Crónica concierto Kreator, Morbid Angel, Nile y Fueled by fire, Barcelona, Noviembre 2012.

Publicado por el 18 noviembre, 2012

Crónica: Betrayer
Vídeos: Dreamwarrior, Oscar Martínez
Nota: 8/10

Espectacular concierto el que pudimos disfrutar todos los allí presentes el pasado domingo 11 de noviembre en Barna, y aunque estuvimos a puntito de un tremendo gatillazo, la cosa se saldó con un polvo de antología, pero no avancemos acontecimientos, vamos por partes.

Mucha expectación había ante tal evento pues no todos los días se puede disfrutar de un cartel de tanto nivel y tan compensado, dos bandas de thrash y dos de death metal, dos secundarios de primer nivel y dos cabezas de cartel titánicos, con muchas posibilidades de que a los seguidores de lo extremo nos agradaran tanto unas como las otras. Más aliciente era aún si cabe el hecho de que los MORBID ANGEL volviesen a pisar la península después de varios años de sequía. Ya antes del concierto se palpaba en la calle ese ambiente alegre y festivo de las grandes ocasiones, no en vano la peña era consciente (no sé hasta qué punto) de la tormenta sónica que se les venía encima.

Arrancamos con californianos FUELED BY FIRE teloneros de lujo, no exagero cuando digo que fueron una de las grandes sorpresas de la noche, treinta minutos a piñón fijo, thrash puro y duro con energía y técnica a partes iguales, gran nivel el de los dos guitarras y genial el bajista (sin púa como a mí me gustan). Desde el primer tema se desataron los primeros rondos y headbangings en el mosh, prueba más que evidente de las ganas con las que venía la peña. El pero lo podemos encontrar en el sonido de la batería, el volumen de la caja excesivamente alto y el del doble bombo prácticamente inaudible, pero en líneas generales el sonido fue muy bueno para tratarse de los primeros teloneros.
Turno ahora para los contundentes NILE y su brutal death metal técnico con ambientación egipcia. Si con la banda anterior hablábamos de una relativa sorpresa en el buen sentido, con los de Karl Sanders podemos hablar de relativa decepción y no por falta de empeño ni calidad. La banda estuvo a la altura, seria y profesional, pero su propuesta musical excesivamente técnica y compleja se hizo muy difícil de digerir en directo, mucha densidad y poco gancho, incluso el aura egipcia que suele envolver sus trabajos en estudio pasó prácticamente desapercibida. Una música tan difícil necesita un sonido perfecto y ese no fue el caso, como en la anterior banda el sonido de la batería volvió a fallar en el doble bombo, una auténtica pena teniendo en cuenta que detrás de las timbalas se sentaba el súper clase George Kollias.

Pasamos a por los dos platos fuertes del menú, MORBID ANGEL se presentaban al concierto con la necesidad de despejar muchas incógnitas. La vuelta de David Vincent en 2011 hizo que muchos fans nos frotáramos las manos a la espera de un resurgir de la banda con la formación original, pero nada más lejos de la realidad, un lamentable Illud Divinum Insanus donde los de Tampa intentaban darle una vuelta de tuerca al sonido death metal (que ellos mismos inventaron) y evolucionar hacia un nuevo concepto de industrial death metal. El resultado no pudo ser peor, una mezcla entre Marilyn Manson y White Zombie totalmente infumable. Un David Vincent con pintas de Nikki Sixx y la substitución del mítico Pete “Comando” Sandoval (por una lesión en la espalda) por Tim Yeung, no daban demasiadas esperanzas.

Pero poco tardaron los de Florida en despejar dudas, David Vincent apareció con su presencia imponente de antaño, traje completo de cuero, curras hasta media cara y mirada de “aquí mando yo”, primeros compases de “Inmortal Rites” y la sala explota, de ahí en adelante todo rodado. Repaso a varios de sus grandes éxitos de principios de los noventa donde no faltaron “Rapture”, “Maze of Torment”, o la coreada “Chapel of Ghouls” entre otras. También aprovecharon para intercalar los dos únicos temas decentes de su nuevo disco “Nevermore” y “Existo Vulgore” con bastante aceptación por parte del público, que a esas alturas bailaba con lo que fuera. Una pena no escuchar ninguna canción de la etapa post Vincent, pero por norma la soberbia de los grandes suele ser así. El tema Tim Yeung no da para hablar demasiado, simplemente soberbio, un monstruo y punto, Sandoval no se echó en falta ni un solo segundo.

