Fe de Ratas (El irremediable camino a la violencia) – Crítica

Publicado por el 24 mayo, 2013

federataselirremediablecaminoalaviolenciaArtista: FE DE RATAS
Álbum: EL IRREMEDIABLE CAMINO A LA VIOLENCIA
Estilo: Punk/Rock Urbano
Sello: El Subko Producciones
Fecha: 30 de Abril de 2013
Nota: 8,5/10

Fieles a su tradición, FE DE RATAS no paran de subir escalones en esto de la música. Su propuesta siempre ha dado que hablar, debido al fuerte de sus letras, la denuncia social que contienen y la pegada de su sonido, estos Asturianos sin pelos en la lengua nos desenmascaran la podrida sociedad en la que nos ha tocado vivir, actualmente.

Con el título “El irremediable camino a la violencia” su nuevo disco, la banda optó recientemente por las nuevas tecnologías, en este caso apoyándose en la plataforma Crowdfunding han conseguido lanzar este nuevo trabajo, tras 16 años dando guerra, y dejando atrás discográficas, intermediarios y rollos de índole parecida, la banda asturiana se apoya en la gente, para hacer llegar su trabajo de forma directa; ya que en definitiva, son ellos los verdaderos exponenciales que van a disfrutar de sus canciones, y de su música, una vez más.

Este nuevo trabajo ha sido mezclado en los estudios Distrito Federal de Oviedo, masterizado en los Estudios Mastertone de Alemania, y supone el regreso de una de las bandas más peleonas, transgresoras y comunicativas de nuestro panorama nacional. Ataviados con trajes romanos de dicha época, la banda alza el grito de Alea Jacta Est, en una nueva obra que sucede a su anterior manjar discográfico “Antiimperialista”, después de haber concienciado al público, con discos tan diferentes como “Tu tranquilo y a lo tuyo”, “A esta Civilización”, “Ratatata… Tour (En directo)”, Miseria frente a miseria”, “Tus demonios y yo”, “Al borde del abismo (En directo)”, “En la democracia de mi ombligo” y “Aberraciones (De versiones)”.

Una discográfica que suma y sigue, FE DE RATAS (para el que no los conozca) son, El poyo a la batería, Pedro – bajo y coros, Rafa kas a la guitarra solista y coros, por último, más conocido como Maxi, encargado también de las guitarras y en este caso, la voz cantante; la principal arma de destrucción masiva por la que salen todo tipo de críticas y denuncias.

El título del disco ya se las trae, “El irremediable camino a la violencia” parece ser el único fin para acabar con toda la porquería que nos asola. FE DE RATAS lo dejan bien claro con este trabajo, 11 cortes singulares pero llenos de verdades como PUÑOS, cada uno para hablar sin tapujos (como debe ser) de toda la nauseabunda y dictatorial rebelión que vivimos estos días.

El primer corte “Ignorante” hace alusión a esa panda de capullos que no saben ver, ni respetar la sexualidad de cada persona, ¿no dicen que todos debemos ser iguales ante la ley? Ya seas chino, rumano, marroquí o sudamericano, así dice la canción. Un verdadero himno repetitivo y machacón, que saca toda la mala leche de FE DE RATAS, como ya pasara en sus primeros trabajos, pero con la actualidad como telón de fondo, una triste desgracia que viven unos pocos, y que parece no terminar nunca, agrandándose ante la falta de respeto y la desigualdad entre hombres, mujeres de diferentes sexos, culturas o religiones. (El rock a secas no ha muerto, se ha transformado, el jueguecito plasmado por el violín, el banjo y el acordeón, no tiene precio.)

“Y sigue lloviendo”, sigue lloviendo porquería como piedras, caña burra y velocidad con la batería de El poyo a saco y Maxi dándolo todo en las voces, una letra que es un reflejo nada más y nada manos, del meneíto que se traen entre manos, la política de este puto país. Parecemos gilipollas (y eso nos quieren hacer ver) pero no lo somos.

“La Ratuka y el miedo” que habla sobre ser un don nadie, trabajar decentemente y vivir en la miseria a tenor de los ricachones que no hacen nada y viven como dioses. La porquería de la alta sociedad, un medio tiempo con algunos solos de guitarra intercalados a la melodía, ilustrando una historia cruel, pero real, hay una parte de la canción que dice así, y creo que es de lo más remarcable de la misma, Vivir en el desagüe, pagar por ser decente, tirar tu tiempo, morir toda la vida…

El ronroneo de la guitarra adopta un segmento de melodía más oscuro ante la opresión del terror a manos de “Los Hijos y la Memoria”, las melodías se entrelazan para dar de sí, una de las canciones más curiosas, musicalmente hablando, con un fondo de lucha sin cuartel, ante la opresión de esas almas que se dedican a quitar la vida porque sí, sin mediar palabra del porqué.

