Dream Theater (Dream Theater) – Crítica

Publicado por el 7 octubre, 2013

dreamtheaterportada2013Artista: DREAM THEATER
Álbum: DREAM THEATER
Estilo: Progressive Metal
Sello: Roadrunner Records
Fecha: 24 de Septiembre de 2013
Nota: 8/10

Luego de la inesperada partida de Mike Portnoy, DREAM THEATER se vio ante una gran prueba… la de ver si era capaz de afrontar semejante golpe ya que no solo perdían a uno de los mejores bateristas de la historia, también se marchaba uno de sus principales compositores y uno de los miembros fundadores de la banda. Las dudas se despejaron quedando claramente demostrado con un excelente trabajo como lo fuera A Dramatic Turn Of Events (2011) donde todos los oídos iban a estar posados principalmente sobre Mike Mangini el cual realizo una labor de gran calidad al ocupar un lugar que muchos pensaban no existiría un sustituto capaz de llenar el gigantesco hueco. En ese álbum Mangini realmente supo adaptarse a un material preconcebido del cual no tuvo parte en el proceso creativo, y lo mejor es que jamás trato de emular la sombra de Portnoy.

Pasada la tormenta restaba ver como seguía la historia de DREAM THEATER, ya con Mike supuestamente mas afianzado a la banda e involucrándose en la composición de sus partes. Y la tan ansiada espera llego a su fin este 24 de setiembre bajo el nombre simple y a secas de…”Dream Theater”.

En este nuevo álbum todo es simple si echamos la mirada atrás y comparamos con anteriores trabajos de la banda. Empezando por el título sin complicaciones, la portada yo diría la más sencillas de todas a cargo de Hugh Syme, creador de las clásicas portadas 2112 (1976), Permanent Waves (1980) y Moving Pictures (1981) de Rush, acompañado de un libreto con un buen arte fotográfico donde cada canción está asociada a una imagen, algo que ya han realizado en oportunidades anteriores pero nada de otro mundo.

Con respecto a lo musical, también es un disco simple a nivel de sus composiciones, que se entienda “simple” no estrictamente,  ya que estamos hablando de una banda que no basa su música en cuatro acordes, un solo y un estribillo contagioso, “simple al modo Dream Theater”.

Apenas lo escuche por primera vez me llevó instantáneamente a recordar sus primeras obras, principalmente Images And Words (1992) y Awake (1994). Esto quizás se deba a que en este nuevo álbum la banda ha hecho mas hincapié para que cada track suene a uno solo y no a una extensa, compleja e intrincada obra conformada por diferentes segmentos que se van uniendo como ya nos tenía acostumbrados desde hace muchos años. Al oír cada pieza musical pude percibir al instante lo que la banda quiere transmitir siendo algo directo y espontaneo, no como siempre me sucede por lo menos a mí, que para comprender el complejo universo que representa cada álbum de la banda requería que el CD estuviera dando muchas vueltas por semanas  hasta que por fin uno pudiese llegar a sumergirse y comprender es vasto universo que representa la música de la banda.

En un principio no podía darme cuenta cual era el principal factor que hacía de este trabajo un gran álbum. Y después de repasar su discografía logre descubrir que mas allá de su simpleza el álbum rescataba las melodías, el sentimiento y la frescura en sus composiciones de principios de los 90’s. Esa magia y encanto que poseían los primeros trabajos de la banda, en estos últimos 10 años fueron ligeramente eclipsados por la alta complejidad técnica y el endurecimiento en sus composiciones llevando su música a veces por caminos un  tanto fríos.

Solo con Images And Words (1992) y Metropolis Pt 2: Scene From A Memory (1999) pude sentir lo mismo, fue amor a primera vista o mejor dicho a primera escucha. Da la sensación que la banda prefirió que emanen sensaciones y emociones a través de cada pista en vez de intricados y técnicos arreglos. Para disfrutar este álbum no hay que hacer ningún esfuerzo, solo darle play y dejarse cautivar por las mágicas melodías que brotan de cada pista.

