Cradle of filth (The Manticore and other horrors) – Crítica

Publicado por el 31 diciembre, 2012

cradleoffilththemanticoreArtista: CRADLE OF FILTH
Álbum: THE MANTICORE AND OTHER HORRORS
Estilo: Gothic/Symphonic/Black Metal
Sello: Nuclear Blast Records
Fecha: 29 de Octubre de 2012
Nota: 8,5/10

Dos años han pasado desde el gran “Darkly, Darkly, Venus Aversa”. Quien iba a vaticinar un regreso tan a la altura con su nuevo trabajo “The Manticore And Other Horrors”. Sí, estamos de acuerdo que CRADLE OF FILTH abandonaron la senda black metalera hace tiempo.

Es más, solo sus primeros álbumes como “The Principle of Evil Made Flesh”, “Vempire or Dark Faerytales in Phallustein”, “Dusk… and Her Embrace” y “Cruelty and the Beast” se merecían tal nombre.

La banda de Dani Filth ha cambiado drásticamente desde entonces, es más su álbum actual navega por estilos totalmente opuestos a sus primeros trabajos. Desde que metieron por primera vez los elementos sinfónicos, CRADLE OF FILTH ha ido avanzando a través de la tormenta, con sus más y sus menos. Hay discos que se les han dado francamente bien y otros que los han tirado por los suelos, como “Thornography” o el discutido “Nymphetamine”.

Siempre que hablamos de CRADLE OF FILTH, se crea un cuadro de controversia, es más su líder Dani Filth a la par que es un tio peculiar, no es alguien que caiga muy bien entre los metalheads. Muchos seguidores le han dado la espalda (a él y al grupo) con el paso de los años; y sus directos han pasado de ser algo atrayente, a convertirse en una decepción a corto plazo. Hace ya tiempo que CRADLE OF FILTH no remontan el vuelo en este sentido. No hay más que ver su paso por la península, discutible ante todo, y bochornoso, en la mayoría de los casos no han conseguido convencer, y sus directos están muy lejos de aquellas gloriosas noches cuando aún podríamos disfrutar de la verdadera oscuridad vampírica de los británicos.

Salvo excepciones, CRADLE OF FILTH ha decaído mucho; ¡ojo!, no todo es malo, su música sigue desprendiendo grandilocuencia (aunque a muchos no les diga nada, yo sigo pensando que sus canciones y letras siguen siendo grandes compositivamente hablando e incluso por encima de muchas otras bandas sobrevaloradas. Realmente no echo de menos su mejor época, porqué lo digo, recientemente se recuperaron tras el varapalo de “Thornography”, nos trajeron dos discazos como “Godspeed on the Devil’s Thunder”, “Darkly, Darkly, Venus Aversa”, ambos conceptuales con una historia francamente buena y una música que resalta la mejor época del grupo como se vio en “Cruelty and the Beast”) y Dani Filth sigue chillando como un bárbaro poseído.

Aunque las estructuras guitarreras y ese sonido tan profundo de sus inicios haya dejado de estar presente; no podemos negar que la nueva propuesta de Dani Filth y sus huestes pinta bastante bien. Ya nos gustaría a muchos tener a Lady Sarah Jezebel Deva de vuelta para estas composiciones; cosa que no ha sido posible, al menos el trío motor que gira en torno a CRADLE OF FILTH, Dani Filth, Paul Allender y su batería Marthus, siguen desprendiendo mala ostia en cada composición. Para aquellos seguidores que prefieran el sonido extremo de “Principle of Evil Made Flesh”, no pueden dejar de lado cortes como “The Abhorrent” con unas estructuras hardcore muy curradas y unas teclas intercaladas a las guitarras que ocasionarán el caos en el oyente, la siguiente pista le sigue de cerca y aunque el sonido se ha cambiado por uno más convencional, la velocidad y la caña está asegurada.

Tal y como he comentado, “For Your Vulgar Delectation” es puro nervio galopante con unos bostezos de batería penetrantes, Dani no se queda atrás, las sinfonías hacen su acopio general con una oda majestuosa; la guitarra tienen un aire más comercial por así decirlo, más compacto y no tan desvirgado. Una canción cargada de cambios, medios tiempos, subidas, bajadas y alteraciones, los temas va sucediéndose rítmicamente, aportando la teatralidad y oscuridad que CRADLE OF FILTH ha impregnado siempre en sus obras; si atendemos al arte del libreto, cada imagen acuchilla la lírica tan radical que siempre ha plasmado Dani Filth en sus canciones, estruendosas letras y un abismo colosal de putrefacción; los gemidos y los chillidos finales asientan la primera época de los británicos; golpes mayúsculos y un desliz final de verdadero infarto.

