Crónica The Final Tour – Mötley Crue y Alice Cooper en Milán, 10 de noviembre de 2015.

Publicado por el 12 noviembre, 2015

Crónica: Daniel Álvarez
Fotos: Daniel Álvarez
Nota: 10/10
Fecha del concierto: 10 de noviembre de 2015

Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea. Así define la RAE la palabra miedo, y yo era ese alguien y lo contrario a lo que deseaba era encontrarme a unos MÖTLEY CRÜE dando vergüenza en el escenario. Pero eso no pasaría.

motleycruefinaltourCon veinte minutos de retraso se abrieron las puertas del Mediolanum Forum de Milán y todos corríamos para conseguir tener las mejores posiciones posibles dentro del recinto. A los pocos minutos de estar dentro las luces se apagaban y comenzaba el concierto de SAINT ASONIA, la banda liderada por el ex-cantante de THREE DAYS GRACE Adam Gontier. No pegaban ni con cola en el cartel y cada tema me parecía más insulso que el anterior así que lo mejor de su concierto fue que tras veinticinco minutos se bajaron del escenario.

Y ahora sí que estaba a punto de empezar The Final Tour que andaba esperando, ese doble cartel con ALICE COOPER y MÖTLEY CRÜE que es sin duda una de las giras más importantes del año.

DIGITAL CAMERATodas las luces se apagaron excepto dos focos que apuntaban a los ojos de Alice en un telón que estaba colocado mientras que sonaba una intro de Vincent Price. El telón se cayó y vimos a la banda aparecer interpretando el primer tema de su show: “The Black Widow”.

A partir de aquí sería un no parar de temazo tras temazo a gran velocidad, a excepción del parón en el ecuador del concierto en el que Glen Sobel y Chuck Garric se quedan solos en el escenario tocando batería y bajo y animando al público a la vez que dando descanso a ALICE COOPER.

No More Mr. Nice Guy”, “Under My Wheels”, “I´m Eighteen” y “Billion Dollar Babies”, con espada incluida y repartiendo billetes al público fueron las siguientes canciones en ser interpretadas entre explosiones y un juego de luz y un sonido magnífico. “Poison” fue recibida con una gran ovación por parte del público y coreada hasta la saciedad, como era de esperar. Tras ella empezaríamos a ver todos los trucos de ALICE COOPER, “Dirty Diamonds” y el reparto típico de collares por doquier, “Feed My Frankenstein” con Alice despareciendo en la máquina y viendo aparecer un muñeco gigante cantando el tema con la voz grave y la siempre genial y maravillosa “Ballad Of Dwight Fry”. Juro que no puede gustarme más la interpretación que hace aquí Vincent Damon Furnier y ese “I wanna get outta here” que no para de gritar y repetir estando atado en la camisa de fuerza.

Para la recta final únicamente quedaría “Killer”, en la cual queríamos a Alice morir en la guillotina y rápidamente enlazando un “I Love The Dead” que le tocaría cantar a Chuck Garris.

Para despedir el concierto no podría faltar la mítica “School´s Out”, con el característico trozo en el que sonaría el “Another Brick In The Wall Part 2”, con un tono súper festivo gracias a unas pompas de jabón que no paraban de salir.

Y ya no habría tiempo para más, tras cincuenta minutos de actuación ALICE COOPER presentó a su banda y abandonaron el escenario. Lástima, ya que todos nos quedamos con ganas de más pero ya sabíamos que al ir de telonero iba a recortar mucho su show, y aún así nos dejó con un maravilloso sabor de boca, nunca falla, es un grande entre los grandes.

Rápidamente tocaba preparar el escenario para la salida de la banda más mala de California, y ahora ese miedo se transformaba en nerviosismo por estar a escasos minutos de ver a una de las bandas de mi vida por primera y única vez.