Cuando MORBID ANGEL sacó un disco tan desastroso como el Illud Divinum Insanus, muchos fuimos los que no entendíamos como el gran Trey Azagthoth pudo permitir que se mancillara de tal manera el legado de la banda más grande de la historia del death metal. Durante el concierto quedó más que resuelta la cuestión, Azagthoth es y será uno de los guitarristas creadores más grandes que jamás ha dado la escena, pero sus ansias de protagonismo son nulas, carisma cero, prefiere quedarse en un rincón con la cara tapada por su cabellera y deleitarnos con su impoluta técnica, a tener que dirigirse al público. David Vincent es todo lo contrario, al gigantón le sobra personalidad y capacidad de liderazgo, tiene carisma para aburrir y conexión total con el público, de ahí que desde su vuelta a la formación se hiciera con el mando del grupo ipso facto.

Si MORBID ANGEL se vio obligado a tirar de clásicos dado el lamentable nivel de sus dos últimos lanzamientos, todo lo contrario ocurrió con Petrozza y sus secuaces, sumidos en un imperturbable estado de gracia desde inicios de nuevo siglo, podrían cascarse un concierto de dos horas tirando solo del excelente material de sus cuatro últimos discos. Poco debate hay al afirmar que en la última década son los nuevos reyes del thrash metal, y además por méritos propios (no como otros que llevan veinte años viviendo del cuento, y ya sabéis a que bandas me refiero). Después de este mini homenaje vayamos al concierto.

Inicio sublime, una sábana gigante cubriendo todo el escenario y sobre ella una proyección de imágenes de KREATOR desde sus inicios con una versión del “Personal Jesus” de DEPECHE MODE de fondo, impagables las fotos de sus inicios con unos jovencísimos Petrozza y Ventor que iniciaron cogidos de la mano su exitosa andadura metálica con tan solo dieciocho añitos, repaso de todas las portadas de sus discos hasta día de hoy. Acaba la proyección entre los aplausos del público, suena “Mars Mantra” y la adrenalina se dispara con el inicio de “Phantom Antichrist”, menuda vorágine, dedicada a todos los que insinuaban que el nuevo disco de los germanos era excesivamente melódico. Sigue la destrucción con “Enemy of God” y “Phobia”, y justo en mitad del torbellino “Hordes of Chaos” se fue la luz. La reacción de Mille Petrozza fue instantánea, en décimas de segundo salió disparado hacia el backstage con la cara desencajada, supongo que a cantarle las cuarenta a alguien de la organización o a los responsables de la sala. Media hora nos tuvieron esperando, vergonzoso que una sala que da conciertos de cierto nivel a menudo no tenga preparado un grupo electrógeno para estas situaciones, aún así la gente se lo tomó con bastante filosofía.


Al fin vuelve la luz, la duda era si KREATOR iba a poder arrancar de nuevo a un público que se había enfriado bastante. Fácil tarea para unos profesionales de tal envergadura, Petrozza se cagó en el promotor, en la sala, dijo que no volvían allí nunca más y nos incitó a quemarla. Acto seguido “Extreme Aggression”, menos de un segundo tardó la sala en volver a implosionar con semejante trallazo.

Lo que siguió, una auténtica locura, “People of the Lie”, “Death to the World” o “Pleasure to Kill”, entre otras a una velocidad de vértigo. Espectador habitual en los shows de los germanos en nuestras tierras, os puedo asegurar que la descarga, supongo que fruto del cabreo que llevaban, fue de las más bestiales que les recuerdo a la banda, la zona mosphit era demencial, los diversos morados que descubrí sobre mi cuerpo al día siguiente dan buena cuenta de ello.

Momento acústico para el crack Sami Yli-Sirniö (menudo fichaje hicieron con la incorporación del Finlandés) en la parte inicial de la fantástica “United in Hate” y más cera para acabar, “Flag of Hate”, “Tormentor” o “mí tema” “Betrayer” (de donde pensabais que venía el mote si no, jeje).

Un fin de fiesta redondo, muchos pensábamos que dado el parón técnico la banda reduciría su set list pero no fue así, los alemanes son unos profesionales de pies a cabeza y por enésima vez estuvieron a un nivel que roza la perfección. ¡Larga vida a KREATOR!.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>