Enrique Espera (Matando Amaneceres) – Crítica

Publicado por el 14 abril, 2015

enriqueespera-matandoamaneceresArtista: ENRIQUE ESPERA
Álbum: MATANDO AMANECERS
Estilo: Rock Urbano
Sello: Autoeditado
Fecha: 2014
Nota: 8/10

Enrique Espera es un músico de la calle. Dicho así podríais pensar que se trata de un músico vagabundo, y no es esa la idea que yo quiero transmitir del músico de Vila-seca (Tarragona). Cuando me refiero a que es un músico de la calle, intento referirme a la forma que él tiene de expresarse en sus curtidas letras. Vagabundeando entre secretos, miserias o criticando simplemente el mundo de ahora, Enrique nos demuestra que también se puede hacer rock con acento y de calidad.

Simplemente a su forma, el músico de Tarragona nos trae su tercera obra de estudio “Matando Amaneceres”  un álbum sólido, con una verborrea que mata en cada capítulo. Digámoslo de otra forma, que atraviesa el corazón y deja su huella. En esta ocasión, el disco ha contado con la colaboración de Xavi Moreno y se ha grabado en su tierra, en los estudios E.Q como ocurría con su anterior trabajo “Que me dejen en paz” el cual no he tenido la suerte de escuchar, así que no puedo decir mucho sobre él; pero si realmente es tan enérgico como “Matando amaneceres” creo que habrá que seguir muy de cerca el transcurso de este perspicaz músico, que ya ha dejado bien claro que de tonto no tiene un pelo.

En cuanto a la masterización, el conocido Javi Sanmartín también ha puesto su granito de arena, dejando su marca impresa. Junto a él, los músicos que hacen posible este paseo son: a la guitarra solista y arreglos, Álvaro Elías “ito”, a la batería Xavi Moreno, al bajo Gorka, a la guitarra rítmica Carlos Baos, a la trompeta Carlos Martínez, al trombón y al piano Joan Claver. Menuda escuadrilla de músicos, pero no todo queda aquí, dos de los temas más representativos del compacto por así decirlo son “Muñeco de Trapo” y “Desde Entonces”. En ambos colaboran músicos que más de uno conoceréis. De hecho, el disco tiene muchos elementos que os pueden recordar a bandas del rock patrio como son EXTREMODURO o MAREA por poner un ejemplo, de estos dos últimos grupos, Kutxi Romero de Marea, y Martín Romero (Bocanada) participan en “Muñeco de Trapo” uno de los cortes más increíbles por letra y música del disco, sin embargo el rollo aflamencado de “Desde Entonces” (preciosidad musical) donde participa Mayka Chust, hace que el disco tenga otro color diferente al resto de propuestas del rock patrio, lo cual me agrada bastante teniendo en cuenta el parecido tan desmedido que existe entres algunas de las bandas del rock urbano nacional.

Enrique Espera tiene un sonido y una etiqueta muy personal en su música, y en su nueva obra “Matando Amaneceres” deja bien claro como rockear con fundamento, incluyendo por momentos algunos estilos que se alejan del rock que todos conocéis. Pero no penséis algo descabellado, hablo dentro de unos cánones establecidos, el músico de Vila-seca sigue recreando su propuesta con el encanto que dejan ver algunas de sus letras, véase “Hoy” donde habla de realidades del mundo y está en contra de la matanza de elefantes y se traslada a la calle, para dejar claro que para vivir y sentirse bien no hace falta ser un rey o un marajá. Musicalmente es una pasada, increíble la guitarra solista de Álvaro, o la base rítmica en general, un tema tan enérgico y luchador, no debe faltar en ninguno de sus directos.

El siguiente capítulo “Mi mundo” algo más calmado y por momentos enrabietado líricamente hablando, habla de libertades y está en contra de la podredumbre, las bombas y todo lo que se le parezca, el perfecto éxtasis rockero para concienciar a la población, y al mismísimo mundo, parte de él, culpable de todos los pesares que nos rodean. Su estribillo no podría ser más claro, A tomar por culo; pues eso.

“Una mierda de poeta” o todo lo contrario, un artistazo. Enrique Espera es un poeta como la copa de un pino. Lo demuestra con creces en cada composición. No porque yo lo diga, lo dicen sus letras, ese libre albedrío que se respira en cada una de ellas, (sin centrarse en algo específico y en muchas vivencias), es lo que hace que cortes como el que nos ocupa,  sean grandes desde el primer acorde de guitarra. A mí se me cae la baba, pero por la forma que tiene de abrirse a la gente, sin callarse la boca. A eso es a lo que voy, ojalá muchos tomaran ejemplo.

Un disco que respira Rock por todos sus poros, no puede dejar de lado ese corte sufridor, soñador con la vida y sus miedos, joyita al canto “Deje de sonreir”, nunca dejes de sonreír por nadie. Otros cortes como “No me gusta” son un canto donde se habla del descontento hacia las prohibiciones. Magistral inicio de piano y ese desgarrador tono de Enrique rompiendo cada lágrima del oyente. Espectacular final para un disco soberbio, donde no faltan temazos como “Hola” que aunque he pasado por alto al principio, rescato para este final que se hace imprevisto cuando las armonías subrayan, y las palabras en poesía remarcan el alma.

Disco más que interesante el que nos ofrece este curtido músico, autoproducido por él mismo y con un mensaje en claro que más de uno debería tomar en cuenta. A parte de lo musical que está muy bien y su rock cañero, con partes lentas y dosis de melodía para todos los gustos, el fondo que sobresale en “Matando Amaneceres” es la autocrítica hacia el mundo. Eso es lo más importante, y es lo que debería tenerse en cuenta; no hoy, sino siempre.

¡Muy Recomendado!

Tracklist:

01. Ya no creo en nada
02. Hola
03. Muñeco de Trapo (con Kutxi y Martin Romero)
04. Desde Entonces (con Mayka Chust)
05. Hoy
06. Mi mundo
07. Una mierda de poeta
08. Dejé de sonreir
09. No me gusta

FACEBOOK

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>