Battle Beast (Bringer of Pain) – Crítica

Publicado por el 22 marzo, 2017

battlebeastbringerArtista: BATTLE BEAST
Álbum: BRINGER OF PAIN
Estilo: Heavy Metal/Hard Rock
Sello: Nuclear Blast Records
Fecha: 17 de febrero de 2017
Nota: 9/10

Los fineses BATTLE BEAST  están de regreso con su cuarto trabajo discográfico, manteniendo una regularidad precisa de dos años desde su debut en 2011. Con esta nueva obra la banda ha borrado todo vestigio de su sólido debut Steel (2011), lo cual no es ninguna sorpresa.

Disco tras disco la banda se fue encausando por caminos cada vez más melódicos. Pero ya  su anterior trabajo Unholy Savior (2015)  dejó vislumbrar su posible futuro sonoro con “Touch In The Night” o “Push It To The Limit”, donde los sonidos sintetizados ganaban terreno dejando de lado por completo las guitarras crujientes y las guerrera vocalización para abrirse camino por el pop rock más ochentero que pueda existir. Sin embargo hasta ese momento prevalecían los riffs veloces y potentes, mucho doble bombo, los gritos de guerra de Noora Louhimo y los teclados siempre como columna vertebral de su sonido elementos muy palpables en piezas como  “Madness” o “Speed And Danger”.

“Bringer Of Pain” deja de lado el Heavy/power por el Hard Rock melódico de los ochenta, plagado de fantásticas melodías, algunas casi bailables, pero sin perder el gusto por las buenas composiciones las cuales son casi adictivas. Los riffs han cedido más protagonismo a los teclados y el doble bombo casi está extinto. Incluso Noora canta de una forma más suave y azucarada pero sin perder esa fuerza y técnica vocal tan característica. Con todo lo expuesto hasta aquí muchos ya sabrán si deben hacer contacto o no con el álbum.

La portada misma indica un gran cambio, la bestia humanoide que siempre estuvo presente ha sido remplazada por un dibujo de Noora exhibiendo su look actual. Muy colorida y cargada de muchos detalles me recuerda a las últimas portadas de Doro.

battlebeastbandaEl disco abre con “Straight To The Heart” el cual arrastra bastante del sonido de su anterior trabajo. Buen riff, mucho ritmo, voz agresiva y solos de guitarra simples pero efectivos todo envuelto por los teclados dando forma a un corte ágil y con mucho gancho.

El corte más agresivo del álbum es sin dudas “Bringer Of Pain”, teniendo como epicentro el doble bombo, el sólido riff y la aguda e hiriente voz de Noora. Genial los solos de guitarra y teclados en un corte de puro heavy/power melódico.

“King For A Day” presenta un giro brusco hacia sonidos sintetizados que pondrán en movimiento al instante tus pies. Melodías de teclados gigantes, coros contagiosos, apto para consumo radiofónico o la extinta Mtv y de todo aquel que esté dispuesto a escuchar un buen corte con mucho feeling al mejor estilo de los clásicos Def Leppard o similares.

Las guitarras toman un poco más de participación en “Beyond The Burning Skies”, con un ritmo de batería muy básico y los teclados inundándolo todo de principio a fin incluso en el solo, pero con un coro para cantar a todo pulmón. Hard melódico con mucho spray en el cabello y maquillaje.

“Bringer Of Pain” deja de lado el Heavy/power por el Hard Rock melódico de los ochenta, plagado de fantásticas melodías, algunas casi bailables, pero sin perder el gusto por las buenas composiciones las cuales son casi adictivas.

“Familiar Hell” posee muy buenas guitarras y un coro que se grabará a fuego en tu mente impregnado con un aroma a los ochenta tremendo. Otra radio fórmula magistral que tanto abundó dos décadas atrás al mejor estilo de “You Give Love a Bad Name”. Destacable el trabajo vocal de Noora que al fusionarse con las melodías genera una atmósfera añeja única que no cualquiera puede recrear.

