publicado por el 12 enero, 2013

acceptballstothewallArtista: ACCEPT
Álbum: BALLS TO THE WALL
Estilo: Heavy Metal
Fecha: Diciembre de 1983
Sello: BMG/CBS Records
Comentario: ¡¡ Estos alemanes lograron crear una bestia capaz atacar y devorar de un bocado a los mismos JUDAS PRIEST o IRON MAIDEN !!

El primer lustro de los años 80′s fue testigo del máximo esplendor y crecimiento del Heavy Metal. Durante estos primeros 5 años principalmente vieron la luz una gran cantidad de discos clásicos y elementales para entender este gigantesco género.

Inglaterra era una continua maquinaria de Metal Y EEUU también aportaba lo suyo. En medio de estos dos gigantes Alemania también contribuiría con su granito de arena, quien ya en la década pasada  había puesto en escena a unos SCORPIONS,  ahora tocaba el turno a ACCEPT.

Como representantes del metal teutón ya en 1982 habían logrado capturar la atención de muchos con el original “Restless & Wild”, sentando así las bases del speed metal y por qué no también de un prototipo primitivo de lo que más tarde terminaría evolucionando hacia el Thrash Metal alemán.

Pero el salto definitivo lo darían al año siguiente con el musculoso “Balls To The Walls” (1983), transformándose de esta forma en los abanderados del metal de su país.

Pese a su controvertida portada, la cual estaba más cerca de la de unos ROLLING STONES o MOTLEY CRUE, la gran carga sexual y política que poseía en sus letras algo poco común para su época, fueron factores que harían  cuestionar la sexualidad de los integrantes de la banda y al principio sus seguidores le dieran la espalda al disco. A esto sumémosle un frontman cuya imagen estaba muy lejos del típico metalero de la época  y un pésimo video clip de difusión del tema que daba nombre al Lp con su cantante montado sobre la bola de acero de una demoledora, más la exagerada actuación del resto de los miembros,  aun así no pudieron opacar en absoluto la grandeza del metal que tenía grabado a fuego es sus surcos.

En su momento la banda no dio explicaciones de la temática de sus letras, las cuales estaban firmadas por el misterioso nombre de “Deaffy”. Muchos años después rebelarían que esa persona era nada menos que su manager Gaby Hauke, lo cual aclaro un poco más el significado de muchas de las letras. Yo también creo que fue una astuta estrategia para tratar de impactar en el mercado americano, en el cual consiguieron un éxito casi inmediato y el disco de oro, pero lo opuesto sucedería al principio en el país anglosajón. Diría que fueron pioneros en tocar temas de índole sexual y con mucho doble sentido dentro del heavy metal, lo cual sería un tópico muy común en el glam americano de los 80’s. Otro detalle a tener en cuenta es que Wolf Hoffmann grabo todas las guitarras, Herman Frank solo poso para las fotos y apareció en el video, lo mismo había sucedido con  su anterior disco.

“Balls To The Walls” pone en marcha este tanque de guerra llevando al disco desde el comienzo a lo más alto. El puntapié inicial lo dan  las durísimas guitarras cortando y electrificando el aire y a estas se une la sólida batería que ingresa de manera triunfante como pocas veces pude oír. Todo es grande e imponente, el riff, la voz de Udo dirigiendo a sus tropas metaleras, los desgarrados y punzantes solos y por sobre todo…… los coros! No solo es una auténtica pieza de puro Heavy Metal, también es un HIMNO, una declaración de revolución, de levantamiento frente al poder y la opresión, un poderoso llamado de liberación. Pocas veces escuche que la música lograra transmitir tan fielmente lo que en su letra se expresa. El puente y el estribillo son únicos en su género por el impacto sonoro que genera…

Watch the damned (god bless ya)
they’re gonna break their chains (hey)
no, you can’t stop them (god bless ya)
they’re coming to get you
and then you’ll get your
Balls to the wall, man
balls to the wall

y frases antológicas como:

…”let’s plug a bomb in everyone’s arse”…
…”we’re gonna fight for the right”…
…”Build a wall with the bodies of the dead” …
…”show me the sign of victory”…

…….estas palabras acompañadas por la furia  y la mala leche de la interpretación de UDO, soportado por esos coros de fondo, y sus sostenido ritmo que recuerda a un ejército marchando, realmente te dan ganas de derribar un muro solo a golpes de puño e iniciar una verdadera guerra por tu libertad . No sé si les pasará a Uds. pero a mi este tema me llena de engría y me hace sentir una sensación de poder única, de que juntos se pude lograr un objetivo…… es un verdadero misil apuntando al culo de los que tienen el poder y nos pisan la cabeza…….único!!!!!

