Crónica del concierto de Rush en Amsterdam, 2 de Junio de 2013.

Publicado por el 17 junio, 2013

Crónica: Daniel Álvarez
Fotos: Daniel Álvarez
Nota: 10/10

Recién salidos del Sonisphere 2013 volamos hacia Amsterdam para presenciar una de las giras del año: RUSH en su gira de presentación del “Clockwork Angels” con el gran aliciente de esa mini – orquesta de la que estarían acompañados durante buena parte de su actuación.

Desde primera hora me acerqué al recinto donde iba a ser el concierto (Ziggo Dome, un excelente pabellón) donde ya se podía apreciar a los primeros fans que no eran holandeses precisamente; gente de todas partes del mundo: japoneses, suecos, ingleses, americanos, italianos…lo que deja de manifiesto lo que todo el mundo sabe: RUSH es una de las mayores bandas de culto de la historia y, por supuesto, de la actualidad.

Una vez dentro del pabellón desde la primera fila podíamos observar todo el montaje de RUSH, eso sí tapado por lonas negras y, en el centro de todo su montaje el impresionante set de batería del maestro Neil Peart.

Pasados unos minutos en los que conversábamos todos con todos poniendo vivencias en común, se apagaron las luces y las lonas fueron retiradas mientras se proyectaba un video que sirvió de intro para el concierto. Estar en primera fila esta vez tiene un pero, y es que, el set de batería de Neil Peart no nos dejaba casi ver la pantalla.

Y entonces tras unos minutos de vídeo vi una escena que será imborrable de mi cabeza: la sombra de Neil Peart aparece por detrás y se sienta a la batería a la vez que por cada lateral aparecen los otros dos miembros de esta Santísima Trinidad: Geddy Lee y Alex Lifeson.

Sin tiempo para presentaciones empieza a sonar el teclado de Geddy Lee metiéndonos de lleno en la canción que abre su disco “Signals”: “Subdivisions”.

Por fin los teníamos delante, para muchos era nuestra primera vez con Rush para otros no, pero todos teníamos cara de ser pura admiración y deleite con lo que teníamos delante.

Es más que difícil expresar lo que en estos momentos (si eres fan de la banda) puedes sentir, pero es que Geddy Lee y Alex Lifeson consiguen transmitirte buen rollo y alegría con una facilidad pasmosa, mientras que detrás tienes a Neil Peart con el que es imposible no quedarte embobado.

Sin tiempo para parones se lanzaron con otro tema que abre otro de sus discos en este caso “Power Windows” (del que cayeron varios temas), hablo de “The Big Money” durante la cual se podían ver billetes y billetes en la pantalla trasera. Sonó realmente bien, y es que aparte de que ellos son tremendamente buenos la acústica del Ziggo Dome es realmente envidiable, pena no tener por aquí un recinto de estas características. Gran momento cuando Alex hace el solo y Geddy se marca una de sus excepcionales líneas de bajo mientras se juntan en el centro.

De nuevo nos vendría otro tema de apertura de otro de sus discos, ahora tocaba irnos al “Hold Your Fire” para oír “Force Ten”, temazo tras temazo, así estaba siendo el concierto y así iba a ser en todo momento, aunque eso sí, quien quisiera oír temas de sus primeros discos se daría cuenta que esta no iba a ser su oportunidad, ya que la mayoría de las canciones que sonaron fueron de sus discos de 1980 en adelante.

Geddy al teclado nos introduciría en “Grand Designs”, a través de la cual llegaríamos a la primera sorpresa de la noche que llegaría de la mano de Alex Lifeson que nos daría el característico inicio de “Limelight”, y digo sorpresa porque “Limelight” es uno de esos temas con los que andan jugando, tocándolo unas noches y otras noches no; en este tema fuimos más que afortunados, porque es un tema de otro nivel como, al fin y al cabo todo el “Moving Pictures”.

Era hora de volver a “Power Windows” de donde esta vez nos tocarían “Territories” donde de nuevo era imposible no quedarse embobado con la actuación de Neil Peart.

Con “The Analog Kid” y su gran ritmo nos pusieron a todos a bailar mirando continuamente de un lado del escenario a otro para quedarnos con todos los detalles. Un Geddy Lee que estuvo muy bien vocalmente durante toda la noche iría alternando el teclado y el bajo continuamente, mientras que Alex Lifeson tuvo su gran momento para lucirse en el gran solo con el que cuenta la canción y vaya si se lució, llevándose todos los aplausos del respetable, un respetable que estaba más que entregado a este tremendo orgasmo sonoro que nos estaban ofreciendo.

