Crónica de Soilwork, Darkane y Rise To Fall en Barcelona, 6 de marzo de 2014.

Publicado por el 7 abril, 2014

Crónica: Betrayer
Nota: 9/10

Por motivos ajenos a nuestro redactor, no disponemos de fotografías del concierto de SOILWORK y DARKANE, salvo un vídeo, el resto de fotos corresponden al espectáculo de RISE TO FALL y han sido cedidas por la propia banda.

Cuando uno acude a un concierto como el del pasado jueves y ve el panorama que presenta la sala nada más entrar, se plantea inevitablemente una pregunta. Cómo cojones es posible que, en un concierto donde se juntan dos de las bandas más en forma dentro del denominado Death Sueco, haya apenas un centenar de personas. ¿Será la eterna crisis económica que asola España?, ¿será falta de promoción?, ¿será que era jueves?, o simplemente es que el Death Sueco no tiene tirada por nuestras tierras. Después de mucho reflexionar, uno llega a una triste conclusión; el metalhead de a pie tiende a quedarse con los pioneros, punto.

Parece simple y pobre, pero si lo analizamos detenidamente quizás no tanto. Un servidor se vanagloria de haber seguido la escena del Death Sueco desde sus inicios, hasta tal punto, que conozco más bandas de melodeath que los mismos suecos y relativos vecinos; Ablaze mi Sorrow, Gardenian, Autum Leaves, Mourning Caress, Scar Symmetry, Callenish Circle, Kalmah, Eternal Tears of Sorrow, Skyfire, Insomnium, In Mourning, The Haunted, Julie Laughs Nomore, Amon Amarth, The Arcane Order,  Omnium Gatherum, Mors Principium Est, Terror 2.000, Behind the Scenery, etc, etc, etc, y no sigo porque os acabaría aburriendo. Si os habéis fijado no os he mencionado a los mandamases de la escena, pues ya se dan por consabidos.

Y precisamente el problema es ese, la escena del Death Sueco o sonido Göteborg explotó realmente a finales de los noventa, con IN FLAMES, ARCH ENEMY, DARK TRANQUILLITY y AT THE GATES como principales bastiones del género. Por aquel entonces dichas formaciones  estaban en un punto álgido de sus carreras, y lo petaban a base de bien. En dicho momento consiguieron labrarse un nombre y una reputación, y por lo visto, dicha hazaña se mantiene impertérrita al paso del tiempo pase lo que pase. IN FLAMES andan a tomar por culo desde que decidieron conquistar las Américas del “Soundtrack to Your Escape” en adelante, ARCH ENEMY nos ha obsequiado con una larga ristra de discos mediocres desde aquel enorme “Wages of Sin”, AT THE GATES siguen viviendo de renta desde el inspirado “Slaughter of the Soul”, y a los únicos que voy a salvar de la quema es a los constantes DARK TRANQUILLITY por su honestidad y buen rollo con el respetable.

Pero la verdad es que ninguna de dichas formaciones anda hoy en día como para tirar cohetes. En cambio tanto SOILWORK como DARKANE atraviesan un momento dulce, y no solo eso, si no que si uno hace un repaso de su discografía se da cuenta de que el nivel demostrado hasta la fecha es altísimo, dando como es debido el margen de algún disco algo más flojo. Pero parece ser que el metalhead de a pie no tiene ganas de investigar, de indagar, de comparar y saber elegir qué formación es actualmente merecedora de más atención, y al final ocurren cosas como la del pasado show. Cuatro gatos, justo en la descarga de SOILWORK al igual llegábamos a las doscientas personas siendo generosos, pero no más. Y eso duele, y duele sobre todo por ellos, porque mirado desde el punto de vista egoísta, da gusto poder disfrutar de dos bandazas como las mencionadas a “petit comité”, pero en el fondo te sabe mal pues sabes que merecían más, mucho más.

Dejo de lamentarme por ellos y nos centramos en el evento. Sorpresa de última hora para empezar, se caen del cartel SYSTEM DIVIDE, banda insufrible de melodeath/metalcore con gente de los belgas ABORTED, y para substituirlos nada mejor que la banda nacional que mejor casa con el espíritu del Death Sueco, RISE TO FALL. Los vascos no dejaron pasar su oportunidad y lo dieron todo sobre el escenario. Para ellos era sin duda un sueño hecho realidad, una banda joven que creció escuchando a toda la flota proveniente de Suecia y que ahora se encontraba teloneando a sus ídolos. Lo mejor de todo es que su directo fue muy contundente, haciendo desaparecer ese tufillo a metalcore reinante en sus discos, en pos de una pegada tremenda, con un Dalay Tarda muy comunicativo con el público y una puesta en escena muy convincente y profesional por parte de todos los miembros de la banda. Tal será su devoción por los suecos, que en el mosphit estuve “peleándome” con los dos guitarristas de la banda, que vivieron el show cual adolescente enfervorizado.