Otro factor a destacar es nuevamente el trabajo de Mike Mangini al cual se lo puede oír totalmente unificado al sonido de DREAM THEATER. Por supuesto para mi Portnoy siempre será el baterista de la banda y sigo extrañando esos delirios rítmicos únicos que solo él era capaz de concebir, pero también hay que reconocer que Mangini no es ningún niño tras su kit de batería y en este trabajo a dejado más que claro que es el sustituto ideal ejecutando su instrumento con maestría.

False Awakening Suite” es la encargada de levantar el telón, un instrumental de imponente personalidad épica y sinfónica con uno arreglos de cuerda muy buenos que quizás a muchos les recuerde a “Overture”, pero muy lejos esta de aquella mastodóntica pieza que abría el segundo CD de Six Degrees Of Inner Turbulence (2002). Un comienzo con mucha energía dividido en tres partes bien diferenciadas, en donde Mangini marca una percusión excelente en todo su recorrido.

Le sigue The Enemy Inside”, robusta y solida recuerda los días de Train Of Thought (2003)  conducida por un riff grueso y un doble bombo incansable. La intro es una patada en la cara en donde otra vez Mangini deja en claro que es amo y señor  de hacer con su instrumento lo que se le antoje. El teclado de Jordan aporta unos colores más que agradables contrastando perfectamente con la dureza de las seis cuerdas y la contundente percusión. Y para el deleite de los más acérrimos de la banda a partir del minuto 4:15 al 5:38 nos hará delirar  con un duelo entre Rudess y Mangini acorralado al principio y al final por sendos solos de Petrucci  demostrando que estos tipos siguen conservando su esencia intacta.

Es imposible no encontrar el espíritu de Images And Words en las notas de The Looking Glass”. Corte muy melódico donde cada instrumento ocupa su espacio en su justa medida, sin que exista una sobrecarga instrumental, como viene siendo costumbre. LaBrie nos entrega una interpretación muy sentida que llega al máximo en el puente y el estribillo mas los teclados aportando brillo extra con su aroma clásico garantizan un disfrute pleno. El solo de Petrucci es miel pura ejecutada con esa perfección y sentimiento que lo caracteriza con un muy buen respaldo de Myung quien resalta mucho su labor en esta pista. Simpleza y  melodía recuerda la viejas épocas de la banda conquistando de manera instantánea.

“Enigma Machine”  instrumental puro, es un despliegue de virtuosismo, técnica monstruosa y furia como solo Dream Theater son capaces de concebir. Acá hay para todos los gustos y cada uno de los músicos hace uso y abuso de sus instrumentos los cuales fusionados conforman una vorágine musical de altas cotas sonando realmente muy heavy con una base rítmica mortal en la que Mangini vuelve a ser estrella. Si bien quizás no esté a la altura de The Dance Of The Eternity,  a mi gusto uno de los  mejores instrumentales de la banda o de “Stream Of Conciousness”  entre tantos otros, pero aun así no deja de ser un derroche musical para disfrutar a pleno y que con cada escucha uno va descubriendo matices nuevos. Complejidad marca registrada.

“The Bigger Picture”, es una medio tiempo podríamos decir, en el cual la voz de LaBrie es tan profunda y sentida que me recuerda a épocas de Hollow Years o Through Her Eyes con cuyas interpretaciones podía apretarte hasta la fibra más profunda, algo que hacía bastante tiempo no encontraba en el de forma tan marcada. Escuchar el sentimiento que logra imponer al comienzo acompañado por el piano es algo memorable. Y la fuerza ira in crescendo a la par del riff que también acompaña  Jordan de manera magistral hasta llegar al estribillo que incita a cantarlo con todas tus fuerzas y con los ojos cerrados trasladándote a otra dimensión. El solo central de John es una caricia para el alma  y la percusión le imprime una fuerza extra asombrosa. Aquí no abundan los numerosos cambios de tiempo ni líneas de guitarras imposibles, pero si una gran calidez y un regreso a esas melodías profundas de antaño que conmueven de manera inmediata.

