Benedictum (Obey) – Crítica

Publicado por el 26 mayo, 2014

benedictumobeydiscoArtista: BENEDICTUM
Título: OBEY
Estilo: Heavy Metal
Sello: Frontiers Records
Fecha: 29 de noviembre de 2013
Nota: 6/10

Suele suceder muchas veces que bandas que empiezan muy fuerte, de repente se estancan y su propuesta va de más a menos. Es el caso de los americanos BENEDICTUM que cuentan en sus filas con la exuberante y espectacular Veronica Freeman. Su nuevo trabajo, es un fiel reflejo de eso mismo que os estoy contando.

Más allá de encontrarme con un trabajo agradable de escuchar, me encuentro con un trabajo sin fondo y algo plano. Especialmente en la línea guitarrera y a la voz de la chica, que la encuentro descafeinada y falta de fuerza en muchos cortes. Es cierto que su fuerte vocal nunca ha sido destacable, pero en anteriores ediciones, véase “Dominion” o “Seasons of Tragedy” sus cuerdas vocales destilaban más sustancia que en su nueva propuesta “Obey”.

El hecho de contar con nuevos integrantes, y haber perdido en el camino a músicos tan importantes como Chris Shrum o Mikey Pannone, quizás haya hecho mella en el seno de la banda. De todas formas, la banda siempre se ha mantenido en constante cambio y ese ir y venir de componentes nunca les ha beneficiado.

El disco no es malo, de hecho tiene cortes atractivos como “Scream” donde veremos a Veronica rugir como una verdadera fiera. Las guitarras, el sonido de la batería, el apoyo en el estribillo, todo un elixir que te invitan a seguir escuchando el disco. Pero algo falla, no todos los temas tienen esa mecánica de arrastre que si tenía “Dominion”.

La melodiosa “Crossing Over” ofrece algo de variedad y versatilidad con unas partes virtuosas de verdadero infarto. De hecho, no es el mejor corte, la pieza que yo más destaco viene tras la intro “Dream Of The Banshee”, donde veremos el verdadero chorro de voz que tiene esta vieja. Un chillido abre “Fractured” donde las guitarras rugen de verdad, o donde el ritmo de batería corta el viento a su paso con unas estructuras de guitarra rigurosas, cambiantes y más afiladas. En este tema veremos la participación de sus compañeros, apoyando el estribillo y otorgando más peso a Verónica, que se crece por momentos.

Las guitarras retumban y la batería sigue a su ritmo, rápido y envolvente, es el caso del corte que da nombre al disco “Obey”. En “Fighting For My Life” veremos la mezcla de guitarras, como algo novedoso, un aliciente fresco y terrenal. Los distintos solos, las partes lentas, las pausas que mete su voz, y sus cánticos suaves, otorgan otro fondo más logrado a la canción.

En “Evil That We Do” es como si volvieran al pasado. El principio de la canción tiene un toque muy JUDAS. La voz viene sujetada con mimo y gira estrangulándose como si le retorcieran el pescuezo a alguien. “Crossing Over” viene a paso lento, llevada por algunos solos y un dúo a dos guitarras, muy conseguido, sin embargo hay algo que no me llama la atención. En “Cry” más de lo mismo, para una vez que entran los teclados de Tony Diaz, la sensación de agobio y flojedad, es abrumadora. Lo mejorcito de la canción, el dúo de Verónica con el ex – BLACK SABBATH, Tony Martin.

“Thornz” tiene un sonido más endurecido al comienzo y su ramificación melódica tiene algo que la hace sobresalir en según qué momentos, ya que la voz invitada de Nina Osegueda tampoco resalta la grandeza de la canción. El siguiente corte “Die To Love You” no lo consigo encuadrar dentro de este trabajo, sus teclas (o sonido orquestal) me sobra por completo. Del resto, salvable la interesante “Apex Nation” todo un puntazo de heavy metal clásico que da gusto escuchar y donde veremos a Verónica muy entregada dando lo mejor de sí misma. La memorable “Retrograde” despide un disco lleno de altibajos. Sobre todo, su producción que deja mucho que desear.

Estos fallos garrafales no los permito, y menos de una banda que está en un sello como Frontiers Records, donde todo lo que se edita, (supuestamente) tiene un mínimo de calidad más o menos aceptable.

Verónica es más admirada por su físico que por su voz, y eso es algo que nadie puede negar a estas alturas. De hecho, ella destaca más que todos sus compañeros de banda juntos. Sobre todo, cuando se marca esos modelitos tan ajustados en las promociones. Aun así, no todos la toman en serio, y muchos la cuestionan si realmente merece el puesto de frontman en una banda de heavy metal. Que cada uno opine lo que le dé la gana. Pero hasta el momento, no ha demostrado ser la diva del metal que muchos nos han querido vender. Cuestiones aparte, cada vez que uno reseña un disco, intenta ser lo más correcto posible. En esta ocasión, no puedo dar más de sí, ya que el disco no me ha producido ninguna emoción.

Componentes:

Pete Wells – Guitarras
Veronica Freeman – Voces
Aric Avina – Bajo
Rikard Stjernquist – Batería

Tracklist:

01.Dream of the Banshee
02.Fractured
03.Obey
04.Fighting for My Life
05.Scream
06.Evil That We Do
07.Crossing Over
08.Cry
09.Thornz
10.Die to Love You
11.Apex Nation
12.Retrograde

WEB

Autor: Matthew Bourdais

2 Comentarios

  1. METALMANIACO

    26 mayo, 2014 at 21:40

    Metal americano mediocre, nunca fueron una gran banda, al menos para mi gusto. No poseen un sonido 100% original. Lo mas sobresaliente…..los pechos de Freeman jajajajaj

  2. Francisco Román Valverde

    26 mayo, 2014 at 21:43

    Matthew te has lucido con eso de que lo unico que destaca es la Freeman. Jajaja,eso me ha gustado. No es por darte peloteo, pero no podría estar mas de acuerdo contigo. Disco flojísimo y nada interesante. Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>