Crónica del concierto de Camel en Madrid (17 marzo de 2014).

Publicado por el 24 marzo, 2014

Crónica: Daniel Álvarez
Fotos: Daniel Álvarez
Nota: 9.3/10

La noticia de que la gira de CAMEL pasaría por España fue algo aclamado por todos los fans de la banda y la buena venta de entradas así lo testificó. En Madrid, concierto al que me voy a referir aquí, estaba todo el papel vendido, un sold-out que hizo que la plaza de Tirso de Molina y los bares aledaños al teatro tuvieran muy buen aspecto de gente tomándose algo con sus amigos en un ambiente de gran felicidad, ya que sonrisas se podían ver a tutiplen. No era para menos, la mera noticia de CAMEL en pleno año 2014 y más con las dificultades que ha tenido que soportar Latimer ya era motivo de celebración, y más lo era en este caso, en el cual nos iban a deleitar tocando en su totalidad el album “The Snow Goose”.

Ya una vez dentro del Teatro Nuevo Apolo se podía corroborar lo del sold-out, la gente iba ocupando poco a poco sus asientos, y de repente, pasados unos pocos minutos de las 20:30 las luces se apagaron y la banda salió al escenario con una sonora ovación que rápidamente se vio cortada por el inicio de “The Great Marsh”.

Y de inmediato Latimer cogió su flauta para tocar “Rhayader”, qué puedo decir de este corte del álbum, un tema que a mí me fascina y me pone de tremendo buen humor a partes iguales.

Latimer ahora se centraba en su guitarra aunque en el pasaje “Rhayader Goes To Town” se puso a tocar el pequeño teclado que tenía a su lado, ubicado justo en frente de Ton Scherpenzeel, el sustituto de Guy LeBlanc, quien lamentablemente, no ha podido acompañar a Latimer en esta gira.

Los acompañantes de Latimer eran: Colin Bass, quien lleva con él desde 1984 y es su principal apoyo en la banda ya que, aparte de tocar el bajo cantó varias canciones para dar descanso a Latimer, Denis Clement a la batería, a quien, desde mi posición (primera fila) no podía apenas ver, ya que los amplis de Colin Bass me le tapaban casi por completo, Jason Hart a los teclados a la par que como músico de apoyo, ya que varias veces cogió también una guitarra acústica y el ya citado Ton Scherpenzeel.

El concierto seguía avanzando sin prisa pero sin pausa, cada vez que había un pequeño corte entre tema y tema el público aprovechaba para dar tremendas ovaciones a la banda, a las que Latimer solo podía responder con una sonrisa de felicidad y agradecimiento. “The Snow Goose”, el tema, hizo despegar las mentes de los que todavía no estaban flotando, los teclados mezclados con la guitarra de Latimer en una perfecta sintonía y ayudado por la maravillosa acústica del Teatro Nuevo Apolo eran un lujo para los sentidos.

Tras la rápida “Friendship”, nos metimos en la animada “Migration”, y así fue como poco a poco fuimos llegando al momento más esperado por mí: La dupla “Preparation”-”Dunkirk”, donde el teatro se convirtió en el espacio, gracias a las bolas de discoteca genialmente colocadas a los lados que daban un aspecto realmente sideral al teatro, y llegando a nuestros oídos esa música que te hace estar completamente alerta de todo y expectante a lo que pueda ocurrir. Muy emotivo para mí ya que esta música me evoca años atrás, al videojuego Final Fantasy VII. Las luces del escenario se apagaban fugazmente con el ruido de los rayos que se oían, dando una imagen de estar metidos en una tormenta casi real. “Dunkirk” con ese ritmo de batería que nos pone en guardia y acompañado siempre de los omnipresentes teclados y la guitarra de Latimer también fue un todo un lujo.

Y ya solo quedaba la tirada de temas finales de la obra, entre los que destacó “The Princesse Perdue”, que nos acabó llevando a “The Great Marsh” donde pudimos oír de nuevo el sonido de las gaviotas pregrabado y sentir nuestra alma en paz. Maravilloso, genial, indescriptible, sensación que solo comprenderán los que estuvieron en alguno de los conciertos de la gira.

Y ahora sí, la ovación fue tremenda, el público levantado de sus asientos rendido ante Latimer y la banda. Latimer notablemente emocionado, no podía dar más que las gracias por las muestras de apoyo y la ovación que estaba recibiendo. Y así fue, tras dar las gracias, nos dijo que se tomarían unos minutos de descanso para volver luego con más temas.

