Dark Fortress (Venereal Dawn) – Crítica

Publicado por el 18 septiembre, 2014

darkfortress-venerealdawnArtista: DARK FORTRESS
Álbum: VENEREAL DAWN
Estilo: Black Metal Melódico
Sello: Century Media
Fecha: 1 de septiembre de 2014
Nota: 6,5/10

Lo siento por DARK FORTRESS porque siempre ha sido una de mis bandas favoritas dentro del género Black Melódico, pero no he conseguido disfrutar tanto como yo esperaba de su nuevo trabajo “Venereal Dawn”. Esas guitarras tan faltas de energía o de fuerza, han sido parte del detonante. Entiendo que haya evolución, o que ellos quieran llamarla así y mirar hacia otro lado como hacen infinidad de bandas actualmente. Pero una cosa es evolucionar y otra cosa muy diferente es perder toda la fuerza o esencia que te caracteriza.

¿Dónde está ese Black rápido, cañero y oscuro? Parece haberse esfumado con el paso del tiempo, porque yo no lo veo por ninguna parte. Bueno mentira, sí, he encontrado ramalazos de obras pasadas en los primeros 5 minutos de “Venereal Dawn” que me ha costado una tortura hacerme a ella. Canción que incluye algunos solos, medios tiempos, partes melancólicas y un rollo Doom que poco o nada se parece a los primeros trabajos del conjunto. En especial esta pieza, se trata de una canción densa, mayormente en la segunda parte. En los primeros minutos entra bastante bien y se deja querer con facilidad.

Al parecer, la banda ya se ha cansado de berrear y aporrear la batería a todo trapo o dar guitarrazos a toda pastilla. Lo cierto es que el Black está de capa caída, y cada día es más difícil encontrar bandas que sigan fieles a su estilo sin perder ni un ápice de agresividad. Algo que cada vez se repite con más frecuencia entre bandas conocidas.

darkfortress-bandaEste Lp tiene más de Doom que de Black Metal, por ello para los amantes de este género (entre los que me incluyo), debería suponer un gozo de principio fin, pero no todo es como parece. Aunque antes de lanzar las campanas al vuelo, vayamos por partes. Uno de los temas que más me ha gustado es, “Lloigor” que viene con una introducción acústica muy OPETH, una canción agreste y seca musicalmente hablando que mezcla velocidad con lentitud, voces medio-limpias y guturales con un fondo embriagador para los oyentes que gustan de estilos más calmados. La parte del estribillo está muy conseguida. Pero no es lo único. La canción a pesar de haberse alejado radicalmente del género Black, tiene sus cosas buenas y malas. Descubrirlas depende de vosotros.

Lo vuelvo a recalcar, el Doom es un estilo que me apasiona en todas sus vertientes, inclusive el Funeral Doom y estilos más pesados, son parte de mi debilidad personal. Es más, me encantan cuando las bandas arriesgan musicalmente con su propuesta. Sin embargo, algo me ocurre con el séptimo trabajo de los alemanes. No puedo describirlo, me siento impotente e incapaz de disfrutarlo como yo quisiera. El poco feeling de algunos tiempos se me hace muy cuesta arriba, aunque en cortes como “Luciform” eso no ocurre. Este tema empieza con una cabalgata incesante de brutalidad hasta que de repente se difumina y se densifica alternando partes lentas, partes rápidas, solos y multitud de detalles que están muy bien añadidos. Ese toque Black’n'Roll de algunos puntos de la canción, rememora los mejores días del género y de la banda. Por pesadez, creatividad o fuerza, es de los pocos cortes que merece la pena escuchar de principio a fin.

No obstante, la pieza que rememora los mejores días de DARK FORTRESS es “I Am The Jigsaw Of A Mad God” y es toda una epopeya viviente con rasgueos acústicos unidos a los riffs principales alternándose con voces de ultratumba que están muy bien.

Canciones como “Betrayal and Vengeance” se sumergen en un terreno peligroso, donde la fuerza y cadencia más oscura cobran forma. Es una mirada al pasado, pero sin entrar demasiado en ella, ya que se mantiene en un ambiente seco y pesado con un ritmo lento bastante pantanoso. Por ejemplo, los solos tienen un sentimiento totalmente opuesto al enzima gutural de los riffs y le otorgan un aire de claridad muy necesario. Aunque la canción tiene un algo que sigue sin convencerme del todo.

“Chrysalis” se asemeja al colorido de las alas de una mariposa que se abren y despliegan cantidad de eufemismos insinuando todo tipo de espectros movimientos pero sin ahondar en los mismos; se trata de una pieza teatral y tétrica bastante lenta que viene dibujada por unos punteos que se repiten bastamente y supuran monotonía por todos sus poros. La pieza que menos me gusta de todo el disco es “The Deep” con un aire country al inicio y muchos guitarrazos acústicos sin fondo musical aparente salvo unos guturales que se van agrandando de aquí al final de la canción. “Odem” sigue una senda parecida a “Chrysalis” sólo que tiene un inicio de aires orientales y cambio de ritmo radical, apostando por un doble bombo brutal y una fuerza estremecedora.

