Asia (Gravitas) – Crítica

Publicado por el 22 abril, 2014

asia-gravitasArtista: ASIA
Álbum: GRAVITAS
Estilo: Progressive Rock/AOR
Fecha: 25 de marzo de 2014
Sello: Frontiers Records
Nota: 7/10

Más de treinta años de carrera, una enorme discografía,  la estampa de “Súper Banda” de rock progresivo con toques AOR  por acoger en su seno nombres como John Wetton (Mogul Thrash, Family, King Crimson, Roxy Music, Uriah Heep), Steve Howe (YES), Geoff Downes (Yes, The Buggles) y Carl Palmer (Atomic Rooster, Emerson Lake & Palmer) sumado a su gran calidad musical pusieron el nombre de ASIA en lo más alto.  Amados y venerados por millones, así como también odiados y criticados por otros millones al ser considerados demasiado comerciales y simples en sus composiciones. Pese numerosos cambios en su formación, altos y bajos en su carrera,  están de regreso y con nuevo álbum bajo el brazo.

Para analizar este nuevo trabajo no es necesario esforzarse demasiado, solo basta con escuchar su anterior álbum y las diferencias comienzan a saltar como  agua hirviendo.

Desde XXX (2012) hasta el actual Gravitas (2014) el grupo perdió en su recorrido elementos muy importantes. El primero y más crítico es la ausencia de Steve Howe en la guitarra y su remplazo por un muy joven y desconocido Sam Coulson que fue descubierto en You Tube por Paul Gilbert. El resto de piezas faltantes sonese espíritu AOR que tanto caracterizo su  sonido y les dio un sello único, de melodías súper contagiosas, estribillos que se te grababan a fuego en la cabeza comolos de Heat of The Moment, One Step Closer o sin ir tan atrás en el tiempo melodías fantásticas como las de Al Gatto Nero. Gravitas esextremadamente melódico y lento en muchas ocasiones, lo progresivo también perdió un poco de magia y presencia, las guitarras están totalmente en un segundo plano y de las pocas veces que se imponen carecen de esa fuerza rockera de antaño.

Nunca miro la duración de un tema ni de álbum, pero cuando eso me sucede como con este disco, es porque algo no anda bien, al menos a mí me resulto un  poco denso. Si se lo compara con XXX el cual poseía todos los ingredientes de los ASIA de principio de los 80′s este Gravitas los adolece casi por completo. Lo único que sigue vigente y cautivante es la voz de John Wetton deleitando con su carisma como en los primeros días, Palmer y Downes también hacen su trabajo de manera excelente como debe ser en músicos de longevas trayectorias, pero al trabajo en conjunto le falta alma. La portada sigue la misma línea que combina elementos orientales, mitológicos totalmente predecibles y el nombre del álbum sigue siendo una sola palabra como lo fue siempre, excepto en Silent Nation (2004) que se alejó totalmente de estos parámetros.

“Valkyrie” es la primera en caer la cual mantendrá su ritmo lento y constante de principio a fin, los teclados son los que reinan en un clima de absoluta tranquilidad y melancolía. De estribillo simple al extremo que repite una y otra vez el nombre del track envuelto por la mágica voz de Wetton, pero puede llegar a aburrir por momentos. Su clímax lo alcanza a partir del minuto 3:20  donde Coulson toma un poco más de protagonismo con un buen solo y la voz  de Wetton se colma de pasión. Un buen comienzo, pero podría haber sido con una pieza más enérgica y sólida como lo fue Tomorrow The World en XXX.

“Gravitas” con su extensa intro atmosférica y densa pareciera que todo va en picada hasta que por suerte en el minuto 2:27 explotan una buena guitarra rockera acompañada por los teclados vestidos de Hammond,   Wetton mas comprometido con la canción parece devolvernos a los ASIA más clásicos. Por lo menos se puede palpar la energía en los instrumentos y las buenas sensaciones que en su momento supieron transmitir con su música que instantáneamente te levanta el espíritu y te lleva a sacudir la cabeza. Pese a ser un novato, Coulson logra demostrar a lo largo del track y  sobre todo en el corto pero efectivo solo porque está en la banda. Sin dudas uno de los temas más sobresalientes del álbum.

Cuando parecía que el buen AOR se apoderaba del álbum, con “The Closer I Get To You” navegamos por terrenos muy melódicos de paso lento, donde otra vez la voz de John sostenida por un excelente trabajo de Downes logra trasladarte a otra dimensión. Entre el minuto 2:10 y 3:00 dejan perfectamente claro quiénes son sobre todo en la sólida percusión de Palmer y en la intensidad que alcanzan los músicos en conjunto. Pero ese viaje a otra dimensión puede tornarse demasiado largo y letárgico, quizás un minuto o dos menos le vendrían muy bien.