La bestia sucumbe ante la gloria, “Illicitus” con uno de los punteos más extremos y con el toque de la batería redundante, las partes lentas de la canción cuentan con una atmósfera honorífica donde las puntitas trazas del piano y la parte más tétrica del álbum, cobran forman allá por el minuto 3:11, elaborando unas partes grandiosas, Marthus hizo un gran trabajo; recordando sobremanera a EMPEROR.

Además en este disco hay algo muy bueno que otros álbumes de CRADLE OF FILTH no tienen, el sonido black metal se aprecia desde más cerca, aunque las guitarras no sean tan estresantes como acostumbraban los británicos en sus inicios. Los tiempos han cambiado, la banda ha evolucionado, lo que no quiere decir que por hacer esta música, el grupo vaya a menos. Habrán perdido la calidad a la hora de ofrecer directos competentes, pero lo que tengo claro, es que Dani y sus huestes siguen muy fuertes; todo ello a pesar de la cantidad de músicos, y vocalistas femeninas que han pasado por el grupo y los cambios que han tenido en su haber. Yo echo bastante de menos a Sarah jezebel Deva y creo que si estuviera en el disco, la diva recuperaría la magia de los CRADLE de antaño.

Hay un tema que empieza con una pared de riffs infernales, este no es otro que el tema central del disco, “Manticore”, mi favorito, una canción que desprende una crueldad bíblica, antagónica; y que viene acompañada por unos aderezos Orientales, con cierto sabor del desierto egipcio. Es como si Karl Sanders hubiese metido aromas del medio Oriente; una propuesta atractiva llevada por la carismática labor de Dani, que incluso es capaz de meter la vertiginosa cifra de 50 voces distintas, casi nada. El tema que lo engloba todo, ya sean orquestaciones, riffs certeros, rápidos, partes medias y lentas y un acompañamiento sinfónico de ponerte los pelos de punta.

El macabro atardecer llega con “Frost on Her Pillow” y unos coros dando la bienvenida, las guitarras son las más heavys de todo el disco y abren la puerta de los ritos nocturnos con unos redobles de batería serpenteantes, chillidos por doquier y demás menesteres ante un tema pegadizo que va hilvanándose con unas guitarras melodiosas y una batería catatónica.

Sí alguien no estaba satisfecho hasta ahora, que se quede (sentadito) para envenenarse de la refriega estruendosa que propone “Huge Onyx Wings Behind Despair”, uno de los temas más extremos que ha escrito CRADLE OF FILTH a lo largo de su historia, brutal, sanguinario; la base rítmica es de lo más demencial del álbum; los blast-beats de guitarra (sí, me habéis oído bien) y batería se entremezclan con la rabia (de un Dani poseído, dándolo todo al cien por cien) demonio sinfónica a lo SEPTIC FLESH, un tortazo en la puta cara para aquellos que negaban las capacidades técnicas de los británicos. Todo un puto temazo que te revienta la sesera en menos que canta un gallo. Y ya no solo una canción hiper rápida o muy técnica, es que la cantidad de arreglos que la componen, demuestran que CRADLE OF FILTH no están tan acabados como algunos se piensan.

Hay que reconocer que a partir de aquí la banda baja un poco el nivel, pero ni tanto, y aunque las guitarras del comienzo en “Palid Reflection” te rasgan las vestiduras, la continua magia que esconde la canción; te puede recordar el malversado fondo riffero del infravalorado “Midian”. Es un tema ampuloso, cargado de gruñidos y aullidos soporíferos; una canción evo-sinfónica que incluye la voz de Lucy Atkins, dicho tono se extiende hasta el final de la canción, trayendo desde el inframundo esas piezas de Black Gothic Metal vampíricas que tanto se han echado en falta desde que CRADLE OF FILTH abandonó esa senda musical.

