Blaze Bayley (Endure And Survive – Infinite Entanglement Part II) – Crítica

Publicado por el 30 marzo, 2017

blazebayleyendureArtista: BLAZE BAYLEY
Álbum: ENDURE AND SURVIVE
Estilo: Heavy/Power Metal
Sello: Blaze Bayley Recordings
Fecha: 3 de marzo de 2017
Nota: 8/10

Nuevamente, un año después de su excelente regreso discográfico con “Infinite Entanglement, el señor Blaze Bayley vuelve a escena con uno de los trabajos más esperados, la continuación de aquel impetuoso trabajo lanzado en 2016, un álbum titulado “Endure and Survive (Infinite Entanglement Part II)” y que corona su pasión por el heavy metal clásico, nada de excentricidades ni materiales extraños, un excelente disco de heavy metal fiel a su estilo tradicional.

Blaze ya demostró que como músico en solitario puede ofrecer discos la mar de interesantes. Igual que su potencia en directo, la cual no deja de ser apasionante; recientemente pudimos disfrutarlo de gira por nuestro país, y dejó un gran sabor de boca entre sus fieles habituales. Los mismos que lo han apoyado pese a las circunstancias difíciles que han transcurrido a lo largo de su vida personal.

Blaze comenzó en 1963, a crecer en Tamworth, West Midlands, formó WOLFSBANE en 1984. Un humilde comienzo, Bayley encontró la fama después de apoyar Iron Maiden en gira en 1990, una banda que le llevaría a ser el líder en los próximos años y con la que grabaría dos álbumes como The X Factor en 1995 y Virtual XI en 1998. Bayley pasó cinco años con la banda antes del regreso de Bruce Dickinson, poco tiempo después.

Muchos conoceréis la evolución de este músico, y su participación en La Doncella, en los discos ya citados. Una colaboración que vino años antes de dar el salto con su propio proyecto BLAZE, del cual saldrían grandes títulos como “Silicon Messiah” de 2000 o “Tenth Dimension” de 2002. Su primera banda en condiciones donde lograría grandes éxitos. Discos que están presentes en su discografía, pero no tan recordados como su faceta en MAIDEN, y es que a Blaze siempre se le recordará por haber sido el sustituto de Bruce Dickinson en una etapa “difícil” para la formación británica. Es triste decirlo, pero cuando estuvo en Maiden, las cosas no fueron tan fáciles para el vocalista, hubo muchos seguidores de la doncella que dieron la espalda a la banda mientras Blaze ocupaba el micro. Y lo más triste es que se le sigue infravalorando, tal es el caso que muchos medios creen que ir a sus conciertos es una pérdida de tiempo.

blazebayleytourA lo mejor si no hubiera estado en la doncella, no conoceríamos al Blaze que podemos disfrutar hoy o día, o quién sabe, a lo mejor no habría trascendido de su otra banda WOLFSBANE. El británico siempre ha sido un fuera de serie y un tipo muy sincero, honesto y cercano con sus seguidores, no hay más que ver el acercamiento tras cada concierto firmando discos, autógrafos y haciéndose fotos con todos sus fans. Muchas bandas deberían aprender de él, un tipo currante que ha vivido momentos duros a lo largo de su vida, y que sin venderse al mejor postor ha sabido retratar otra obra de excelente nivel.

El disco “Endure and Survive (Infinite Entanglement Part II)” salido al mercado el pasado 3 de marzo a través del sello Blaze Bayley Recordings, (apenas un año desde el cd anterior), es una evolución del primer capítulo, hasta la portada lo es. Mismo dibujo con colores decadentes y un sonido de guitarras con una ejecución más trabajada, quizás demasiados recuerdos a los MAIDEN no le hagan demasiado bien. Pero siempre con la guinda principal, la voz estelar de Blaze tan cercana, característica, pasional y con tanto fuego en su interior. El mismo fuego conductor que desprende en cada actuación, Blaze se comporta como un animal, no se para a razones, ni a titubeos, va directo al grano. El reflejo más claro, un segundo disco sin darnos tiempo a recuperarnos del primero.

El anterior “Infinite Entanglement”, fue un material muy digno que dejó sorpresas para el recuerdo, este también trae temas a tener en cuenta y aunque el disco mantiene una línea parecida a la del primero, no hay que obviar que Blaze ha trabajado de lleno en el concepto del álbum, en las letras, en las canciones, y ha contado con diversos narradores que hacen más llevadero el avance de la historia. Como apunte negativo recalcar el uso de las voces en off, algunas chocan con lo que se está escuchando. No todas, algunas que lo único que hacen es rellenar partes de la canción sin ofrecer nada excesivamente llamativo. Al menos las canciones en esta segunda parte suenan más animadas y mejor, pero la producción se alimenta de forma extraña, dejando la voz de Blaze “fuera” de la mezcla en ciertos lugares “más tranquilos”.