Para finalizar este extraño viaje tenemos a “On Fevers Wings”, otros once minutos insufribles con un aliciente, su entrada a piano está muy bien, pero nada más. El resto no me dice gran cosa, salvo la voz de la diva, una tal Safa Heragui. Son los once minutos más mal desaprovechados que he escuchado en mucho tiempo. Canción regulera y muy mal pensada. Lo siento por DARK FORTRESS, pero la falta de iniciativa de sus integrantes por hacer algo realmente bueno, los ha llevado a la desolación más absoluta consiguiendo un final incoherente con el resto del álbum. No es que se hayan vuelto comerciales, pero se trata de un tema que carece de fuerza, energía, sentimiento; le falta esa ambición artística que sí tienen otros temas del disco que están mejor detallados y no pierden su esencia, a pesar del cambio de estilo.

“Venereal Dawn” podrá ser todo lo original que muchos quieran, podrá ser grandioso y apuesto, pero cuando los principales factores que deben sorprender, fallan. Apaga y vámonos. Disco decente, muy parejo con “Ylem”, nada parecido a “Eidolon” y mucho menos comparable a sus primeros álbumes. En cuanto a sonido, mezclas o producción, chapó. Pero si debo hablar en general, es un álbum muy elaborado que se apelmaza demasiado rápido en el olvido, a mi parecer le falta bastante chicha para considerarse uno de los mejores álbumes de DARK FORTRESS. Yo, personalmente me quedo insatisfecho en muchos aspectos. Eso no quita que algunos temas me hayan encantado. Sin embargo y para que conste, no todos los temas me parecen excelentes de principio a fin, hay algunos que empiezan bien y acaban regular y otros todo lo contrario.

Componentes:

Morean – Voces
Asvargr – Guitarras
V. Santura – Guitarras
Draug – Bajo
Seraph – Batería
Paymon – Teclados

Tracklist:

01. Venereal Dawn
02. Lloigor
03. Betrayal and Vengeance
04. Chrysalis
05. I Am the Jigsaw of a Mad God
06. The Deep
07. Odem
08. Luciform
09. On Fever’s Wings

WEB
FACEBOOK

Autor: Francisco J. Román

3 Comentarios

  1. Alonso

    19 septiembre, 2014 at 13:43

    Nunca los tuve demasiado en cuenta, a mí como que el Black Metal y el género extremo no me va mucho, aunque debo reconocer que x el simple cambio de aires para este disco, ya merece la pena darle una escucha. Entiendo que no te haya gustado, a pesar de lo que has comentado sobre el género y tal. Entiendo que las bandas hagan cosas diferentes en cada obra, no tanto como perder su norte o su esencia. Eso si que no lo comparto, tampoco me gustaría ver a alguno de mis grupos favoritos hacer pop o electrónica. Sería terrible. Pero como el Black no me va mucho, y este disco tiene influencias de otros géneros, mi nota es un 7,5. Saludos

  2. HEAVY PIJA

    19 septiembre, 2014 at 20:08

    horriblemente asqueroso! ultra denso! tiene buen sonido pero es un asco! el unico tema decente es I Am the Jigsaw of a Mad God! dark fortress no viene haciendo bien las cosas desde hace dos discos! coinsido con j. roman sus primeros cds son lo mejor! 6,5 es mucho puntaje! un 2 es perfecto!!!

  3. croonermetalico

    4 octubre, 2014 at 12:51

    El disco es una puta pasada de principio a fin. Elaborado, con unos encadenados espectaculares, voces genialmente integradas con la atmósfera, solos en su justa medida que aliñan el colchón sonoro de muy buenas maneras, atmósferas originales y que alientan a mirar detrás de las capas de sonido en muchas ocasiones, etc… Es decir, te da un buen paseo vía mezcla por sitios terroríficos que da gusto visitar de la mano de estos Dark Fortress.

    Lo peligroso de juzgar un disco es tener en cuenta los demás esperando que nos regalen un género en concreto. Creo que el crítico debe deslindarse de trabajos anteriores para poder hablar en su justa medida de cualquier nueva propuesta. Abrir la mente, en definitiva, aunque esperemos de la banda siempre lo mismo o “lo mejor que saben hacer”.

    Que se han ido un poco al doom, al atmosférico y a una oscuridad más épica tirando de ramalazos melódicos? ¿Y? ¿Es que no se puede experimentar, ir más allá y traer cosas diferentes?

    No sé… te leí y no me ha parecido para nada un disco mediocre y ya no digamos malo. Es un disco para disfrutar echado en la cama, sin distracciones algunas alrededor y abriendo la mente totalmente mientras olvidas, un poco a posta, lo que sabes de esta banda.

    p.d. disco vicioso, muy bien producido y que gana en cada vuelta que le damos. Pero vamos… es mi opinión y ya.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>