Crónica de The Who en Amsterdam, 5 de julio de 2013.

Publicado por el 7 agosto, 2013

Crónica: Daniel Álvarez
Fotos: Daniel Álvarez
Nota: 10/10

De nuevo en Amsterdam, de nuevo en el Ziggo Dome (ojalá se pudiese estar aquí más a menudo) aquí estábamos para presenciar otra de las giras del año sin duda alguna: THE WHO: Quadrophenia and More.

Una vez que llegamos al recinto ya se notaba el ambiente que había por allí, camisetas de THE WHO por todos los lados y gente riendo y compartiendo el tiempo en las diferentes terrazas que hay en los alrededores del Dome.

Esta vez pude observar mucho mejor el Dome por dentro de lo que lo observé en mi anterior visita para ver a Rush. Lo primero que te encuentras es una pared que reza “All I wanna do is have some fun” y eso es lo que todos queríamos y lo que a la postre tendríamos en enormes dosis.

Varios puestos de merchandising lo que hacía que fuese todo mucho más rápido y accesible, precios populares (tanto en bebida como en comida) y lo de la comida desde luego otro mundo como se puede observar en la foto adjunta. En definitiva, un recinto que es un paraíso para los conciertos y no solo por su acústica sino por toda esta infraestructura; envidia y rabia es lo que se siente al saber que aquí no tenemos nada ni que se le parezca.

Pero bueno, centrémonos en la música: Los teloneros Vintage Trouble salieron con puntualidad a darnos su música alegre, festiva y que nos hizo entrar en calor. Yo, personalmente pasé un rato muy agradable. Liderados por un frontman que es una auténtica pasada, lleva dentro el oficio y se le nota, no paró quieto ni un segundo, ya fuese moviéndose por el escenario o bajando para estar más cerca del público. “Blues Hand Me Down” fue uno de los temas que sonó donde pudimos apreciar el buen hacer del guitarrista con ese solo que nos dio todo esto apoyado siempre por esa voz un tanto soul del cantante, y es que a parte de ser un excelente frontman es un excelente cantante con una voz con diferentes registros pero todos de gran nivel.

Nobody Told Me” es un tema relajado y pausado que nos hace menear la cabeza siguiendo este lento ritmo, un enorme tema y donde el cantante intentaba conseguir el apoyo del público. Público que se mostró muy frío en su concierto (como también se mostraría con THE WHO, pero ya se sabe que por esta zona así son ellos).

Finalmente con “Strike Your Light (Right On Me)”cerrarían su corta y breve actuación (apenas 35 minutos), que se me pasaron volando y me dejaron con ganas de más, pero bueno, en cualquier caso, excelente descubrimiento que me llevé. La banda se bajó del escenario y fue caminando por la pista (dividida en sectores con butacas) para acabar saliendo por la otra punta mientras recibían unos más que merecidos aplausos.

Momento para el cambio de escenario para poner todo a punto para lo que se nos venía encima, las ganas para estos momentos ya eran enormes y más cuando las luces se apagaron y podíamos ver imágenes del mar y esto no podía significar otra cosa…”I Am The Sea” a mitad de canción pudimos ver aparecer a THE WHO comandados por Roger Daltrey y Pete Townshend quiénes aprovecharon lo que quedaba de tema para colgarse los instrumentos y acto seguido dar comienzo a ¡EL SHOW!

The Real Me” arrancó de manera bestial con un Roger Daltrey que nos mostraba desde ya que de voz iba más que bien, mención también para Pino Palladino quién nos dio de manera muy solvente la línea de bajo tan característica con la que cuenta esta canción.

La sección de viento de la que Dylan Hart y Reggie Grisham forman parte daba a este comienzo de show un tinte casi épico.

Pero esto no para, sin tiempo para reponernos se nos venía encima “Quadrophenia” con esos punteos de Pete Townshend que nos ponía los pelos de punta e incluso ganas de pellizcarnos para creernos lo que estaba pasando delante de nosotros, maravilloso.