Y las luces se apagaron y tras unos momentos pudimos oír el sonido de una moto arrancando lo que es síntoma inequívoco del tema “Girls, Girls, Girls” con él estos cuatro tíos salieron al escenario dispuestos a patear culos. La locura por parte del público no se hizo esperar, y menos cuando el siguiente tema en sonar sin parón no fue otro si no “Wild Side”, todos saltando, gritando, empujando produciéndose avalanchas hacia delante y hacia los lados…¡una auténtica locura! La cosa seguiría con “Primal Scream” un tema con el que la locura de los italianos se calmó un poco, pero solo momentáneamente ya que con “Same Ol´Situation” la pista volvería a convertirse en un no parar de pogos y saltos.

Para estos momentos no había en mí ni miedos ni nerviosismo, sino incredulidad. Incredulidad de estar viendo a un Vince Neil en mucho mejor estado físico del que me esperaba y, lo más importante, cantando cada canción a la perfección sin soltar ningún gallo ni ahogándose ni poniéndose rojo cual tomate. De hecho, la mayor locura por parte del público femenino se desataba cuando éste se acercaba hacia delante, un Vince que a sus 54 años sigue siendo el puto amo y destilando seguridad en directo, por lo menos esta noche en Milán.

La preciosa “Don´t Go Away Mad (Just Go Away)” en la que veríamos al propio Vince colgarse una guitarra fue la siguiente y sería imposible no emocionarse con ella, para en seguida cambiar de tercio y enlazar con la fiestera “Smokin´In The Boys Room”.

El bolo estaba saliendo a la perfección, la banda sonaba como un cañón, la acústica era maravillosa, Vince cantando bien, más fuegos y explosiones de los que éramos capaces de asimilar y un setlist de auténtico infarto. Y la cosa no haría más que mejorar y mejorar ya que comenzamos a oír a la guitarra de Mick Mars tocar el característico riff de “Looks That Kill”.

Tampoco faltarían temas de su último disco “Saints Of Los Angeles” como fueron “Mutherfucker Of The Year” a continuación y luego más adelante el tema homónimo.

Y por si faltaban pogos en pista, MÖTLEY CRÜE se puso a interpretar “Anarchy In The U.K.” lo que acabó convirtiendo el estar en pista en un casi ejercicio de supervivencia.

Momento ahora para un breve descanso para la banda ya que empezó a sonar de fondo “In The Beginning” pero en cuanto acabó pudimos ver a Nikki Sixx salir portando su bajo-lanzallamas y soltando una llamarada en cada Shout que sonó durante la canción. También tuvo tiempo de prender fuego a su micro que colgaba del techo. Sin duda alguna uno de los momentazos del concierto, muy molón ese bajo-lanzallamas.

Un Nikki Sixx que estuvo durante todo el concierto muy juguetón y enchufado, continúas coñas se estuvo haciendo con Vince y era genial ver a ambos divertirse y sonreír en el escenario, y Nikki tampoco paró de jugar con su micro colgante balanceándolo hacia delante y hacia atrás y moviéndose él al ritmo del micro. Muy divertido todo y muy espectacular. Eso sí, en esta ocasión no hubo discurso por su parte en el que comentar la historia de MÖTLEY CRÜE ya que dijo que fuera de USA no lo haría por no conectar con la gente por el tema del idioma. Pero sí que cogió el micro y se dirigió hacia el público muy brevemente para decir lo orgulloso y contento que estaba de tocar por última vez en Italia, ya que él tiene esa ascendencia italiana por parte de padre y se sentía como en casa.

Y por si todo esto fuese poco, tras “Louder Than Hell” llegaría el momento más espectacular del concierto y que tiene a Tommy Lee como protagonista: el “Crüecifly”. Las luces se apagaron y Tommy Lee saludó a todos antes de que la batería empezase a ascender y a girar a lo largo de esa estructura que le llevaría hasta el centro del pabellón. Sonó de base hasta “Paranoid” de BLACK SABBATH y luego otros temas que no conocía ni de oídas. Espectacular el momento en el que le tienes justo arriba de ti boca abajo y le ves tocar así, es como estar viendo una drum cam pero en directo y con el batería boca abajo. Un Tommy Lee que nos contaría que haber llevado a cabo el “Crüecifly” era para él un sueño hecho realidad. Como solo de batería regular tirando a malo, eso sí, pero eso era lo de menos.