Apenas un año después, y ya tenemos sobre la mesa nueva obra conceptual de Blaze Bayley, la continuación del aclamado ‘Infinite Entanglement’ ya va por su segunda parte. Un disco que se mantiene fiel a la tradición, y que además coquetea con senderos musicales de verdadero ensueño, un paso más en la extensa carrera de este músico británico al cual le persigue su pasado en Maiden, pero que sigue creando escuela allá por donde pasa.

Este segundo capítulo fue escrito por Bayley y su ayudante, el guitarrista y vocalista Chris Appleton junto con la cantante acústica Michelle Sciarrota (Fall Girl). Los tres han realizado un álbum conceptual de ciencia ficción que nos relata las hazañas de su personaje William Black, tal y como pudimos ver anteriormente. Aunque en esta ocasión la sensación de emotividad o melancolía queda mejor reflejada, véase la pieza acústica de ocho minutos “Together We Can Move The Sun”, que deja de lado el heavy metal rápido para pasar a un mid-tempo suave, repleto de grandezas desmigajadas a través de la preciosa voz femenina y los tonos del vocalista, además incluye un apartado corista delicado que retrata escenas espaciales de ensueño difíciles de olvidar.

El disco fue grabado en Birmingham, Reino Unido, y las canciones fueron producidas por el propio Bayley y Appleton. Dos artistas que cada día casan mejor el uno con el otro. Además de ser ellos los cabezas pensantes de la obra, el disco incluye una larga lista de colaboradores; está el hermano de Chris Appleton, bajista de Iced Earth Luke Appleton que también pone su granito de arena, además de Melissa Adams de la banda británica de metal sinfónico Aonia, que engrandece la obra con los coros, también cabe destacar a Thomas Zwijsen encargado de las dotes acústicas como las de la introducción de “Eating Lies”, un corte que posteriormente se crece con unos giros de guitarra solista muy inspirados, y un colorido vocal de Blaze, ilustrando una interpretación mayúscula. Un tema muy profundo que empieza lento y que va creciendo conforme pasan los minutos hasta deslumbrar con algunos de los solos más sólidos del disco. Otras colaboraciones destacadas son la de Liz Owen en los coros, Anne Bakker al violín y Corvin Bahn de la banda de Uli Jon Roth.

Excelente ristra de músicos que adornan las distintas peripecias que vive nuestro amigo William Black a través de cada capítulo (canción), como la ristra oscura que desprende su voz en “Blood” con ese ente asesino. Un comienzo espectacular unido a una cabalgata de fuerza, potencia, remarcando cada apartado lírico de la canción con Blaze al frente sin apenas un segundo para tomar respiro. La batería tronando como si fuera un relámpago, abriendo las puertas de la maldad, y una narrativa que mezcla hábilmente las voces con tonos oscuros, gritos espeluznantes y un suspense que es una gozada, la forma en la que se retrata toda la canción bien merece un reconocimiento, lo bien construida que está. Para finalizar y si no lo digo reviento, hacía años que una canción de Mr. Blaze no me ponía los pelos de punta.

En consonancia con “Infinite Entanglement”, yo veo más trabajo en esta obra, y un desarrollo compositivo e instrumental mucho mayor con respecto al cd anterior; y si no echad un vistazo al pistoletazo de salida de “Endure And Survive”, un metal mastodóntico que incluye uno de los estribillos más surrealistas al añadir ese borde siniestro allá por el minuto 3:01. Un excelente comienzo, seguido de otro imponente tema, “Escape Velocity”, un corte muy heavy y rápido con diferentes riffs de guitara acompañándole que emanan influencias de la NWOBHM, como las que porta en su interior “Destroyer”, otro pepinazo de puro clasicismo que viene perfecto tras el tranquilo tempo acústico forjado por “Eating Lies”.

Seguidamente, la parte corista coge impulso para retratar con mimo y dedicación, una pieza “Dawn Of The Dead Son”, que podría servir de antesala para adornar otra época. El incluir corales, versos duros, y riffs brutales de guitarra conceden una de las partituras más pomposas que yo recuerde haber escuchado de Blaze a lo largo de su carrera. El momento álgido de la canción llega a partir del minuto 2:52, cuando las guitarras y la batería plantean diversos ritmos, solos épicos y un entramado musical llegando a dibujar emocionantes senderos que rozan el power metal de tintes heroicos. (Un tema donde no faltan las influencias de los Maiden noventeros.)

