Aquelarre (Tempo) – Crítica

Publicado por el 9 junio, 2016

aquelarretempoArtista: AQUELARRE
Album: TEMPO
Estilo: Power Metal
Sello: DuqueProducciones
Fecha: Junio de 2016
Nota: 7,5/10

Gallegos de procedencia, AQUELARRE son una formación de Power Metal afincada en Vigo que cuenta en su haber con un fantástico Ep denominado “Requiescat in Pace”. Ahora, poco tiempo después nos presentan su primer trabajo discográfico, un disco titulado “Tempo” del que os hablamos a continuación.

A pesar de ser una banda simple en ejecución, con una técnica no demasiado arraigada, tienen elementos musicales más que satisfactorios que harán más agradable cada pasaje al que se exponga vuestro oído. Y no por ser una banda power hay que tirar piedras sobre su tejado, o negar sus ganas locas de evolucionar. Porque si de algo debemos hablar, es de la valentía del grupo por ofrecer verdaderos pasajes de ensueño, y melodías realmente épicas capaces de hacer más atractivo un viaje que se presenta muy apasionante desde el primer minuto.

Canciones a galope tendido hay unas pocas, y no todas son iguales, hay partes realmente memorables en muchas de ellas, una se titula “El mismo Pecado” y ha contado con la colaboración de José Andrea (ex MÄGO DE OZ, José Andrea y Uroboros). Su participación le da alas a la canción y al álbum, su frescura se palpa en cada giro, y el dueto que se marca  junto a la voz de Icko no tiene precio. Mejor estandarte musical que este, ninguno. De hecho, yo la habría incluido para despertar al oyente tras ese colofón de riffs, teclas y dulzura de la mano de “Ríos de sangre”, donde encontraréis algún medio gutural entre el tono aguerrido y seco de Icko sonando potente y ágil. Volviendo al tema del que os hablaba antes, “El mismo Pecado” es una canción a la que yo le daría un notable alto, a mi juicio una de las mejores del disco junto a la pista número dos y “Sentencia”, que incluye grandes solos al comienzo a modo de introducción, y una fascinante y heroica intervención de Pilar Fernández (Dharma), que agranda con su melódica y tierna voz, otra pieza realmente evocadora. Los momentos épicos están muy logrados, así como ese toque de fantasía que enternece con su dulce voz, recordando a otras bandas de la escena metalera de los 90.

aquelarrebandaLo mejor de esta obra, es que se trata de un disco que pese a su frío estampado exterior con una A en grande (no os dejéis llevar por su simpleza), incluye un apartado lírico que os cautivará desde el primer minuto. El toque artístico (de algunas piezas) también está muy bien implementado en la obra, tal y como se puede ver al inicio y al final con esa intro titulada “0:00 AM” o la outro “23:59 PM”. Dos apartados muy cuidados que incluyen sonidos de gaitas, y otros instrumentos que dan cierto enfoque espiritual a la obra, tal y como se puede leer en alguna que otra pieza del disco.

El disco pese a sus momentos de simpleza tiene una producción contagiosa, además de sus pros y sus contras como es normal en una banda de estas características, hay temas y sonidos que no entran a la primera, principalmente la voz de Icko que algunas veces se escucha demasiado forzada, igual ocurre con ciertos apartados guitarreros o rítmicos, aunque el bajo de Ramón Rodríguez suena profundo y bien adherido a la obra, así como la batería de David Castro que pega bien fuerte y con fundamento, además cuando ha de dar en la diana es un instrumento que no se queda corto, lo cual es de agradecer.

Grandes voces, hermosas melodías y una participación, la de José Andrea que le da vida a un disco que crece con las escuchas.

Por lo general me parece un álbum muy completo tratándose de un álbum debut, otros cortes que yo destacaría son “Acero y Mármol”, al que no le falta esa contundencia rasgada de las seis cuerdas de Cristóbal y Adrián, los cuales realizan una labor fantástica durante todo el trayecto, algo que queda bien reflejado en “Parte de ti”, una canción a la que no le vendría nada mal, algo más de color en los teclados, yo personalmente los encuentro bastante apagados. Sobre todo al inicio con ese galope forzado, posteriormente cogen algo más de impulso. Más cortes, “Esclavo del ayer” es por así decirlo una de las exquisiteces del álbum y es donde el piano sale mejor parado. Hablamos de un medio tiempo que va subiendo y ganando fervor con el paso de las escuchas, excelente interpretación y muy sentida.

“Roto” es quizás una de las canciones que mejor conjuga el uso de la melodía con la garra y la sacudida de las baquetas, en su favor hablar del uso del piano que acaricia y endulza con su sabor, la ferocidad con la que navegan en este capítulo. En el siguiente corte intentan ir de frente haciendo algo distinto sin separarse demasiado de la vena power metalera, pero con una entrada algo distinta al resto y un interludio muy cuidado donde el piano tiene mucho que ver. Atención al momento en el que los solos salen a relucir, la canción se crece frente a esos instantes de flojera (a mitad de la canción) que si os soy sincero no me han convencido demasiado.

Llegando al final del disco, nos topamos con “Ojos de Niebla” otra canción que lleva el sello mágico de AQUELARRE. Una canción bella y hermosa, con unas melodías contagiosas la mar de agradables y un estribillo de lo mejor, preciosa frase donde dice: “Y volver a ver la luz, inscrita en tus ojos de niebla…”. De estoque imponente y una melodía cautivadora, “Ojos de Niebla” se convierte en una de mis canciones favoritas junto  a “Ríos de sangre” y “El Mismo Pecado”. Creo que estas tres son las mejores canciones que ha compuesto la banda para esta obra. Por último hablar de “Triste Final”, perfecto título para despedir una obra con sus más y sus menos.

AQUELARRE nos presentan un disco solvente, serio, responsable, fiel al estilo que ya dejaron ver en su Ep anterior. Si siguen a este ritmo y se lo trabajan como es debido, podremos hablar en poco tiempo de un relevo importante en la escena nacional. Y no sólo eso, AQUELARRE se han esmerado lo suficiente para hacer de sus creaciones, una obra muy personal con letras muy cuidadas que hablan del día a día, del ser humano y su personalidad. Un trabajo heroico con una serie de bondades que merecen la pena ser descubiertas, y lo mejor, excelente producción de José Rubio para tratarse de un primer lanzamiento.

Componentes:

Icko Viqueira – Voz;
Adrián Rosende “Viyu” – Guitarra solista;
Cristóbal Otero – Guitarra rítmica y coros;
Ramón Rodríguez “Moncho” – Bajo;
David Castro “Wevas” – Batería y percusión;
Ramón Viqueira – Teclado

Tracklist:

01- 0:00 A.M.
02-Ríos de Sangre
03-Sentencia
04-Arcilla y Marmol
05-Parte de ti
06-Esclavo del ayer
07-Roto
08-Respirar
09-El mismo pecado
10-Ojos de niebla
11-Triste final
12-23:59 P.M.

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>