Tras casi treinta minutos de descanso, en los cuales fue el momento de aprovechar para hablar con los amigos y comentar lo que acabamos de ver y estaba claro, todos estábamos alucinados y encantados de esta primera parte.

Y las luces se volvieron a apagar y volvimos a ver a la banda en el escenario. Esta segunda parte de grandes éxitos se inició con “Never Let Go” aunque desgraciadamente se tocó en acústico y por tanto más lento de lo que, supongo, todos esperábamos. Bass, Latimer y Hart cargados con guitarras acústicas mientras que Clement abandonaba la batería y se colgaba un bajo para interpretar esta pieza.

Tras una pequeña presentación, en la que Latimer bromeaba diciendo que no se acordaba muy bien de qué año era el disco al que pertenecía esta canción nos anunció que ahora tocaba “Song Within A Song”. Canción que fue, junto con “Echoes”, que vino a continuación, los mejores temas de este segundo set. “Echoes” es un tema que a mi particularmente me encanta por ese ritmo que tiene la batería y que Clement supo interpretar de maravilla, aunque yo tenía que, o estirar el cuello en exceso, o imaginármelo, ya que la gente no se levantaba ni a tiros de sus asientos.

Y después de estos temas, vino un pequeño bajón, ya que “The Hour Candle (A Song For My Father)”, dedicada a LeBlanc, “Tell Me” y “Watching The Bobbins” no terminaron de conectar como lo habían hecho los otros temas con el público, o al menos, conmigo. Aunque de estos tres temas si he de quedarme con alguno sería con el último que he citado por esas notas suaves y lentas que nos dio Latimer con su guitarra.

La dupla final vendría de la mano de “Fox Hill”, tras una breve presentación por parte de Colin Bass y que animó bastante el ambiente con el público acompañando el tema con palmas durante algunos momentos de la canción, y “For Today”, un tema con ese ambiente épico que nos transmitía que esto se acababa, como todo lo bueno, desgraciadamente. Una vez terminado de interpretar el tema, sonora ovación de nuevo, todo el teatro en pie y la banda que abandonaba el escenario, mientras que el público no parábamos de vitorear y seguir aplaudiendo. Y no se hicieron mucho de rogar ya que en seguida volvieron a salir para brindarnos, ahora sí, el último tema de la noche.

Este último tema sería perteneciente al disco “Mirage” y fue, como no podía ser de otra forma, “Lady Fantasy”. Tras la intro en la que el público se mantuvo de pie confié por momentos que todos quedásemos de pie y poder ver bien a toda la banda, pero mi gozo en un pozo, a los pocos minutos ya se encontraba todo el teatro sentado en sus butacas. Y bueno, ¡qué puedo decir de este tema! Los doce minutos con los que cuenta fueron puro placer y magia para el deleite y disfrute de los que allí nos encontrábamos, viendo a una banda de leyenda, viendo a una leyenda, no solo del prog/sinfónico sino de la música, la cultura y el arte en su máxima expresión: Andrew Latimer.

Una vez finalizado el tema, una vez más, la ovación fue ensordecedora, duradera y sobre todo, muy muy sincera por parte del público hacia la banda en general y hacia Latimer en particular. Quien a su vez, nos daba las gracias y se mostraba totalmente emocionado por la grandísima respuesta de todo el público.

Una noche que fue perfecta, uno de esos conciertos que deseas vivir, que sabes que todo va a salir de maravilla y que recordarás durante muchos muchos años, yo por lo menos salí del teatro con la idea de que lo que acababa de ver era algo histórico. El CAMELLO arrasó Madrid. “El Grande” Latimer nos rockeó. Y a nosotros nos encantó.

Setlist CAMEL:

Set 1: The Snow Goose:

01 – The Great Marsh
02 – Rhayader
03 – Rhayader Goes To Town
04 – Sanctuary
05 – Fritha
06 – The Snow Goose
07 – Friendship
08 – Migration
09 – Rhayader Alone
10 – Flight Of The Snow Goose
11 – Preparation
12 – Dunkirk
13 – Epitaph
14 – Fritha Alone
15 – La Princesse Perdue
16 – The Great Marsh (Reprise)

Set 2: Greatest Hits:

17 – Never Let Go
18 – Song Within A Song
19 – Echoes
20 – The Hour Candle (A Song For My Father)
21 – Tell Me
22 – Watching The Bobbins
23 – Fox Hill
24 – For Today

Encore:

25 – Lady Fantasy

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>