Calibre Zero (Con las botas puestas) – Crítica

Publicado por el 27 marzo, 2015

calibrezero-conlasbotaspuestasArtista: CALIBRE ZERO
Álbum: CON LAS BOTAS PUESTAS
Estilo: Heavy Metal/Rock n Roll
Sello: Pure Steel Records
Fecha: 19 de septiembre de 2014
Nota: 8,5/10

Un suspiro de clasicismo, un suspiro de rock n roll, los madrileños CALIBRE ZERO se ponen las botas en su nueva propuesta musical. Nuevos aires musicales, nuevas historias y un mismo semblante, la maquinaría llevada por Pedro Peláez al bajo, Antonio Cuenca a la batería, Miguel Lázaro a las guitarras y Ricardo Lázaro a la voz, no dejará indiferente en su cuarto capítulo “Con las botas puestas”.

El rock vuelve a salir por patas, con alas propias, marcando territorio y suavizando al mundo a través de sus quejidos. CALIBRE ZERO es una banda sin ningún tipo de parangón, que no se puede comparar con nada, tienen un sonido propio (algo que me encanta), además de unas letras con un fondo social y crítico con la sociedad, muy necesario en los tiempos que corren.

¿Y de su música?, ¿qué decir de su música? Una música directa, riffs masivos que van directos a donde más duele. El dedo en la llaga, y el que se dé por aludido, es su problema.

Los madrileños van ya por su cuarto surco, en este la sencillez aflora con creces, rock ácido con actitud, muy potente, clásico todo hay que decirlo, con influencias de grandes bandas nacionales (véase BARRICADA, KOMA, etc), y formaciones como BLACK SABBATH, o los mismísimos MOTÖRHEAD.

Una afluencia de riffs certeros, ni muy rápidos ni muy lentos, dejando constancia de sus hechos. Temas que suelen estar entre los dos minutos y medio, tres o cuatro como máximo. Nuevamente apostando por la denuncia social, de hecho el tema que abre el disco “Si No Es Ahora, ¿cuándo?” aparte de ser uno de los más rápidos, es un corte intenso que tiene bastante pegada e incluye una letra que habla de luchar, pelear. El nuevo día está cerca. Sin duda que sí, el single “Con las Botas Puestas” es una bala puntiaguda que va directa a la yugular, riffs clásicos, fuerza, contundencia y un nervio potencial cargado de positividad con una de las partes rifferas mejor labradas del compacto donde veremos a un Ricardo Lázaro erguido, matando con sus palabras junto al apoyo incondicional de Antonio Cuenca a la batería, que es el que marca el ritmo tan “bombeante” de la canción. Toda una declaración de intenciones.

calibrezero-bandaSi anteriormente hablábamos de esas ganas locas de combatir, la sensación de agobio y abandono cobra forma en “Previa de un Nuevo Amanecer”. Líricamente, podríamos hablar de la cara y la cruz de la moneda con respecto al corte anterior. Personalmente veo a Ricardo Lázaro dejarse la piel en cada estrofa y en cada palabra como si le fuera la vida en ello. Este tipo lo vive, y lo vive con ganas. Se nota que él y CALIBRE ZERO están unidos firmemente. La letra habla de la típica desazón que te impide mirar hacia delante, o al menos así lo he percibido yo. Musicalmente, el plato inicial zigzaguea levemente y las armoniosas guitarras rebotan en el fondo,  aflorando su intensidad hasta que el bajo entra y la batería acopla ese vástago ritmo que es el que sigue el propio Ricardo hasta llegar al clímax en el minuto 2:48 con un medio-grito esperanzador. Posteriormente, Miguel Lázaro coge su relevo marcándose un gran solo de guitarra.

