DGM (Momentum) – Crítica

Publicado por el 17 abril, 2013

dgmmomentumportadaArtista: DGM
Álbum: MOMENTUM
Estilo: Progressive Metal
Sello: Scarlet Records
Fecha: 26 de marzo de 2013
Nota: 8,5/10

Los italianos DGM vuelven a la carga para presentar nada más y nada menos que su octavo álbum de estudio. En sus quince años de trayectoria la banda ha sufrido varios cambios de formación, ninguno de los miembros originales sigue ya, aunque han mantenido y perfeccionado su estilo disco tras disco, obteniendo en este “Momentum” su obra culminante, el disco soñado tanto en sonido como en composición.

El disco abre con “Reason”, que te atrapa totalmente desde la primera escucha, transmite una frescura y naturalidad enorme en su devenir y en los arreglos seleccionados para cada sección del tema, todo muy cuidado. Con el primer y glorioso dueto de solos del disco entre guitarrista y teclista queda todo dicho. La colaboración a las voces de Russell Allen nos hace pensar que estamos escuchando Symphony X, aunque el punto culminante llega precisamente cuando se ausenta en el estribillo. Brillante canción inicial que nos hace seguir escuchando el resto del disco con gran entusiasmo.

Tras el intenso riff inicial, “Trust” pasa a una onda más rockera, con toda la banda en un estado más pausado. La voz comienza casi susurrando para después explorar diferentes tonos y melodías hasta llegar al culmen nuevamente en el meloso estribillo. Tras repetir la estructura de voces-puente-estribillo por partida doble llegamos a la extensa sección de los solos, nuevamente increíble.

Una grandiosa orquestación abre “Universe” antes de pasar a uno de los riffs más veloces del disco, con el taladrador doble bombo como base a las sentidas melodías vocales, excelentes durante todo el disco y valedoras de la gran riqueza y variedad de las canciones. Los solos conjugan adecuadamente partes extremadamente técnicas con melodías más coreables; y las canciones en general, aunque sean progresivas por los arreglos y detalles técnicos, son redondas, muy pegadizas y fáciles de digerir por cualquier oyente.

“Numb” comienza con un mastodóntico riff en el que las guitarras y la batería suenan muy conjuntas, cual apisonadora. También cabe mencionar que aunque el teclista solo está en primera plana en los duelos de solos que realiza junto a la guitarra, ejerce una labor vital para el conjunto del sonido de la banda, ya que en su ausencia perdería mucho tanto en ambientación como en arreglos. Todo suena más completo y épico gracias a la excelente labor de Emanuele Casali.

“Pages” sigue en la misma linea instrumental y vocal, aunque los coros en conjunto entran por primera vez en acción; hasta ahora habíamos escuchado coros doblados y muy melódicos y esta vez son más enérgicos. La estructura de las canciones ya resulta predecible para el oyente, uno puede obviar la duración de los riffs y los momentos en que van a entrar el estribillo o los solos, pero esto no les hace sombra; son tan pegadizas y llenas de melodía que las disfrutamos por igual.

La balada “Repay” imprime el toque más cálido al álbum, comienza con el piano y seguidamente surgen melodías vocales muy sentimentales. Además la progresión de la canción está muy controlada en todo momento, la entrada de las guitarras acústicas, ambientaciones más intensas por parte del teclado… todo cuidado al milímetro para que la intensidad aumente de la mejor manera. A pesar de todo, probablemente será la primera descartada para los directos ya que es la “extraña” del disco y también deberán interpretar canciones de sus anteriores trabajos.

“Chaos” retoma la senda más cañera con un comienzo propio del thrash metal, aunque esto se desvanece con las entradas de las voces y la vuelta a la tónica habitual del disco. El estribillo pasa sin pena ni gloria, uno de los más flojos del disco al utilizar las mismas melodías sonadas anteriormente, un poco falto de ideas. No obstante, la colaboración estelar de otro de los maestros del género, Viggo Lofstad de Pagan’s Mind, centra los focos en la canción. En este caso nos topamos con un excelente solo de guitarra, al que le imprime su propia estampa sonando original y reconocible, diferente a los del resto del disco.

“Overload” es la canción que más se asemeja a Symphony X en todo el disco. El frenético riff principal es un deleite para los oídos y la intensidad se mantiene tanto con la entrada de las voces como a lo largo de toda la canción. El estribillo es uno de los más épicos del disco, quizás hubiera sido incluso más acertado que el señor Allen colaborara en este tema. Pasado el ecuador del corte las guitarras y el teclado parten del primer riff de la canción para derivar melodías de diferentes tonalidades y un posterior dueto altamente épico. Será la canción más interesante para presenciar en directo, sin ninguna duda.

En resumen, “Momentum” es un disco muy completo en el que se mezclan los riffs más técnicos con otras secciones protagonizadas por grandes melodías. Quizás decir que es el mejor álbum de DGM sea demasiado, el tiempo lo pondrá en su lugar, pero no cabe duda de que la banda ha realizado canciones grandiosas con una inmejorable producción. ¡Chapeau!

Componentes:

Mark Basile – Voz principal
Simone Mulanori – Guitarras
Andrea Arcangeli – Bajo
Emanuele Casali – Teclado
Fabio Costantino – Batería

Tracklist:

01. Reason (feat. Russell Allen)
02. Trust
03. Universe
04. Numb
05. Pages
06. Repay
07. Chaos (feat. Viggo Lofstad)
08. Remembrance
09. Overload
10. Void
11. Blame

WEB

Autor: Mikel Yarza

1 Comentario

  1. rafa69

    18 abril, 2013 at 22:59

    Buena crítica. A mi me decepciono un poco al principio, pues esperaba más variedad, y frescura. El disco es algo predecible, pero hay que reconecer que en su estilo es muy bueno. Y al final lo acabas disfrutando.
    Power prog muy bueno.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>