Crónica Royal Hunt + Stamina, Salamandra – Barcelona, 24 de Mayo de 2012.

Publicado por el 3 junio, 2012

Crónica: Alfonso Diaz
Fotos: Alfonso Diaz
Nota: 9/10

En muchas ocasiones el mundo de la música es terriblemente injusto, esta es la única argumentación posible, para que una banda con la veteranía y experiencia de los daneses ROYAL HUNT, vieran como la presentación de su fantástico “Show Me How To Live”, en la Ciudad Condal, se viera convertida en una reunión de amigos.

Con un aforo muy reducido, salían al escenario el quinteto Italiano STAMINA, liderados por su guitarrista, con pinta de profesor de universidad, Luca Sellito y su vocalista, el extrovertido, Georgio Adamo. Durante los cuarenta minutos de que dispusieron dieron un amplio repaso a su segundo disco, “Two Of A Kind”, practicando un metal progresivo que gustó a los que allí nos dimos cita.

Tras una intro en la que los músicos fueron tomando el escenario “Eyes Of The Warriors”, fue la primera en sonar con ese aire de hard rock melódico y mucha presencia de los coros. Los teclados de Andrea Barone fueron protagonistas en “Mistery” antes de dejar paso a “Burn Your Fears”, donde los teclados, en esta ocasión se fusionaron con ritmos más propios del jazz, tras esta tripleta inicial llegó el momento de los saludos, antes de lanzarse sobre “Too Tired To Live”, un tema de lo más completo donde el inicio lento deja paso al intercambio solista de teclado y batería, mientras las partes vocales son cantadas en tonos agudos.“Maker Of The Universe”, nos mostró el buen gusto de STAMINA por las melodías hard roqueras, y a una banda que, visto el ambiente de cordialidad que reinaba en la sala se decidió a presentar “Tell The Truth”, único tema que tocaron de su primer disco, en italiano, ante la aprobación del público.

Para despedirse nos dieron una muestra de su nuevo material interpretando “Higher”, que formará parte de su próximo disco.

Con algo más de afluencia en la sala, sobre las diez de la noche empezaba a sonar la Intro que serviría como preámbulo a la actuación de los daneses ROYAL HUNT, con un escenario adornado con unos telones que reproducían la portada de su último lanzamiento, los músicos fueron tomando las tablas para arrancar “One More Day”, el último en salir es el vocalista D.C. Cooper, elegantemente vestido y ataviado con unas gafas oscuras, arranca como un torbellino el tema para rápidamente dejarnos caer en la sutileza del mismo, gracias a los coros femeninos que gozaron de mucho protagonismo durante toda la actuación. Tras dejarse oír los primeros aplausos de la noche, el bajo y la batería, inician “The Mission”, tema que dio título a su trabajo de 2001, en el que el publico acompaña con las palmas, antes de D.C. Cooper empiece a jugar con las voces filtradas y los agudos, demostrando su gran dominio del escenario, aferrado al pie de micro, y que se encuentra en un excelente estado de forma.

ROYAL HUNT durante esta gira además de presentar su último disco, también celebraban su segunda década de vida como banda, esto resultó ser una excelente excusa para recuperar temas como “Step By Step”,  que Cooper presentó como una de sus favoritas y que contagió al público con su ritmo rockero y vacilón, mientras Jonas Larsen hacía el solo por detrás de la cabeza.

“Tears Of The sun”, volvió a contar con el protagonismo del coro femenino, antes de dejarnos sucumbir ante el alarde de virtuosismo del teclado de André Andersen, que nos condujo a un final por todo lo alto.

Si en ROYAL HUNT la clase la ponen las aportaciones de su guitarrista Jonas Larsen y el teclista André Andersen, la elegancia la voz de  D.C. Cooper, hay que resaltar que la fuerza y el motor de la banda en directo, es su batería Allen Sorensen, que sonó súper contundente durante todo el concierto, buena muestra de ello fue  “Wasted Time”, que fue uno de los momentos álgidos de la velada, donde Cooper pidió la complicidad del público para acabar jugueteando con los riffs de AC/DC, lo que provocó una nueva ovación.

Después de ese momento de éxtasis, ROYAL HUNT decidió rescatar un corte de su primer disco, se trata de “Age Gone Wild”, que sirvió para recuperar un poco el aliento y dejarnos seducir por las melodías del teclado, antes de que la banda deje el escenario para el solo de guitarra de Jonas Larsen.

Tras la exhibición guitarrera, es el momento de adentrarnos en los tiempos melódicos, en esta ocasión “Half Past Loneliness”, sería la encargada de retornar la intensidad del show con unos geniales coros, que hacen del tema un mar de contrastes.

“Kingdom Dark”, con su larga ambientación pone a toda la sala a botar, dejándose arrastrar por las melodías de corte medieval, y es que resulta todo un acierto, recuperar un tema que suena mucho más completo y contundente con la voz de D.C. Cooper. Parece que los daneses han quedado muy satisfechos con su último trabajo, “Angels Gone”, con esas melodías de corte neo-clásico, fue la siguiente en caer, contando nuevamente con un papel muy destacable de las dos coristas que acompañan a la banda y que estuvieron durante todo el concierto sobre las tablas.

Era el momento para una de las sorpresas de la noche, ROYAL HUNT, se sentaron sobre unos bancos y sacaron sus guitarras acústicas para interpretar un breve set, que hizo las delicias del respetable, y que consistió en una especie de medley en el que se incluyeron partes de “Restless/Bodyguard/One By One”.

Llegados a este punto las guitarras volvieron a rugir con fuerza fundiéndose con las melodías de teclado  para adentrarnos en la parte final del show con “Show Me How To Live” que se fundió con “Epilogue”.

Tras ser animados por una sala totalmente entregada, ROYAL HUNT volvieron sobre las tablas para poner el broche de oro a un espectacular concierto con “Message To God”, perteneciente a su l.p. “Paradox”.

Creo que muchos de los que esta noche de jueves se quedaron en casa, serán los mismos que se acabaran tirando de los pelos, cuando grupos como ROYAL HUNT, excluyan de su agenda de gira a la Ciudad Condal, debido a la poca respuesta del público, ante la propuesta adulta y cuidada de una banda, que sin duda hubiera merecido más suerte y reconocimiento a lo largo de sus dos décadas de carrera.

Gracias a Alfonso por la crónica.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>