Destruction (Under Attack) – Crítica

Publicado por el 26 julio, 2016

destructionunderattackArtista: DESTRUCTION
Álbum: UNDER ATTACK
Estilo: Thrash Metal
Sello: Nuclear Blast Records
Fecha: 13 de mayo de 2016
Nota: 7,5/10

Rondaba el año 2001 cuando los thrashers germanos DESTRUCTION editaban el preciado “The Antichrist”, un disco que con el paso del tiempo se ha convertido en todo un clásico de su discografía.

Aquel devenir tan bajo que sufrió el conjunto teutón tras su reagrupación sin Schmier en el 98 y con la edición de “The Least Successful Human” llevó al conjunto en caída libre sin freno. Cabe destacar que antes de editar tan desastroso capítulo la banda estuvo apartada de la línea de fuego una temporada, en total fueron 8 años. Antes de eso, hay que hablar de los DESTRUCTION reales, los que formaron la banda en el 82, Schmier o Mike Sifringer, este último no se ha apartado ni un instante de la línea de combate, ambos han dado forma a lo que se conoce hoy día como DESTRUCTION, no hay más que echar un ojo a obras de fuerte calado como  “Infernal Overkill”, “Eternal Devastation” y “Release from Agony”, para darse cuenta de donde han estado y quienes son DESTRUCTION.

Tras el rearme de la formación clásica allá por el año 1999, era de suponer que Schmier volvería al tajo y a su cauce thrash metalero, algo que quedó reflejado con total firmeza en esa obra de nombre “All Hell Breaks Loose”, otro de sus discos más preciados. Poco tiempo después llegaría “The Antichrist”, uno de los álbumes más sólidos y firmes que ha editado la banda en toda su carrera, y el cual no han sido capaces de superar todavía. Han estado muy cerca, porque desde que Schmier volvió a la banda, el conjunto aunque inestable ha sabido captar lo que pedían sus seguidores, editando verdaderos cañonazos como “Inventor of Evil”, “Thrash Anthems”  o el que para mí es su último gran álbum “D.E.V.O.L.U.T.I.O.N.”. Eso sin desprestigiar sus dos últimas obras, las cuales quedan superadas por este último lanzamiento “Under Attack” con el que parecen haber recuperado parte de la esencia del pasado.

En la actualidad, DESTRUCTION vuelven a hacer de las suyas, ofreciendo todo un recital de thrash en vena directo a la yugular. Si obviamos la palabra evolución o innovación nos encontramos ante un trabajo más que meritorio, “Under Attack” no pasará ni mucho menos a la historia, pero puede alegrar los corazones de miles de seguidores que pedían a gritos un disco explosivo como el que nos ocupa. No tan explosivo si lo comparamos con sus mejores álbumes, pero sí un disco que refleja la perfecta unión del bajo de Schmier y las baquetas de Vaaver, activo en la banda desde 2010 y que ha sabido incentivar la mezcla con sus mamporros retorcidos.

destructionseptiembreSería un tremendo error pedir experimentación a una banda como DESTRUCTION como ya he leído por ahí. A ver, innovación en los ritmos y estructuras rítmicas pero sin alejarse de su sonido estrella. Algo de novedad aquí y allá nunca viene mal, y sobre todo buen tirón en las partes rítmicas siempre es bienvenido. En cualquier caso el disco no pinta nada mal, sobre todo en su inicio “Under Attack” que tiende a confundir por esa introducción suave, pero que luego mete chicha de la buena con esos sablazos de la ostia. Acelerón con unos aderezos de batería de ultratumba y unos azotes de guitarra letales. Un corte que me ha recordado a la época del “The Antichrist”. En cuanto al resto de la canción, los solos suenan de muerte, DESTRUCTION demuestran que pese al paso del tiempo aun saben apañárselas la mar de bien.

Con “Generation Nevermore” nos ofrecen grandes dosis de thrash de la era ochentera, en recuerdo de otros grandes como KREATOR, SODOM y ONSLAUGHT. Temazo que no baja ni un instante la velocidad y que incluye un estribillo de lo mejor. Con “Dethroned” llega algo de calma, detonando otra importante variación al principio con algo de riffs compactados y ciertos redobles de batería para adornar la pieza antes de dar el  puñetazo final con esas acentuadas ráfagas de riffs y esos voceríos sacados del mismísimo averno. Toda una mezcla impetuosa llena de punzadas, rapidez, técnica y lo mejor, el sello DESTRUCTION que no falte. La parte intermedia quizás sea una de las más carroñeras que yo recuerde haber escuchado de los germanos en los últimos años.