Setlist Rise to Fall:

01 Ascend to the throne (Defying the Gods)
02 The compass (Defying the Gods)
03 Reject the mould (Defying the Gods)
04 Redrum (Restore the balance)
05 …Kills the reason (Restore the balance)
06 Whispers of Hope (Defying the Gods)
07 Defying the Gods (Defying the Gods)
08 Decoding reality (Defying the Gods)

Pasamos al primer plato fuerte de la noche, y nos encontramos con DARKANE, una formación sólida, cuyos componentes llevan juntos ya más de quince años, y ahora, con el regreso del vocalista original, se cerraba el círculo. Parecerá una tontería, pero dicho vínculo se hizo evidente en el directo. La banda sonó extremadamente compacta y sincronizada, como una máquina bien engrasada donde todos los componentes conocen y comparten los biorritmos de sus compañeros de batalla. Wildoer demostró una vez más que es un auténtico monstruo de la percusión, y el dúo de hachas hicieron gala de una compenetración total. La única duda de antemano la presentaba Lawrence Mckrory, no por su talento en sí, si no por si sería capaz de entonar debidamente los cortes antiguos cantados por la peculiar voz de Andreas Sydow. Las dudas se disiparon rápido, cuando después de la inicial y brutal “The Sinister Supremacy”, llovió uno de los temas más emblemáticos de la banda “Innocence Gone”, y Andreas estuvo soberbio.

Aclarado el entuerto solo quedaba seguir disfrutando con lo que DARKANE nos tenía preparado, que no era otra cosa que un set list basado sobre todo en su último trabajo, demostrando que no necesitan vivir del pasado, como le ocurre a muchas bandas actuales. Todo temas de mucha caña, no dejando respirar ni un segundo al respetable, que disfrutaba de lo lindo con su particular mezcla entre Death/Thrash y algo de progresivo.

Setlist ARKANE:

01 Intro: Sound of pre-existence (The Sinister Supremacy)
02 The Sinister Supremacy (The Sinister Supremacy)
03 Innocence Gone (Expanding Senses)
04 Insurrection is Imminent (The Sinister Supremacy)
05 Mechanically Divine (The Sinister Supremacy)
06 Chaos Vs Order (Expanding Senses)
07 Layers of Lies (Layers Of Lies)
08 Ostraziced (The Sinister Supremacy)
09 Third (Insanity)
10 Convicted (Rusted Angel)

Y sin más dilación llegaba el turno de los verdaderos protagonistas de la noche, SOILWORK con el carismático Speed Strid al frente. La banda no tenía ganas de andarse con rodeos, así que qué mejor tema para empezar que “This Momentary Bliss”, corte que es un verdadero clinic sobre cómo hacer un tema perfecto de Death Melódico. Guitarras pegadizas, dinamismo, velocidad estudiada, y un estribillo irresistible. Aunque el show estuvo basado sobretodo en la presentación de su nuevo disco, la banda fue intercalando paulatinamente temas antiguos, consiguiendo un equilibrio total. El segundo corte en entrar a la palestra fue “Like the Average Stalker”, directamente desde el disco puente “A Predator’s Portait”, donde la banda comenzó a incorporar las voces limpias y apostó por unas estructuras digamos que menos convencionales, y que a la postre se han convertido en marca de la casa.

Había ganas de hacernos saltar, y que mejor que “Overload”, temazo sencillo pero efectivo del “Figure Number Five”, disco donde la banda acusó un bajón de intensidad importante en un claro intento de conquistar las Américas como sus compatriotas IN FLAMES, suerte para todos que más adelante les dio por recuperar su faceta más cañera. “Weapon of Vanity” pasó con más pena que gloria, y más si la comparamos con el torbellino que venía a continuación. “Spectrum of Eternity”, temazo de apertura de su flamante trabajo “The Living Infinite”. El corte cundió de lo lindo en directo, tralla burra y melodía cogidas de la mano en un tema magno, de los que siempre merece la pena escuchar.

