Blood Red Throne (Blood Red Throne) – Crítica

Publicado por el 22 julio, 2013

bloodredthroneArtista: BLOOD RED THRONE
Álbum: BLOOD RED THRONE
Estilo: Death Metal
Sello: Sevared Records
Fecha: 25 de Mayo de 2013
Nota: 9/10

15 años de reinado, y el trono vuelve a verse más sangriento y horripilante que nunca. Los años de gracia no han pasado de largo para los noruegos BLOOD RED THRONE, que siguen igual de inspirados que siempre, destilando la misma rabia, más crudeza y una velocidad de los mil demonios, tal como llevan haciendo desde que debutaron en escena en 2001 con “Monument of Death”.

15 años es un hito impresionante para cualquier banda, y llegar a esa cifra (hoy día) no es nada fácil. Sobre todo, teniendo en cuenta la compleja situación actual; insostenible para muchas bandas, ya que mantenerse fieles, requiere cierta regularidad y no todos están capacitados para ello. Pero lo más normal no es la cifra, sino seguir ofreciendo una propuesta de calidad, fiel a tus principios; que mantenga en alza la fidelidad, autenticidad y el sonido que te encumbró a la cima.

BLOOD RED THRONE han mantenido una línea parecida todo este tiempo, y en su séptima entrega se muestran tan mordedores, agresivos, abrasivos como los mejores de su género. Un trallazo de primera línea con un aspecto re-modernizado donde la brutalidad es el signo característico por donde se rigen todas las composiciones; siguiendo el mismo patrón establecido, brutalidad y más brutalidad, pero conservando algunas partes melódicas, otorgando algo de brío al conjunto y a la mezcla final que ha contado con la colaboración de Martin Berger, que ha realizado un trabajo soberbio, consiguiendo que cada instrumento suene efímero y limpio; sin perder ni un ápice de chispa y mala leche.

Que mejor que renombrar este séptimo trabajo como “Blood Red Throne”, (título que le viene como anillo al dedo por el significado mortífero que conlleva cada pieza y su portada, bastante sangrienta) caracterizando cada track con ese sonido carnívoro repletos de riffs letales, arraigados, rápidos, directos a la yugular. Como ocurre con las voces finales de “Hymn Of The Asylum”, más propias del Metal Negro o Black Metal. La Artillería pesada de este corte, te desuella vivo desde el primer segundo en el que las seis cuerdas empiezan a calentar, una vez que llega el pistoletazo de salida la canción se expande con unos ritmos diabólicos, un doble bombo tóxico donde el apoyo del bajo de Ole Bent Madsen, resulta esencial para apreciar esa amplia mezcla de riffs con la batería ardiendo a mil por hora.

Volvemos al principio para hacer hincapié en uno de los temas más oscuros del combo llamado “Soulseller”, donde ese grito agudo in crescendo va tomando forma, golpeando violentamente de brutalidad y clasicismo un régimen atronador por el que difiere una pieza incontenible, sesgada de poder como si se tratase de un motor ardiendo en llamas, la furia y el solo de guitarra, recordándote al death metal más clásico; la agresión y el tecnicismo con los chillidos altos o el tambor y la gravedad del bajo, vuelven a hacer de las suyas, finalizando un primer contacto que no dejará títere con cabeza.

BLOOD RED THRONE han dado un paso hacia delante con este disco, las canciones están muy bien metidas en su papel, el buen equilibrio entre cada una de las partes propicia que se disfrute del álbum de principio a fin como el que no quiere la cosa. Ese sonido fresco, mantiene al oyente expectante frente a lo que se nos avecina; el amasijo de guitarras/transgresor por otra parte de “Primitive Killing Machine” viene apegado por una rama donde la sanguinolenta mezcla de riffs y sangre, se da cabida; los solos, estructuran algunas partes melódicas, añadiendo un toque más atractivo y calmado a la mezcla final. Esta adhesión derivada de tanta agresividad se repite al principio y al final de la canción; aunque los gruñidos marcan parte del corte, los alaridos finales hacen uso de poder de cara a la poderosa estampa de su nuevo vocalista, Yngve Bolt Christiansen, que se maneja como pez en el agua.

BLOOD RED THRONE ha compuesto un álbum que además de ser agresivo, destila una amalgama de variedad mínima (entre comillas). A medida que se avanza en la escucha el equilibrio a través de los ritmos va cobrando forma. Algunos pueden llegar a pensar que siempre es lo mismo, pero si atendemos a cada composición con sumo cuidado, veremos que cada una contempla una particularidad donde la espectacularidad rebosa una técnica muy dada a los cambios; no hay más que ver la atronadora “Deatholation”, notable sucesión de riffs, chillidos rugosos y la batería de Emil Wiksten dándolo todo.