Thrash agresivo directo a la vena. Under Attack, la nueva horda violenta de los germanos Destruction.

Con “Getting used to the evil” nos llega la primera templanza, un tema sereno y muy diferente a todo lo que ha facturado DESTRUCTION antes. A pesar de que puede sonar extraño al comienzo, tiene un aire bastante sombrío que le acompaña durante todo su trayecto, esos punteos ácidos son la clave, aunque no es la única parte elemental de la trama como puede verse a partir del minuto 2:56, cuando la canción coge una dureza afilada. Tema variopinto con una parte intermedia demoledora.

Si pensabais que el disco iba a venirse abajo, estabais muy equivocados. En “Pathogenic” tiran de lo mejor con esa base rompedora, y/o acelerada cargada de riffs martilleantes capaces de romper cualquier muro que se ponga por delante. Un tema que no deja lugar a dudas que cuando DESTRUCTION se ponen las pilas son capaces de degollarnos con su artillería pesada. Un corte con unas partes instrumentales y una orientación que callará muchas bocas. “Elegant Pigs” por ejemplo, tiene un enfoque diferente en el riff principal, es mucho más nervioso que el resto, las puntillas que deja el sonido del bajo y la voz de Schmier agrandan la labor del polaco Vaaver a la batería, que se muestra creciente durante toda la canción, haciendo posible un ascenso enérgico y perforante.

Una vez pasado el ecuador del disco hay que hablar de la segunda placa, en esta ocasión tirar el guante hacia “Second to none” en una simbiosis entre ANNIHILATOR y OVERKILL si hablamos de riff principal, muy bien ejecutado por cierto, y con algo de variedad en el momento del estribillo, apreciándose diferente y otorgando algo de frescura con esa mezcla de Speed/Thrash Metal enrevesado. El siguiente “Stand up for what you deliver” vuelve a ser más de lo mismo, tristemente no aporta nada que no hayamos visto antes, quizás esas persianas de riffs serpenteantes, y esa crudeza de Schmier a la hora de cantar aporten algo de frescura frente al resto, otra de las diferencias son los solos y su llamativa forma de sonar.

“Conductor of the Void” va a piñón todo el rato, no la encuentro especialmente sorprendente, salvo por esos cortes en seco donde los riffs adoptan cierta forma ondulada. Si hay algo que sobresale de esta viene a partir del minuto 2:40 tras ese redoble intenso de batería. Lo que viene a continuación “Stigmatized” es una variación de otros temas donde aparecen riffs cañeros, me gusta porque tiene pegada y buena consistencia, en ocasiones sí que suena algo más brutal que otros temas, sus tempos correosos no tienen desperdicio, igual que su estribillo realmente mortífero.

El final del álbum lo firman dos joyas finales, “Black Metal” de VENOM, en la que DESTRUCTION dan su toque personal a una versión de una de las bandas clave del género Black/Heavy Metal.  Tema puramente destructor con ese dueto vocal de órdago, sacado del mismísimo averno. Para rematar hablar de la regrabación que han realizado de su clásico “Thrash Attack” que suena femoralmente bien, un clásico rejuvenecido que sube los puntos finales a un disco que en ciertos momentos se vuelve algo lineal y monótono.

Decimocuarto álbum de DESTRUCTION, en esta ocasión además de recuperar la fortaleza del pasado, muestran una de sus mejores caras con respecto a sus últimos lanzamientos, lo cual es de agradecer. Pero de ahí a sonar como en sus inicios hay un buen trecho. Pocas bandas actuales suenan como en sus inicios, por no decir ninguna. En esta álbum DESTRUCTION nos regalan su mejor versión en años, con una portada (obra de Gyula) adornada por una calavera envuelta en fuego para rematar. Buen disco, que recupera algo de la intensidad perdida en sus dos últimos trabajos.

