Devius (The Absents Presence) – Crítica

Publicado por el 10 junio, 2014

devius-thearsents-presenceArtista: DEVIUS
Título: THE ABSENTS PRESENCE
Estilo: Progressive Death Metal
Sello: Abstractaeon Music
Fecha: 19 de febrero de 2014
Nota: 9/10

Hace un par de semanas atrás me dispuse a hurgar un poco dentro del metal nacional con ánimos de encontrar algo nuevo, y cuando creía que no había nada por el momento que me llamase la atención, me encuentro con unos absolutos desconocidos para mí de nombre DEVIUS. El rotulo rezaba death metal progresivo y una portada sobria pero atractiva con cierto halo de misterio, alejada quizás del estilo de este tipo de bandas fue lo que capturo mi atención y me llevaron a escuchar “The Absents Predence”, su primer álbum. Antes de comenzar a escuchar el disco pensé en encontrarme con una banda más común y corriente del género, pero no fue así. La propuesta de estos músicos de la provincia de Córdoba va más allá del death metal progresivo. El cual ya de por si es un estilo complejo, DEVIUS se atreve a meterle más complejidad y expandir los horizontes del mismo sin prejuicios o miedos.

Cuando comencé a recorrer el álbum me encontré con un death metal duro, agresivo y técnico bañado por unos excelentes guturales como debe ser pero a medida que iba avanzando comenzaron a fluir elementos de jazz, rock progresivo, metal tradicional, thrash, folk y un sitar….si como lo están leyendo, un sitar. A todo esto se le suma la complejidad de las bases, los tempos que utilizan, los bruscos cambios de ritmo, las atmósferas y las armonías de las guitarras que son de lo más extrañas y atractivas, todo fundido en una sola pieza que me fue asombrando tema tras tema dejándome K.O. El álbum sube y baja continuamente en intensidad, desgarrando en ciertos momentos y acariciando en otros con un domino instrumental total en cada nota que ejecutan. Da gusto escuchar una banda argenta con un nivel tan alto y una identidad tan propia que cae fuera de los estándares del típico y cerrado metal argentino. A nivel de las letras, las cuales son muy metafóricas teniendo como eje temático morir enfermo y en soledad  me lleva a sospechar de cierto aire conceptual en la obra. También para aquellos que se decidan a descubrirlos les recomiendo sus dos Ep’s Infinity Echoes (2009) y Orphion (2011) en los que se puede apreciar la evolución de la banda tanto en el terreno extremo como en el experimental acompañados ambos trabajos por buen sonido y muy buena producción por tratarse de Ep’s.

Winter Murdered the Vagabond“ es el encargado de abrir el álbum, con su ritmo denso, pausado y sostenido que en los momentos extremos combina voces guturales y rasgadas con una percusión muy dura seguida muy de cerca por los latigazos de las cuatro cuerdas dando forma a una base rítmica con mucho carácter. La vena melódica descansa en los estribillos donde imperan las voces limpias acompañadas de una suave y baja distorsión de la guitarra marcando un comienzo simple e interesante.

Todo se va a la mierda (en el buen sentido) con “The Logic of a Dying Man” Este nos ofrece una brutal descarga de metal extremo técnico exquisitamente putrefacta donde el  eje central son las voces y la taladrante percusión que no te dan un segundo de respiro si perder en ningún momento ese sonido grueso y contundente tan característico en todo el disco. Lo original aquí es la enajenada y enfermiza guitarra de Gastón Praddaude tanto en el riff como en los punteos te dejan con la boca abierta. Hacia el final cuando parece que estamos hundidos en la peor de las oscuridades el sitar deja asomar un lánguido halo de luz marcando un final con sello DEVIUS.

The Lepers Gift” es otra maquinaria controlada a la perfección de metal extremo. Sigue maravillándome la potencia de la base rítmica de esta banda así como también el enfoque de la guitarra. Este corte es uno de los más complejos del álbum plagado por cambios de ritmo y muy buenos arreglos tanto a nivel instrumental como en las voces. Otra cosa que me gusta mucho es la claridad con que se pueden apreciar cada instrumento, muchas veces en este estilo todo suele sonar a una masa sonora en al que no se distingue nada. Si embargo la banda logra un equilibrio justo entre brutalidad y claridad permitiendo disfrutar de cada pieza como un todo o poder saborear cada instrumento individualmente.

Otra pieza magnifica que lleva la marca de originalidad de la banda es “Buried in the Sun”. Este track es metal extremo de base rítmica entrecortada que en su parte media anida una sección instrumental inteligente y osada que comienza en el minuto 2:44 con una mezcla de jazz y folclore argentino espectacular, percusión relajada y unos arpegios fantásticos. En el minuto 3:54 Gastón ejecuta un solo que me recordó bastante al fragmento incluido en Funeral March del clásico de Manowar,  Achilles, Agony and Ecstasy in Eight Parts.

