Enslaved (RIITIIR) – Crítica

Publicado por el 18 octubre, 2012

enslavedriitiirArtista: ENSLAVED
Álbum: RIITIIR
Estilo: Black/Viking/Progressive
Sello: Nuclear Blast Records
Fecha: 28 de Septiembre de 2012
Nota: 9/10

Desde el nacimiento de ENSLAVED en los años noventa, estos chicos nunca han dejado de sacar álbumes cada dos años; y lo que es más importante, nunca han decepcionado a sus seguidores, a pesar de que su música ha seguido evolucionando por el terreno progresivo. “Riitiir” supone una evolución hacia terrenos menos accesibles, pero manteniendo señas de identidad propias del género Viking o Black Metal. Definido como Los ritos del hombre, “Riitiir” es el decimosegundo trabajo de los noruegos, el artwork es obra de Truls, artista que ha hecho todas sus portadas desde “Monumension” de 2001. Como podéis ver, la tónica de las canciones también se refleja en el arte del disco; desde que este dibujante empezó a colaborar con ellos, las portadas de ENSLAVED han encontrado una fuerza espiritual con un lado eclíptico, más acorde a la nueva dirección musical con la que se mueve el grupo actualmente.

Herbrand Larsen, Ivar Bjørnson, Grutle Kjellson, Arve Isdal y Cato Bekkevold han creado un álbum repleto de simbología y otros aspectos que llevan implementando en su música desde hace ya bastante tiempo. Los ideales de la banda, pasan por un momento francamente bueno, la inspiración parece que ha resurgido nuevamente, aparte amantes del sonido clásico de sus primeros trabajos, quedarán un poco insatisfechos ante tanta variedad estilística. Algo bueno por un lado, y no tanto por el otro.

Personalmente me gusta más la primera etapa, aunque he de reconocer que este trabajo tiene una sustancia tan amplia, que a veces resulta inquietante para el oído, especialmente con temas como “Forsaken”, donde Grutle, Ivar y compañía, se expresan de forma inverosímil, ya desde el inicio con esas teclas inhóspitas, o la sucesiva carga de riffs y esas voces de ultratumba, nos recuerdan la vena más clásica de los noruegos, donde se dan cabida unas extrañas cenefas de voces limpias, punteos y demás acontecimientos de belleza incalculable muy al estilo OPETH, todo el amasijo de acordes y ritmos ponen el broche a una de las canciones más especiales, nostálgicas y asombrosas que han compuesto los noruegos a lo largo de su carrera.

No todo supone experimentación, hay cortes como la agresiva “Roots Of The Mountain” donde la banda se sale. El brutal comienzo muy al estilo de la vieja escuela con riffs rápidos y muy fluidos, influye de lleno en la parte más celeste del álbum cuando las voces más lúcidas toman el relevo con respecto a los gruñidos de su cantante. Sin embargo la progresividad y los cambios de registro musical se siguen sucediendo, las guitarras y el bajo rizando algunas delicatesen; mezclan sin igual agresividad y melodía solo apta para aquellos que entienden el metal con una vertiente artística más allá de los simples clichés preestablecidos; más acorde al género black, pero sin dejar de lado la tentativa por sorprender al oyente; grandiosa mezcla, difícilmente catalogable y disfrutable hasta la saciedad.

A mitad de camino, acogemos la épica de 8 minutos “Death In The Eyes Of Dawn”, una de las canciones más pegadizas del conjunto, gran estribillo y excelentes voces limpias. El resto contiene muchos riffs interesantes y variaciones que se las arreglan para crear este estado de ánimo especial, encontrando el equilibro correcto entre las partes más progresivas y experimentales y las estructuras más convencionales. “Thoughts Like Hammers” es uno de los temas más oscuros y grotescos del álbum, más cercano al hemisferio Viking y bárbaro, con la evidente carisma que sigue el disco en su totalidad, los duetos de ambas voces no dejan de ser magistrales, una pieza colosal que se abre con mucha fuerza y que sigue con uno de los derroteros más atractivos del álbum, las armonías melódicas conducen a las voces de Grutles, que para mi entender tienen una importancia mayoritaria en este disco, una canción cambiante y muy sucesiva, cargada de alternancias sonoras que llegarán a sorprenderte.

La pieza definitoria y la más corta del álbum, pero no por ello la menos atractiva, pero si la que tiene más cambios de tono y de intensidad es “RIITIIR”, un medio tiempo puramente desquiciante en el buen sentido de la palabra. Técnicamente, me sorprende ese aire de pasajes a lo prog rock, con armonías uniformes y guitarras que rallan la perfección, una canción que incluye algunas melodías irresistibles con unos cambios de tiempo eficaces y prominentes, la voz gutural de Grutle Kjellson desprende una mala leche incontestable, por otra parte Herbrand Larsen, también encargado de los teclados, enmarca unos duetos de apoyo, de quitarse el sombrero.

El inicio de “Materal” se adhiere al cuerpo como una garrapata cuando los riffs de guitarra, vaticinan la vuelta del grupo al estilo black metal, aunque las armonías más singulares se acerquen de lleno al rock más futurista, el apogeo de las baquetas y batería marca un ritmo curioso, pegando con fuerza, los blast-beats hacen el resto, la inquietud modernista se aprecia en cada uno de los poros de esta preciosista imagen resplandeciente. “Storm of Memories” es el tema más extraño y sin concordancia que he escuchado en ENSLAVED desde hace años, su apertura prefabricada de guitarra, el marcaje de la batería electrónica, y los adornos con melodías de personalidad múltiple, hace que estemos, ante la evolución propiamente dicha, una vez la que la tormenta se diluye, la garra, y la velocidad nos coge sin previo aviso, el estribillo es una de las partes más adictivas que contiene esta canción, los riffs vuelven a plantear un colosal y definitivo burbujeo final.

Llegados a este punto, la palabra SORPRESA queda en un segundo plano y se ahoga en la penumbra, cada día me sorprendo más de lo que estos tíos son capaces de hacer; para todos aquellos que pensáis que este tipo de música es aburrida, por cualquier u otro motivo, os doy la oportunidad de escuchar este disco y abrir la mente de una vez. El sobresaliente no se lo quita nadie, “RIITIIR” supera lo que hicieron en álbumes pasados como “Vertebraee” y “Ruun”, y aumenta la evolución suprema de lo que fue a mí entender un regreso inesperado, “Axioma Ethica Odini”.

Componentes:

Herbrand Larsen – Guitarras, teclados, mellotron, voces
Ivar Bjørnson – Guitarras
Grutle Kjellson – Voces y bajo
Arve Isdal – Guitarras
Cato Bekkevold     - Batería

Tracklist:

01. Thoughts like Hammers
02. Death in the Eyes of Dawn
03. Veilburner
04. Roots of the Mountain
05. Riitiir
06. Materal
07. Storm of Memories
08. Forsaken

FACEBOOK

Autor: Patrick Rodriguez, Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>