Pasados los tres primeros capítulos del disco, nos encontramos con otro temazo “Aún Arde Su Fuego” y no sólo por su letra, que habla de Esclavitud y libertad, sino por la forma en la que está concebida, un tema que retumba dentro de ti, y del cual no serás capaz de desprenderte tan fácilmente. Su consistencia, su sencillez y el ritmo tan catatónico y combativo de guitarra, bajo y batería, te harán revivir lo que supone ennegrecerse con los tonos más graves del propio Ricardo. Tanto los fraseos de guitarra del comienzo, como el vozarrón combativo, su estribillo y ese vaivén finísimo de guitarra, huelen a clásico. Recordad estas palabras, Su nombre en el viento, retumba hasta el cielo, aún sienten el miedo, aún arde su fuego. Un tema  que no tiene desperdicio. He aquí la madurez compositiva de la banda conseguida a base de lucha y constancia.

El disco fluye con partes lentas y electrizantes como “Tu Sola Presencia”. Un tema embriagador que vaga lentamente entre la pasión y el fuego, incluyendo un bajo cenagoso y unos riffs de guitarra ácidos que aparecen cuando menos te lo esperas. Digamos que es la parte romántica del disco, sudorosa, excitante, triunfadora. Musicalmente va ardiendo lentamente hasta estallar con otro órdago de solos muy al estilo AC/DC, jadeando riffs varios y unas punteadas más que interesantes.

Paso siguiente, toca meterse en la piel y el pellejo de esos seres “Esclavizados” por la vida, por su dios. Su religión, el pan nuestro de cada día, que bochorno. Tema que habla claro y en voz alta, sin tapujos. Nada de modeneses, cabalgante, sincero, con un rock metalizado de fondo muy actual y donde se vuelven a ver ramalazos de la estirpe heavy-metalera de los 80.

La “Nueva Orden Mundial”; hay que luchar, no vivir para sufrir. Una nueva cura de humildad para aquellos que ven la vida como un producto y no como lo que es. Un todopoderoso himno de rock crudo, rápido, certero con un doble bombo que invita a todo aquel que le gusta la caña, a menear la cabeza como un poséido. Ojito con los riffs del principio, sin desperdicio. Seguidamente llega “Hoy Tu Ciudad Es Mi Hogar” que refleja cierta nostalgia, siendo la pieza más distintiva del compacto. No la descarto, pero no tiene la misma energía y entrega que el resto. Sin embargo, “Lo Que Soy Hoy” sin ser de lo más sonado del álbum, tiene buena miga, y llega de la mano de un sonido valeroso, puro rock n roll sin concesiones. Por otro lado, el denominado “Dejadnos Vivir en Paz” es un tema diferente, un cántico con unos coros que engrandecen su fondo, el título ya lo dice todo; disfrutadlo como si estuvierais en pleno directo.

El disco empieza bastante fuerte, pero hay algunos temas al final que no me terminan de convencer. Personalmente habría descartado uno o dos de ellos, dejando la ristra final en 9 canciones. Igualmente es un disco que no se hace pesado en ningún momento. Es fácil de escuchar y encima entra casi sin pedirlo, lo cual es de agradecer. Pocos discos entran tan fácil. Su buena producción, la limpieza en general y la variedad, lo hacen muy agradable para el paladar.

Cuando se habla de CALIBRE ZERO, una ya sabe a que atenerse, “Con las botas puestas” nuevo ejemplo de superación, madurez y calidad. Disco de escucha obligada, no hay más. Disfrutadlo, merece la pena!!

Componentes:

Pedro Peláez – Bajo
Antonio Cuenca – Batería
Miguel Lázaro – Guitarras
Ricardo Lázaro – Voces

Tracklist:

01.Si no es ahora cuando
02.Con las botas puestas
03.Preve de un nuevo amacener
04.Aún arde su fuego
05.Tu sola presencia
06.Esclavizados
07.Nuevo orden mundial
08.Hoy tu ciudad es mi hogar
09.Tu día llegará
10.Lo que soy
11.Dejadnos vivir en paz

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>