Cambiando un poco la temática o quizás no tanto pasamos a “London Leatherboys” que también es un especie de declaración de principios de metalheads…”es mejor unidos y vestidos en cuero”….El Hit-hat, bombo y bajo marcan la intro de otro clásico de la era dorada del Heavy Metal. El corte va levantando temperatura lentamente junto al riff y la batería que martilla de forma continua hasta llegar  al estribillo donde el metal explota y adquiere muchísima fuerza y la agresividad  que brota  de la garganta de nuestro diminuto frontman. Mucho ritmo y una buena descarga de adrenalina invitan al mejor de los pogos. Así se  forja el acero de  otro clásico atemporal.

“Fight It Back” veloz, sólida y compacta es el germen de un futuro pero no muy lejano thrash tal vez. La velocidad se apodera de las cuerdas de Wolf y del galopante doble bombo elementos que forman la base de este potente tema. Udo más agresivo que nunca dirigiendo su propia revolución con salvajes y desquiciados gemidos van a desembocar en  solo central que inicia muy tímidamente para luego convertirse   en una metralla de alto calibre convirtiendo este track en el más duro del álbum.  Este tipo de composición sería una característica de la banda que muchas veces caminaría a lo largo de su carrera sobre la línea que separan al Thrash  del Heavy más clásico.

“Head Over Heels” pese a su controvertida letra es otro clásico de la banda y a mi gusto una de sus mejores composiciones. Comenzando con  el bajo acompañado por unas disonantes notas de la guitarra son el preámbulo para el original riff  sobre el cual Udo se desenvuelve con total naturalidad y sin llegar a  registros tan altos, dejándonos una interpretación muy inspirada demostrando que es el quien dirige el timón de galeón. Seguimos avanzando siempre a media velocidad  pero golpeado con fuerza en cada acorde hasta llegar un estribillo que derrocha melodía, energía y una garra geniales. El solo es muy  relajado, técnico y cargado de gran felling  seguido de cerca por el incansable aporreo de Kaufmann brindando una muy buena base rítmica, compacta y a la vez sencilla. Oscura como BLACK SABBATH, sexual como Motley Crue, gran dosis de puro heavy metal, todo combinado de manera sobresaliente y original para transformarse en una reliquia del metal de los 80,s.

“Losing More Than You’Ve Ever Had” 100% hard rockero, en donde se destacan la fuerza y filo de las guitarras continuamente respaldadas  por una musculosa base que  aportan  los tambores dándole mucho cuerpo y a su vez todo rodeado por unas melodías muy trabajadas. Sobresaliendo  en su parte central un pasaje comandado por unas guitarras que repiten un mismo patrón uniéndose a  Stefan   que castiga sin piedad su batería pariendo una segmento rítmico muy contundente, simple pero demoledor. Las melodías vuelven y la música se va esfumando lentamente hacia el final.

La controversia sexual nuevamente se manifiesta con “Love child” dejando entrever en sus líneas la confusa atracción de un hombre por otro. Afiladas guitarras y la hiriente voz del pequeño teutón van de la mano con un solos de guitarra súper técnicos, el puente muy melódico que conecta con el estribillo agresivo y punzante recordándome instantáneamente a los JUDAS PRIEST de principios de los 80’s. Rápido, corrosivo y acido en su lírica, otra munición poderosa más del arsenal de los alemanes.

Con “Turn Me On” no se necesita ser muy experto para entender el contenido explícito de su letra. El sonido de las guitarras es fascinante, en su punto justo de distorsión prolongada y sostenida durante todo el track, el bajo latiendo fuerte de fondo al compás marcado por la caja. Hacia el final un solo muy bien trabajado y unos extraños gemidos de excitación??, construyeron otro excelente heavy metal de alta factura.

