Alice in Chains (The Devil Put Dinosaurs Here) – Crítica

Publicado por el 30 mayo, 2013

aliceinchainsthedevilputdinosaurshereArtista: ALICE IN CHAINS
Álbum: THE DEVIL PUT DINOSAURS HERE
Estilo: Grunge/Rock/Metal
Sello: EMI
Fecha: 28 de Mayo de 2013
Nota: 8,5/10

El regreso de los iconos del grunge, ALICE IN CHAINS, posiblemente sea lo más esperado de este 2013, junto con la reunión de BLACK SABBATH y su vuelta al ruedo como quien dice. Parece que las viejas glorias, están volviendo a su cauce. Desde su regreso 14 años después con “Black Gives Way to Blue”, nadie esperaba que cuatros años más tarde, los norteamericanos retornasen con (tremendo) trabajo bajo el brazo, “The Devil Put Dinosaurs Here” el relevo perfecto de estos iconos incansables del rock, (en todo caso Grunge) un género que se ha visto mermado en cantidad de ocasiones por las nuevas modas, las cuales le han hecho bastante daño.

El Grunge no ha muerto, sigue más vivo que nunca, y en “The Devil Put Dinosaurs Here” veremos la sustancia que han dejado los años, para el cambio a mejor (o evolucionado) que ha propiciado el nuevo relevo de la banda, William DuVall (y que ya pudimos ver hace cuatro años en “Black Gives Way to Blue”), ya que como todos sabréis, Layne Staley (que en paz descanse) murió en 2002 debido al exceso severo por su adicción a las drogas. La continuidad de ALICE IN CHAINS, se debe en parte a su nueva voz, que ha suplido con franqueza el legado de este genio. La escucha de este contingente agradará a los antiguos fans, como a los nuevos oídos que deseen atreverse con la cantidad de atmósferas, tiempos y melodías tan elaboradas que contiene dicho trabajo, y en el que Duvall y Cantrell, mantienen un mano a mano de verdadero infarto.

Escuchar algo nuevo de AIC, es como volver a soñar con tiempos pasados; mi percepción sobre este trabajo se torna extraña en todo momento. ALICE IN CHAINS están de vuelta, no con su mejor cara, pero si con un trabajo con miras al futuro. La mayoría de reuniones de bandas de los 80 y 90, se vuelven demasiado aburridas, ya que quieren explotar el éxito que los catapultó al estrellato y eso termina enterrándoles de por vida en un mar sin fondo. Quizás AIC sean la excepción, no tiene sentido tratar de revivir el pasado, sino más bien de avanzar y no estancarse, eso es lo que proponen los norteamericanos en su nueva baza compositiva.

“The Devil Put Dinosaurs Here” promueve la exposición de la oscuridad, no sólo en la emoción o acción humana, sino enfrentando una nueva forma de oscuridad. No voy a explicar lo que es, pero he de decir que por lo general, es como un lavado de cerebro, ya sea para los locos criminales o personas que son tan débiles de corazón. Las letras del álbum son como las del pasado, pero adaptadas a los nuevos tiempos, y tratando temas que están a la orden del día, de cosas que nos pueden ocurrir a más de uno. Todo ello, hegemonizado bajo una careta espeluznante tal cual es su música.

“The Devil Put Dinosaurs Here” lo tiene todo, desde los ritmos catatónicos con esas guitarras rasposas, capaces de helarte las entrañas con esa fibrosa entrada en “Hollow” o la esquizofrénica voz en “Stone” con el bajo de Mike Inez, dando en donde más duele. Canción deprimente y oscura con una oscilación delirante y unos arpegios de escándalo, donde nuevamente veremos la impresionante labor de Jerry Cantrell (más la fuerza del batería Sean Kinney), que parece más decidido que nunca, a refrescar su música y demostrar el por qué, de su renacimiento a manos del gigante conocido como ALICE IN CHAINS.

