Bloodhunter (Bloodhunter) – Crítica

Publicado por el 29 diciembre, 2014

bloodhunterdiscoArtista: BLOODHUNTER
Título: BLOODHUNTER
Estilo: Melodic Death Metal
Sello: Suspiria Records
Fecha: 23 de abril de 2014
Nota: 9,7/10

El debut de los coruñeses BLOODHUNTER no se ha hecho esperar, ya sabíamos de qué pasta estaban hechos estos chicos, tras su primera toma de contacto en forma de Ep promocional allá por 2013 donde nos dejaban una pequeña muestra de su potencial, fuerza, garra y nervio, los gallegos nos traen ahora su primer pepinazo, una obra que se ha convertido en lo más destacado de este 2014 en cuanto a metal extremo nacional se refiere.

Y no se les debe quitar méritos, son una pequeña gran banda que a este paso conseguirá llegar muy lejos, cosechando éxitos, más que nada porque tienen una propuesta sólida, solvente y donde todos los factores cumplen con creces sin desmerecer a ningún otro. Factores como la grandeza de su directo, su humildad, la forma de agradar a sus seguidores y porque creen en lo que hacen. Un factor clave a la hora de forjar una propuesta, a parte no es la típica banda con voz masculina, cuentan en su haber con una frontman (Diva Satanica) que ya muchos han comparado con otras divas del metal. No sé si es un poco pronto para verlo así, eso debe decirlo la gente, o tú.

La primera vez que escuché a BLOODHUNTER se me vinieron a la cabeza, bandas de la talla de ARCH ENEMY cuando aún contaban con la labor de Angela Gossow. Parece que algo está cambiando en el metal, y parece que no todo es cosa de hombres. Tiempos de cambio, donde la industria cambia y donde las formas de ver el metal van un paso más allá.

bloodhunterbandaBLOODHUNTER nos traen su primer pepinazo, un primer golpetazo sobre la mesa que deja bien claro los derroteros por donde se mueve la banda. Un death metal galopante, odioso, potente, agresivo, elaborado, melódico y ambientado en una propuesta agresora tal y como deja ver la impresionante portada realizada por Maggot Meister con un logo ensangrentado acorde a su significado, obra de Gustavo Sazes.

Lanzado a principios de 2014 bajo el auspicio de Suspiria Records, el debut homónimo de estos gallegos ha contado con la  producción de Pedro Mendes y Daniel Cardoso. A leguas se ve el trabajo bien hecho y cuando todos los elementos están bien estructurados, de aquí el sonidazo conseguido para la ocasión, riffs repletos de gancho, baterías bien engrasadas sin obscurecer el toque rítmico de las guitarras, guturales de la leche con una capacidad agonizante para desollarte vivo, o el bajo que aunque parezca extraño, también tiene su momento crucial para conducir las melodías de una forma bestial. Con el esquema que he seguido, ante ustedes, Fenris, Phoghett, Diva Satanica y por último, Éadrom.

Presentación culminada, un disco igual de variado que de conciso, lo breve si bueno, dos veces bueno. Aunque su duración sea de cuarenta y cuatro minutos, la extensión del disco se hace corta en sus once pasos de trayecto, once temas igual de bien pensados para el directo como para sorprenderte en cualquier momento. Temas muy disfrutables con la melodía principal solapándonos frente a esos pasos de batería golpeando con crudeza en “Bring Me Horror” casi al final del trayecto, donde veremos la impresionante elaboración técnica de Phoghett con un despliegue descomunal y los berridos de Diva, divagando hacia el infierno. Técnica, y diversidad compositiva de aquí al minuto 4.51 en adelante donde las armonías llaman al cambio y se suceden con un despliegue de facultades dibujando más variedad a un disco que raya y atraviesa tu garganta.

Imposible deshacerse en elogios ante joyas como “Saints of Sand” cuyo verbo es agresividad, locura, intransigencia, doble bombo y potencia. Del final para atrás, la ondulada “Ages of Darkness” solapa en grandeza con silbidos y redobles a consciencia. Disfrute, pasión, estos chicos llevan la música en la sangre, de ahí BLOODHUNTER. Vienen y van, pequeños retazos Black (con el recuerdo de MAYHEM en mi cabeza) y guitarras que parecen hablar sin culminar un final.

