Crónica de One Night With Elvis – Tributo a Elvis Presley por Luis Pazos en Elche.

Publicado por el 20 noviembre, 2014

Crónica: Javier Caro – Amalgama Rock
Fotos: Lorena Riestra
Nota: 8,5/10

Noche de viernes en Elche, y una enorme multitud se encuentra en la puerta del Gran Teatre. Hoy día 14 de noviembre es un momento especial, pues un nutrido grupo de personas se han tirado al río, sin salvavidas y con mucho valor, para crear un proyecto tan ambicioso como “One Night with Elvis, Internacional Hotel Las Vegas 70´s Show Tribute”.

Tribute-Elvis01El Gran Teatre es un lugar que acoge obras de teatro, monólogos y algún pequeño musical, pero que no está acostumbrada a eventos del tamaño de éste. Entre el público se veían caras jóvenes, expectantes por lo que iban a presenciar, pero también teníamos a gente más mayor, de los que ya podían haber disfrutado con las rítmicas y melódicas tonadas del Rey del Rock. Un fan pululaba por el patio de butaca vestido de blanco y con un collar de flores hawaiano, el ambiente era festivo, íbamos a presenciar el nacimiento de un espectáculo que tenía todos los elementos para girar por toda la provincia y hasta el Estado. Estar en un lugar tan importante, y muchas veces tan ajeno al rock, como es un teatro, transformaba el evento en algo más que un concierto, era un triunfo de la mítica del rock, sobre la encorsetada utilización de un teatro.

Las luces se apagan, hay nervios en el ambiente, se abre el telón, y suenan los compases de “See See Rider”, y entonces entra en la escena Elvis, que cuando se quita el traje del Rey del Rock, es Luís Pazos. La composición del espectáculo es muy sencilla, intenta, y de hecho lo consigue, emular aquellas noches de Elvis en Las Vegas. Todo el show está cuidado al detalle, de hecho las coristas, llamadas Five Diamonds, no paran de contonearse al son de las canciones, y Elvis lleva un micro con cable, algo más que nos teletransporta a los años 70.

Tribute-Elvis06Los nervios se notan en los movimientos del remedo de Elvis, pues al principio le vemos dudar, pero enseguida toma el control de la situación, pese a las pocas palmas del respetable.

Se presenta en castellano, lo que al principio puede parecer que lo aparta del original, luego nos enseña que así puede existir mayor feedback entre el público y el vocalista.

Se pone algo tierno a mitad del primer acto, ya que tendremos dos actos muy diferenciados en cuanto al termómetro de la audiencia. Y con ese espíritu más calmado y romántico, llega “Don´t be Cruel”, pero el primer momento mágico de la noche, y que seguro estaba premeditado para animar la interacción de los allí congregados, fue “Love me Tender”.

En ésta Elvis, muy ufano de tener el patio de butacas y los anfiteatros rendidos a sus pies, baja para pasearse entre la gente, la cual va chocando la mano o sonriendo al verlo tan cerca.

Tribute-Elvis05Y a partir de ese instante el concierto gana enteros, y por descontado también el vocalista, que pierde un poco los nervios para mostrarse más seguro.

Los clásicos siguen cayendo sin parar, y desde mi posición no veo al público cantar, supongo que mucha de la gente que ha asistido al evento, aunque conozcan las canciones, no se saben las letras.

“Heartbreake Hotel”, “Blue Suede Shoes” o “A little less Conversation”, suenan de maravilla, la voz de Luís o de Elvis, según se quiera, está enorme, increíble y vozarrónica. El despliegue de energía no para por parte del vocalista, que no sólo imita los gestos a la perfección, sino que también es un gran cantante. Y lo digo porque a veces vemos imitadores del Rey, que lo único que hacen en menear sus caderas, y poco más. Y de golpe llega la última de éste tramo, y momento en el que hacen subir de entre las butacas a Mayje Torrente, del grupo The Route, para interpretar el tema “If I can Dream”, que fue de los más aplaudido del concierto.

Al terminar la canción el telón se comienza a cerrar ante la sorpresa del público, ya que nadie nos advierte del entreacto que iba a acontecer ahora. La pausa que hacen dura 15 minutos, pero parece más, ya que nos han dejado con la miel en los labios y la poesía en los oídos, y ya se notaba que la gente comenzaba a despertarse.

Tribute-Elvis04A mitad de espectáculo caen sobre nuestros ojos cuatros temas increíbles, el primero de ellos es el archiconocido “My Way”. Tema que popularizó Frank Sinatra, pero que también grabó Elvis para su disco en directo llamado “Elvis in Concert” de 1977, y que fue su último gran single de despedida. Y después llegó “Patch it Up”, tonada donde algunas valientes del patio de butacas se levantaron para bailarla, aunque también hay que reconocer que algunas mujeres llevaban rato moviéndose en algunos extremos de la sala, y en el anfiteatro. Pero lo de éste momento fue especial, pues bailaban con alegría en el medio, animando con ése gesto a que el resto de personas hicieran lo mismo, pero no fue así. Luego cayeron “In The Guetto” y “Sweet Caroline”.

Y como milagro, o energía contenida por estar en un teatro, lugar que parece para algunos sacrosanto y no apto para el baile, (menudo error), la gente se puso en pie movieron sus caderas del mejor modo posible, y Luís, The Five Diamonds y The Rockin´Cats, que eran parte de los músicos,  saltaron por los aires con la interpretación y emoción que nos ofrecieron con“Suspicious Mind”, y con la siguiente, e imprescindible si estamos hablando, o en éste caso tributando, a Elvis.

Tribute-Elvis03Y así llegó “I Can´ t Hepl Falling in Love”, que se clavó como una estaca de madera en nuestras pieles y nos hizo rendirnos al baile y la diversión, la fiesta había tardado en llegar, pero no podíamos dejarla ahí. De hecho Luís nos dio las gracias,“Gracias, esperemos poder seguir, aunque sea al pueblo de al lado”, y con esa sencillez nos entregó un poco de su cariño. Así que el bis obligado llegó como un tsunami en forma de “Jailhouse Rock”. Por desgracia la fiesta total había llegado un poco tarde, y todo el repertorio anterior lo vimos sentados, supongo que habrá que seguir por éste camino y mostrar que en los teatros también se puede bailar, y más si es Elvis y un buen R&R.

Y con todo el respetable en pie y aplaudiendo, nos fuimos del teatro, con la sensación de haber visto un grato espectáculo, que sin duda dará mucho que hablar en los teatros cercanos, y esperemos en los nacionales.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>