“Losers and Winners”  un coctel que combina velocidad y técnica a la perfección, speed metal que se mueve como un  torbellino furioso gracias al afilado  riff con Udo haciendo vibrar sus cuerda vocales a limites elevados con mucha rabia, el puente marca registrada con sus coros inconfundibles y el estribillo  se te clava como aguijón en la sienes. En medio de este huracán y hacia el final se produce una metralla devastadora de notas que conforman los solos de Wolf quien realmente logra lucirse. Metal al rojo vivo que habla sobre escribirle una carta a una mujer…..pioneros en este tipo de dualidad!!!!

Las tranquilas notas de una guitarras acústica son la antesala de “Guardian of the Night”, puede parecer redundante o que estoy exagerando pero estamos en presencia de otra maravilla de puro heavy metal. El petiso realiza un trabajo vocal impecable a la par de los estridentes y agudas hachas, el estribillo grandilocuente, poderoso y con gran carga melódica van a desembocar en un solo de puta madre acompañado de manera precisa y genial por Kaufmann que realiza un trabajo contundente tras los parches. Heavy metal ochentero de pura cepa.

Muchas veces escuche y leí que “Winterdreams” fue una de las power balads de los 80’s injustamente valorada. A mi criterio no es un mal tema que está plagado de exquisitas melodías, punteos muy emotivos y hasta cierto toque “navideño” en algunas de sus notas pero no en su letra, la callosa voz de Udo emotiva y depresiva hacen una muy buena balada.  Pero creo que hubo baladas muy superiores a esta por lejos, quizás me equivoque pero es mi apreciación. Un buen  cierre calmo para un disco que no bajo sus decibeles ni su calidad en ningún momento.

Estos alemanes lograron crear una bestia que era capaz de atacar e inclusive devorar de un bocado a los mismos JUDAS PRIEST o IRON MAIDEN. Balls To The Walls suena demoledor, contundente, rabioso, inspirado, letal como navaja recién afilada, combinando de manera asombrosa la fuerza de unos riff únicos, melodías geniales y unos coros que sería el sello distintivo de su sonido. Absorbiendo las influencias del metal que se encontraba al rojo vivo en ese momento lograron crear un sonido propio y a su vez marcar un camino que sería seguido por generaciones de músicos posteriores sobre todo de su propia tierra, ubicándose entre los grandes del metal de todos los tiempos, dando vida a un disco que ya es un clásico indiscutible. Y por sobre todo demostraron que Inglaterrano es el único país capaz de producir acero de máxima pureza.

Componentes:

Udo Dirkschneider – Voz
Herman Frank – Guitarra
Wolf Hoffmann – Guitarra
Peter Baltes – Bajo
Stefan Kaufmann – Batería

Tracklist:

01.Balls To The Wall
02.London Leatherboys
03.Fight It Back
04.Head Over Heels
05.Losing More Than You’ve Ever Had
06.Love Child
07.Turn Me On
08.Losers and Winners
09.Guardian of the Night
10.Winterdreams

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

5 Comentarios

  1. Robertofierro

    13 enero, 2013 at 12:21

    Un trabajo a mi gusto ifravalorado, otros trabajos de Accept que no tienen tanta chicha, han sido más valorados que este, y eso en la historia actual del metal, pasa muy a menudo. En esencia es una joya que ningun seguidor del metal, debería dejar escapar, recomendable 100%. Además canta UDO, y está la formación clásica, no se puede pedir más.

  2. METALMANIACO

    15 enero, 2013 at 15:58

    Totalmente cierto….es un álbum que esta a la altura de un Screaming For Vengeance o The Number Of The Beast nunca se le dio el lugar que merece no se cuales puedan ser los motivos, pero para mi es un disco sobresaliente que no le falta nada 100% HEAVY METAL OLD SCHOOL. Saludos

  3. Igor Maxwel

    27 mayo, 2017 at 0:07

    A mi gusto, Accept es el mejor grupo alemán (y no los Scorpions). Este discazo Balls to the Wall es uno de los muchos clásicos del metal de los años 80, sin dudas. El año de 1984 fué muy bueno para el rock pesado!

  4. METALMANIACO

    27 mayo, 2017 at 22:25

    Para mi Balls To The wall es un disco tan basico y fundamental como Defenders, Screaming, Holy Diver o o el primero de Maiden. es Heavy Metal en estado absolutamente puro. Saludos Igor Maxwel…

    • Igor Maxwel

      22 enero, 2018 at 22:45

      Muchas gracias, amigo!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>