Y que mejor para continuar que otra pieza de coleccionista, la inmortal “Follow the Hollow”. Este, precisamente este, era el tema que un servidor tenía infinitas ganas de volver a escuchar en directo. Y digo escuchar porque el que hoy os escribe ya estuvo presente en la presentación del “Natural Born Chaos” en Barna de hace ya bastantes años, y debo reconocer que en aquel entonces quedé un tanto decepcionado por el trabajo en las voces limpias de Strid. Hay que tener en cuenta que era el segundo disco donde utilizaba dichas voces, y todavía le costaba mucho realizar el cambio entre guturales y limpias en directo, tal y como él mismo reconoció en alguna entrevista. Pero amigo, el tiempo no pasa en balde, y la única opción que le quedaba a este enorme cantante era progresar sí o sí, y así lo ha hecho. El tema atronó de lo lindo, y Strid se mostró muy cómodo en los cambios de registro. Huelga decir que la única duda era precisamente esa, las voces limpias, porque en las guturales el señor Strid se maneja con una soltura que da miedo, berreando con una facilidad que pone los pelos de punta.

La banda venía con ganas de descargar lo mejor de lo mejor, y ello se hizo evidente cuando después de la agradable “Parasite Blues” llovió la avasalladora “Bastard Chain” y a continuación la inspiradísima “Let This River Flow”, temazo melódico de “The Panic Broadcast” donde Strid se superó a sí mismo, dando todo un recital de cambios de voz. Tocaba más sabia nueva, “Long Live the Misanthrope” con un aire más moderno entró de maravilla y sirvió de perfecta antesala para el tema que todos estábamos esperando, la genial “Tongue” y su estribillo “perfora-cerebros”.

SOILWORK confirmaban que no necesitaban tirar de clásicos para mantener un show de un nivel notorio, pero aun así no vino nada mal, después de la regulera “Nerve”, que nos obsequiaran con su corte burro por antonomasia “The Chainheart Machine”. Solo con los samples industriales se palpaba la tensión en el ambiente y el tema cayó como un auténtico mazazo, eso sí, esperado por todos. Se formó la marabunta y después cerramos con dos temas más del nuevo disco “The Living Infinite I” y “Rise the Above Sentiment”.

Hubo un bis merecido, donde al señor de la tabla de mezclas se le fue la olla directamente, puso el sonido tan y tan alto para los dos cortes siguientes, que solo sonaba pura distorsión, pero para aquel momento ya daba igual, la peña estaba on fire y solo quería más y más de la banda más creativa que ha dado la escena melodeath sueca. Sonaron “Rejection Role”, y “Stabbing the Drama”, ambos cortes precisamente de los dos discos que menos me gustan de los suecos, pero a esas alturas de concierto todo me daba igual y los cabeceé como el mayor de los fanboys.

En definitiva, un show fantástico, con tres bandas totalmente entregadas a las que no pareció importarles la poca asistencia de público para la ocasión. RISE TO FALL demostrando que puede llegar a ser una banda muy a tener en cuenta en un futuro inmediato. DARKANE dejando claro que son unos músicos enormes, y que si no tienen mayor reconocimiento a día de hoy es porque las palabras justicia y metal no siempre van unidas de la mano. Y unos SOILWORK en un momento de su carrera espectacular, con Speed cantando mejor que nunca, y con un repertorio tan amplio en sus más de quince años de carrera, que pueden tirar de cualquier disco y satisfacen al respetable igual. Dijeron que volverían, a ver si es verdad, de ser así, un servidor espera volver a repetir.

Setlist SOILWORK:

01. This Momentary Bliss (The Living Infinite)
02. Like the Average Stalker (A Predator’s Portrait)
03. Overload (Figure Numbre Five)
04. Weapon of Vanity (Stabbing The Drama)
05. Spectrum of Eternity (The Living Infinite)
06. Follow the Follow (Natural Born Chaos)
07. Parasite Blues (The Living Infinite)
08. Bastard Chains (A Predator’s Portrait)
09. Let this River Flow(The Panic Broadcast)
10. Long live the Misanthrope (The Living Infinite)
11. Tongue (The Living Infinite)
12. Nerve (Stabbing The Drama)
13. The Chainheart Machine (The Chainheart Machine)
14. Living Infinite I (The Living Infinite)
15. Rise Above the Sentiment (The Living Infinite)

Bises:

16. Rejection Role (Figure Numbre Five)
17. Stabbing the Drama (Stabbing The Drama)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>