Crónica de Fear Factory en Altar Bar, Pittsburgh, 14 de Agosto.

Publicado por el 6 septiembre, 2012

Crónica: Patrick Rodriguez
Vídeos: Patrick Rodriguez
Nota: 8,7/10

No hay como pasar unas vacaciones en el país yanqui, y de paso asistir a un show brutal de la mano de los americanos FEAR FACTORY. Curioso ante todo, porque podría haberme quedado en España y haber asistido a algún otro festival europeo de renombre, como HELLFEST, WACKEN o VAGOS OPEN AIR, y sin embargo estoy aquí, a miles y miles de kilómetros, junto a mi novia, descansando, y a la vez disfrutando de un poco de caña de la buena.

Mientras en el otro lado de la ciudad se estaba festejando un show de cojones con bandas como DEATH PUNCH, KILLSWITCH ENGAGE o TRIVIUM, yo preferí quedarme con la banda de Dino Cazares y compañía.

Metidos en un claustrofóbico lugar llamado Altar Bar, la gente se agolpaba como loca en la barra del bar, cerveza y cantidad de licores rondaban por la barra antes de la batalla campal, la presencia de tres bandas locales no hizo mella en el público, estos seguían tragando como si les fuera la vida en ello, la muchedumbre seguía agolpándose, poco antes de que FEAR FACTORY saltase de lleno al escenario. El público en fila india caminaba directo a las primeras filas, donde más tarde se iba a liar la gorda.

Nunca presencié un desorden tal, como este. Parece que la gira del disco “The Industrialist” vuelve a poner a FEAR FACTORY donde se merece (aunque a mi parecer tocaron demasiados temas clásicos, que de su nuevo disco), lo de aquella noche fue verdaderamente apoteósico, tanto público como banda entregados al unísono. Gracias a la cancelación de la gira propuesta por VOIVOD, CATTLE DECAPITATIONFEAR FACTORY ha conseguido hacer algunos shows impresionantes como cabezas de cartel, la pareja formada por Burton C Bell a las voces y Dino Cazares a la guitarra, está dando mucho de qué hablar. Los novatos acompañantes, el ex – CHIMAIRA, Matt Devries al bajo y Mike Heller con su incansable dominio de las baquetas aplastantes, pusieron toda la carne en el asador, los blast-beats sónicos y la pegada del bombo, cual metralleta sonora, dejaron KAO a más de uno, una vez pasado el ecuador del bolo. Personalmente, lo que yo pude ver en el concierto, es la realidad de una banda que va a mayores, y que ojalá no se desvirtúe tal y como ocurrió en el pasado.

Los temas más descarados de FEAR FACTORY, ósea los temas más clásicos, más feroces y cañeros, son los que mejor plantean la destreza de Devries y un Mike Heller inspirado aquella noche, ambos se complementan a las mil maravillas, la pista que abrió el show referente al nuevo trabajo, no fue ni de lejos la que más atención obtuvo por el respetable, a raíz de aquí, tres pepinazos del álbum “Obsolete”, “Shock”, “Edgecrusher” y esa paliza incansable que siempre provoca en el público, deliriums tremen, “Smasher/Devourer”, al vídeo que pude sustraer del concierto, me remito, IMPRESIONANTE, sobran las palabras, mejor que le echéis un vistazo y opinad por vosotros mismos.

De los mejores conciertos que he asistido en mi vida, y me quedo corto, lo que presencie aquella noche fue algo BESTIAL, y mira que yo iba con la intención de dar un paseo, simplemente echar el rato, un poco de diversión aquí o allá, nunca viene mal, pero cuando vi la que se estaba liando, no dude lo más mínimo y me metí en todo el follón, no había pegado más saltos ni más patadas en toda mi puta vida, al no haber sido nunca un seguidor acérrimo de FEAR FACTORY, tengo que reconocer que aquella noche me quedé con la boca abierta. El entusiasmo de la gente, y la entrega del grupo, fue crucial para el disfrute en conjunto de ambos. Parecía como si a las bestias las hubieran traído del mismísimo infierno, ojú que gente más colgada, yo pensaba que en España, estábamos locos, pero a esta peña no le gana nadie.

Al tener la sala dos plantas, parecía como si el piso de arriba se fuese a caer; el estar reforzado con más hormigón de la cuenta, hacía posible que la gente se volviese loca tanto como los compañeros del primer piso, para servidor y mi acompañante, la noche fue espectacular, a pesar de no pillar a mano al grupo, ni tener pase de prensa.

La sala iba a explotar, hubo momentos de todo tipo, algunos malos, aunque Burton C. Bell ha cuidado mucho su voz este tiempo, no todo es positivo y sus tonos limpios dejaban mucho que desear. El apoyo de Dino en los gritos ásperos, ayudaba bastante a que los temas no se quedaran cojos. Las guitarras también tapaban mucho, eso sí el sonido se escuchaba muy nítido, todos los instrumentos se apreciaban con total claridad.

Un apunte, el mejor momento de la noche llegó con las armonías guitarreras de “Descent”, la batería a paso lento, marcando muy bien el puntaje de la voz y el bajo endulzando las melodías con una base muy grave, una canción que siempre me ha traído gratos recuerdos desde mis años mozos cuando aún veía la MTV.

Otros temas como “Powershifter” o “Controlled Demolition” esta última del disco MECHANIZE, demolieron con un punteo muy thrash y el típico toque industrial del grupo, la gente rabiaba como fieras encadenadas al parqué. Ambas sonaron muy bien, sin embargo no todo iba a ser caña burra, la idea de incluir “Martyr” en ese preciso instante, hizo que el público se divirtiera aún más. La banda cerró la noche, con cinco canciones del álbum “Demanufacture” casi nada, destacar “Self Bias Resistor” y el cierre con “Replica”, el mejor broche de oro para una noche inolvidable.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>