Cierto que sorpresa no había ninguna ya que era el “Quadrophenia” del tirón lo que nos venía y todos los allí presentes nos sabíamos al dedillo el tema que venía a continuación pero daba igual, cada tema era celebrado de manera única.

El público como bien dije se mostró muy frío en lo que a levantarse se sus asientos y bailar se refiere pero no se puede decir que no sean agradecidos ya que los aplausos no cesaron en ningún momento del espectáculo.

Cut My Hair”, “The Punk And The Godfather”, los temas se sucedían sin apenas parón por parte de la banda lo cual es totalmente admirable. Curioso era ver como Pete Townshend para todo este set del “Quadrophenia” contaba con un atril en el que iba mirando lo que supongo que serían las partituras.

Con “The Dirty Jobs” llegaría la oportunidad de Simon Townshend ya que lo cantaría él, de una manera muy solvente a decir verdad.

Durante todo momento las pantallas estaban a todo color, ya fuese mostrándonos lo que acontecía en el escenario o poniendo evocadoras imágenes del Londres de los 60.

Dedicar también unas líneas a John Corey y a Loren Gold encargados de tocar los teclados así como a Frank Simes quien era el encargado de dirigir todos los teclados incluido el suyo propio, tuvieron una labor fantástica dando un apoyo a la banda que hizo que lo que allí disfrutamos fuese una velada única, inigualable e irrepetible.

Con “I´ve Had Enough” se ponía fin a lo que es la primera parte del “Quadrophenia”, pero daba igual no había descanso seguían a piñón y claro todos sabíamos lo que venía ahora: “5:15” que fue recibido con un gran clamor por el público (no era para menos).

El tema fue rematado poniéndonos en pantalla a John Entwistle “The Ox” haciendo su ya mítico solo de bajo interpretado en el Royal Albert Hall el pasado año 2000. Difícil no emocionarse con estas imágenes, la ovación que se llevó fue mayúscula. Precioso recordatorio que no sería el último.

Sea And Sand” sería el siguiente tema acometido por la banda con una magnífica interpretación a la batería por parte de Scott Devours. Roger seguía mostrándose muy animado en primera línea de escena y Pete tan tremendo como siempre, su espíritu rockero no morirá jamás; es más no paró de incentivar al público hasta por tres veces. La primera pidiendo por las buenas a la gente que se levantase de sus asientos, la segunda pidiéndolo de nuevo pero un poco más animadamente para finalmente por tercera vez soltar hasta una pequeña charla que aquí reproduzco: “Ustedes han pagado por un espectáculo de rock, para estar sentados se quedan en su casa; esto es un espectáculo de rock, ¡levántense!

La gente de pista sí reaccionó medianamente pero la grada era imposible levantarla (por ahora).

A “Drowned” le sucedió “Bell Boy” y es aquí donde llegó el segundo (y quizás más emotivo) recordatorio, tema en el que podíamos ver en pantalla al gran Keith Moon en imágenes de conciertos pasados cogiendo el micro y cantando este tema en el que se alternaba con Roger en el aspecto vocal. En los momentos que cantaba Keith podíamos ver a Roger Daltrey como no perdía ojo de la pantalla y le dedicaba diversos gestos. Maravilloso, imposible no emocionarse en estos momentos y pensar qué sería de esta banda si Keith y John viviesen.

La parte final de este set compuesto por el “Quadrophenia” al completo sería un trío tremendo: “Doctor Jimmy”, “The Rock” y “Love, Reign O´er Me” en el cual la introducción de teclado fue soberbia.

Con este se ponía fin a este primer set y nada más acabar, ahora sí, todo el Ziggo Dome se ponía en pie para dar la mayor ovación que he visto en mi vida, los pelos de punta siendo partícipe de esta ovación mientras que la banda, abrazada en el escenario, saludaba. Fueron varios minutos de un aplauso ensordecedor hasta que Pete cogió el micro para decir unas palabras. Estas palabras fueron para decir lo contento que estaban todos de poder hacer esta gira rememorando el “Quadrophenia” y para presentarnos a la banda quiénes uno por uno se fueron llevando los aplausos del Dome.