Después de esa amalgama de colores, le toca el turno a la acústica y entretenida “Remember” donde no faltan algunos toques folky que rozan la vena fiestera, algo que me ha resultado inusual teniendo en cuenta la historia que se intenta contar. En el plano musical, la canción traerá una sonrisa al oyente que intente buscar otro tipo de emociones. Por otro lado está “Fight Back” el sablazo que faltaba para dejar la tranquilidad atrás; las guitarras golpean a través de intrincados acordes de feroces riffs y el estribillo conseguirá que no podáis quitároslo de la cabeza. Imponente, sólido, un portento que firma uno de los mejores momentos musicales de Blaze en la actualidad. Un track que en conjunción con la lenta y notable “The World Is Turning The Wrong Way”, firman una de las uniones más importantes del álbum. Por un lado está la velocidad y la fuerza, por otro la lentitud y la belleza, y esta última marca un punto de inflexión que narra la situación actual del mundo que nos rodea. Finalmente llega “Together We Can Move The Sun” que nombré con anterioridad y que personalmente, considero el punto álgido de la obra.

A pesar de algunos puntos flacos en la voz de Blaze o en la producción de algunos temas, reconozco que el británico ha mejorado mucho con respecto a su obra anterior, y no sólo hablo del tono, también de la música en general, veo un trabajo más intenso, emocionante y adictivo. Veo a Blaze más humano que nunca y eso se puede ver en las letras; a pesar de ser una historia inventada, veo muchos puntos realistas de esta historia que pueden casar perfectamente con la vida real.

En cuanto a lo musical, no creo que estemos hablando de un disco de diez puntos ni mucho menos, pero sí de notable. Además creo que ha superado el bache de sus trabajos anteriores, y poco a poco va encontrando su camino de retorno. “Endure and Survive (Infinite Entanglement Part II)” es un regalo para los oídos, un álbum entrañable, profundo, variado y hermoso. Un excelente regalo para aquellos que nunca hemos dudado de su talento, ni de su música.

Componentes:

Blaze Bayley – Voz principal, letrista
Corvin Bahn – Acordeón
Anne Bakker – Violín, coros
Thomas Zwijsen – Guitarra acústica
Liz Owen – Coros
Melissa Adams – Coros
Joanne Kay Robinson – Coros
Luke Appleton – Coros
Michelle Sciarrotta Coros, guitarra acústica, narración
Rob Toogood – Coros, narración
Aine Brewer – Narración
Karl Schramm – Bajo
Martin McNee – Batería
Chris Appleton – Guitarra, letrista

Tracklist:

01. Endure and Survive
02. Escape Velocity
03. Blood
04. Eating Lies
05. Destroyer
06. Dawn of the Dead Son
07. Remember
08. Fight Back
09. The World Is Turning the Wrong Way
10. Together We Can Move the Sun

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

4 Comentarios

  1. METALMANIACO

    30 marzo, 2017 at 0:36

    Sin dudas un gran disco que me gusto tanto como el anterior. La línea musical es la misma pero si es un disco mas pulido y trabajado que el anterior. Me gusta esta línea musical, aunque es muy Maiden, pocos han intentado emular el sonido de la Doncella y pudieron salir bien parados. En cambio Blaze no solo lo hace con calidad sin que suene a copia, también le pone su particular sello. Heavy Metal clásico sin complicaciones pero para disfrutar a gusto. Excelente critica Frank!!!

  2. Rockerodelinfierno

    30 marzo, 2017 at 14:54

    Ya que estoy aquí voy a aprovechar para comentar esta review, un saludo al autor por el trabajo bien hecho, y por dedicar sus horas a otro cd que considero debería estar en la estantería de todo buen metalhead que se precie. No pensé que Blaze conseguiría sacarme una lagrimilla de emoción pero con este cd lo ha conseguido. Me gusta eso que dijiste de que Blaze es un tipo honesto, cercano, yo mismo lo viví recientemente en su gira española, pocos artistas se acercan tras un concierto a firmar autógrafos y a sacarse fotos contigo, pero este tipo lo hizo con cariño y no le costó trabajo. Ojala algunos aprendieran de ello, que están donde están gracias a los fans. En cuanto al disco, yo era uno de los que despotricaba de Blaze y de sus discos más antiguos, pero el tipo se ha puesto las pilas y ha lanzado un álbum muy completo y emocionante. Recientemente me puse a escuchar sus primeros trabajos cuando recién comenzaba tras salir de Maiden, y es alucinante lo que ha cambiado este tipo.

    • METALMANIACO

      30 marzo, 2017 at 16:35

      Yo también tuve la oportunidad de verlo en vivo el año pasado y me sorprendió tanto su actuación como el contacto tan cercano que tuvo con el publico sacandose fotos y firmando discos. Creo que con estos días últimos discos esta pasando por su mejor momento. Me gusta muchísimo el estilo musical que adopto. Saludos Rockerodelinfierno

  3. carlos

    7 abril, 2017 at 23:31

    Se dieron cuenta que todos los ex cantantes de maiden terminan gordos y pelados como paul dianno?

Deja tu comentario

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>