No por ello menos importante, tenemos a “Pretty Done” donde se muestra claramente el sello de los Seattle, de ritmos más sosegados, pegada contagiosa y voces acolchadas a un ritmo más tranquilo, nos encontramos con un señor temazo. Por ello, este último y “Stone” son dos cantos polifónicos, el ritmo opresivo de ambos, conforma un sello distintivo en la banda y en todos los que aman ese aspecto completamente operado, eso es grunge señores. Pero combinado con metal, debido a que ALICE IN CHAINS siempre han sido aficionados a la mezcla de estilos. La unión les va como anillo al dedo.

La estrellada atmósfera de “Voices” asombra por su introducción, por la forma en la que es cantada o por ese aire acústico con síntomas retro mirando al pasado con el estilo sureño ondeando de fondo; comercialidad y calidad unidas de la mano, en otra pieza fantástica para enmarcar y tener en cuenta.

El tema que da título al disco, “The Devil Put Dinosaurs Here” refleja el lado más reposando, afirmando el gran lavado de cara que ha sufrido la banda para con este LP, asombrosa parafernalia de introducción con un juego de punteos, enmarcado una rolliza y coloreada pintura de luces y sombras; canción lenta que en ocasiones explota de júbilo dejando de lado tanta penumbra; la mezcla de voces y coros de índole espacial se ligan a la profundidad sonora de una pieza majestuosa y espectral, según se mire.

Siempre innovando y buscando nuevas ideas que llevar a la palestra, Jerry Cantrell se esmera en “Lab Monkey” un canto que ligeramente electrificado gracias al peso del bajo, endureciendo la parte honorífica, recordando por otro lado a “Acid Bubble”, y que te despierta de ese letargo tranquilo y ambicioso en el que te induce el álbum a lo largo de la hora aproximada en la que los doce cortes, explayan su potencial como mejor saben hacer; algunos de ellos en recuerdo al fallecido y nombrado con anterioridad, Layne Staley.

Más alegre y prolífica “Low Ceiling” nos despierta de esa durmiente y apesadumbrada cuesta en la que estamos sometidos, canción más comercial, y que se escucha con facilidad calando hondo en el oyente. “Breath On A Window”, pone algo de marcha al redundante ritmo que acontece, algo más tétrica que la anterior, “Scalpel” vuelve a repetir esquemas tal cual hizo “Voices”, acústicas sin mayor diferencia que la intensidad de la guitarra y poco más, es como si se hubiesen escrito a la par, ya que repiten diseños parecidos. Finalmente, “Phantom Limb”, adjunta una similitud con unos riffs más metálicos y una contundencia mayor; “Hung On A Hook” vuelve a equilibrar la balanza apostando por la templanza y la tranquilidad, por el contrario “Choke” nos deja ver un lado más sombrío con un estribillo reconfortante.

Ambas voces tanto la de Cantrell como la de Duvall, van conjuntadas a la perfección, en este aspecto nada que objetar, es más en muchos temas se ve tal variedad y eso ayuda a que las canciones tengan otro nivelado. Al tratarse de ALICE IN CHAINS, estas canciones tienen un peso sumamente importante, y uno se plantea en ocasiones, como sería escuchar tal tema, si tuviese más profundidad. Con esto no quiero desmerecer el trabajo de los norteamericanos, ya que me parece (un redondo) en toda regla. La banda mantiene el nivel que pudimos ver antaño, y eso es algo que sus fans, agradecerán enormemente.

Componentes:

Jerry Cantrell – Guitarras y voces
William DuVall – Guitarras y voces
Mike Inez – Bajo
Sean Kinney – Batería

Tracklist:

01.Hollow
02.Pretty Done
03.Stone
04.Voices
05.The Devil Put Dinosaurs Here
06.Lab Monkey
07.Low Ceiling
08.Breath on a Window
09.Scalpel
10.Phantom Limb
11.Hung on a Hook
12.Choke

WEB

Autor: Matthew Bourdais

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>