Baroness (Purple) – Crítica

Publicado por el 24 diciembre, 2015

baronesspurpleArtista: BARONESS
Álbum: PURPLE
Estilo: Progressive Metal/Sludge Metal
Sello: Abraxan Hymns
Fecha: 18 de diciembre de 2015
Nota: 9/10

Para cerrar el año 2015 nos llega un disco que para mí era muy esperado: “Purple” de BARONESS. Un disco que, a pesar de ser el cuarto larga duración de BARONESS es el primero que se ha grabado con la nueva formación que tiene ahora la banda de Savannah, Georgia.

Nueva formación en la que se han incorporado a la banda Sebastian Thomson a la batería y Nick Jost al bajo y a los teclados.

Purple” se muestra como la clara continuación a “Yellow & Green” pero de una manera más concisa y concentrada. Se nos presentan ocho temas, los dos restantes son un interludio y el outro, en los que prácticamente no se ve nada de relleno. Canciones que van a piñón, que son muy directas y fáciles de entrar a la primera y muy bien por el oído. En el disco nos encontramos muchas estructuras progresivas y pasajes melódicos, dejando un poco más aún de lado ese sludge metal que nos presentaron con “Red Album” y “Blue Record”.

El disco se abre con “Morningstar”, la canción que a mí me parece que está un peldaño por debajo de las demás del disco pero rápidamente nos deja ver unos cambios de ritmo propios del “Yellow & Green” y un estribillo fácil de corear, cantar y retener en la cabeza.

baronessbandaCon “Shock Me”, canción que ya pudimos escuchar gracias a los adelantos, llega el primer bombazo. Un tema con una intro suave pero que en seguida cambia para mostrarnos un ritmo potente y constante y unas guitarras que se consiguen clavar en nuestra cabeza. Pero sin duda alguna el momento estrella de la canción es el estribillo con la voz de Baizley gritando y con unos teclados que acompañan de manera perfecta. La canción se cierra con un solo de guitarra realmente magistral y que hace que la canción se nos quede grabada desde una primera escucha.

El ritmo para nada baja y es que la siguiente es “Try To Disappear” que se inicia con la guitarra y la voz de Baizley únicamente para luego entrar la batería de Thomson a marcar un ritmo rápido. Una canción que se muestra muy potente en los riffs de guitarra pero en la cual lo más destacable para mí es el ritmo de la batería de Thomson y el saber alternar suavidad llevando el ritmo con potencia para los momentos centrales. El estribillo, una vez más, es perfecto para retenerlo a la primera en la cabeza y encontrarnos tarareándolo minutos u horas después sin darnos cuenta. Ojo también a las armonías finales de las guitarras y el solo final.

Pero es que la cosa sigue, “Kerosene”, una canción que desde el segundo uno con el inicio de la batería y el punteo de guitarra nos hace prever que va a ser una canción a piñón, a tope. Y efectivamente así es, una canción en la que el bajo de Nick Jost suena con una potencia tremenda que nos hace oírle en todo momento marcando el ritmo y hasta comiéndose las guitarras en algunas partes. Y de nuevo, sí, un estribillo genial y 100% directo. El cambio de ritmo para la parte final es para cerrar los ojos y dejarse llevar mientras la canción enlaza con la siguiente: “Fugue”. Que nos viene de perlas para tomarnos un respiro tras una primera cara A para enmarcar con ese trío de canciones espectaculares.

Chlorine & Wine” tampoco es nueva, ya que fue la primera canción que pudimos oír como adelanto, pero da igual, uno no se cansa de esta canción. De su inicio suave con el teclado, de su in crescendo con la entrada del resto de instrumentos, de los punteos en las guitarras, del cambio de ritmo en la parte final y de esa épica para cerrar el tema con toda la banda cantando que no hace otra cosa sino invitarte a cantar y gritar con ellos.

The Iron Bell” es otra canción en la me cautiva la batería y el bajo, nadie diría que Sebastian y Nick llevan pocos años en la banda y que es su primer disco de estudio junto a Baizley y Adams ya que se compenetran a la perfección para acabar creando clásicos instantáneos que, encima, ganan más a cada escucha.

En “Desperation Burns” tenemos unos riffs un tanto más pesados que nos hacen cabecear unos momentos, pero que sigue estando lejos, muy lejos de lo que hacían en el “Red” y en el “Blue”.

Finalmente llegamos a “If I Have To Wake Up (Would You Stop The Rain)”, una canción suave y tranquila que sirve para cerrar el disco a las mil maravillas. La voz de Baizley se muestra la protagonista del tema, sobre todo para los momentos de los estribillos donde nos encontramos unos momentos cargados de épica y coreables al máximo. El tema se cierra con un solo de guitarra que acaba empalmando con unos segundos de unos efectos que nos llevan a “Crossroads Of Infinity” que sirve de outro para poner el punto y final al disco.

Nada he dicho aún de la portada pero, como podéis ver, se trata una vez más de otra fantástica y maravillosa ilustración de John Baizley y ya van unas cuantas…¡y que queden muchas!

Componentes:

John Baizley – Voz y guitarra
Pete Adams – Voz y guitarra
Sebastian Thomson – Batería
Nick Jost – Bajo y teclados

Tracklist:

01 – Morningstar
02 – Shock Me
03 – Try To Disappear
04 – Kerosene
05 – Fugue
06 – Chlorine & Wine
07 – The Iron Bell
08 – Desperation Burns
09 – If I Have To Wake Up (Would You Stop The Rain)
10 – Crossroads Of Infinity

FACEBOOK

Autor: Daniel Álvarez

1 Comentario

  1. Rockhastalamuerte

    31 diciembre, 2015 at 1:36

    Ya tenía mi lista de los 10 mejores confeccionada, y va sale este disco a última hora y me chafa el plan. Gran obra, buena review, saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>