Después del lisérgico viaje anterior, “Nyctophobia” esta bañado de un feeling más positivo que lleva a moverte al compás de la canción. Un tema mucho más rítmico guiado por las seis cuerdas y la marcada percusión sumado a un estribillo que se te pegara en la cabeza como los mejores de la banda haciendo de este otro de los temas para rescatar del álbum. Lo que si se podrían haber ahorrado de repetir Nyctophobia por más de  un  minuto en el final de la canción, creo que no era tan necesario extenderse de esa forma.

Una de cal y una de arena….”Russian Dolls” es una agradable balada que debido a su monotonía y densas atmosferas de teclados terminan por matar lo poco de agradable que posee. El corte se arrastra lentamente  hasta  su parte media donde Wetton plasma un corto y  saporífero solo de bajo que me lleva a mirar el display del reproductor para descubrir que todavía restan dos minutos para el final del corte más aburrido y soso del redondo.

Por supuesto que debía existir un tema excelente en este disco y se llama “Heven Help Me Now”. Poseedor de todos los elementos que pusieron a ASIA en el pedestal del rock melódico progresivo, comenzando con una intro estupenda liderada por unos teclados épicos gigantes de abadía, desembocaran en unos arreglos orquestales simplemente imponentes y maravillosos. A continuación ingresa la banda liderada por una buena guitarra en su dosis justa de distorsión, teclados de fondo regalando melodías cautivantes, percusión contundente y la voz de terciopelo negro de Wetton logran sacarme por primera vez una gran sonrisa de mi rostro. Ni que hablar de los estribillos sostenidos por los teclados, imposible no cantar a todo pulmón. Esto es lo que yo buscaba desde el comienzo, 5:38 minutos que me parecieron treinta segundos y me dejaron con ganas de más…..

“I Would Die For You” intenta mantener viva la llama de los 80′s en todo momento, con sus melodías contagiosas liberadas por las teclas de Downes que maniobra el timón de forma continua inundando nuestros oídos. La guitarra un poco relegada pero uno puede percibirla sin problema junto a un trabajo vocal exquisito.  3:11 minutos de AOR ochentoso  pero que le falta una pizca de condimento para llegar a la altura de viejas épocas.

Otra de las baladas que atesora este álbum es “Joe Dimaggio’s Glove”, guitarras acústicas conforman el cuerpo de la primera parte del tarck. A continuación ingresan la guitarra eléctrica y la batería con unos teclados celestiales muy ambientales, que no sé si es mi defectuoso oído  pero un  fragmento me recuerda mucho a “Confortably Numb” de Pink Floyd. Hacia el final un solo eléctrico diminuto para poner punto y aparte a un corte emotivo que se disfruta a pleno pero tampoco es para aplaudir de pie.

Y en el final de este recorrido por ASIA se encuentra “Till We Meet Again” un medio tiempo que traslada inmediatamente mis sentidos a los 80′s y el rock de estadio,  en el cual los coros de fondo y la azucarada vos de Wetton unida a la marcada percusión de Palmer la transforman en un track  ideal para cantar a todo pulmón en vivo. Un buen final para un disco un tanto irregular.

No estamos en frente de un mal disco, las composiciones son correctas, la producción también lo es, posee algún que otro buen momento pero es más lo que cojea que lo que corre. El álbum se escucha, agrada, se disfruta pero no te invita a escucharlo nuevamente por un buen tiempo. Muy lejos está de XXX (2012) y a años luz de Asia (1982). Cuáles son los motivos???… No lo sé, quizás la falta de Howe (el de más peso), el giro melódico que no les resulto como esperaban o que las ideas para esta producción no fueron lo suficientemente contundentes. Si  es la primera vez que algún joven escucha ASIA, Gravitas no es para nada el lugar correcto por donde comenzar.

Por lo pronto resta seguir disfrutando de la viejas glorias de la banda, las cuales no son pocas y sentarnos a esperar futuras entregas.

Componentes:

John Wetton – Bajo y Voz
Geoff Downes – Teclados
Carl Palmer – Batería
Sam Coulson – Guitarra

Tracklist:

Valkyrie(5:25 )
Gravitas(7:59)
The Closer I Get To You(6:37)
Nyctophobia(5:11)
Russian Dolls(5:04)
Heaven Help Me Now(5:38)
I Would Die For You(3:11)
Joe DiMaggio’s Glove(4:30)
Till We Meet Again(4:03)

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>