Esclavitud (Condenados al Paraíso) – Crítica

Publicado por el 21 marzo, 2012

Artista: ESCLAVITUD
Álbum: CONDENADOS AL PARAÍSO
Estilo: Heavy Metal
Fecha: Mediados de 2011
Sello: Autoeditado
Nota: 8,3/10

Desde Tenerife se presentan ESCLAVITUD, formados por Ramón Cebrián al bajo, Mauro Martín a la batería, Alex Guerra a la guitarra y Adrián Lugo a la voz; este es el segundo trabajo en la carrera de esta formación, donde se puede ver una gran tendencia compositiva, con letras que nos atañen a todos y que invaden nuestro día a día en el tema personal y del mundo que habitamos, de allí la letra  para “Condenados al paraíso” canción y título central que nombra al disco; una mezcla de realidad y ficción; con pinceladas de ese camino prohibido que muchos no llegamos a tomar en vida, y que está ahí, esperando a la vuelta de la esquina.

A pesar de la cantidad de años que el grupo lleva currándoselo, no fue hasta 2006 cuando debutaron en escena con “Involución”, cuando la evolución marcada para este LP muestra a una formación, mucho más madura y estable de lo esperado; ojalá y no tengamos que esperar otros 5 años para ver editado el próximo trabajo del grupo; lo que si podemos apreciar es el cambio que ESCLAVITUD han demostrado de un trabajo a otro, dejándose la piel en cada una de las melodías y harmonías de este potentísimo reencuentro con la gloria, grabado en su Tenerife natal dentro de los estudios de Andi Deris “Mi Sueño” quien, junto al propio grupo, han producido el álbum, construyendo una base y un pilar muy sólido con un sonido más que destacable, aunque algo falto de limpieza vocal en muchos puntos de la escucha.

Aún así, las voces es uno de los puntos fuertes del disco, ya que contiene muchos cambios de un tema a otro, haciendo que la escucha varíe y tenga mucho poder en ese aspecto; todo ello sin alejarse excesivamente, heavy metal con un nivel de creación altamente recomendable, si gustas del estilo clásico por supuesto, muchas melodías de este trabajo tienen una gran carga del metal de los 80/90, IRON MAIDEN o JUDAS PRIEST, por poner ejemplo, todo ello con los ingredientes de ESCLAVITUD,  de unas canciones muy elaboradas.

Lo que más me llama la atención, es la duración de algunas canciones, exactamente 4 cortes duran más de 9 minutos; otro 7 y el resto entre 5 y 6 minutos; temas muy extensos, lo más curioso es que muchos de ellos se pasan volando y no te das ni cuenta; entre los fantásticos solos de guitarra que contienen o los estribillos, la marca de la casa está patente en todo el plástico, muestra de ello lo podemos ver en cortes como la inicial “Alerta Roja” que simula una sirena de atención hacia este mundo que está a punto de explotar, una crítica a la contaminación y muchos otros factores como el egoísmo, la destrucción, la arrogancia, todo ello a golpe de látigo, contundencia, fuerza y una presencia innata de Adrián, llevándose las estrofas de la letra, con un nervio donde veremos incluso gruñidos intercalados con las voces normales; mucha caña y mucho metal.

Tal y como nombré antes, ESCLAVITUD se “dejan la piel” en el siguiente corte, donde veremos el estilo MAIDEN en muchos aspectos;un temazo que cuenta con uno de los estribillos más impresionantes de todo el disco, con el bajo de Ramón asomando la cabeza, o la guitarra acústica torneando la melodía;  “Mi decisión” es uno de los temas más directos, con unos riffs matadores, muy heavyes. Otra bomba de relojería y un entrante más compacto y pesado,  “Lágrimas de Sal” con un final tremendo que en directo puede ser la caña, con una letra muy desarrollada, tonos vocales usando algunos guturales entrecortados, una letra que en su forma describe una especie de diálogo contra el mundo; podría entenderse como una crítica.

“La última estación” y un desarrollo vocal atípico, cantado con cierta chulería y desgana, mucha velocidad y tralla con una letra que te invita a aprovechar las oportunidades que se cruzan en tu camino; el estribillo es otra de sus grandes bazas y tiene un toque muy emotivo; con “La noche de los héroes perdidos” la banda excava para encontrar petróleo a través de ritmos progresivos, guitarras cuarteadas y un derrotero más oscuro, de repente se acelera, heavy metal con una tonalidad que puede recordar a los temas más clásicos de MAIDEN. “Alzados” nos ayuda a respirar de camino a “Gritar al silencio”, un corte menos intenso con unas estructuras pegadizas, que se repetirán en contadas ocasiones, siendo la base principal el estribillo.

“Un nuevo camino” se consolida como uno de los mejores temas del plástico, de nuevo rozando los 10 minutos, el más clásico de todo el disco; la potencia controlada de “Auto de Fe” adula a Dios, pidiéndole explicación por muchos terrores y libertades, apresadas por su fe. Finalmente, “Condenado al Paraíso” se sumerge en el edén de la gloria para relatarnos de su misma mano, el infierno, a través de una balada acústica y mucho sentimiento de fondo con pequeños retazos melancólicos.

Un buen álbum que expresa la cantidad de cualidades que estos tinerfeños esconden en su interior, dejándonos claro lo que ESCLAVITUD están dispuestos a hacer de cara a abrirse un hueco en la escena metalera nacional.

Componentes:

Ramón Cebrián – Bajo
Mauro Martín – Batería
Álex Guerra – Guitarras
Adrián Lugo – Voces

Tracklist:

01. Alerta Roja 06:03
02. Dejanos la Piel 09:28
03. Mi Decisión 06:22
04. Lágrimas de Sal 09:28
05. La Última Estación 05:33
06. La Noche de los Héroes Perdidos 09:36
07. Intro: Alzados. Gritarle al Silencio 07:05
08. Un Nuevo Camino 09:37
09. Auto de Fe 07:53
10.Condenados al Paraíso 05:59

WEB

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>