Tras esto, los músicos volvieron a sus puestos, ya que aún quedaba la tirada de “Greatest Hits”.

El público desde este momento que se levantó para dar la ovación a la banda no volvería a sentarse en lo que quedaba de concierto y yo, lo celebraba, ya que necesitaba estar de pie y saltar y soltar todo lo que durante el set de “Quadrophenia” me había guardado.

Who Are You” fue el encargado de abrir esta tanda, sonó de maravilla (como todo lo que sonó esta noche) y sin descanso nos fuimos hacia el siguiente tema, donde sí cabía la sorpresa. Podía caernos “Behind Blue Eyes” o “You Better You Bet”, personalmente prefería la primera, pero, la que sonó fue la segunda perteneciente a su disco “Face Dances” y la verdad, una vez terminada celebré que éste hubiera sido el tema elegido y no “Behind Blue Eyes”, ya que fue realmente tremendo acompañar vocalmente a Roger durante este tema en el que no paró de ir de una punta del escenario a otra.

Si todos los temas eran celebrados, ya podéis imaginar cómo se celebró cuando sonaron los primeros compases de “Pinball Wizard”, éste tema sería la única canción que sonaría de “Tommy” y el público lo agradeció de gran manera.

Era hora de ir acabando y todos lo sabíamos aunque bien hubiéramos firmado que esto nunca acabase y que se tocasen el “Tommy” entero o cualquier otro disco.

En “Baba O´Riley” vimos como Roger cogía la armónica para ese final de sobra tan conocido que tiene este tema.

Quedaba otro cañonazo y este era “Won´t Get Fooled Again” donde pudimos ver a Pete Townshend más desatado de lo habitual, pero es normal, si con este tema no te hierve la sangre y no te dan ganas de saltar, botar y gritar es que definitivamente no corre sangre por tus venas.

Y tras esto aún quedaría un tema más: “Tea & Theatre” que se nos presentó no sin problemas ya que la guitarra acústica de Pete Townshend parecía no funcionar como debía, pero finalmente quedó en un susto y pudimos ver a Roger Daltrey y a Pete Townshend interpretar juntos mano a mano sin nadie más en el escenario este pausado tema que serviría de despedida.

Acabado el tema y tras unas breves palabras de despedida estos dos grandes abandonarían el escenario escudados en otra ovación tremenda.

Concierto para el recuerdo, para toda la vida y para celebrar el poder haber estado allí viendo a THE WHO en pleno 2013 interpretando un setlist tan tremendo como el que nos dieron este, ya para mí, histórico 5 de julio de 2013.

Setlist completo de THE WHO:

Quadrophenia:

01 – I Am The Sea
02 – The Real Me
03 – Quadrophenia
04 – Cut My Hair
05 – The Punk And The Godfather
06 – I´m One
07 – The Dirty Jobs
08 – Helpless Dancer
09 – Is It In My Head?
10 – I´ve Had Enough
11 – 5:15
12 – Sea And Sand
13 – Drowned
14 – Bell Boy
15 – Doctor Jimmy
16 – The Rock
17 – Love, Reign O´er Me

Hits:

18 – Who Are You
19 – You Better You Bet
20 – Pinball Wizard
21 – Baba O´Riley
22 – Won´t Get Fooled Again
23 – Tea & Theatre

2 Comentarios

  1. aaroncete

    11 agosto, 2013 at 16:15

    Buahhhhh q conciertazo y una gran croniaca, el Quadrophenia and more tuvo q ser brutal verlo y escucharlo y ver a Roger y a Pete en escena y compañia tuvo q ser brutal

  2. METALMANIACO

    14 agosto, 2013 at 19:43

    Tommy, Quadrophenia obras maestras, operas rock clasicas de todos los tiempos y The who una verdadera leyenda viviente, lastima que solo queden en pie Roger y Pete……. y despues Timmo Tolkki me quiere hacer creer que su ultimo disco es una opera rock!!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>