Y llegamos a la segunda sorpresa de la noche: “Bravado”, que es otro tema con los que también juegan y cae una noche si y otras no. En este aspecto, para un servidor en Amsterdam nos tocó el mejor setlist de todos lo que llevan en su gira.

Al término de la instrumental “Where´s My Thing?” nos llegaría el primer solo de batería por parte de Neil Peart. Espectacular es poco, pura fluidez en sus movimientos a la par que velocidad, técnica y un sin fin de calificativos más que te hacen ver cuando lo tienes delante por qué tanta gente le pone la etiqueta de “mejor batería de la historia”.

Far Cry” canción que abre “Snakes & Arrows” sería la siguiente. También sería la encargada de mostrarnos los primeros efectos de pirotecnia que RUSH nos tenían preparados y de cerrar este primer set.

Tiempo era de un pequeño descanso y así nos lo hizo saber Geddy Lee quien se despidió diciendo que tras unos minutos volverían. Escasos veinte minutos después, se volvieron a apagar las luces y se nos volvía a proyectar otro vídeo en la pantalla. Vídeo que, tratándose de RUSH no puede ser de otra forma que suscitar pequeñas risas entre el público ya que se podía observar a unos pequeños gnomos que eran los propios miembros de la banda.

Tras esto vimos aparecer a la mini – orquesta que traen consigo en esta gira para tocar los temas de su nuevo disco (“Clockwork Angels”) y algún tema más.

Curiosamente era ahora, al inicio del segundo set, cuando los fotógrafos entraban al foso para posicionarse y tomar fotos. ¿Y por qué ahora? Porque con “Caravan” fue donde empezaron a mostrarnos su pirotecnia en todo su esplendor, soltando llamaradas una tras otra.

La homónima “Clockwork Angels” y “The Anarchist” fueron las siguientes. Puede ser que este su último disco (“Clockwork Angels”) haya gustado no por igual, encantando a unos y a otros dejándolos fríos. Mi caso se inclina más a lo primero, me parece un muy buen disco; pero a los que el disco de estudio los dejase fríos, estoy totalmente convencido que, oyéndolo en directo con la orquesta de cuerda detrás dejarían de tener esa opinión. Sin duda puedo decir que lo de la orquesta ha sido una idea magnífica, aportando una sonoridad totalmente nueva que nunca hemos oído de Rush y, personalmente estos temas del “Clockwork Angels” apoyados por la orquesta es, con diferencia, lo mejor que he oído en mucho mucho tiempo.

Headlong Flight” fue, sin duda, el tema más coreado de esta tirada de temas pertenecientes al “Clockwork Angels”, donde para adornarlo más aún, Neil Peart nos daría su segundo solo de batería de la noche; de nuevo cualquier cosa que se diga se queda corta, es el maestro y punto.

Halo Effect” fue un momento muy emotivo, que, además, contó con una brillante intro de Alex Lifeson en la que solo se le podía ver a él iluminado (por un excelente juego de luces) y rodeado de humo por todas las partes: Excelente.

Otro de los momentos más emotivos de la noche llegaría con “The Garden” tema que cierra el disco y que puso fin a su tirada de temas nuevos. Durante este tema pudimos ver cantidad de pantallas móviles que se desplegaban por el escenario y que nos mostraban imágenes florales.

Acabada la tirada de temas del “Clockwork Angels”, era la hora de que volviera  a darnos temazos tras temazos, empezando por “Manhattan Project” a la cual seguiría el tercer y último solo de batería de la noche. Pero vamos que si nos ponen en vez de tres, diez solos de baterías nos los tragamos igual sin rechistar. Ver a Neil Peart aporreando con su tremenda clase su increíble set de batería es maravilloso, sobre todo cuando la batería se pone a girar para cambiar Neil Peart su ubicación y tocar la otra parte de la batería.

Tras “Red Sector A” llegaría una de las joyas de la corona de RUSH: “YYZ”. Tremenda la ovación cuando Neil Peart nos marca el tema que viene a continuación y todos esperamos impacientes el momento en el que el tema arranque del todo para botar y corear el tema hasta la saciedad. Con Alex y Geddy en el centro contagiándonos su buen humor es más fácil no parar de botar y pasárselo bien en un concierto.

