Amaranthe (The Nexus) – Crítica

Publicado por el 25 marzo, 2013

amaranthethenexus Artista: AMARANTHE
Álbum: THE NEXUS
Estilo: Power Death/Metalcore
Sello: Spinefarm Records
Fecha: 13 de Marzo de 2013
Nota: 7,7/10

El grupo que nos ocupa a continuación debutó en 2011 con un trabajo de nombre AMARANTHE, que es como se llama la formación, así como del segundo trabajo que han lanzado al mercado vía Spinefarm Records, el pasado 13 de marzo. “The Nexus” está acaparando un lugar muy especial en la escena, debido a su hermano mayor, que sembró las bases de un sonido (no nuevo) pero si especial, algunos lo llama como Techno-Metal, es un estilo muy particular que está dentro del género modern metal, o lo que es mismo, death melódico con ritmos electrónicos y una base rápida de power metal, para los más escépticos, que no se asusten, ya que AMARANTHE juega a tres bandas,(casi nada) tres vocalistas afines, tres voces bien compenetradas que dan más aire a las canciones y que las hacen, únicas en su ambiente; primero está la despampanante belleza de Elize Ryd, que canta como los ángeles y entona de manera perfecta un intenso aroma comercial con sabor a discoteca; pero nada más lejos de la realidad, para que la banda no caiga en un terreno a ciegas, están los dos vocales masculinos, la voz normal de Jake E Berg compenetrada en el transcurso de los temas con la de Elize, y por otro lado, el contingente sonoro de Andreas Solveström, que rompe esquemas con su agresividad, aportando el lado más death metalero a tan distinguida mezcla.

La calidad instrumental sigue siendo buena y muy igual entre tema y tema, nose si algo bueno o malo, lo único que se, es que las canciones de AMARANTHE, tal y como ocurría en su primer largo, entran de lleno a tu cabeza a la primera escucha y ahí se quedan durante un buen rato hasta que te aburres de tararear sus melodías, sus letras o estribillos. Es una música muy fácil de digerir, que cuando te has escuchado el cd al completo, quieres volver a repetir. En “The Nexus” han copiado los mismos esquemas que utilizaron para su álbum homónimo, y si aquel tuvo tanto éxito, este lo tiene chupado.

AMARANTHE, sigue sonando a AMARANTHE, faltaría más, y no hay más que verlo en las dos primeras canciones “Afterlife” e “Invincible” que parecen calcadas de su primer álbum, en la primera las dos voces masculinas son las que entran con fuerza, y Elize pone el resto de la carne en el asador ante esas melodías gigantes sintetizadas e hiper rápidas con riffs machacones de fondo; queda patente la gran influencia de la música electrónica en el álbum, a título personal creo que escogieron la canción “1.000.000 lightyears” del CD anterior y han basado este nuevo trabajo en este tema componiendo versiones más metálicas y otras con un toque más sintético.

Al haber sido grabado en Dinamarca con el productor Jacob Hansen a los controles, se nota el gran sonido conseguido, y aunque a muchos les parezca un trabajo repetitivo o cansino, “The Nexus” es más que eso, ejemplo en el tema “Invincible” veremos una copia casi calcada del tema anterior, con otro colorido en las voces, pero prácticamente el ritmo es el mismo con la salvedad de la voz de Elize que vuelve a superarse; los solos plagan esta y otras canciones, la labor de Olof Mörck además de sobrellevar las teclas, propicia un toque extraño a la mezcla, además los remolinos tan impactantes del batería, el señor Morten Løwe Sørensen más el bajista Johan Andreassen,  consiguen un sonido particular a merced de los tres vocales, que son los que realmente tienen la última palabra en cada canción.

Las franjas de teclado en el que para mí, es el tema central y con uno de los mejores estribillos del álbum, “The Nexus” trae consigo algunos ritmos apoteósicos y unos golpes secos de batería, atronadores, además de unas guitarras arremolinándose con los gruñidos de Andreas, algún que otro solo interesante, con Elize llevándose el gato al agua, sobresaliendo por encima del resto, todo ello después de que Jake termine sus partes, y esta entre en acción con unos matices vocales, preciosos.

