Bloody Brotherhood (Ritual of Blood) – Crítica

Publicado por el 13 marzo, 2015

bloodybrotherhood-ritualofbloodArtista: BLOODY BROTHERHOOD
Álbum: RITUAL OF BLOOD
Estilo: Death Metal
Sello: Autoeditado
Fecha: 2015
Nota: 9/10

A pesar de tener un fondo carroñero, balsámico e impregnado de pura maldad, BLOODY BROTHERHOOD tienen un toque Old School con retazos Thrash y Grind muy marcados. Desde Gipuzkoa una banda que no se anda con niñerías. Si queréis conocer más info de la banda, os animo a que pinchéis aquí, para obtener más info a través de su biografía. Lo que estáis apunto de vivir a continuación, requiere toda vuestra atención. Abrocharos los cinturones que empezamos.

Ahora mismo podría decir muchas cosas de este trabajo, una de ellas que “Ritual of Blood” es una delicia para los oídos, pero con tal de que suene más macabro y agobiante, se me viene a a la cabeza algo así como venenoso, furioso, desquiciante.

A pesar de tener una influencia Old School bastante clara de bandas como DEATH, las influencias thrash de algunos temas hacen recordar a los primeros trabajos de SLAYER como el final del corte “The Awakening”, no obstante que nadie se caiga de espaldas. Lo de estos chicos es caña burra (de composición propia) bien amueblada y mejor pensada. Si os gusta el Death rápido, técnico, agresivo y oscuro, este es vuestro disco. Los guturales son cremita, ese growl nauseabundo es la re-bomba, los riffs de Baalzemon Phobos y Nargalu son balas a punto de despedazarte, no menos apabullantes que los mamporros de Hammer, demencia elevada al cuadrado.

Una de las cosas que más me llama la atención de este trabajo, a parte de sus letras, es su portada,bloodybrotherhoodbanda esos aires ennegrecidos por la capa de la muerte y el vástago cementerio que hace de antesala al inframundo, me hacen recordar la primera etapa de MERCYFUL FATE, KING DIAMOND o GHOST. Un diseño, alejado de los típicos clichés del género, por fin alguien que no mete zombies o cuerpos descuartizados. Ya era hora. Esa sensación de terror, oscuridad y atmósferas lúgubres está muy conseguida y hace que te metas más a fondo en el disco y en la historia de cada canción.

El primer trabajo autoeditado de BLOODY BROTHERHOOD es una jodida obra maestra. Destacar algún tema por encima de otro, es una tarea arduamente difícil. 8 cortes meramente perfectos, como esa iniciación trash en “Internal Suffering”. Pedazo título potenciado con un dramatismo superior. Su potencia os arrancará los pelos de cuajo. Sus pausas no dejan tiempo para rascarse la nariz, esas guitarras arrolladoras sin ser demasiado rápidas y sus riffs agobiantes son canelita en rama. Un delirio continuado donde las partes lentas crean tensión y las partes rápidas son bombas aplasta cuellos. El estribillo demoníaco unido a la fuerza irrisoria de Baalzemon Phobos y Nargalu es para enmarcar.

Si de verdad queréis desterrar a la luz e ir directos a la barbarie, no dejéis de lado la “Massacre” con un lienzo polvoriento, o la pieza abusiva “Inquisition” donde desdoblan guitarras ultra rápidas con solos capaces de poner los pelos como escarpias. Los tiempos entrecortados, su artillería pesada y su intensidad, harán que más de uno se tire por la ventana. Algo parecido ocurrirá si os atrevéis con la versión de DEATH “Infernal Death”, interpretada por BLOODY BROTHERHOOD con una maestría soberbia. Un corte relativamente corto pero con una fuerza y una agresividad constante.

Dejando a un lado esta versión, reto a todo amante de los sonidos extremos a clavarse paso a paso tremenda obra, temas como “Bloody Brotherhood” que llevan la sangre en sus entrañas, clamando Victoria (a los cuatro vientos) con unos aires despiadados. Tenebroso, hiriente, destructivo, cada apartado riffero me produce una sensación de descontrol que no puedo expresar con palabras. Algo parecido me ocurre con la cruda, semi rápida y atronadora “Slow Death” con su doble bombo rodante y agónico; no obstante mi preferida “Ritual of Blood” que es la primera en abrir este abanico de maldad y que yo he dejado para el final, es el epitafio sangriento en persona, sin ánimo de spoilear su fondo destructivo, sus aires de terror y sus guitarras agrietadas son la crueldad más áspera. Me chifla el sonido de batería, la producción en general está muy lograda, por consiguiente es un tema que por sus redobles, cambios, subidas y bajadas merece gran atención. Una vez escuchado, te deja con esa sensación de decir, de donde cojones ha salido esta gente? Del inframundo dirían algunos. Ojalá hubiera más como ellos, y los hay, ojito. Muy escondidos, eso sí; pero los hay.

Ahí lo lleváis, que no se os ocurra perderlos de vista, un 9 bien redondito para este gran debut. Desde el norte con Horror, la carnicería máxima y el descontrol mejor trabajado, un disco para saborear y disfrutar con los cinco sentidos.

Quitaros la venda de los ojos, seguid clamando libertad, la barbarie está por llegar.

Escúchalo en Bandcamp.

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>