Crónica y Fotos de Hellfest 2017 – Tercera Jornada, Domingo 18 de Junio: The Vintage Caravan, Sanctuary, Metal Church, Hawkwind.

Publicado por el 28 junio, 2017

Crónica: Daniel Álvarez
Fotos: Irene A.H.
Domingo 18 (9/10)

BrightCurseAl igual que en los días anteriores volveríamos a entrar al recinto desde primera hora, la culpa de ello sería de BRIGHT CURSE que venían presentando su genial último disco “Before The Shore” del que interpretaron varias canciones como “The Shore”, “Northern Sky” o “Candles And Flowers”. Dieron un gran concierto que estoy seguro que les haría ganar nuevos fans.

Esta tercera y última jornada sería más relajada que las dos anteriores, cosa que es de agradecer al ser el último día. No había más que ver que en estas primeras horas encadenaríamos cuatro conciertos seguidos en el Valley. Cosa que, con el calor que hacía, era de agradecer que los conciertos que nos interesaban fuesen bajo techo.

VÔDÛN fueron los siguientes en salir al escenario, con los cuerpos pintados y embutidos en trajes africanos arrasaron el Valley con su tremendo poderío y fuerza. Liderados por una cantante que nos dejó a todos boquiabiertos por su voz y su presencia sobre las tablas fueron encadenando canciones con un ritmo frenético. Creo que pocos, o ninguno, de los que allí estábamos esperábamos a una banda con tal fuerza en directo. El tema “Mawu”, con el que cerraron su actuación, sonó perfecto. Banda revelación del festival para mí.

VintageCaravanSería turno ahora de los islandeses THE VINTAGE CARAVAN, otra banda que nos sorprendió con una actitud y potencia en directo abrumadora. Y es aquí donde llega la reflexión: aunque me queje muchas veces de la duración de los conciertos en el Hellfest de primera hora, en algunos casos es obvio que cuarenta minutos de una banda en cualquier escenario del Hellfest valen más que ver a esa banda en concierto propio en una sala. Es genial ver a muchas bandas crecerse ante la oportunidad de tocar en un escenario grande y abarrotado de gente aunque sean las doce de la mañana. Y ésto fue lo que paso con el concierto de THE VINTAGE CARAVAN, un concierto en el que la banda salió a comerse el escenario y ¡vaya si lo hizo! A ritmo de “Crazy Horses” abrieron su actuación, y también sonaron otras canciones como “Craving” o “Babylon”. De nota fue el “Expand Your Mind” que se marcaron que sirvió para poner el punto y final a su concierto.

CRIPPLED BLACK PHOENIX es una banda para ver en concierto propio con libertad para tocar todo lo que quieran, como hicieron en el Kristonfest, ya que con el minutaje acotado corres el riesgo de que se pierdan en intros y no acabar escuchando más que dos o tres temas. A pesar de ello su concierto estuvo muy bien, supongo que también ayudó el que se pasaron diez minutos del tiempo programado que tenían. Siempre es una delicia escuchar sus pasajes instrumentales mientras cierras los ojos y te dejas llevar por la música. El momento del concierto tuvo lugar en el tema que eligieron para cerrar: “We Forgotten Who We Are”. Gran bolo.

Debido al exceso de duración de CRIPPLED BLACK PHOENIX llegaríamos al Mainstage01 cuando BLACK STAR RIDERS estaban interpretando su segunda canción, “Heavy Fire”. Tras ella llegaría “The Killer Instinct”, a la que seguiría otra canción de su nuevo y último disco como es “When The Night Comes In”. De agradecer es ir viendo como poco a poco se van olvidando de interpretar covers de THIN LIZZY en directo y van centrando sus setlists en sus canciones. Que ya tienen tres discos y muy buenos todos ellos. Aún así alguna canción de THIN LIZZY es inevitable que toquen, y esa sería “The Boys Are Back In Town”, junto con la famosa canción irlandesa “Whiskey In The Jar” con la que acabarían su concierto. Siempre es bueno el ver a Scott Gorham en directo acompañado de un Ricky Warwick y su genial y tremenda presencia en directo.

El siguiente concierto que veríamos sería el de los americanos SANCTUARY en el escenario Altar.

El concierto de SANCTUARY se inició con “Arise And Purify” y desde este momento ya nos tenían cabeceando y sacando a relucir los cuernos con las manos. Imponente es la presencia de Warrel Dane en directo e impresionante es el estado vocal que aún mantiene. El primer cañonazo nos llegó con “Die For My Sins”, y es que, evidentemente, de lo que había ganas era de escuchar sus temas clásicos de sus dos primeros discos.Sanctuary

La actuación no estuvo exenta de problemas, ya que más adelante la banda tuvo que improvisar una jam mientras se arreglaban unos problemas técnicos que surgieron. Miedo daba ver la cara de enfado que Warrel Dane llevaba durante estos instantes. Finalmente los problemas se arreglaron y la banda nos pudo dar dos temas finales, que fueron “Soldiers Of Steel” y “Taste Revenge” que nos supieron a gloria y nos dejaron a todos con un excelente sabor de boca.