“Theory Of Everything” canción entre agresiva y melódica donde la historia se repite una y otra vez, siendo los estribillos lo más resaltable. “Stardust” toma el relevo del corte anterior, copiando esquemas emplea una cadencia parecida en su inicio, muchas reminiscencias de otras piezas, un tema gustoso para el paladar, fácil de escuchar y enriquecedor, donde se ve a unos AMARANTHE más comerciales por así decirlo.

“Burn With me” baja un poco el pie del acelerador e influye algo de variedad, incluyendo algunos punteos de guitarra matizables que dan otra hegemonía a la mezcla. Como si se tratara de una canción techno, la entrada de “Mecanical Illusion” augura algo totalmente diferente a cuando el sonido machacón de guitarras hace acto de presencia, más rasgado y más oscuro, pero sin perder la caracterización de los suecos, otro tema variado, donde hay aspectos remarcables como la parte más industrial y el sonido de guitarra super ajustado al ritmo y la cadencia de la batería, el estribillo vuelve a ser electrónico, desfigurando la atrayente voz de Elize.  

La canción “Razorblade” a pesar de la fuerza con la que entra; es un tema seguido de ritmos discotequeros hiper rápidos y muchas frases intercaladas entre sí, y que tiene en su haber uno de los estribillos más espectaculares del álbum. Una ampulosa mezcla de guitarras y sintetizadores, un tema descuadrado pero igual de enriquecedor que el resto. Seguimos con la futurista “Future on Hold” donde la base rítmica nos demuestra que no solo de comercialidad vive la propuesta de AMARANTHE, aunque el tema se va aflojando a medida que pasan los segundos, la parte inicial, el bajo y batería se intensifican, dando más de fuerza a un trabajo que en ocasiones se vuelve algo monótono, por no decir lineal.

“Electroheart” sigue la proeza pseudo comercial y bailable que propone AMARANTHE, inclusive en su portada, artwork que ha sido creado por Gustavo Sazes, donde la modernidad no tiene porqué diferir de lo que muchos conocemos como metal vanguardista o amplio de miras. Algo de variedad con el siguiente corte, la revolución de “Transhuman” recobra vida con un remolino de ideas donde los duetos vocales se intensifican, sobresaliendo por encima de la música, por último “Infinity” nos devora lentamente con una parte de medio tiempo y algunos cambios rítmicos, enérgicos y melodiosos, cabalgantes de solos y epicidad, un resplandor de aires nuevos que traen a AMARANTHE a una liga, a la que ya muchos estamos más que acostumbrados.

Quizás se les pueda tachar de muchas cosas negativas, o quizás los más puristas del género vean una forma no grata de incentivar la música añadiendo adictivos innecesarios, aunque viendo la nueva generación de bandas, no me queda la menor duda de que AMARANTHE han creado algo original, para muchos supone más que un motivo de alegría. Quizás no se vea bien, pero hoy día en un estilo como el metal (tan elástico) existen posibilidades que a pesar de ser arriesgadas nos llevan a otros terrenos, donde los límites los ponemos nosotros mismos.

Componentes:

Olof Mörck – Guitarras, teclados
Morten Løwe Sørensen – Batería
Jake E Berg Voces (Aguda)
Elize Ryd – Voces (Femenina)
Andy Solveström – Voces (Grave)
Johan Andreassen – Bajo

Tracklist:

01. Afterlife
02. Invincible
03. The Nexus
04. Theory Of Everything
05. Stardust
06. Burn With Me
07. Mechanical Illusion
08. Razorblade
09. Future On Hold
10. Electroheart
11. Transhuman
12. Infinity

WEB

Autor: Francisco J. Román

2 Comentarios

  1. Arturo-metal

    27 marzo, 2013 at 21:25

    Esto es una caca, así de claro, vaya bodrio de disco.

  2. KB

    29 marzo, 2013 at 16:47

    Pues a mí me gusta mucho este grupo. Encontré por casualidad el CD en la fnac y me lo compré. Y me estoy planteando muy seriamente ir al concierto del 6 de Abril.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>