Una vez acabado “YYZGeddy Lee despidió a la orquesta que desde el inicio del set dos los había acompañado hasta justo este momento.

Alex Lifeson nos llevaba derechos a otra joya, ahora hablamos de “The Spirit Of Radio”. Este tema es indescriptible la buena atmósfera que tiene a su alrededor, es capaz de sacarte una sonrisa cada vez que la escuches. Por supuesto Geddy Lee no paró de pedir palmas en los momentos más calmados de la canción, palmas que ya el público daba sin que el propio Geddy Lee tuviese necesidad de pedir.

Acabada esta canción era la hora de que abandonasen el escenario unos minutos para volver con su tema estrella “Tom Sawyer”: canción que es realmente perfecta de principio a fin y que su ejecución  fue, una vez más, perfecta.

Y para cerrar la noche todos sabíamos lo que se nos avecinaba: “2112”, desgraciadamente no el tema íntegro sino solo tres de los movimientos en los que se divide, estos movimientos serían: “Overture”, “The Temples Of Syrinx” y “Grand Finale”. Perfectamente engranado el cambio de saltar de “The Temples Of Syrinx” a “Grand Finale” donde resonó bien alto y claro por todo el Ziggo Dome para cerrar el concierto esa ya tan famosa frase en el universo RUSH: “We Have Assumed Control

Noche realmente mágica y maravillosa la que tuve la suerte de poder vivir en el Ziggo Dome de Amsterdam, y es que lo que ofrecen estos tres artistas es algo que hay que presenciar. Si eres fan de Rush y tienes las ganas de verles alguna vez en directo, merece más que la pena realizar el esfuerzo porque saldrás más que encantado con lo que verás. Es espectacular lo de Alex y Geddy, difícilmente encontrarás a otras dos personas que se lo pasen tan bien encima de un escenario como ellos con un feeling que solo pueden tener dos personas que son dos grandes amigos que llevan juntos una vida entera. Y detrás de ellos, vigilando todo está el maestro Neil Peart el cual debería ser alguna especie de Patrimonio de la Humanidad y que los países financiasen el poder ir a verle en directo, porque es una auténtica maravilla.

Y nada más salir del pabellón, el primer pensamiento que cruzó mi cabeza fue: ¿Cuánto queda para volver a verles? Habrá que esperar, y esperaremos, pero en cuanto vuelvan por el viejo continente allí estaré sin dudarlo ni un segundo.

Setlist completo de RUSH:

Set 1:

01 – Subdivisions
02 – The Big Money
03 – Force Ten
04 – Grand Designs
05 – Limelight
06 – Territories
07 – The Analog Kid
08 – Bravado
09 – Where´s My Thing?
10 – Far Cry

Set 2 (Con orquesta de cuerda):

11 – Caravan
12 – Clockwork Angels
13 – The Anarchist
14 – Carnies
15 – The Wreckers
16 – Headlong Flight
17 – Halo Effect
18 – Seven Cities Of Gold
19 – The Garden
20 – Manhattan Project
21 – Drum Solo
22 – Red Sector A
23 – YYZ
24 – The Spirit Of Radio (Sin orquesta de cuerda)

Encore:

25 – Tom Sawyer
26 – 2112 Part I: Overture
27 – 2112: Part II: The Temples Of Syrinx
28 – 2112: Part VII: Grand Finale

3 Comentarios

  1. santy

    20 junio, 2013 at 15:43

    hola, os entiendo perfectamente, yo ya cumpli mi sueño de verlos en 1990 y 92… y mi hermano estuvo el otro dia en Suecia en el Sweden rock fest. y vino embobado… me ha dado mucha alegria que el por lo menos los vea ya,y menudo show que llevan… en cuanto a Neil yo soy de los que digo que es el mejor bateria de la historia..en fin que decir.

  2. Douglas Delgado

    27 julio, 2013 at 22:30

    Hola Tio!! Es Douglas, el que estuvo a tu lado en el concierto. LLegue de Europa hace como un mes. Tremenda reseña del concierto!! Un saludo!!

  3. METALMANIACO

    30 julio, 2013 at 0:12

    Excelente cronica…..que se puede decir de Rush, uno de los gigantes del herd rock progresivo que ha dado la historia musical. Una discografia impecable, un line up solido como el acero y en vivo unos verdaderos maestros que son realmente dificiles de superar al igual que AC/DC o Maiden. Saludos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>