Tocaba regresar al Valley para ver la actuación de una de las bandas que más ganas llevaba de ver de nuevo en directo: BLUE ÖYSTER CULT. Muy grata sorpresa fue cuando salió el cartel del Hellfest dividido por escenarios y pude ver que BLUE ÖYSTER CULT iban al Valley, ya que sabía que eso haría de su concierto algo muy especial. Y así fue, un concierto para enmarcar y de los que tardan muchos años en borrarse de la memoria.

La banda liderada por Eric Bloom y Buck Dharma arrancaría su actuación con “The Red And The Black”, que nos pondría a todos a repetir el ya famoso It´s all right con el que cuenta la canción. El siguiente tema interpretado por la banda sería “Golden Age Of Leather”, al que seguiría “Burnin´For You”. Cada canción era mejor que la anterior, nos tenían a todos embobados disfrutando al máximo lo que nos daban desde el escenario y sin parar de cantar y bailar. La sorpresa me la darían al tocar “ME 262”, un tema que para nada me esperaba. Tras los temas “Godzilla” y “(Don´t Fear) The Reaper” llegarían los momentos tensos de la noche, ya que la banda se despedía de nosotros quedando aún poco más de diez minutos de su tiempo programado de actuación. Menos mal que en seguida salió alguien y les dijo que tenían más tiempo y volvieron a salir para interpretar dos canciones más: “Hot Rails To Hell”, cantada por Richie Castellano, y “Cities On Flame With Rock And Roll”, con la que, ahora sí, cerraban su concierto y se despedían de nosotros. Concierto perfecto, de los mejores del festival.

Volveríamos al Altar para presenciar otro de los mejores concierto del festival, sería el caso de los americanos METAL CHURCH que arrasaron el escenario y nos dejaron a todos boquiabiertos y flipando por el derroche de energía, potencia y actitud de la banda. Aunque hay que remarcar un nombre propio: Mike Howe. Con el pelo corto y camisa cierto es que no desprendía un look muy rockero, pero tenía lo más importante, la actitud y una voz prodigiosa, como si por esa garganta no hubiesen pasado los años. Desde la inicial “Fake Healer” nos tendrían coreando y haciendo air-guitar, cosa que no cesaría hasta el final del concierto con “The Human Factor”. Entre medias pudimos seguir disfrutando de canciones clásicas como “Start The Fire” y de nuevas como “Needle And Suture” y “Killing Your Time” de su último disco titulado “XI”.

El momento más especial del concierto fue sin duda la interpretación de “Badlands”, una canción que en directo me puso los pelos de punta. Conciertazo enorme el que nos ofrecieron METAL CHURCH.

Si hay una banda mítica en eso del space rock esos son HAWKWIND, una banda a la que tenía muchas ganas de ver, por mucho que solo cuenten con Dave Brock como miembro original, pero su concierto acabó por ser una decepción para mí. Un concierto en el que no acabé entrando en ningún momento en lo que desde el escenario nos planteaban, con un Dave Brock en un lateral del escenario y llevando un rol totalmente secundario, tocando poco y cantando menos. Y es que los años no pasan en balde, y él cuenta con 75, nada menos.

La mayor parte del peso del concierto recae en Mr.Dibs, que se encarga de cantar y de ir creando todos los efectos de sonidos propios de HAWKWIND.

Cierto es que lo que sonaba no sonaba mal, pero simplemente no era lo que yo me esperaba que fuese, me esperaba quedarme embobado con los efectos y la música y eso no ocurrió. Supongo que hay noches y noches. Quizás en otra ocasión les vea y sí me quede embobado con ellos, quién sabe. Aunque veo difícil que haya una segunda vez.

Tras ellos solo quedaba poner el punto y final al festival, y los encargados de hacerlo para mí fueron SLAYER. Debido a que SLAYER empezaban antes de que HAWKWIND acabaran llegué al escenario con el concierto empezado, justo cuando la banda se preparaba para interpretar “War Ensemble”. Ideal concierto para gastar las pocas fuerzas que quedasen a estas alturas de la noche. Sorprendente fue que al terminar de tocar “Seasons In The Abyss” la banda de Tom Araya y Kerry King se retirase del escenario cuando aún les quedaba bastante tiempo de actuación. Volvieron al poco tiempo para darnos una triada matadora: “South Of Heaven”, “Raining Blood” y “Angel Of Death”. Tras esto volvieron a irse y ya no volvieron a salir, y eso que todavía les quedaba tiempo para tocar más. Pero bueno, con los minutos de concierto que pude ver la verdad es que disfruté de un buen concierto.

Otro Hellfest que se acaba, no quedaba más que volver al camping con una sonrisa en la cara y recordando las enormes actuaciones que nos llevamos de esta edición. Una edición con menos cabezones pero con una serie media que ha sido una delicia, ya que encima casi todas las bandas a las que llevaba ganas consiguieron salirse y ofrecer conciertos soberbios.

¡Hasta el año que viene!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>