Llega el umbral del miedo con la verdeada “Embrace the Dark Light” preparándose con ráfagas de riffs hasta despuntar en un halo de oscuridad. La canción tiene partes más graves, otras más densas, otra forma de aniquilar el ambiente sin incluir tan siquiera, ni un elemento orquestal. Una joyita sumada a las tantas que deja ver este libro abierto, “Come to Me Sorrow” con un inicio recordando a bandas como KING DIAMOND, despuntando hasta los fondos sin desvariar y sin perder ni una pizca de fuerza.

El disco acoyunta mi mente con interludios cargados de teatralidad como los de “Ezequiel 25, 17”, la degolladadora “The First Insurrection” podría servir para colorear un film de terror, las narraciones así lo dejan ver. Una intro que no es como cualquier otra, ya que en sus dos minutos de duración, la banda consigue meternos el miedo en el cuerpo con sablazos cual serpiente voraz aniquila a su presa con una dentellada fugaz. Una intro/canción que es una gozada volver a repetir tantas veces como el cuerpo aguante, los recuerdos de BEHEMOTH, BELPHEGOR o similares cobran vida cuando esos riffs se consuelan únicamente ante la avariciosa base rítmica que no los deja escapar.

Otros cortes como “The Bloody Throne” o “Ancestors Ov All Gods”, son los más fáciles de asimilar, dos de las joyitas más jodidamente épicas del compacto. Difícil recalcar una cosa sobre la otra de cada una de ellas, por eso animo a que cada uno las escuche por su cuenta y admire la grandeza que hay dentro de sí mismas. El dejarlas para el final no quiere decir nada malo, simplemente que son dos de los temas que más hincapié haría si lo que quieres es escuchar caña de la buena.

“Dying Sun” y “Bloodhunter” son igual de recalcables que el resto, la una tan diferente de la otra y ambas contienen melodía a raudales, solos sagaces con la sutileza del bajo sacando partido como podremos ver en la segunda; gritos con guturales, maldad, dos temazos sin lugar a dudas. Tanto una como la otra son épicas, en este caso “Bloodhunter” echa el cierre que no definitivo a un cercado que se volverá abrir tarde o temprano.

Disco autodidacta que aprende las grandezas de un estilo que todavía no está mermado, y que a buen seguro seguirá sorprendiéndonos con el paso del tiempo. BLOODHUNTER nos traen una propuesta fresca, dinámica, variada y que todavía tiene un gran camino por recorrer.

Disco muy muy recomendable. No porque lo diga yo, todos los elementos que lo constituyen hablan por sí solos. El disco te hará disfrutar, te emocionará, querrás pegar saltos de alegría, incluso podrás desahogarte como si vieras en él, al compañero más apropiado para deshacerte de tus penas.

¿Obra maestra? Quien sabe, hasta aquí mi opinión. Te paso el relevo, es tu turno.

Componentes:

Fenris – Guitarras
Phoghett – Batería
Éadrom – Bajo
Diva Satanica – Voces

Tracklist:

01.The First Insurrection
02.The Bloody Throne
03.Ancestors ov All Gods
04.Dying Sun
05.Ezequiel 25, 17
06.Come to Me Sorrow
07.Embrace the Dark Light
08.Ages of Darkness
09.Saints of Sand
10.Bring Me Horror
11.Bloodhunter

BANDCAMP

Autor: Francisco J. Román

2 Comentarios

  1. Heavyest

    31 diciembre, 2014 at 22:25

    ¡Gran análisis! Da gusto ver que las diversas ramas del Death siguen dando guerra. Hace poco menos de un mes Intervoid sacó su “Weaponized”, creo que es un redondo muy interesante y me gustaría ver una buen crítica sobre dicho trabajo.

  2. Frank

    2 enero, 2015 at 20:53

    Gracias por el comentario Heavyest, y gracias también por la recomendación, no los conocía. Quien sabe, a lo mejor algún colaborador se anima a hacer un análisis de ese disco. Mantente atento por si acaso, un saludo y feliz año..

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>