Crónica de Michael Bruce en Madrid, 26 de octubre Sala Mobydick.

Publicado por el 30 octubre, 2013

Crónica: Álvaro Magano
Fotos: Álvaro Magano
Nota: 9/10

michaelbruceeventoPocas veces se tiene la suerte de poder asistir a un acontecimiento de las características del que tuvo lugar el pasado sábado 26 de octubre en la madrileña sala Moby Dick.

Se presentaba en sociedad el libro “Por un billón de dólares” escrito por Sergio Martos…redactor musical de revistas como Popular 1 y Ruta 66, frontman de los SCHIZOPHRENIC SPACERS y ahora además ESCRITOR (así, con mayúsculas). Y para celebrar esta presentación contaba con la presencia de nada más y nada menos que Michael Bruce, fundador, compositor y parte esencial de la formación clásica del Alice Cooper Group  junto a Glenn Buxton, Dennis Dunaway, Neal Smith y por supuesto Vincent Fournier. Curiosamente todo esto ha sido posible en gran parte gracias a Michaela la hija de Bruce que vive en España y movió los hilos para que este acto tan especial fuera posible.

Pero vayamos por partes, el evento tenía lugar a una hora temprana (18:30h.) y además con la mala suerte que coincidía con el Barcelona-Real Madrid, lo que seguro restó asistencia de público, una verdadera lástima.

La presentación del libro fue corta pero efectiva, pocas personas hay en este país que conozcan tan bien la vida, obra y milagros de esta mítica banda y tan autorizadas para repasar su trayectoria. Publicado por 66 rpm. El libro está concebido como el primero de dos volúmenes y recoge la parte inicial del grupo con lMichaelBruce01a formación clásica. Redactado en gran parte en formato de biografía oral recopila declaraciones en multitud de entrevistas del autor con algunos miembros del grupo y con personajes que vivieron de primera mano aquellos años. La edición es rica también en material gráfico en blanco y negro, que complementa muy bien los textos del autor. Por supuesto de recomendada lectura incluso aun no estando familiarizado con el grupo.

Tras un breve descanso que propició la llegada de algo más de público salieron al escenario los SCHIZOPHRENIC SPACERS con Sergio al frente para empezar a calentar al público a base de clásicos. Muy mal está la salud de la música estatal actual para que este grupazo en su anterior bolo no vendiera más de quince entradas, tal y como nos comentó Sergio tras el show. Sonaron robustos, fuertes, potentes, muy compenetrados, además Sergio se maneja en el escenario como pez en el agua, contagia al público con su energía y aporta una vitalidad envidiable… “Esto no es un concierto de Grateful Dead, aquí no hay sorpresas” comentaba desde el escenario, pero ¿quién necesita sorpresas cuando tienes al mismísimo Michael Bruce preparado para meterle mano a discos de la talla de “Love it to Death o Killer?”

Empezaron primero solos los Spacers con “Hello Hooray” ideal para empezar a calentar motores, seguida de “Public Enemy nº 9”, “You Drive Me Nervous”, “Elected” que sonó a gloria y “Halo of Flies”.

MichaelBruce03

Un pequeño receso y tras la debida presentación subió al escenario, tal y como dijo más tarde Sergio: su amigo, su héroe Mr. Michael Bruce para hacer volar la Moby Dick con el sonido que salía de su Les Paul.

MichaelBruce02A partir de aquí y con el público rendido de antemano siguió la lista de clásicos… “No more”, “Mr. Nice Guy”, “Caught in a Dream”, “Be My lover” y “As rock Rolls On” (de su primer disco en solitario). La banda se acoplaba a las mil maravillas con Michael y las tres guitarras se compenetraban a la perfección con la base rítmica… Continuó la velada in crescendo con “Is it My body”, “Desperado”, “Muscle of Love”, “Billion Dollar Babies” (con el clásico gimmick de Alice repartiendo billetes desde el florete), y la tripleta final con la que casi pudimos tocar el cielo con los dedos… School’s Out (con la hija de Michael haciendo coros), “I’m eighteen” donde demostró que guarda una gran voz y el fin de fiesta con un apoteósico “Under my wheels”.

Tras el show Michael firmó discos y todo tipo de memorabilia y Sergio ejemplares de su libro. Departieron y se hicieron fotos amablemente con todos los que nos acercamos, un espléndido broche de oro para una tarde muy especial.

La mayoría de los que estuvimos ahí hace tiempo que dejamos atrás los 18 pero… qué diablos, nos sigue gustando ¡vaya si nos sigue gustando!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>