“Tan frágil” viene coloreada por diferentes instrumentos que sacan las ganas que ha impuesto FE DE RATAS en este disco, incluyendo en la misma utensilios que hace años, estaban fuera de su línea compositiva, como son la trompeta, el saxo o el trombón; una poesía rockera llena de translúcidas atmósferas, y vivencias que te quemarán la piel con una fragilidad despampanante.

A pesar de seguir con su lucha comunicativa, y sus letras ácidas, la banda asturiana apuesta por nuevas sendas musicales por las que dirigir su música. Música que se ve influenciada por otros estilos, ya no sólo es punk rock, o rock urbano como se quiera llamar, en “El irremediable camino a la violencia”, la banda apuesta por un rock más melódico como es ese juego de punteos que enmarca el cuadro vergonzoso de estos verdugos sin control, metomentodos de la destrucción.

El interludio de “El cantarín” es una burla guasona al poder profesado por Obama y sus secuaces, los cuales pueblan una sociedad donde el dinero, el futbol y demás menesteres, sirven para acallar a los miles de borregos que se conforman con todo. Un señor temazo, para cantarlo y vivirlo en directo como se merece, y donde la gente se va a volver loca con un pogo descomunal.

Poco a poco vamos llegando al final, “Quien fue el cabrón” es un tema sencillito que tiene uno de los estribillos más guapos del disco, un canto en contra de la contaminación y la destrucción de la naturaleza. FE DE RATAS tienen para todos los gustos. “Si alguien tiene que morir” viene sofocada por un aluvión de solos, punk rock rápido, cabalgante y rajado con otro estribillo marca de la casa, la banda al unísono haciendo ver, que no solo saben hacer letras criticonas, sino que como músicos, saben dar en la llaga.

La “Mafia” del dinero, de los banqueros y de toda la porquería que hay detrás. Otra pieza existencial y clave de este disco, donde la banda se emplea al unísono desmarcándose con algunos solos de guitarra ante la furia de su melodía y la incesante profundidad del bajo de Pedro, que aunque no lo haya nombrado, está ahí apoyando la impresionante labor de El Poyo, o Rafa kas.

El disco se despide con “Otra asquerosa canción de amor”, un título que dará que pensar, no es la típica canción de amor y sí lo es en cierto modo, algo incomprensible, lo sé. Con este título la banda quiere poner un punto y aparte, ante esas bonitas baladas que despiden algunos trabajos; FE DE RATAS aflojan la intensidad mostrada en temas anteriores, con una balada aterciopelada donde cabe destacar el importante aporte musical del bajo, la batería y la contundente producción que atesora, que además cuenta con la participación de Miguel Herrero, elaborando una pieza minuciosa y diferente al resto.

Con una portada a cargo de Fran Bedia, FE DE RATAS se presentan con un trabajo muy al uso a como nos tienen acostumbrados. La chica porta la cabeza de un becerro o ciervo, véase la concordancia con el título, y con el significado en sí del resto de temas. Los asturianos están más vivos que nunca, su fragante lucha y las ganas de seguir dando guerra, demuestran que la palabra LUCHA es sinónimo de esperanza o REVOLUCIÓN, si es que finalmente queremos cambiar la visión tan triste de un mundo, cada vez más azotado por la incomprensión y los favoritismos de una sociedad que se va a pique.

Si quieres un tiento que te ayude a ver la realidad de este mundo infiel, atento a este trabajo y al mensaje que sacarás en claro, tampoco dejes de escuchar la música, (FE DE RATAS siempre reinventando su sonido) que va de la mano con las letras y es parte esencial del producto de calidad que nos presentan los asturianos.

Componentes:

El Poyo – Batería
Pedro – Bajo y coros
Rafa Kas – Guitarra solista y coros
Maxi – Guitarra y voz

Tracklist:

01.Ignorante
02.Y sigue lloviendo
03.La ratuka y el miedo
04.Los HIJOS y la memoria
05.Tan Frágil
06.El irremediable camino a la violencia
07.Cantarín
08.Quén fue el cabrón
09.Si alguien tiene que morir
10.Mafia
11.Otra asquerosa canción de amor

FACEBOOK

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>