Epica (Requiem for the Indifferent) – Crítica

Publicado por el 14 mayo, 2012

Artista: EPICA
Álbum: REQUIEM FOR THE INDIFFERENT
Estilo: Symphonic Power/Gothic Metal
Fecha: 9 de marzo de 2012
Sello: Nuclear Blast Records
Nota: 7,8/10

La carrera de los holandeses EPICA, ha seguido siempre una clara línea ascendente, desde que en 2003Mark Jansen decidiera unir sus destinos a los de la mezzo-soprano Simone Simons, la banda con la edición de discos como “The Phantom Agony”, “The Divine Conspiracy” o “Design Your Universe”, ha ido haciéndose un nombre hasta colocarse en una situación de privilegio dentro de la escena del metal sinfónico con influencias góticas. “Requiem For The Indifferent”, es su quinto trabajo, compuesto por 14 temas complejos, llenos de experimentación y elegancia, que fueron grabados  en los Gate Studios de Alemania, bajo la supervisión del conocido productor y músico Sascha Paeth (KAMELOT, RHAPSODY OF FIRE).

“Karma”, supone un inicio grandilocuente, donde EPICA deja claro, desde un primer momento su pasión por el sinfonismo y las letras corales  cantadas en latín, y que nos sirve como ambientación, con ese tono melodramático que nos anticipa lo que está por venir. “Monopoly Of Truth”, es introducido por las guitarras para rápidamente dejar paso a un tema cargado de partes progresivas, donde se alternan los fragmentos contados por la pelirroja vocalista Simone Simons, con las contundentes aportaciones de Mark Jansen, que con su voz rocosa aporta un registro más propio del metal extremo, que se entremezcla con los coros grandilocuentes y toques orquestales, que proporcionan esa riqueza sonora que es tan apreciada por todos los seguidores de los holandeses y que ha sido siempre seña de identidad de la banda.

“Storm The Sorrow”, podríamos decir que es un tema continuista con lo aportado en anteriores trabajos,  con la voz de Simone llevándonos a terrenos más ambientales y envolventes, cargada de melodía, y con un cierto aire nostálgico, donde el pegadizo estribillo deja paso a un fraseo contundente liderado por las voces guturales que rápidamente cederá su protagonismo a la melodía principal del tema, redondeando un tema que resume toda la esencia del sonido del álbum. “Delirium”, se inicia con un cuidado juego de voces que nos transporta a uno de los temas más elegantes de todo el álbum, una preciosa balada conducida por la aterciopelada voz de Simone, sonando especialmente sugerente y llena de matices, bien flanqueada por las notas de piano y unos coros que dan cuerpo a un tema que se ve enriquecido con las pequeñas aportaciones de la sección de cuerda.

Después del momento de relax “Internal Warfare”, supone una vuelta a los sonidos más contundentes, con la presencia del teclado dando un toque sinfónico y ambientación cinematográfica, donde destaca la melodía vocal de Simone, sin duda de las más logradas de todo el trabajo, que va subiendo tonos conforme avanza la canción, apoyada nuevamente por esos coros marca de la casa y los riffs entrecortados que se funden con las enrevesadas melodías progresivas  del teclado de Coen Jansen. “Requiem For The Independent” da comienzo de forma sugerente, lleno de guiños y matices propios de la música de oriente medio, donde destaca especialmente el trabajo que Arien Van Weesenbeek ha llevado a cabo con la percusión, para dejar paso a un tema donde el estribillo coral lleva el peso de una  composición contundente conducida por las guitarras, y repleta de elementos enriquecedores, donde las voces más agresivas vuelven a tener cabida, redondeando un tema repleto de cambios de ritmo y que posee la facultad de transportarnos a diferentes ambientes dentro del mismo corte.

“Anima”, es un corto preludio instrumental donde EPICA vuelve a adentrarse en las elegantes melodías de piano para dejar paso a “Guilty Demeanor”, un medio tiempo bastante lineal, con mucha carga melódica, pero que suena falto de fuerza, y donde llama la atención la inquietante presencia de la sección de cuerda. Siguiendo con la misma tónica relajada “Deep Water Horizon”, conserva un cierto aire balada en su inicio pero va mutando gracias a la interpretación vocal de Simone, que imprime fuerza a sus textos hasta llegar al pegadizo estribillo que se funde con las orquestaciones en un tema que no llega a despuntar.

“Stay The Course”, es un tema mucho más orientado al metal, donde las voces guturales son protagonistas llevando el tema a unos sonoridades propias del metal extremo y donde se nota la mano de su nuevo guitarrista Isaac Delahaye (ex-GOD DETHRONED), aunque sigue conservando sus característicos coros grandilocuentes y los pasajes más melódicos que aporta la voz femenina, mientras que “Deter The Tyrant”, es una buena muestra del contenido global del álbum, ya que en él se alternan las partes más melódicas con estribillos pegadizos con los arreglos orquestales, sobre las bases claramente progresivas que aportan los teclados, de  un inspirado Coen Janssen, y  las columnas que representan los potentes riffs de guitarra, con ciertos aires árabes.

“Avalanche”, introducida por pianos y sintetizadores que dan la entrada a la delicada voz de Simone, que se muestra especialmente lírica bajo el abrigo de las guitarras acústicas a las que se van sumando los arreglos de cuerda, antes del “break” que supone la entrada de las voces guturales,  que son rápidamente contestadas  por la exquisita voz de la pelirroja, en un juego de contrastes sonoros, que se irá repitiendo a lo largo de todo el tema, dentro de una sonoridad conducida  por las guitarras power metaleras y las orquestaciones.
 
Capitulo aparte merece la extensa suite “Serenade Of Self-destruction”, un amplio corte donde EPICA desarrolla todo su potencial como compositores y músicos, y en el que el lírico inicio deja paso a un universo de desarrollos instrumentales dentro del cual tienen cabida todos los estilos que dominan los holandeses, desde trallazos orquestales pomposos y complejos, otras partes donde prima la melodía e incluso fragmentos contundentes y de sonoridades más oscuras, todo ello envuelto en un halo cinematográfico, pero que quizás les ha quedado excesivamente extenso y recargado, llegando a hacerse pesado en algunos momentos. “Twin Flames”, es un corte que poco tiene que ver con el metal y que creo que está concebida para el lucimiento de Simone sobre una base preciosista y tranquila, repleta de delicadeza y buen gusto, pero que queda excesivamente floja como colofón del álbum.

EPICA siempre han demostrado su gran valía como compositores, y su afán por ir aportando nuevas sonoridades a su estilo, pero creo que en esta ocasión, han pecado en exceso en la reiteración  de esquemas, que ellos consideran ganadores, con lo que este “Requiem For The indifferent” , ha quedado un poco por debajo de las grandes expectativas creadas a raíz de su fenomenal “Design Your Universe” de 2009.

Componentes:

Simone Simons – Voz de Mezzosoprano
Mark Jansen – Guitarra y voz gutural
Isaac Delahaye – Guitarra a partir de 2009
Coen Janssen – Piano y teclados
Rob van der Loo – Bajo
Ariën Van Weesenbeek – Batería y guturales

Tracklist:

01. Karma
02. Monopoly On Truth
03. Storm The Sorrow
04. Delirium
05. Internal Warfare
06. Requiem For The Indifferent
07. Anima
08. Guilty Demeanor
09. Deep Water Horizon
10. Stay The Course
11. Deter The Tyrant
12. Avalanche
13. Serenade Of Self-Destruction
14. Twin Flames (Soundtrack Version)

FACEBOOK

Autor: Alfonso Diaz

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>