Componentes:

Schmier – Bajo y Voces
Mike – Guitarras
Vaaver – Batería

Tracklist:

01.Under Attack
02.Generation Nevermore
03.Dethroned
04.Getting Used to the Evil
05.Pathogenic
06.Elegant Pigs
07.Second to None
08.Stand Up for What You Deliver
09.Conductor of the Void
10.Stigmatized
11.Black Metal (Venom cover)
12.Thrash Attack (Re-recorded)

FACEBOOK

Autor: Francisco Román

6 Comentarios

  1. Metalhead

    27 julio, 2016 at 0:24

    Lo encuentro mucho mejor que sus dos últimos trabajos, muy de acuerdo con la crítica. El anterior Spiritual Genocide, se me hizo algo monótono y repetitivo, encuentro que en este los temas están mucho más logrados. Es un disco de Thrash Old School.El que pida evolución, que se vaya a pedir al metro y escuche otra cosa, porque ni zorra idea. El Thrash ya evolucionó hace años hacía otros estilos que no lo son. Destruction siempre han sido y serán una banda de Thrash, por eso hacen lo que hacen y la evolución se la pasan por el forro, como debe de ser. Buen disco de una mítica banda del género.

  2. Hellishbear

    27 julio, 2016 at 5:12

    Los primeros cinco temas son una auténtica patada en los huevos. Coincido con Metalhead, este álbum es mucho mejor que los dos anteriores.

    En cuanto a la crítica del disco tú reseña no concuerda con la calificación que le otorgas Frank, pensé que le darías como mínimo un 8.5. Buena radiografía del disco amigo Frank.

  3. Frank

    27 julio, 2016 at 5:27

    Oye que un 7,5 es una muy buena puntuación. Para mí un disco flojo sería del 6 para abajo. Y creo que un notable es una nota más que correcta para este disco teniendo en cuenta la evolución de la banda y su sonido si lo comparamos con los dos últimos trabados. Además he especificado claramente que temas me parecen mejores y cuales no. Definiendo cada apartado del mismo y anotando sus pros y sus contras. Algunos no me han llegado tanto y los veo demasiado lineales, en cuanto a las versiones no las he tenido en cuenta para la puntuación final.

    • Hellishbear

      27 julio, 2016 at 6:13

      En tu reseña percibí más pros que contras sobre el álbum por eso escribí “pensé que le darías 8.5″.

      Disco muy notorio para una banda fiel a su estilo y a su sonido. Saludos Frank!

      • Frank

        27 julio, 2016 at 12:56

        Ya claro suele pasar, a veces el que lee lo percibe de otra forma diferente al que escribe. Pero bueno, en todo caso es un disco muy notorio como tu bien dices, aunque he leído críticas que lo ponen por los suelos lo cual me sigue sorprendiendo, ya que muchos no saben ni lo que quieren, ni lo que buscan en Destruction, si esto no les llama la atención es que nunca han escuchado la música de los germanos. Si quieren evolución que se rasquen la barriga. Volviendo a la nota, el 7.5 o un 8 es la nota más correcta pienso yo, medio punto más o medio punto menos varía poco. En esta ocasión no puntué tema por tema como suelo hacer normalmente finalizado con la regla de tres, que sería lo más lógico.Tras escuchar el disco cuatro veces y una vez finalizada la review, percibí que algunos temas no tenían la garra ni la locura que si tienen los primeros temas hasta Second to None. “Stand up for what you deliver” no me llamó demasiado la atención, “Conductor of the Void” me gustó con sus golpes en seco, pero había algo en ella que no me terminaba de convencer y “Stigmatized” pese a ser un buen tema con un interesante estribillo, no la veo tan trascendental como “Pathogenic” o “Elegant Pigs”, dos de mis cortes preferidos. Dejando a un lado esto debo decirte que estoy preparando reviews de Civil War, y de lo último de Mob Rules, lo digo porque recuerdo que hace tiempo comentaste que te gustaría leer reviews de esos trabajos, todo sea por contentar a nuestros seguidores. Aunque la de Civil War ya la tenía en mente desde hace tiempo, la de Mob Rules no tanto, pero para que no quede en el olvido intentaremos sacarla en cuanto se pueda. Un saludo Hellishbear y gracias como siempre por tu amabilidad.

        • Hellishbear

          27 julio, 2016 at 20:35

          Lo que comentas es cierto Frank, los primeros 6 temas son unos temazos pero a partir de ahí como que los demás temas empiezan a bajar la intensidad. Pero esto parece ser un mal en general con la mayoría de las bandas en la actualidad ya que a la mitad del disco parece que se les acaba el gas o la imaginación para mantener la misma intensidad de principio a fin.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>