Edenkaiser (Dominum Ex Mortis) – Crítica

Publicado por el 20 marzo, 2015

edenkaiser-dominumArtista: EDENKAISER
Álbum: DOMINUM EX MORTIS
Estilo: Black Metal
Sello: BlackSteel Music
Fecha: 20 de febrero de 2015
Nota: 8/10

Catatonia, demencia, descontrol, brutalidad, agresividad, perdición, oscuridad, agudeza sensitiva capaz de aplastarte vivo de un plumazo; esas son algunas de las delicatesen que exprime a fondo, el nuevo material, o en este caso, el primer material de EDENKAISER. Black Metal primigenio venido desde Barcelona; 8 trallazos de la vieja escuela ennegrecidos por atmósferas lúgubres, pasajes arrolladores, blast-beats a saco, guitarras afiladas, y un griterío constante para salir corriendo en menos que canta un gallo.

El Apocalypsis ha llegado y de qué forma.

La trayectoria de EDENKAISSER es más bien corta, aunque ya han tenido tiempo más que de sobra para hacer sus pinitos en la escena, tocar con distintas bandas de renombre en salas, y en festivales tanto dentro como fuera de España. No voy a resumirlo para no aburriros, y tampoco creo que haga falta, pero imaginad bandas de la talla de NOCTEM, MORPHIUM, TANKARD, ESOTERIC, ASPHYX y un largo etcétera. Han tenido tiempo suficiente para exprimir su propuesta y encauzar brevemente lo que su sonido desprende en cada compás, melodía, espasmo, vuelta y revuelta.

Desde que viera la luz en 2009 su demo “Into the Eternal War”, la banda no ha parado de surcar caminos y planicies. Mejorando, liderando una propuesta que ha ido a más con la salida de su primer Ep “Doomsday Juggernaut”, además de aparecer en diferentes compilaciones que les han dado el apoyo necesario para ser más conocidos. Su primer lanzamiento, que tenemos el placer de promocionar aquí se titula “Dominum Ex Mortis” ¿Menudo nombrecito, cierto? Ya sólo por el título y por la portada uno sabe muy bien hacia dónde van los tiros.

Maldad, bravosidad, intensidad.

Hasta tal efecto, pocas bandas nacionales han contado con la participación de varios músicos de la escena internacional de tanto renombre. La banda tuvo el apoyo de nombres reconocidos como Secthdamon (EMPEROR/1349/ZYKLON/ODIUM) para su Ep, y del ex vocalista de VENOM, Tony Dolan para un tema de este primer plato que os presentamos aquí, “Hail to the Godslayer”. Juzgad por vosotros mismos aquí. El sonido es propiamente Underground, de una banda amparada en las entrañas (del averno), a pesar de su introducción tan molona. Sin embargo, el huracán de sensaciones encontradas con otras bandas, resalta a la vista; una vez se escucha el amasijo de voceríos, tonos desgarradores, guitarras ennegrecidas por el Black de ultratumba y el inicio atmosférico, uno llega a la conclusión que no se trata únicamente de Black rápido y certero, sino que hay más estructuras, algo que agradezco y que permitirá al oyente, sacar sus propias conclusiones. Personalmente, me parece un temazo de ultratumba, de una fuerza realmente sobrecogedora.

Black Metal primigenio, embriagador y turbulento.

El Black Metal de antes, del que tanto hago hincapié en la frase anterior, es el Black que practicaban en sus inicios bandas como EMPEROR, MAYHEM, LIMBONIC ART, ZYKLON, 1349, etc.. Obviamente, cada banda le daba su toque personal, algunos tiraban por letras más ácidas y retorcidas, otros hablaban de parajes desconocidos, anti cristianismo, guerras, satanismo, o parecidos. EDENKAISER le dan su toque personal, mezclando de todo un poco.

