Boston (Life, Love & Hope) – Crítica

Publicado por el 30 diciembre, 2013

bostonlivelovehopeArtista: BOSTON
Álbum: LIFE, LOVE & HOPE
Estilo: Hard Rock
Sello: Frontiers Records
Fecha: 3 de diciembre de 2013
Nota: 8/10

BOSTON es una banda fundada a principios de los 70’s en Boston, Massachussets por un gran y talentoso guitarrista de nombre Tom Scholz,  que como es costumbre muy poco se le ha reconocido sus capacidades a la hora de ejecutar su instrumento. Gracias a ese virtuosismo nato que posee doto a su banda de un sonido de guitarras único y totalmente innovador para la época, a base de superponer diferentes capas de guitarras tanto eléctricas como acústicas y al experimentar continuamente desde sus comienzos con diferentes sonidos basándose en análisis que realizaba de los mismos con un osciloscopio. Su talento lo descubrió al dedicarse a su guitarra recién a los 21 años, otro genio que entro en contacto con su instrumento no siendo un niño o adolescente, caso muy similar al de Joe Satriani. Tal es así que su ansia por investigar, lo llevaría  en años posteriores a crear una línea de amplificadores y procesadores analógicos de nombre Rockman, fundando así su propia compañía SCHOLZ RESEARCH & DEVELOPMENT, que en 1995 vendería a Dunlop los cuales siguen produciendo la línea de equipos bajo el mismo nombre. Dicho equipamiento seria rápidamente incorporado por bandas como DEFF LEPARD, ZZ TOP, JOURNEY O TED NUGENT.

A este genio se uniría Brad Delp  una de las voces más grandes que vio el rock en toda su historia, y como ya dije antes poco merito también se ha dado a su particular, cristalino e inconfundible tono de voz. Juntos serian la esencia, el alma de la banda editando uno de los más grandes álbumes de rock melódico de los 70’s, Boston (1976) marcando un estilo a imitar por músicos posteriores.

En 1978 vería la luz Don’t Look Back  en una línea muy similar tanto en sonido como en calidad pero que no tendría el mismo impacto que se predecesor.  Problemas legales con la compañía discográfica, las salidas amistosas y otras no tanto de algunos de sus integrantes llevaría a que los respectivos trabajos de la banda se espaciaran demasiado, casi 10 años entre uno y otro. Es así que en 1986 ve la luz Third Stage disco en el cual la guitarra de Tom perdería un poco de fuerza dando cabida a sonidos más cercanos al pop pero tampoco fue un trabajo exento de brillo y calidad. Walk On (1994) marcaría el regreso de la banda con uno de los mejores discos de Boston hasta la fecha junto con su disco debut, caracterizado por unas guitarras muy sólidas y potentes adecuando muy bien Scholtz el sonido de la banda al que regia a mediados de los 90’s. Ocho años después llegaría Corporate America (2002) muy metido en sonidos pop con un Scholtz sin fuerza y con gran predominio de baladas y medios tiempos que en determinados momentos aburre, siendo su trabajo menos representativo para mí.

Casi finalizando este 2013 me encuentro con la noticia de que BOSTON está de vuelta… Michael Sweet (Stryper) fue el sustituto  en vivo  de Brad Delp, quien decidió poner fin a su vida el 9 de marzo de 2007. Hoy Delp vuelve a estar presente en un disco de Boston gracias a viejas grabaciones conservando esa escancia de la banda casi intacta. También intervienen en las voces todos los músicos que forman parte de la banda.

Life, Love & Hope marca el regreso de la banda después de 10 largos años y posee tres puntos para remarcar. Primero que es un retorno al sonido clásico de la banda de 1976, donde con solo escuchar los primeros acordes de cualquiera de los tracks, uno instantáneamente se da cuenta que estamos frente a un disco de BOSTON,esto en parte se debe a que fue grabado con la misma tecnología analógica que uso Tom  hace 37 años atrás. Segundo para que se den una idea el sonido del disco está a mitad de camino de Boston, Third Stage y Corporate America. Con una pequeña dosis más de fuerza y estaríamos cerca de su disco homónimo. Y tercero, algo que me llamo mucho la atención es la presencia de la batería digitalizada, algo que le quita frescura al álbum. Igualmente abundan muy buenos arreglos tanto vocales, de teclados y por supuesto las seis cuerdas del maestro son para un deleite asegurado que de forma instantánea te transporta a mediados de los 70’s.

La portada 100% fiel a su imagen, con la guitarra convertida en una especie de nave espacial con una ciudad encapsulada en su parte superior es otro de los sellos distintivos de la banda.

