Alhándal (Donde empieza el tiempo) – Crítica

Publicado por el 5 julio, 2016

alhandaldondeArtista: ALHÁNDAL
Album: DONDE EMPIEZA EL TIEMPO
Estilo: Rock Andaluz
Sello: Mox Records
Fecha: 28 de febrero de 2016
Nota: 10/10

ALHÁNDAL es una de las tantas propuestas andaluzas que tienen fama por su variedad musical y la fuerza de sus letras y/o composiciones. Una banda procedente de Málaga, que ya cuenta en su haber con cuatro trabajos.

Alhándal se la ve como una banda autóctona de la zona, que guarda cercanía con sus tradiciones y costumbres, sin embargo hablamos de una banda que no da nada por sentado y siempre va más allá, “Donde empieza el tiempo” es el ejemplo más claro de superación.

Rock Andaluz con mayúsculas, cargado de poesía y aromas del sur, un disco difícil de rechazar, repleto de esencias capaces de cautivar el alma de aquellos que no ven la música como un espejo del alma. Un trabajo cargado de placeres, dulce, tierno, exquisito, lo que se dice un rock suave pero dramático, un rock con influencias progresivas de los 70 y con un poco de psicodelia cargado de pasajes acústicos. Un rock andaluz muy en alza que ALHÁNDAL sabe cómo llevar a su terreno.

Antes de entrar en verea y hablar del disco y de la música más en profundidad, hay que hablar de la carrera de una formación que ha subido como la espuma en los últimos años. Desde aquel trabajo titulado “Raíces” hasta la obra que nos ocupa en estas líneas, han transcurrido seis años ya, y desde entonces los andaluces siempre han ido deambulando por la escena con una identidad propia, sin parecerse ni copiarse de nadie, simplemente haciendo lo que les dicta el corazón. Buena música, buenas letras y un mensaje de libertad que siempre les ha identificado como propios, desde la obra conceptual “Rotta” hasta su última y anterior exquisitez musical “Retales”. Discos variados pero intensos, cada uno de ellos centrado en un tema y siempre hablando con naturalidad de una tierra que no pierde exquisitez pese al paso del tiempo.

alhandalnuevaimagenEn ALHÁNDAL las influencias son bien importantes, y no hay más que ver el toque sutil de sus composiciones para hacerse una idea de la fuente de inspiración tan fuerte de la música de los malagueños. Canciones que bailan al son de la melodía, que rozan la perfección con una suavidad que embelesa al ser interior, así ocurre con la intro “Conjuro” cuya melodía de guitarra os hará lagrimear por dentro, aunque para emoción el mágico paseo que nos propone esta gente a través de lindezas como “Perder el norte” con algo más de brío rockero, “Azul y sal” un escaparate a esa mar azulada que se ruboriza cuando el sol saca su silueta a pasear, un tema con un fuerte aire melancólico con el acompañamiento de las palmas, que dan más autenticidad a un producto cien por cien andaluz con esos aderezos de guitarra flamenca que son la joya del disco.

Uno de mis temas preferidos es “Jardín del sur”, un corte que ha sido escogido para dar vida al videoclip y que explica de forma sencilla, el escaparate interior que propone el sur, su hegemonía, sus gentes, sus ríos y sus valles. No sabría definirla, pero es una canción muy viva que crece con cada escucha, pareciera que tuviera vida propia. Su estribillo contiene magia pura, igual que esa punteada de guitarra que nuevamente es capaz de parar el corazón con su silbido.

Un disco que te hace soñar con lo atemporal de épocas pasadas, como esa pieza titulada “Ecos de un tiempo” donde se puede escuchar el sonido de una flauta travesera atravesar los senderos del tiempo con una nostalgia que abruma, su portadora Trinidad Jiménez también colabora en otros temas en la segunda parte del disco. Un tema que incluye unas pequeñas siluetas de guitarra tranquilizadoras, y una parte donde el uso de la mandolina resulta esencial para notar el cambio de matiz que se da entre un tema y otro. Además la canción incluye un aire espacial que otros cortes no poseen, es aquí cuando salen a relucir las influencias progresivas de la década de los 80.

Disco sobresaliente, el perfecto regalo para pasar una tarde a orillas del mar mientras su manto nos embelesa con la poesía de sus largas olas.

A continuación llega “La trampa del ayer” con esa partitura donde las baterías y el bajo acomodan la explanada para esos requiebros inusitados, y ese gancho resquebrajado de Yiyi Vega, o los coros de Loly Lorenzo, por fin algo más de hermosura para una obra que se hace grande con cada giro y que incluye un solo de guitarra acústica que os quitará las penas. En el siguiente giro tenemos “Mentiras de verdad”, algo más de autocrítica con el mundo que nos ha tocado vivir, un mensaje cantado con elegancia, sin entrar en temas políticos y que habla de la pútrida sociedad en la que nos ha tocado vivir. Una pieza que incluye más nervio en las guitarras, y en el tono de Yiyi y que a pesar de cantarlo suavemente cual historia, hace que uno crea cada palabra de lo que dice. Temazo, aunque lo que viene a continuación es una obra cuya exquisitez sonora vale la pena degustar con cierta calma, así uno se empapa mejor de cada capítulo.

Y en el primer capítulo de la segunda parte del disco, encontramos una historia denominada “La fábula de los vientos”, otro sendero acústico de aire hipnotizador que incluye una mágica simbiosis llevada por teclas y guitarras acústicas que harán las delicias de aquellos que aprecian la historia de Andalucía en un comienzo espectacular “Ritual de la pena”, una intro que da paso a un fantástico entremés aflamencado titulado “Dueña de mi despertar”, que a su vez contiene diferentes raíces, aromas, sabores y colores, una Andalucía libre que se aviva como el fuego en “Danza de los vientos”, una joya cargada de influencias andalusíes tan de la tierra y de instrumentos tan sentidos donde nuestro amigo Zagalaz deja escapar su verdadero elixir de poeta con melodías inolvidables. Aunque lo que está por llegar a continuación, no es menos espectacular, dos pinturas hechizadas por la arena del mar como son “La última vez” y “Canción del retorno”, tremendos enjambres para finalizar un paseo de vértigo, elementos cálidos en uno, y partes tristes en otro. Dos murales de belleza, cada uno expresando lo que el sentimiento del ser desea transmitir, en este caso ALHÁNDAL y sus ganas por ofrecer al oyente, algo que no querrá olvidar jamás.

Un disco por y para la gente, capaz de transmitir los sentimientos más inusuales del ser humano cuando este aprecia de verdad el arte hecho música. Disco sobresaliente, el perfecto regalo para pasar una tarde a orillas del mar mientras su manto nos embelesa con la poesía de sus largas olas.

Componentes:

Yiyi Vega – Voz
Juan Zagalaz – Guitarras
Francisco Nieto – Bajo
Germán Villén – Teclados
Carlos Núñez – Batería

Tracklist:

01. Conjura
02. Perder el norte
03. Azul y sal
04. Jardín del sur
05. Ecos de un tiempo
06. La trampa del ayer
07. Mentiras de verdad
La fábula de los vientos
08. Ritual de la pena
09. Dueño de mi despertar
10. Danza de los vientos
11. La última vez
12. Canción del retorno

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>