“Behind the Veil” comienza con un clima muy místico que conecta con un riff que  rescata su sonido mas hard rockero de guitarra muy afilada en el cual yacen aromas y la esencias de unas de sus máximas influencias….Rush. Rudess logra lucirse ampliamente con un gran espíritu clásico en sus teclas en todo momento sobre todo en el fabuloso solo galáctico que acoplara sobre el final con el agudo punteo de Petrucci. Otro corte de los más simples del redondo y que mira hacia las raíces de la banda en cuanto a sonido y composición.

“Surrender to Reason” se sumerge y bucea por aguas de Learning To Live quizás no al mismo nivel pero si en esencia. De comienzo épico y enorme con unos teclados que le imprimen mucha personalidad se fusionara con el reseguido acústico de las seis cuerdas desembocando ya en el riff que conformara el cuerpo del track. Con un estribillo súper melódico y fácilmente coreable es una ventana al pasado de la banda sin lugar a dudas. El delicado solo de Petrucci en el minuto 2:32  se abraza un pequeño solo de teclas de fuerte sonoridades épicas que en su corta duración no deja de ser una maravilla. Entre el minuto 3:44 y 4:35 la banda se da un pequeño espacio para sus típicos derroches técnicos pero cargado de magia.  Este corte es DREAM THEATER básico y puro sin ningún tipo de agregados.

El medio tiempo “Along for the Ride”  es el más sencillo de todo el álbum acudiendo a la simpleza y encanto de piezas como Another Day o Innocence Faded. Presten atención al solo de Rudess que es simplemente sideral y James inspirado como en las viejas épocas hacen que se te haga imposible no cantar el estribillo. Atractivo desde su simpleza y de cautivantes melodías.

Nos habíamos quedado con las ganas en su anterior álbum de una extensa y compleja suite como ya es costumbre en los de New York. “Illumination Theory” es una suite de más de 20 minutos de duración que nos entrega una obra maestra compleja, dividida en 5 segmentos donde abundan los cambios de ritmos, composiciones de estructura sobrenaturales, atmosferas inteligentemente logradas y la demostración  por separado y en conjunto de las virtudes y capacidades de cada uno de los músicos moviéndose por terrenos musicales que solo muy pocos poseen el valor y la capacidad de recorrer, ósea……DREAM THEATER en estado salvaje. Estamos a la altura de un monstruo llamado “Octavarium”, siendo una suite impresionante que lleva el sello impreso a fuego de la banda. No tiene sentido que describa con palabras el contenido de esta pista porque sería aburrirlos a mas no poder, si le puedo decir que tiene momentos heavies, melódicos, sublimes casi misticos o épicos como el magnífico arreglo de cuerdas en su parte central el cual es una belleza que ínsita al relax absoluto. También hay momentos de delirios instrumentales que rozan la perfección  todo lo que uno ya sabe que va a encontrar en un track de este calibre. Vívanlo por Uds. mismos que van a tener que escucharlos repetidas veces para poder abarcarlo completamente. Sin dudas lo mejor del álbum y una de las mejores suites de la banda.

DREAM THEATER una vez más vuelven a dejar en claro que siguen siendo líderes de su género al concebir un álbum que si bien ha bajado el nivel de complejidad pero manteniendo la calidad bien alta, como queda demostrado en su extensa discografía que no posee un álbum que pueda ser tachado de malo ofreciendo así algo distinto y original en cada entrega.

Yo personalmente veo este trabajo como una movida inteligente por parte de Petrucci y sus huestes aportando aires de frescura al sonido de la banda. A muchos quizás le guste y a otros les parezca un desastre total, pero es la triste historia del metal….si una banda se mantiene en la misma línea de composición la critican por que se repiten como el ajo. Y si cambia e intenta algo distinto, le reclaman una vuelta a su sonido de siempre.

Este disco sigue siendo DREAM THEATER en toda su extensión con una propuesta distinta que hace que cada trabajo de la banda se único en su especie como de costumbre.