The Absents Presence” con sus casi ocho minutos de duración es el tema mas largo del álbum, una amalgama de death y metal clásico muy difícil de catalogar sobre todo en las bases. Lo que más me gusto de este corte dentro de su brutalidad técnica y complejidad es otra vez el tratamiento de la guitarra, compleja y ajena a lo que uno suele oír en este tipo de género y la rica percusión en el estribillo donde imperan las voces y las melodías limpias. También para recalcar es el giro que sufre tanto la dinámica como la composición del corte a partir del minuto 5:23, esa capacidad que poseen grandes como DREAM THEATER también tengo el placer de poder disfrutar aquí. A mi criterio el mejor tema del álbum.

Lowest Common Denominator” es otra excelente dosis de metal extremo montado sobre una base rítmica que no deja nada vivo a su paso soportando la mezcla de voces guturales y podridas con un sonido de fondo en todo su recorrido único…el sitar, que en esta ocasión en vez de aportar un aire de acid rock psicodélico le da una clima siniestro y malvado a toda la pista. Más atractivo es aun en el segmento melódico que comienza en el minuto 2:38 hasta el minuto 3:15 donde sitar, bajo y guitarra se fusionan logrando un clima que quiebra toda la tónica del tema. De esto se trata DEVIUS, forjaron un sonido autentico.

And the White Horses…“ es una pieza que parte de un hachazo la linea musical del disco. Una composición ejecutada solo por la guitarra que me suena a un híbrido de jazz y tango alucinante mientras de fondo se escucha el relato de Bluebird, poema perteneciente al escritor estadounidense  Charles Bukowski. Emotiva, abstracta y sublime de principio a fin.

La cara más zarpada, loca y 100% original en cuanto a composición se refiere queda plasmada en la excéntrica “Immaterial”. Tratar de encasillar este corte es realmente imposible, no sé lo que es y tampoco me importa saberlo. No logro distinguir si es Brutal death, Djent, Blackened death o Groove con el sitar apareciendo de vez en cuando. Lo único que se, es que es una obra brillante por donde la mire, en la guitarra gimiendo como enferma, la voracidad de las voces o la brutalidad de la base rítmica dan forma a una maravilla aberrante.

Y por supuesto el sitar, la estrella indiscutible del disco debía tener su momento único para lucirse. Y “Starvation Song“ es “su momento”. Si la sacáramos fuera del disco podía encajar perfectamente en bandas de rock psicodélico de fines de los 60 como Jefferson Airplane, The Jimi Hendrix Experience o los primeros PINK FLOYD. De aire místico, ancestral logra abstraerme totalmente con su percusión hipnótica. Increíble escuchar un corte de esta características en un álbum de Death metal.

Y para finalizar la suicida “The Vein and the Blade” es un compendio de la esencia de DEVIUS, brutalidad técnica, base rítmica mortal, inteligentes segmentos melódicos que rompen la estructura del track y un sonido propio absoluto. Engendros de OPETH y DREAM THEATER le están ofreciendo al panorama metalero extremo de mi país la posibilidad de deleitarse con un estilo con identidad propia. Más no puedo agregar.

“The Absents Presence” es un disco brutal, poseedor de los ingredientes necesarios para aplastarte la cara contra el piso, pero al mismo tiempo es delicado, lisergico y atmosférico sin perder la complejidad técnica y la calidad musical en ninguno de los dos casos. La producción impecable, permitiendo que el disco suene con brillo y claridad o sólido y rústico según lo exige cada momento del álbum. Es evidente que DEVIUS no tienen problema alguno a la hora de expandir sus horizontes musicales, solo resta esperar y seguir muy de cerca los pasos de estos músicos hacia territorios desconocidos. Una banda apta para amantes de OPETH, DEATH, MESHUGGAH y similares pero también para aquellos con la mente muy abierta a probar nuevas texturas dentro del parametrizado, rígido y estandarizado mundo del metal.

Componentes:

Gastón Praddaude – Guitarra, voz
Walter Pidone – Voz
Diego Estevez – Bajo, sitar
Andrés Gualco – Batería

Tracklist:

01. Winter Murdered the Vagabond
02. The Logic of a Dying Man
03. The Lepers Gift
04. Buried in the Sun
05. The Absents Presence
06. Lowest Common Denominator
07. And the White Horses…
08. Immaterial
09. Starvation Song
10. The Vein and the Blade

BANDCAMP

Autor: Hernán Dalmaso

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>