Crónica de Gojira, Sala Razzmatazz 2, Barcelona, 29 de Abril de 2013.

Publicado por el 1 mayo, 2013

Crónica: Betrayer
Vídeos: Youtube
Nota: 10/10

Nota: Pedimos disculpas por no tener fotografías del bolo, pero ahí os dejamos algunos vídeos, en los que podréis comprobar a pesar de su mal sonido o mala imagen, la excelencia puesta en escena y la brutalidad de GOJIRA.

Con un dolor de cuello tremendo, aliviado en parte por los antiinflamatorios y una bolsa de agua caliente, me dispongo a narraros lo que fue la primera visita de GOJIRA a España como cabezas de cartel puros y duros, pues la única banda que los acompañaba eran sus compatriotas franceses HYPNO5E, y dudo mucho que hubiese una sola persona de las allí presentes que fueran a verlos precisamente a ellos. GOJIRA han ido creciendo año tras año, disco a disco, show a show, hasta ganarse su propia legión de seguidores, y ya no necesitan ser los segundos de nadie, ellos mismos se bastan para llenar hasta la bandera una sala como la Razmatazz 2 (sala con una capacidad máxima de unas mil personas), y hacerla vibrar de punta a punta, con una brutal descarga que será recordada por los allí presentes durante mucho tiempo.

Y es que tuvimos la suerte de presenciar a GOJIRA en el mejor momento de su carrera, tremendamente consolidados dentro de la escena metálica con su singular propuesta de Progressive/Groove/Death, huyendo de modas preestablecidas y clichés estilísticos al uso, haciendo “lo que les sale de los huevos” hablando en plata. Y no imagino mayor satisfacción personal para un músico, que triunfar haciendo lo que realmente te gusta, pasando olímpicamente del “qué dirán” y siguiendo la línea evolutiva que dicte tu cerebro y tu corazón en cada momento.

Y dicho esto vamos al evento en sí. Ni la lluvia, ni el hecho de que fuese lunes, impidieron que la sala estuviese a reventar desde buen principio. HYPNO5E lo hicieron bien, su propuesta experimental gustó bastante a los presentes, pues en algunos momentos sonaban bastante parecidos a GOJIRA. Lo que más me llamó la atención fue que el sonido, para ser los teloneros, estuvo a un nivel asombroso y eso ya auguraba que GOJIRA lo iban a petar.

El autor de la crónica ya avisa que es de los que se mete en el moshpit desde el minuto cero y no sale hasta el final, así que pido perdón de antemano si me salto algún tema o lo confundo en su emplazamiento, pues no andaba yo como para ir apuntando en una libretita boli en mano. A un evento de GOJIRA se asiste a sudar sangre, y os aseguro que así fue, bueno sangre no, pero al final del show tenía sudadas hasta las puntas de la uñas. Arrancamos como no con “Explosia”, un temazo con inicio energético donde los haya, la peña entregada desde el inicio, y las tres partes bien diferenciadas del tema dan para todo tipo de bailes. Seguimos con “Flying Whales”, y esquivando la primera parte digamos más introductoria, GOJIRA arranca el tema directamente desde la parte más “saltarina”, joder toda la sala en modo “jump” y solo llevamos dos cortes, las greñas empapadas y del resto solo recuerdo retazos, fragmentos por separado que hacen un todo brutal.

Después de los tres primeros temas, Joe se dirige al público en español para presentar “L’Enfant Sauvage”, la canción suena fantástica, pero no es un corte tan potente como los tres anteriores, “Liquid Fire” llueve a continuación y se encarga de poner en movimiento de nuevo la zona de baile. La vorágine sónica sigue su curso, hasta que los hermanos Duplantier deciden intercambiarse los instrumentos, menudo sorpresón (al menos para mí), el hermano menor Mario se convierte en el protagonista absoluto, y bajo una base rítmica machacona, se pone a berrear cual cantante de Death Metal con un chorro de voz que nos hace preguntarnos si no debería ser él el cantante principal.

Acto y seguido atacan con “Oroborus” un tema imprescindible en su discografía, y seguimos adelante “Toxic Garbage Island”, “Remembrance”, “Ocean Planet”, son algunos de los temas que me vienen a la mente, como dije anteriormente el orden de los factores no altera el producto. Y aún queda alguna sorpresa más, Mario no ha tenido suficiente con su exhibición a la voz, y decide marcarse un solo de batería que deja boquiabierto al respetable, mucha percusión, mucho Akira Jimbo, unos juegos de timbales y doble bombo alucinantes, no es el más rápido, no es el más técnico, pero rebosa arte y creatividad por los cuatro costados. Y una vez finalizado empalman con “Esoteric Surgery”, uno mis temas preferidos de su discografía, “morbidangelismo” en estado puro, base rítmica aplasta gatos donde las haya.


Se hacen de rogar como mandan los cánones, obviamente hay bises, y se dejan como tema de cierre “The Gift of Guilt” que funciona de forma magistral, jamás hubiese dicho que este corte cundiría tanto en directo, alargan el final en exceso y les sale redondo, un servidor y el resto de melenas que corrían por ahí, se hacen polvo con el infinito y pegadizo riff.

Se encienden las luces y el sueño termina, las caras de todos los presentes son de total satisfacción, GOJIRA han dado un soberbio repaso a lo bueno y mejor de su discografía durante casi dos horas. Han destruido, han conectado, se han vaciado, lo han dado todo, nos han hecho disfrutar como enanos, nadie silba, nadie se queja, todo son aplausos y alabanzas. Soy de los que piensa que las bandas se tienen que ver en un momento de forma concreto de sus carreras, y me atrevería a decir que a GOJIRA había que verlos ahora, estoy seguro que seguirán sacando buenos discos, que seguirán creciendo y haciéndonos disfrutar, pero el momento de gracia por el que atraviesan ahora mismo estos franceses difícilmente se volverá a producir, y yo podré decir de aquí unos años con gran orgullo “yo estuve ahí”.

1 Comentario

  1. Jone

    11 junio, 2013 at 11:15

    Joder! Fue un concierto realmente espectacular. Demoledor!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>