Componentes:

John Petrucci – Guitarra
James LaBrie – Voz
John Myung – Bajo
Jordan Rudess – Teclados
Mike Mangini – Bateria

Tracklist:

1.False Awakening Suite – 2:42
I.   Sleep Paralysis
II.  Night Terrors
III. Lucid Dream
2.The Enemy Inside – 6:17
3.The Looking Glass – 04:53
4.Enigma Machine – 6:01
5.The Bigger Picture – 7:40
6.Behind the Veil – 6:52
7.Surrender to Reason – 6:34
8.Along for the Ride – 4:45
9.Illumination Theory – 22:17
I.    Paradoxe De La Lumière Noire
II.   Live, Die, Kill
III. The Embracing Circle
IV. The Pursuit Of Truth
V.   Surrender, Trust & Passion

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

11 Comentarios

  1. Hellishbear

    8 octubre, 2013 at 0:51

    ¡Vaya! Por fin encuentro una crítica mas sensata a esta nueva obra de Dream Theater. Muy buena tu reseña Hernán, coincido contigo en varios puntos. No se me hace un mal disco pero en lo personal siento que nos quedaron a deber en la ejecución técnica y pirotecnia musical a la que la banda nos tiene acostumbrados.

    Muy pocos y limitados los duelos entre Petrucci y Jordan, los últimos 5 temas me parecieron muy planos y hasta cierto grado monotonos (sobre todo “The Bigger Picture” y “Along for the Ride”)donde me dejan una sensación de “ahorita viene lo bueno” o en donde esperas que la banda haga gala de su despliegue técnico y ya no pasa nada, los temas vuelven a caer en unos coros repetitivos.

    En esta ocasion los trabajos de Jordan y Myung se me hacen mas discretos y no entiendo el porque el Sr Myung hizo una calca del sonido de su bajo al de Geddy Lee cuando el ya posee un sonido propio e inconfundible.

    Sobre el tema de Portnoy Vs Mangini ya se me hace muy trillado. Ambos son músicos de primer nivel y queda mas que demostrado.

    En general el álbum me parece bueno a secas, con un excelente sonido, algunas partes excelentemente logradas y otras en la que la banda simplemente se relajo. Yo le doy un 7 de calificación. Saludos!!

    • METALMANIACO

      8 octubre, 2013 at 4:57

      Todos los fans de DT esperabamos un album mas con ese nivel delirante de complejidad tecnica que ya es marca registrada en la banda. Pero como dije, estos ultimos años en su afan por llevar su musica a limites sobre humanos se volvieron un tanto frios. Creo que lo vieron venir y optaron por volver a las raices, recuperar la FRESCURA de su musica evitando asi caer en un poso momotono y aburrido como le estaba pasando en determinadas ocasiones. Es sin duda un gran album, un cambio de direccion que creo le veneficiara a la banda. Seguro en proximos trabajos volveran a los delirios musicales de siempre. Saludos Hellishbear

  2. Heavenandhell

    8 octubre, 2013 at 12:25

    A mi no me suelen gustar los discos con canciones extensas. y Dream Theater, no son precisamente una de mis bandas favoritas, sin embargo este disco me tiene locamente enamorado. Tiene unas canciones con mucho feeling. Siempre había querido escuchar algo así en manos de esta banda, parece que han escuchado mis plegarias. Petrucci es un as en la guitarra, y Rudess igual, pero ese amasijo de solos nunca me transmitió gran cosa hasta ahora.

  3. rafa69

    19 octubre, 2013 at 8:41

    Es un disco más “accesible”, lo cual también se agradece. Adoro su vertiente técnica-virtuosa. Pero me parece bien que se hayan centrado en la melodía esta vez.
    Concuerdo con la nota.