Vherveroth al bajo, Lianne Krossburner a las voces (sí una chica ¿qué pasa? aunque os parezca extraño, ella berrea como nadie) Häwkmoon a las guitarras y Gåbrîel a la batería, forman el eje motor que da vida a las 8 piezas de este sablazo sónico. Englobar cada sonido, estructura, melodía, armonía, es una tarea arduamente difícil que cada uno debe comprender paso a paso. He aquí, mi aproximación y opinión personal.

Siempre me ha molado el Black Metal en todas sus vertientes, así que no me supone mayor problema degustar la propuesta de EDENKAISER. Es más, agradezco enormemente que aparezcan bandas de esta rama en la vertiente nacional, ya que últimamente parece destinada a desaparecer. Aunque más que desaparecer, esconderse de la luz, y sonreír cuando la sonrisa entrecortada, empieza a apagarse del todo.

Lucha contra el mundo, Bruja y Bestia, carne tentadora, la desgracia eterna.

Aquí tenéis el reclamo de algunas frases de una de las letras más inspiradas del compacto, hablo de la pista número seis “The witch and the beast” con un sonido de guitarras, escabroso y con una batería más lenta con platillos constantemente zigzagueando, cortando el ritmo; sus giros agrietados te transportarán a las hondonadas del propio 666, algo que refleja en potencia la portada, que sin alardear de colores alegres, acoyunta el rojo como escaparate principal para que te fijes de lleno en su fondo de terror.

Utopía, quimera, tentación, alboroto. Rimas y grimas por doquier.

Los riffs afilados son la base principal por la que se suceden piezas como “Eternal martyrium” que hace rememorar los años mozos de un estilo que parece ir en decadencia. “BlackSteel Legions” es más oscura y chillona, dejando ver un sonido más abrupto, sucio. Nada de modernidades, así que apretaros los machos, Black Metal bélico y desgarrador. “Hail to the godslayer” de la que ya hablé antes, tiene una de las introducciones más abiertas del compacto, con un fondo de campanas y monjes canturreando.

Las tres últimas son a cada cual, la cara y la cruz de la moneda. Buscando muerte, tal y como empieza “The Blademaster” con unos desganitos que apenas se entienden, ya que son cantos muy roncos. Es una canción rocosa, repleta de lentitud y que va cambiando hasta despegar con furia y toda la fuerza posible. Las sirenas de “Nekrozone” y su estampida inicial de riffs a saco, me hacen recordar a ese sonido intenso de algunos trabajos de MARDUK. La rugosidad de las atmósferas está muy conseguida, aunque si la hubieran perfilado un pelín más, habría sido la bomba. Classic Black Metal a piñón, no hay más. Por último la tempestad de metal negro “Oblivion Remains”, un deleite para aquellos que os gustan buenas guitarras agrietadas y tonos quebrados. Recalcar la limpieza de la batería y la labor de Lianne, endosando más abismos a los ya prestados anteriormente en su otra banda ITNUVETH.

Nada más por mi parte, si me dejo algo en la recámara, tenéis la oportunidad de hacérmelo saber en los comentarios. Mi opinión está clara, pese al sonido rocoso (sucio) de cada composición, tirando más hacia el sonido de antaño, me encuentro ante un trabajo esperanzador, inquietante, lóbrego. Me explico, esperanzador con un género que poco a poco va encauzando su camino, inquietante porque es un álbum que desprende muchas emociones y sorprende a pesar de su simpleza. Lóbrego en todo caso, por el estigma oscuro que lo envuelve, todo un regalo para los que nos gusta el género extremo y clásico en cualquiera de sus variantes.

Oscuridad y desolación: la cena está servida.

Componentes:

Vherveroth – Bajo
Angrod – Batería
Häwkmoon – Guitarras
Lianne Krossburner – Voces

Tracklist:

01. Ov Chaos and Imagination (Intro)
02. Eternal Martyrium
03. Blacksteel Legions
04. Hail to the Godslayer
05. The Witch and the Beast
06. The Blademaster
07. Nekrozone (For the Blood of the Future Fallen)
08. Oblivion Remains

FACEBOOK

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>