“Heaven on Earth” nos devuelve al BOSTON más clásico, ese que tan ausente estuvo en su anterior álbum, con su riff inconfundible, las fantásticas armonías y melodías setenteras de pura factoría Scholz, y un estribillo que tan contagioso y colorido que pude levantar a un muerto de su tumba. Lo único que le resta punto es la descafeinada batería, el resto es el BOSTON que todos añoramos.

Didn’t Mean to Fall in Love” es una balada de puro AOR de aroma veraniego, versión casi idéntica a la presente en Corporate America, donde los teclados son el eje principal del track, la voz una caricia para los sentidos y la combinación de las seis cuerdas tanto acústicas como eléctricas con las infaltables palmas de fondo invitan al relax por completo. Un viaje suave y delicado a principio de los 80’s.

“Last Day of School” es un fantástico instrumental de 2 minutos donde Tom Scholz deja  grabado a fuego su sello tan particular y único de hacer sonar su instrumento, con esa capacidad asombrosa de mezclar suaves melodías  con sólidos y enérgicos acordes siempre jalando a gusto el tremolo de su Gibson Les Paul.

Demasiado fría y sintética me resulta  “Sail Away” sobre todo por la robótica percusión. Un medio tiempo donde el riff pareciera no conjugar con la batería programada quitándole calor a la pista que solo logra entibiar un poco el ambiente con su agradable estribillo. El track más flojo e incómodo de todo el redondo.

Por suerte el espíritu bostoniano regresa con ese alma fresca y melódica que te invita a tararear la melodía de forma inconsciente en “Life, Love & Hope”. Inclusive la percusión suena bastante natural, sumado a los coros que te aprietan el corazón y un solo de Tom con wua-wua incluido dan forma a otra fantástica pieza que te hará caer rendido a sus pies. Sentimiento puro hecho canción….

Kimberly Pahme pone su delicada voz al servicio de la preciosa balada “If You Were in Love”. Concebidadesde donde se la mire para ser un hit radiofónico en toda regla por su simpleza y sus melodías tan fáciles de asimilar que pueden quedar dando vueltas dentro de tu cabeza por días.

“Someday” es otra demostración de AOR de calidad, con las guitarras en la dosis de energía justa las cuales se irán diluyendo con los coros al mejor estilo de la costa oeste americana, suaves teclados, un toque sureño dado por la harmónica y la combinación de la voz masculina y femenina dejan en claro la capacidad compositiva de Tom Sholz firmando un corte de sello totalmente personal y único.

Más sencilla pero no exenta de magia y calidad es “Love Got Away” con la típica combinación acústica y eléctrica con la que tanto le gusta jugar a Scholz  dejándonos un medio tiempo relajado y con mucho brillo en todo su recorrido, alternando momentos suaves y otros de mayor intensidad pero siempre rebozando melódicas notas por doquier.

“Someone”  y “You Gave Up on Love” ambas excelentes piezas  re-versionadas de Corporate America (2002) que poseen sutiles diferencias la primera y más marcadas en la segunda con respecto a las  originales, que si bien no afectan al contenido del álbum en general me parece más de relleno que otra cosa, su ausencia o presencia no hubiese afectado la línea del álbum en lo absoluto.

La encargada de poner fin a este regreso es el medio tiempo “The Way You Look Tonight” la cual descansa sobre un manto formado por el teclado. Lo que más destaca es el solo de Scholz  y los delicados coros reconocibles a kms de distancia, pero no es la más sobresaliente del redondo. Yo hubiese cerrado con los temas re-versionados…

Life, Love & Hope es un muy buen álbum de rock melódico, muy fácil de digerir, casi sin baches en su recorrido, de melodías simples y contagiosas pero inteligentemente creadas, que sin lugar a dudas dejara más que satisfechos a los seguidores de BOSTON y del hard rock de fines de los 70’s y principios de los 80’s. Este trabajo marca un regreso a las raíces de la banda, no al sonido de su opera prima, esos eventos suceden una sola vez en la vida, pero si un retorno a la magia, espíritu y sabor único de sus tres primeras obras.

Componentes:

Tom Scholz: Guitarra, Bajo, Teclados, voz
Brad Delp: Voz
Kimberly Pahme: Bajo, voz
Tommy DeCarlo: Teclados, voz
Gary Pihl: Guitarra, Teclados

Tracklist:

01. Heaven on Earth
02. Didn’t Mean to Fall in Love
03. Last Day of School
04. Sail Away
05. Life, Love & Hope
06. If You Were in Love
07. Someday
08. Love Got Away
09. Someone (2.0)
10. You Gave Up on Love (2.0)
11. The Way You Look Tonight

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>