  4. @Alber_Metal

    22 octubre, 2013 at 19:21

    Yo me lo compré este pasado sábado al precio de (12,99 Euros) en un centro comercial de Las Palmas de G.C. Todavía hay algún “soso” que pueda decir que ese precio es caro, cuando en realidad es barato, vamos está tirado. Me lo bajé hace unas semanas, me gustó, y me lo compré, como manda la ley. Aquí, por lo veo, todos hablan de maravilla de este disco, lo ponen en un pedestar, y luego, con el nuevo disco de METAL CHURCH, ya van poniendo algunos peros, en fin…

  5. @Alber_Metal

    22 octubre, 2013 at 19:25

    Me parece un muy buen disco, eso no lo dudaré nunca, existe otra versión con un bonus DVD al precio de (15,99), un precio también muy “goloso”, el disco suena potente, suena compacto (como soléis decir vosotros), puro Metal Progresivo en todo su esplendor. Por cierto, en otras webs están hablando muy mal de este disco (en comentarios), a lo que me hace pensar, que aquí hagas lo que hagas, te darán por detrás de igual manera.

  6. CabañaCraze

    10 noviembre, 2013 at 23:47

    Partes buenas y malas, chispas de genialidad y aburrimiento, ya no recuperarán glorias pasadas… Portnoy debe regresar… irse Mangini y LaBrie.
    En fin, en Cabaña María con el Loco Zárate, el PP Jarra, el Javicho, el Arturo, el Alvaro, el Scooter y demás fans del rock’n’ pisco, podria sonar menos soporífero… Salud y Gracias

  7. SignatureSeries

    15 diciembre, 2013 at 14:31

    Un poco tarde para comentar sobre este trabajo,aun asi dejare un pequeño comentario sobre todo de la banda en si y no tanto de este tabajo; que me parece uno mas en la misma onda de sus ultimos trabajos.

    Esta clara esa diferencia entre amantes de la musica al respecto de un mismo asunto. Para ser sincero si algo lleva años aburriendome de Dream es esa intencion continua de demostrar virtuosismo por parte de Petrucci y Rudess, ya nos ha quedado claro !!!!!! de hecho creo que fue uno de los motivos de la marcha de un compositor como la copa de un pino; el Sr. Kevin Moore, que sin tanto virtuosismo hizo de Dream Theater todo lo que hoy en dia muchisimos de sus fans añoramos. Y sere incluso algo mas cruel, a pesar de su gran virtuosismo dudo que Jordan Rudess vaya a ser capaz de componer algo tan reducido como los 2:31 minutos que dura “Wait for Sleep” o la increible “Space Dye Vest”. Desde mi humilde punto de vista Kevin Moore fue la gran pedida de Dream Theater, impensables composiciones en el actual panorama Dreamer.

    Ser un gran instrumentista y un gran musico son dos cosas diferentes y Dream Theater ha perdido Dos grandes Musicos (Moore y Portnoy) por la busqueda del virtuosismo prepetuo, grave error chavales !!!

    • METALMANIACO

      16 diciembre, 2013 at 22:08

      SignatureSeries para nada cruel es tu opinion. Con respecto a Moore opino exactamente igual. El sonido y las atmosferas que lograba Kevin no lo han podido lograr ni Sherinian ni Rudess. Y con respecto al excesivio deroche de virtuosismo tambien tenes razon, su musica ultimamente se estaba volviendo demasiado fria y tecnica por perseguir esa perfeccion. Por eso este album es mas sencillo que anteriores entregas y gana un poco mas de felling dejando de lado tanto derroche de tecnica. Saludos

  8. @Alber_Metal

    17 diciembre, 2013 at 0:58

    Sobre este disco no tengo nada malo que decir, en mis comentarios (más arriba), dije que se trataba de un disco muy bueno de estos renovados DREAM THEATER, es verdad, es un disco fácil de escuchar, y su portada trasmite muchas cosas, de hecho ese símbolo está muy bien para un tatuaje, en fin, saludos.

  9. METALMANIACO

    23 octubre, 2013 at 3:29

    Como dije, es un disco simple pero al modo Dream Theater. Y es verdad que transmite muchas cosas,quizás más que sus últimos trabajos. Saludos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>