Otro peso pesado de este disco es “Lost In War”, contando con la participación vocal de Tomi Joutsen de AMORPHIS. Puro rock industrial de sonidos electrónicos y guitarras sintetizadas  con una base rítmica muy robusta. Noora se luce junto a su invitado entonando dulcemente  los estribillos y rugiendo en el resto del corte con gran eficacia.

“Bastards Son Of Odin” es un temazo de puro y duro hard rock dueño de una sensacional intro de teclados. Un robusto riff acoplado a un cabalgante doble bombo sirven de muy buen sostén a los versos mientras  Noora canta con una energía increíble. Este es el camino hacia el sensacional estribillo el cual es para cantar hasta dormido y sacudir la cabeza a gusto. Fuerza, melodía y sentimiento rockero de los 80′s en un solo corte.

La unión de guitarras estridentes con los teclados sosteniendo atmosferas galácticas y futuristas de fondo dan vida a un track que avanza de forma relajada pero a paso firme en “We Will Fight”. Es admirable la capacidad que poseen desde la simpleza de sus composiciones de crear canciones adictivas y plagadas de melodías unas mejores que otras siempre con los teclados y la voz como líderes conductores.

Los fineses nuevamente cruzan la línea roja y se meten en territorios netamente pop con Dancing With The Beast”, lo cual no debería asustar a nadie a estas alturas. Si fuera la única pieza que  escucháramos del álbum nadie diría que se trata de una banda de Heavy o Rock. Corte netamente sintético digno de una disco, cuyo ritmo hipnótico y repetitivo se ve adornado con las melodías de los teclados y la dulce vocalización de Louhimo demostrando una vez más su capacidad de mutar vocalmente sin esfuerzo alguno.

El final llega de la mano de la nostálgica balada “Far From Heaven”. Piano, arreglos de cuerdas y una voz cargada de mucho sentimiento constituye la totalidad del corte. Y como en toda balada pop potable para consumo masivo, en su centro esconde un magnifico y triste solo de guitarra. Para muchos una aberración…para otros tal vez no. Pero no nos olvidemos que al día de hoy muchos seguimos alabando “1984″ y cantando a viva voz “Jump”.

Al menos para mí pese al cambio, “Bringer Of Pain” me parece un  trabajo superior a su anterior obra. Aunque ha perdido parte de ese Heavy metal tan colorido de antaño para aventurarse por terrenos de rock melódico y pasar su cuello por el filo de la guillotina con sonidos demasiados poperos (que en este disco encajan mucho mejor),  las composiciones siguen siendo de una calidad enorme. Y mérito aparte es esa capacidad que poseen cada uno de los cortes de asimilarse como vaso de agua fría en el verano, gracias a las imponentes melodías de los teclados, solos de un carisma único y la majestuosa voz de Noora Louhimo en sus escasos cuarenta minutos de duración.  Solo para personas de gustos musicales muy amplios…..Trues abstenerse por completo!!!!

Componentes:

Noora Louhimo – Voz
Juuso Soinio – Guitarra
Janne Björkroth – Teclado
Joona Björkroth – Guitarra
Eero Sipilä – Bajo
Pyry Vikki – Batería

Tracklist:

01. Straight to the Heart
02. Bringer of Pain
03. King for a Day
04. Beyond the Burning Skies
05. Familiar Hell
06. Lost in Wars
07. Bastard Son of Odin
08. Web Will Fight
09. Dancing with the Beast
10. Far from Heaven

FACEBOOK

Autor: Hernán Dalmaso

1 Comentario

  1. Rockerodelinfierno

    22 marzo, 2017 at 21:27

    Vaya bodrio de disco, lo siento pero no estoy para nada de acuerdo ni con la crítica, ni con la banda, no entiendo esa necesidad de tocar pop. ¿porque meter temas pop y canciones discotequeras, a caso la banda se cansó de hacer heavy metal? Es triste decirlo pero desde su debut, los Battle Beast que muchos conocíamos han dejado de tener peso en la escena.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>