Ensiferum (One Man Army) – Crítica

Publicado por el 9 marzo, 2015

ensiferum-onemanarmyArtista: ENSIFERUM
Album ONE MAN ARMY
Estilo: Epic Folk Metal
Sello: Metal Blade Records
Fecha: 20 De Febrero De 2015
Nota: 8,5/10

Han pasado tres años desde que el portador de la espada generara opiniones diversas con su Unsung Heroes (2012), disco que hizo batallar al fornido vikingo de barba blanca por territorios mucho más melódicos. Recurriendo a una  mayor presencia de instrumentos típicos folks y arreglos orquestales, dejando un poco mas relegadas las guitarras e incorporando más voces limpias con un notable predominio de cortes melódicos y de medio tiempo lo cual dejo a muchos reclamando mas de aquellas cabalgatas power/death.

El nuevo trabajo de estudio propone una vuelta a su sonido más visceral, agresivo pero siempre conservando esas dosis de melodía épica las cuales evocan a la perfección la cultura pagana permitiendo imaginar mentalmente escenarios de batallas, celebraciones y aventuras al darle play a cada uno de sus discos. No estamos frente a otro Iron (2004), aquellos días de gloria absoluta quizás no regresen, pero si frente a un álbum solido que ha recuperado gran parte de la esencia fornida de estos vikingos. “One Man Army” ofrece guitarras asesinas, percusión musculosa, velocidad, coros grandilocuentes, orquestaciones, cambios de ritmo y algún coqueteo con lo progresivo mezclando voces limpias y desgarradas.

Todo esto se encuentra arropado por los elementos folks ya sean vientos, cuerdas o las atmosferas que surgen de los teclados generando una variedad de texturas y colorido musical que atrae fácilmente. Pero esta vez todo está en su justa medida sin la necesidad de abusar como lo hicieron en su anterior trabajo, en el cual casi rozan lo cinematográfico, factor al cual la banda no necesita echar mano para tratar de transmitir ese espíritu pagano. En esta ocasión lograron alcanzar el equilibrio justo entre la fuerza arrolladora del power y las cautivantes melodías folk sin ningún problema.

ensiferumbandaLa portada del álbum impecable como siempre cuidando hasta el mas mínimo de los detalles y que tan bien reflejan la filosofía musical de los finlandeses, cuyo autor es en esta oportunidad Gyula Havancsák, muy reconocido por haber trabajado con Annihilator, Destruction, Stratovarius, Grave Digger, Tyr y Elvenking entre otros. El infaltable hombre de larga barba y espada en mano, inspirado en Väinämöinen un guerrero de la mitología finlandesa también tiene su cita obligada.

Como es tradición cada disco de la banda abre con una pequeña intro, “March Of War” con sus embriagantes melodías provenientes de los vientos prepara el campo de batalla para la explosiva “Axe of Judgment” desplegando una velocidad abrumadora junto a coros de carga épica arrasando con todo lo que se le interponga en su camino. Esta tónica se quiebra a mitad de recorrió donde los coros y las orquestaciones toman posesión musical en un desempeño instrumental vigoroso y estimulante. En cambio “Heathen Horde” es altamente épica, pomposa y rimbombante de complejidad interesante tanto a nivel instrumental como en los arreglos que inundan la pieza. En su parte central se puede escuchar un relato con cuerdas de fondo cuya voz proviene de Heri Joensen (Tyr). Pero no se espanten, porque la pomposidad es barrida de un golpe por la veloz “One Man Army” donde las voces pútridas chocan de forma continua con la majestuosidad de los coros, demostrando una vez más que los fineses han recuperado su musculatura musical. Las cuerdas de “Burden of the Fallen” sirve como puente para conectar con “Warrior Without a War”. Quizás esta sea una de las piezas más sobresaliente del disco, ya sea por su complejidad, los cambios de ritmos, la forma en que la fuerza de los coros se combina con las voces agresivas, los excelentes solos de guitarra y un doble  bombo que no se extingue en ningún momento. “Cry for the Earth Bounds” sin dudas muestra el lado más “Rhapsody” que estos guerreros nórdicos han incorporado en los últimos años donde lo que prevalecen son las orquestaciones. La fémina voz de Emmi Silvennoinen en conjunción con las melodías y arreglos es un intento por tocar el cielo con su complejidad sinfónica épica. Habrá a quienes les fascine y a otros que les parezcan una mariconada, pero no se puede negar que es un corte de características sobresalientes en todos los sentidos.

La power metalera “Two of Spades” conserva la furia guerrera y salvaje en los extremos a base de mucha percusión y voces duras, pero en la parte central la banda se permite un raro experimento entre folk y música disco de los 70’s que sinceramente no les quedó nada mal recordándome mucho a Rasputin de Turisas. . Con “My Ancestors’ Blood”  se vale de un medio tiempo de guitarras densas arrastrándose con fuerza y firmeza con el respaldo de fornidos coros sonando muy en lo alto. Fieles a sí mismos, “Descendants, Defiance, Domination” ofrece y demuestra todo el potencial y la variabilidad musical que posee ENSIFERUM reunido en una sola pieza musical de más de diez minutos de duración donde hay de todo y para todos los gustos. Metal, folk, progresión, complejos arreglos, suaves melodías, mágicas y evocadoras atmosferas se moverán desde sonidos muy duros hasta los más delicados a través de tierras nórdicas como ya lo hiciera con The Longest Journey, Victory Song o Passion, Proof, Power. Cortes de esta magnitud requieren de relajación y entrega auditiva absoluta y dedicarle varias escuchas para poder apreciar todos los elementos visibles sobre la superficie y bucear un poco a profundidad para encontrar otros tesoros ocultos…..simplemente magnifica. El final queda en manos de la melódica y acústica “Neito Pohjolan” que cuenta con la colaboración de la dulce voz y acordeón de la bella Netta Skog de Turisas, poniendo una cuota de calma y serenidad a un álbum que batalla desde su comienzo.

“One Man Army” es un álbum sólido y que no tropieza en ningún momento, el cual avanza en determinados momentos con mucha fuerza y energía en continua invitación a la guerra. En otros la combinación de suaves y evocadoras melodías pueden trasladarte eones hacia atrás en el tiempo y revivir mentalmente los días de gloria de la civilización vikinga. El alma de estos vikingos sigue fiel a sus instintos más salvajes y viscerales pero en los últimos años les han dado un vuelo y apertura a su música muy interesante pero sin olvidar en absoluto sus raíces.

Componentes:

Markus Toivonen – Guitarra, Voz
Emmi Silvennoinen – Teclados, Voz
Janne Parviainen–Bateria
Petri Lindroos – Guitarra, Voz
Sami Hinkka – Bajo, Voz

Tracklist:

01.March of War
02.Axe of Judgment
03.Heathen Horde
04.One Man Army
05.Burden of the Fallen
06.Warrior Without a War
07.Cry for the Earth Bounds
08.Two of Spades
09.My Ancestors’ Blood
10.Descendants, Defiance, Domination
11.NeitoPohjolan

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

2 Comentarios

  1. Alexandra Rock

    13 marzo, 2015 at 1:13

    Es un disco cojonudo, de principio a fin, no le veo ningún fallo, buenas guitarras, buenas baterías, y esos ritmos tan embriagadores marca Ensiferum te invitan a bailar y a mover la cabeza todo el tiempo..

    • Sergio Estrada

      11 diciembre, 2015 at 15:43

      Es un disco muy disfrutable, al tocarlo siento como sí pasara muy rápido, además todas las variantes musicales sin perder la fuerza y la buena composición lo hacen perfecto, un 10/10

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>