Attacker (Sins of the World) – Crítica

Publicado por el 23 diciembre, 2016

attackersinsArtista: ATTACKER
Álbum: SINS OF THE WORLD
Estilo: True Heavy Metal
Sello: Metal on Metal Records
Fecha: 18 de noviembre de 2016
Nota: 8/10

Estos norteamericanos nacidos en Weehawken, New Jersey, conocidos como ATTACKER van ya por su sexta cruzada discográfica, si anteriormente disfrutamos del mejor heavy/power metal de la mano de ese impecable título conocido como “Giants of Canaan”, tres años después los norteamericanos nos sorprenden con otro título denominado “Sins of the World”, señales del mundo. Y si en el anterior plato basaban sus letras en temas relacionados con dioses, leyendas o historia antigua, en la actualidad y como se puede ver en su nuevo frontal, se atreven con esos seres del más allá, pero sin olvidarse del legado histórico que ya se pudo ver en el disco anterior.

Nuevamente perpetrando la fuerza en sus riffs y en la poderosa voz de su vocalista Bobby “Leather Lungs” Lucas que sigue tan fiero como de costumbre, cada vez que lo escucho cantar me recuerda a Rob Halford de JUDAS, o Ralf Scheepers de PRIMAL FEAR. Pero no sólo de comparaciones vive el hombre, el tipo se las ingenia para salir airoso en cada pieza. Cuando uno se adentra en la música de ATTACKER, descubre más que parecidos con otras bandas de los 80, además su voz tiene una personalidad propia, y eso se pudo comprobar con el imperioso “Giants of Canaan” que les dio alas para enfrentarse a un futuro mejor teniendo en cuenta que con “The Unknown” siete años antes, no tuvieron la misma suerte. Quizás el tener a esta voz, les haya dado un punto de confianza para creer en ellos mismos, de ahí que hayan vuelto al ruedo con otro título devastador “Sins of the World”.

Después de aquellos años mozos de su primera etapa y discos tan bienaventurados como “Battle at Helm’s Deep”, “The Second Coming” o “Soul Taker”, pocos imaginábamos tener de vuelta a una banda que con trabajo duro ha sabido labrar un futuro mejor. Como dije en la review anterior, siempre tuvieron muchos altibajos en su carrera y no tuvieron la suerte que deberían, tras “Giants of Canaan” tuve la certeza de que podían volver a dar mucho que hablar, y así ha sido. Tres años después tenemos otro gran disco bajo el brazo, y ojalá que no sea el último, nuevamente apoyados por el sello Metal on Metal Records que les ha dado todos los apoyos que necesitaban para seguir creciendo,  y como ofrenda ellos entregan otro gran álbum “Sins Of The World”, repleto de una solidez arrolladora, riffs poderosos, temas rápidos cortando el viento, y una voz desgarradora que os pondrá los pelos de punta.

Difícil desechar un tema en cuestión, todos me parecen de un nivel tremendo, la producción es moderna, y no áspera, pero va acorde con el sonido que ellos destilan. Quizás uno de los aspectos que menos me ha gustado de las canciones, es el tratamiento de algunos solos que no me ha parecido tan espectaculares como yo ansiaba, si bien hay otros matices a destacar como la batería que suena fuerte, pero sin excederse o sonar exagerada, además hay temas que suenan mejores, es el caso de la avanzadilla inicial perpetrada por tres piezas de verdadero órdago como “Sins of Man” el verdadero triunfo del disco, y uno de los cortes que más me recordó a la influencia Maidenesca de los 80. Realmente se trata de un tema con una ejecución gigantesca, “Carcosa” es otro bombazo, “Garuda” tiene un aire distinto al anterior, pero igual de guerrero, valeroso y agresor con un estribillo de lo mejor. Redondeando, lo que sería un cañón de tema; como decía antes, la batería está en su sitio y eso me encanta, pero el sonido que realmente sobresale es el de las guitarras y las voces.

Una de las novedades en este disco pasaría por ver cómo se las apaña el nuevo guitarra Jon Hasselbrink (en directo) que sustituye Pat Marinelli que decidió abandonar el conjunto este mismo año. Lo que no se si habrá tenido peso en la composición del disco, que lo dudo, para ello está Mike Benetatos encargado de darle fuerza a las partes más rifferas y compactadas,  como es el caso de la melodiosa “We Rise” que me recuerda a la escuela clásica británica NWOBHM, y donde puede verse el uso del bajo de Brian Smith perpetrar algo más dinamismo a la pista. En “World Destroyer” las guitarras tienen  un nervio alocado y se ven influencias del thrash más rancio. Por otro lado, algunas letras vienen cargadas de pasajes apocalípticos y la velocidad hace rememorar algunas viejas glorias de los míticos AGENT STEEL, una banda que siempre ha jugado con el power speed thrash metal, y se ha decantado por una dirección astral. En esta canción destaco especialmente el malabarismo guitarrero, la crudeza de los riffs, y los tonos altos del vocalista Bobby “Leather Lungs” Lucas que me recordó a la forma de cantar que tiene Bobby “Blitz” Ellsworth de los también míticos OVERKILL. Personalmente y junto a “Sins of Man”, son dos de mis cortes favoritos del disco.

ATTACKER no paran ni un segundo de bombear tralla como se puede escuchar de manos de “Choice of Weapon” con el uso de esos riffs superpuestos muy potentes, y esa carnicería vocal, en cuanto al apartado solista pienso que podría estar mejor enfocado, o dirigido por decirlo de alguna forma. En “Archangel” sirven de gala a ese ángel alado del título, y unas florituras de guitarra titánicas que van unidas a unos tempos adosados a una intermitente batería serpenteante, a destacar sobre todo los impermeables riffs del comienzo que se me han quedado clavados en el coco desde primera hora. En “By the Will of Crom” nos sorprenden con un interludio acústico la mar de entretenido donde podremos ver otra faceta de su vocalista llegando a otro tipo de registros, un track que sirve de antesala y que se enlaza seguidamente con “Where the Serpent Lies”, 7 minutos de puro metal para sudar de lo lindo y disfrutar de la imaginería de estos estadounidenses que sin inventar nada nuevo, y fieles a su estilo, han sabido continuar con la capitanía que dejaron ver hace tres años.

El disco es un cañón, aunque sigo pensando que está un peldaño por debajo del que para mí es su obra cumbre, “Giants of Canaan”. Pero en líneas generales se trata de un disco variado, e intenso. Lo que más me llama la atención es que prescinden de los solos intercalados sin necesidad de alargar los temas más de lo necesario. Power clásico de altos vuelos y el regalo perfecto para estas navidades. Una gran banda que espero no cese, y ojalá podamos seguir disfrutando su música por muchos años más.

Componentes:

Mike Sabatini – Batería
Mike Benetatos – Guitarra
Bobby “Leather Lungs” Lucas – Voces
Brian Smith – Bajo
Jon Hasselbrink – Guitarra

Tracklist:

01.A Time Before the Darkness
02.Sins of Man
03.Carcosa
04.Garuda
05.We Rise
06.World Destroyer
07.Choice of Weapon
08.Archangel
09.By the Will of Crom
10.Where the Serpent Lies

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>