Amaranthe (Massive Addictive) – Crítica

Publicado por el 4 noviembre, 2014

amaranthe-massiveArtista: AMARANTHE
Álbum: MASSIVE ADDICTIVE
Estilo: Power Metal/Metalcore
Sello: Spinefarm Records
Fecha: 21 de octubre de 2014
Nota: 8,5/10

Si aún no habéis oído hablar de AMARANTHE, es porque no vivís en este mundo. La banda danesa/sueca dio el salto a la fama con su álbum debut de título homónimo y enseguida sufrieron las consecuencias al ser tachados de comerciales. Su propuesta, pese a la negativa de muchos por darles una oportunidad debido al excesivo uso de teclados y electrónica, ha retumbado con fuerza en la escena; su último trabajo “Massive Addictive” ya está causando furor.

La gran culpa de ello la tienen las 12 canciones que componen el disco y no es para menos. La primera vez que las escuché, se me hicieron bastante monótonas (luego eso cambió), y ojo, no todas me parecen imprescindibles, algunas como “Exhale” me parecen prescindibles totalmente. Las versiones acústicas de “Trinity” y “True” me parecen hasta más originales que los temas principales. Son más sencillitas, sensitivas y sentimentales, ambas tienen un algo especial gracias a la voz de Elize que canta como los ángeles y redondea los temas con mucha dulzura.

Pero bien, vayamos por partes, el disco ha sido grabado y producido por Jacob Hansen (Volbeat, Epica) en los Hansen Studios de Ribe, Dinamarca. El mismo cuenta con una limpieza general bastante alta, todas las canciones suenan muy bien en términos generales de producción, en cuanto a lo musical, cada uno tendrá su opinión. Yo personalmente, no estoy defraudada, al contrario, tengo que reconocer que pese al cambio de dirección, el disco suena francamente bien. Y no, no me gustan los guturales, pero en este trabajo les doy un pase porque no suenan tan agresivos como en otras bandas de death metal.

Hablando de guturales, hay que añadir que Andy Solveström ya no está en la banda y su puesto lo ocupa el recién llegado Henrik Englund. Y bueno como no entiendo de gruñidos, apenas encuentro variedad entre un vocal a otro. Ambos me parecen muy parecidos en términos vocales. Personalmente, me quedo con la voz de Elize que con el paso del tiempo se ha convertido en una de mis favoritas, aparte de los tonos limpios de Jake E Berg, que juega un papel importante en los dúos que protagoniza con su compañera.

Así como dicta la canción “Dynamite” empieza el disco, con un mechero y una explosión, bombeando con fuerza a través de las guitarras Olof Mörck que también es el encargado de los teclados. Primer tema atrayente, pero no el que más y como viene siendo habitual, Elize manda a pesar de comenzar con guturales. Siguiente corte, “Drop Dead Cynical” con un ritmo bailable muy al estilo MARILYN MANSON. Me chocó mucho el inicio de esta canción y con el transcurrir de los días se ha convertido en una de mis favoritas pese a la gran cantidad de teclas y ritmos techno que tiene, pero los estribillos no tienen desperdicio y se quedan clavados en tu cabecita desde el principio.

Algo ocurre con las tres pistas siguientes, “Trinity”, “Massive Addictive” y “Digital World” donde se repiten los mismos esquemas una y otra vez, la tercera me ha recordado a CREMATORY. La primera la veo demasiado artificial, pero me gusta. La que titula el disco no es tan ecléctica como parece, aunque la mezcla de guitarras y teclados está muy conseguida sobre todo cuando llega la hora de corear el estribillo.

En “True” el piano nos da la bienvenida aplacando el ritmo con cierta tranquilidad. Los sintetizadores juegan un papel muy importante ya que se encargan de colorear las voces limpias de ambos, aunque las de Elize sobresalen por encima de las de Jake E Berg. “Over and Done” se podría decir que es la balada del disco. Otra entrada a piano con voz masculina y luego femenina, causará el delirio. A pesar de su electrónica, es una canción muy bonita que me recuerda a algunos temas del último trabajo de WITHIN TEMPTATION.

“Danger Zone” es una obra de arte que empieza con bastante fuerza y guturales repletos de garra. Su agresividad se deja notar desde los primeros compases, además no es tan tontona como otras y aunque las voces de Elize son menos impactantes, la diva se las ingenia de maravilla para endulzar con su cántico una canción poderosa. Igualmente impactante es “Skyline” otro temazo donde se dejan de chorradas y van a saco. Lo mismo ocurre con “An Ordinary Abnormality” que es como una dentellada feroz donde la electrónica no está tan desarrollada y dejan más espacio para el guitarreo.

A pesar de que este trabajo es más arriesgado que “The Nexus”, se me antoja como un Lp más redondo y asequible que su entrega anterior. AMARANTHE han dado en el clavo con un disco dinámico, enérgico, alegre, hermoso, potente. Olvidaros del gótico sinfónico de siempre, si os gusta la electrónica, ya estáis tardando en echarle el guante. Eso sí, la portada es bastante hortera. Demasiados simbolismos para mi gusto. Por lo demás, si sois capaces de abrir la mente y aferraros a esta propuesta, ya nada os detendrá.

Componentes:

Olof Mörck – Guitarras, teclados
Henrik Englund – Voz grave
Elize Ryd – Voz femenina
Jake E Berg – Voz limpia
Morten Løwe Sørensen – Batería
Johan Andreassen – Bajo

Tracklist:

01.Dynamite
02.Drop Dead Cynical
03.Trinity
04.Massive Addictive
05.Digital World
06.True
07.Unreal
08.Over and Done
09.Danger Zone
10.Skyline
11.An Ordinary Abnormality
12.Exhale

FACEBOOK

Autor: Roxi Ortiz

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>