Los gruñidos brutal death metaleros de “Siding With the Titans” te pueden confundir ante el trajín alocado propuesto por la batería de Marthus (que se sale), esta es una canción con unos aires muy triunfales a lo DIMMU BORGIR, que se crece a medida que va avanzando, y que cuenta con una metralleta de riffs spéedicos de la mejor escuela y muy rápidos, todo un monumento glorificado por los CRADLE más antigüistas y por los nuevos derroteros que está siguiendo el grupo en la actualidad; BESTIAL no tiene otra palabra; el piano crea unas frondosas técnicas bien plasmadas e inimaginables de impecable factura; todo lo que envuelve dicha canción, resalta la grandeza ampulosa de una pieza mayúscula se mire por donde se mire.

Sucumbimos finalmente ante el corte número 10, “Succumb to this”, la dominación riffera abunda en esta ocasión; recuerdos para “Midian” que no pasa desapercibido, cambios variando la intensidad de la mezcla y mucha caña. “Nightmares on an ether Drinker” respalda la parte final del álbum con los placajes de la batería armando unos riffs  que parecen cuchillas destroza tímpanos que atraviesan tu gaznate; lo que más me gusta de este nuevo despertar de CRADLE, son esas pequeñas fases de guitarra extrema, que se aceleran y desaceleran con el ritmo tan brutal del bajo y batería. Eso es algo predominante en este disco, que ya pudimos ver en el disco anterior. Inapreciable en obras como “Thornography” o “Nymphetamine” y de agradecer, sin duda.

En el disco hay un prólogo titulado “The Unveiling of O” que como viene siendo habitual, propone una cantidad de melodías de teclado (y sinfónicas) dispares que sirven de antesala y final en el caso de “Sinfonia” para cerrar el lado más sombrío del álbum. Ambas partes, podrían servir para susurrar el horror y llanto que esconde cada imagen que acompaña a cada canción (algo muy común actualmente en cada trabajo de los británicos); aunque no lo haya dicho, cualquier disco debe venir acompañado de una gran portada (tal y como nos tiene acostumbrados el combo de Dani Filth); el artwork de “The Manticore and other Horrors” no es el mejor que he visto de ellos, sin embargo su arte interior está muy bien hecho, y puede servirte de ayuda para entender el universo de sonidos que plantean CRADLE OF FILTH, hoy día.

Yo siempre he sido seguidor de CRADLE OF FILTH, quizás no sea el más apropiado para escribir esta review. Ya que todo lo que haga CRADLE es santo de mi devoción; entre comillas. Debo decir, que no todos sus trabajos tienen un nivel musical excelente. Los hay mejores, y peores; siempre me he decantado por su primera etapa. Aunque he de decir, que la nueva andadura que lleva la banda desde hace varios años; no tiene nada que envidiarle. Tanto este, como los dos trabajos anteriores sin contar “Midnight in the Labyrinth” tienen canciones muy buenas, y no tienen nada reprochar a discos como “Dusk and her embrace”, por ejemplo

Son otros tiempos, los grupos cambian; y si no te renuevas, mueres. Algo que me ha llamado la atención de este trabajo es lo poco que duran las canciones en comparación a sus obras más extensas. Y es que como dije, o te adaptas o mueres. Mientras CRADLE OF FILTH sigan progresando y presentando trabajos de este calibre, tendrán mi beneplácito. El resultado final no podría ser más prometedor; ojalá que a Paul Allender y Dani Filth no se les vaya la olla de nuevo y continúen por este camino varios años más. “The Manticore and other Horrors” no está aquí para recuperar seguidores del pasado. Si quieres probar con este nuevo plato, deberías hincarle el diente desde ya.

Autor: Francisco J. Román

4 Comentarios

  1. Heavy Pija

    3 enero, 2013 at 0:49

    la verdad es qe es un buen disco, no pense qe iba a estar bueno! Damnation and a Day, Nymphetamine, y Thornography son sus peores discos!!! apartir de Godspeed on the Devil’s Thunder el nivel mejoró bastante! y THE MANTICORE AND OTHER HORRORS esta un poco mejor qe sus 2 anteriores cds! ban encontrando el rumbo, a paso muy lento pero lo ban encontrando!!!

  2. angel

    3 junio, 2013 at 20:32

    la verdad me gustan todos los albumes de cradle of filth para mi gusto muy buenos y bueno algunos no saben apreciar su musica

  3. saibot 666

    3 junio, 2013 at 20:33

    buen disco este y los demas

  4. Elizabeth Montecinos

    20 agosto, 2013 at 5:30

    A MI, me encanto lo escuche completito y no me aburrio. soy muy critica. para que me guste un disco tengo que escucharlo detenidamente.. y asi lo hice,ME GUSTO!!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>