Obviamente no podemos excluir a su líder, el guitarrista Død que es el principal genio de esta nueva coraza del TRONO DE SANGRE, la nueva diversidad se intensifica con una doble moral por parte de cada integrante; “Torturewhore” vuelve a copiar algunos esquemas del corte anterior con una salvedad, a pesar de tener riffs melódicos y ruidosos con un empuje mayor; las voces expedientan más diversidad en registros, con agudos letales y unos altos que te desuellan la piel a tiras; los burbujeos del minuto 3.19 llegan a una cota de altura, desconocida hasta el momento. Canciones como “In Hell I Roam” con un martilleo constante por parte de bajo, guitarra y batería, es de lo más brutal en un trabajo que no baja el pie del acelerador ni un segundo. El doble bombo no tiene desperdicio.

El bajo suena prominente y lo más llamativo es que se aprecia con bastante claridad (pese al amasijo de riffs) en cortes como “Dødens Makt”, único tema del disco cantado en noruego que viene a significar algo así como Poder, Muerte. El mismo título ya lo dice todo; tema que viene presentado por un comienzo atroz, con unas guitarras rasgadas que van cayendo en la monotonía a pesar de que la participación del guitarra Ivan Gujic, da algo de autenticidad aportando otro toque sustancial. Canción que va a trompicones y acaba machacándote la cabeza dejándote exhausto.

La directriz de “Exoneration Manifesto”, aporta más toques de singularidad en el apartado armónico, con otra participación estelar del bajista Ole Bent Madsen, que vuelve a proclamarse máximo exponente con ese punteo ondulado. El cortante rasgueo inicial de las seis cuerdas nos lleva por el camino de la destrucción con los solos por delante, velocidad a borbotones en cuatro minutos y medio donde hay tiempo para todo tipo de cambios, como gritos descomunales apurando a la intoxicación propia de BLOOD RED THRONE.

La rabia y la crudeza son otra de las partes más llamativas de ese  tormentoso “March Of The Undying”; donde el diseño exterior juega un papel importante, dejando un resquemor agrío y dulce con retazos del Death más Brutal a consecuencia de la profundidad otorgada por Yngve Bolt Christiansen que patenta su potencial con un agravante de agresividad que ya quisieran muchos tener.

Las canciones tienen la fuerza precisa para valerse por sí mismas sin depender las unas de las otras, logrando que el conjunto (valga la redundancia) sirva de obra maestra para futuras formaciones que están por llegar. Este es un disco perfecto, propio para ser tocado en directo y disfrutado a lo grande. Sin duda BLOOD RED THRONE han dado en la diana 15 años después, demostrando madurez y el porqué de su nombre. Una apisonadora que te va descuartizando lentamente a medida que pasan los minutos.

Componentes:

Daniel “Død” Olaisen – Guitarra
Emil Wiksten – Batería
Ivan “Meathook” Gujic – Guitarra
Ole “Bent” Madsen – Bajo
Yngve “Bolt” Christiansen – Voces

Tracklist:

01. Soulseller     04:01
02. In Hell I Roam 04:22
03. Hymn of the Asylum 03:07
04. Primitive Killing Machine 04:05
05. Deatholation 03:50
06. Torturewhore 03:44
07. Exoneration Manifesto 04:39
08. Dødens makt 03:01
09. March of the Undying 05:04

FACEBOOK

BANDCAMP

Autor: Francisco J. Román

2 Comentarios

  1. Heavy Pija

    23 julio, 2013 at 0:35

    empesaré mi comentario diciendo: “EL MEJOR DISCO DE BLOOD RED THRONE” increible la agresividad, increible la potencia, increible el sonido y sus bases de guitarra machacantes y veloces de gran nivel! los 9 temas todos buenisimos! sus discos anteriores no me gustaron demasiado! pero en este se nota un poco el cambio, no es nada del otro mundo pero se nota algo diferente a sus anteriores cds! sin dudas es el mejor disco de blood red throne! buena reseña de j.roman! creo qe el cd merece 10 puntos!!!

  2. Francisco Román Valverde

    23 julio, 2013 at 0:48

    Es curioso pero es así, es el mejor disco del grupo con diferencia. Yo cuando lo puse por primera vez en el mp3, me quedé flipado con la fuerza y la agresividad de las canciones. Un trabajo sin desperdicio de principio a fin… Saludos Heavy Pija.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>