Black Desert (The Road is Open) – Crítica

Publicado por el 9 marzo, 2016

blackdesertroadArtista: BLACK DESERT
Álbum: THE ROAD IS OPEN
Estilo: Symphonic Metal
Sello: Yarhibol Records
Fecha: 11 de Diciembre de 2015
Nota: 8/10

Los Riojanos BLACK DESERT son una de esas bandas que sin hacer mucho ruido se están haciendo un hueco importante en la escena metalera nacional. Ya lo vimos con anterioridad en su debut discográfico “The Beginning” donde mezclaban con suma delicadeza la música clásica y el metal sinfónico con elementos más contemporáneos. Por aquel entonces la banda estaba integrada únicamente por Isabel Bermejo y Angel Agüera. Ahora dos años después, nos encontramos con una banda totalmente hecha, compuesta por seis músicos capaces de devorarnos con sus fantásticas melodías, su epicidad y esa magia guitarrera donde predomina la técnica, la armonía, la fuerza y las tablas. “The Road is Open” es su segundo trabajo, un disco de una calidad musical muy elogiable.

Ya por el nombre, podríamos pensar que se trata de una banda de origen arábigo, ya que contienen bastantes sustancias de la música étnica, desértica, así como segmentos oscuros, el ejemplo más claro pasa por su portada con un diseño mucho más profundo y categórico que la del disco anterior, aparte está mejor definida y va más acorde con el tipo de música que practica el conjunto. De ahí quizás el fondo enigmático de algunos cortes como “Demonios” la pieza que abre el disco y que inicia este viaje a través de las arenas del tiempo con esa introducción tan bien adaptada al aroma de esa tierra. Hablamos de una canción cargada de simbolismos, unas teclas oscuras y unas guitarras rocosas con aires rompedores muy groove, potentes ritmos entrecortados y una sedosa voz capaz de subir el tono y bajarlo con una delicadeza asombrosa. Lo mejor, el momento del estribillo con esa parte cantada en castellano y ese desliz guitarrero tan trabajado donde intervienen Ángel Agüera y Claudio Navo, realizando una labor espléndida en todo momento. Puntos negativos a destacar, ninguno.

blackdesertbandaLa tetricidad se apodera de nosotros en “Red Hour” con un inicio alentador que posteriormente desata algo de complejidad en unos ritmos altamente adictivos donde se aprecia velocidad, momentos lentos así como un interludio de lo más trabajado donde la banda se atreve con todo tipo de sonoridades propias de la atmósfera egipcia. No faltan influencias progresivas, y elementos que recuerdan a los tunecinos MYRATH.

Si hay algo bueno que destacar de este trabajo, es la labor de Sander Gommans, líder de los extintos AFTER FOREVER que ha ayudado a la banda a dar forma a estas ocho composiciones, cada una incluye un momento álgido que destaca por encima de la otra. Y es que a pesar de no haber inventado nada nuevo, hablamos de una banda que tiene las ideas muy claras, y una personalidad arrolladora a la hora de mezclar influencias y matices con elementos de otros estilos.

Qué una banda de nuestra escena (en su segundo trabajo) suene con este nivelazo, dice mucho de la calidad musical que está afianzándose cada vez más dentro de nuestras fronteras. El disco es una absoluta maravilla, no hay más que ver la siguiente pista “Beths” donde veremos por fin un mano a mano más concentrado entre el bajo de Gabriel Valcazar y la batería de Pablo Binda, ambos allanan el camino para que las teclas de Luisma empapen de delicadeza una canción que se crece con las escuchas, a pesar de su fuerte imponente con esas teclas, y esos aires violinistas, es un tema rompedor de una inspiración mayor, ni que decir tiene que el descubrimiento de Isabel, ha sido toda una sorpresa, su voz es pura delicatesen, su forma de desdoblar el tono y pasar de los armónicos más sustanciales a esos tonos tan versátiles y elásticos hacen que escuchar cada canción sea un pasadizo al más allá, tal y como refleja el estampado del diseño exterior.

“The Road is Open” es el segundo trabajo de Black Desert, un disco de una calidad musical admirable capaz de transportarte a otro lugar, o espacio de tiempo.

El siguiente capítulo se titula “Something Real” e incluye una de las introducciones más embriagadoras del compacto, además la voz de Isa suena pasional, por momentos su desgarro casi hablado (más que cantado) nos lleva a otro hemisferio, acercándose a estilos como el soul. El apartado rítmico está muy conseguido, si bien no es un tema rápido y lo mejor, no necesita de esa energía para trascender, la fragancia que desprende el llanto vocal como los teclados, actúan con el bagaje suficiente para enmarcar una actuación perfecta. Si fuera por mí, estaría escuchándolo todo el día. Simplemente mágico al igual que el medio tiempo Dreams of Glycerine que empieza con la templanza del piano y diversos arreglos de cuerda para que las guitarras den una lección de fuerza, y sea nuevamente la voz de Isabel, la que ponga el toque dulce a la canción.

Posteriormente llega “64 Bones” y es un corte de lo más original ya que está protagonizado por la colaboración de Steffi García de {IN MUTE], esta canción tiene una particularidad frente al resto, y es que es mucho más agresiva, en esta ocasión se escuchan sus guturales dando el toque pujante a la voz de Isabel. Una mezcla de lo más variopinta, donde se aprecia cierta robustez en los ritmos y en las guitarras, acercándose a otros hemisferios cercanos al metal extremo. A continuación llega la penúltima pista “The Road is Open” canción que da título al disco y que se inicia con un aire morisco, simulando un bagaje más cercano al rollo étnico e incluyendo un guitarreo compacto sin desmarcarse más de lo necesario.

Por último hablar de “Seduced by the Sand” cuyo inicio nos abre las puertas de cara a un mundo imaginario. Pese a que se trata de una canción lenta, es una pieza resplandeciente cargada de pasajes y partes muy reconfortantes, hay un instante donde los teclados quedan huérfanos sólo con la voz de Isabel, y es esta la que sobresale, posteriormente viene un ritmo vertiginoso y unas guitarras graves llegando a surcar terrenos inhóspitos con un susurro estremecedor. De aquí al final el silencio se apodera del equipo de música, y pasados unos segundos, aparece el llanto acústico que pone fin a la obra.

Interesante documento que no pasará desapercibido para aquellos que os gustan bandas como MYRATH, AFTER FOREVER, ORPHANED LAND, EPICA, etc.. Una propuesta que si sigue mejorando, puede dar grandes frutos en muy poco tiempo, de hecho ya los está dando. Esto no ha hecho más que empezar, pero si BLACK DESERT son capaces de demostrar tanto nivel en su segunda obra, no me quiero imaginar cuando lleven varios años lo que serán capaces de hacer. Algo me dice que lo mejor está por llegar, tiempo al tiempo. ¡Discazo al canto!

Componentes:

Ángel Agüera – Guitarra
Isabel Bermejo – Voces
Pablo Binda – Batería
Luisma Hernandez – Teclados
Gabriel Valcázar – Bajo
Claudio Navo – Guitarra

Tracklist:

01. Demonios
02. Red Hour
03. Bells
04. Something Real
05. Dreams of Glycerine (Pt. 2)
06. 64 Bones
07. The Road Is Open
08. Seduced by the Sand

FACEBOOK

Autor: Matthew Bourdais

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>