Una vez la batería y Tommy regresaron al escenario sería momento de que Mick Mars saliese para interpretar su solo de guitarra y demostrar que es un grandísimo guitarrista a la vez que un ejemplo de superación por estar ahí todavía a pesar de su enfermedad. Solo por eso se merece todos los respetos.

La tirada final de temas vino dada por “Live Wire”, “Dr. Feelgood” y “Kickstart My Heart”. En “Dr. Feelgood” pudimos ver aparecer de nuevo a las coristas-bailarinas (una rubia y una morena, pa´no discutir y tenerlo todo) que demostraron no estar por puro atrezzo ya que hicieron los coros muy bien. Y en “Kickstart My Heart” pudimos ver el despliegue de medios de MÖTLEY CRÜE llevado, otra vez, al máximo. Vince y Nikki se subieron a dos plataformas que les acercaron a la grada y hacia el centro del pabellón, todo esto mientras del escenario salía fuego, explosiones y de todo lo imaginable y por supuesto el público volviéndonos locos perdidos ante este temazo atemporal.

Finalmente la banda se reuniría en el escenario para saludar desde allí todos juntos y ver al pabellón, lleno hasta la bandera, ponerse en pie y ovacionarles como se merecían. También pudimos ver a Nikki Sixx clavando un cuchillo a su bajo.

Tras unos minutos de descanso los focos se dirigirían hacia el centro del pabellón, y es que sería allí donde la banda volvería a aparecer para interpretar la última canción de la noche: “Home Sweet Home” con un Tommy Lee haciendo la intro y el final de la canción al piano.

Imposible no emocionarse con el tema sonando con ellos en el escenario pequeño del medio y con las imágenes de toda la historia de la banda siendo proyectadas por las pantallas. Maravilloso, genial, muy muy emotivo y muy bonito.

Con esto se puso el punto y final al concierto, el punto y final a una noche digna de ser recordaba. Una noche en la que nada pudo salir mejor, todo fue perfecto tal y como fue. Una maravilla poder disfrutar de este The Final Tour y de unos MÖTLEY CRÜE que cuajaron un bolazo enorme y que de Milán se despidieron a lo grande. ¡Se les va a echar de menos!

Setlist MÖTLEY CRÜE:

01 – Girls, Girls, Girls
02 – Wild Side
03 – Primal Scream
04 – Same Ol´Situation (S.O.S.)
05 – Don´t Go Away Mad (Just Go Away)
06 – Smokin´In The Boys Room (Brownsville Station cover)
07 – Looks That Kill
08 – Mutherfucker Of The Year
09 – Anarchy In The U.K. (Sex Pistols cover)
(In The Beginning)
10 – Shout At The Devil
11 – Louder Than Hell
(O Fortuna)
12 – Drum Solo
13 – Guitar Solo
14 – Saints Of Los Ángeles
15 – Live Wire
16 – Dr. Feelgood
17 – Kickstart My Heart

Encore:

18 – Home Sweet Home

3 Comentarios

  1. Alfredo

    15 noviembre, 2015 at 13:44

    Muy buena crónica, yo estuve allí y lo puedo confirmar fue un bolo espectacular, de los más grandes que he visto en los últimos años. Enhorabuena por la crónica, eso sí para la próxima cuidad un poco más las fotos, algunas se ven regular. Por lo demás, reafirmo cada palabra que habéis dicho. Saludos.

    • Daniel Álvarez

      15 noviembre, 2015 at 16:07

      ¡Muchas gracias Alfredo!

      Respecto a las fotos…tienes toda la razón, algunas dejan mucho que desear pero es que era realmente difícil hacer un buen trabajo con la locura que había en la pista en las primeras filas.

      Un saludo.

  2. Pedrolo666

    16 noviembre, 2015 at 20:53

    Parece mentira que en un país como España no podamos disfrutar de una gira como esta. Es injusto, no entiendo porque no han traido dicha gira por aquí tratándose de un final de gira tan importante como el de Mötley Crue. La verdad que repatea y mucho. Nos tendremos que conformar con las crónicas. Por lo que leo, dieron un conciertazo, quien los pillara.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>