Fear Factory (Genexus) – Crítica

Publicado por el 1 septiembre, 2015

fearfactorygenexusArtista: FEAR FACTORY
Álbum: GENEXUS
Estilo: Groove/Industrial Metal
Sello: Nuclear Blast Records
Fecha: 07 de agosto de 2015
Nota: 8/10

La auténtica y genuina máquina percutora FEAR FACTORY vuelve a la carga en 2015 para reivindicarse como lo que son, los verdaderos reyes del Metal Industrial. Y si hago dicha afirmación de una forma tan categórica, aun a sabiendas de que “Genexus” no es precisamente una masterpiece, es porque estos maestros se merecen dicho galardón por pioneros, por originales y por inimitables. Que sí, que al igual los pioneros por decreto fueron Ministry con su “The Land of Rape and Honey”, pero la historia está en que el concepto de Metal Industrial de Fear Factory difiere un tanto del resto de bandas que practican dicho estilo.

Strapping Young Lad, Pain, Prong, Rammstein, White Zombie, los propios Ministry, son solo algunos ejemplos de bandas que se identifican bajo dicha etiqueta, pero es que el sentido que le dan Cazares y compañía a su música va más allá de incorporar algunos elementos electrónicos sobre una base de Metal. Ellos conciben el término “Industrial” en su música como el intento de reflejar el trabajo repetitivo y en cadena de una fábrica. Cual martillo pilón que no para de golpear, cual pistón hidráulico que realiza sus correspondientes envites con una perfección centesimal en su secuencia, creando un efecto golpeador de rutina rítmica milimétrica, precisa e infalible que a su vez posee una pesadez y contundencia únicas. Esa es la auténtica esencia de Fear Factory, y que comienza a partir de su masterpiece “Demanufacture”, porque en el anterior “Soul of a New Machine” todavía estaban acabando de encontrar su lugar, sonando a una especie de mezcla entre lo Industrial de Glodfesh (pioneros también en plena pugna con Ministry) y la locura “Grindcorera” de NAPALM DEATH.

Pero lo hicieron, consiguieron el más difícil todavía, un sonido propio y, a día de hoy, todavía inimitable. Obteniendo incluso el maestro Cazares el título honorífico de “inventor” del “Machine Gun Style”. Porque en la búsqueda de ese efecto de percusión repetitiva que os comentaba, Fear Factory siempre ha dado un valor añadido al trabajo de la batería, haciendo que el doble bombo posea una importancia igual o incluso superior a la guitarra de Cazares, siendo la homogeneidad entre ambos instrumentos una de las principales bazas de la banda. La comunión entre el riffeo de la ocho cuerdas de Dino y los pedales del batería de turno tiene que ser total, y os digo batería de turno porque aunque actualmente ocupa el puesto Mike Heller  y lo ocupó también temporalmente el monstruo Gene Hoglan, el verdadero martillo pilón por antonomasia de Fear Factory siempre fue y será Raymond Herrera. Un crack que mantenía un entendimiento musical con Cazares brutal, gran batería y gran compositor, siendo incluso él en muchas ocasiones quien creaba la base rítmica principal del tema y era posteriormente Cazares quien adaptaba su riffeo a la base creada por Herrera.

fearfactorybandaSumamos a dicha particularidad en la sección rítmica las voces melódicas que Burton C. Bell intercala con su agresivo growl (de los primeros también en utilizar dicha fórmula), y ya lo tenemos, FEAR FACTORY en esencia pura. ¿Y a qué viene esta explicación sobre lo que estos señores vienen fabricando en su Factoría del Miedo? Pues sencillamente porque el humilde servidor que hoy os escribe piensa que esta banda jamás ha recibido todo el reconocimiento que se merece, y esta me ha parecido una excelente ocasión para hacerlo, ya que “Genexus” contiene muchos elementos de sus dos obras magnas “Demanufacture” y “Obsolete”, piezas imprescindibles del género y que han servido para influenciar a multitud de bandas no tan solo de Metal Industrial propiamente dicho, sino también a otras que se amparan bajo etiquetas como Metalcore, o Nu Metal. Algunos hablan incluso de que son los creadores del “Cyber Metal”, y pienso que dicha afirmación reside precisamente en esa sensación de que Fear Factory han sido más influyentes de lo que a primera vista pueda parecer y por trayectoria, originalidad, tesón y su “no” miedo a experimentar, merecen mucho más.

El parecido de “Genexus” con sus trabajos del 95 y 98 es claramente intencionado, uno solo tiene que echarle un ojo a la portada (fantástica por cierto) para ver que es una especie de “Demanufacture 2.0”. Y de hecho la banda va a realizar un tour especial para celebrar el veinte aniversario de la publicación de “Demanufacture” donde en principio tocarán dicho disco al completo, a la vez que incluirán algunos temas de “Genexus”. ¿Te la vas a perder? Yo te aseguro que no, degustar ese clásico de cabo a rabo en directo es una oportunidad única que no se puede dejar escapar.

“Genexus” se perfila como una especie de auto-homenaje de Fear Factory a sí mismos, un disco que contiene todos los elementos que han hecho tan grande la carrera de esta banda, con una producción excelente.

Entrando de una vez al trapo vemos como el primer corte “Autonomus Combat System” contiene ciertas similitudes con la propia “Demanufacture”. Seguidamente “Anodized” también entra con una base similar a la mítica “Shock”, aunque luego se torna mucho más melódica, con un Burton inmenso en los coros. Apuro un poco más y os comento que “Soul Hacker” se perfila como la mítica “bailonga” “Edgecrusher”, un tema simple pero que golpea duro y sobretodo te hace mover el esqueleto de una forma más cercana a la de un maquinero que a la de un heavy propiamente dicho. Cierro y acabo el apartado de similitudes con “Promotech” que en ciertos momentos, sobretodo en el desarrollo de los teclados en la parte de los coros, se acerca bastante a uno de los mejores cortes en la carrera de Fear Factory, la genial “Zero Signal”, tanto es así que cuando finaliza el tema con esas notas de teclado tan ralentizadas uno exclama hasta casi sin querer el “Ah!” previo a “Replica”.

¿Hablamos pues de refrito mix? Sinceramente sí. ¿Y eso nos molesta? Sinceramente no demasiado. Porque aunque el disco contiene cantidad de similitudes con los mencionados “Demanufacture” y “Obsolete”, los temas tienen la suficiente personalidad y pegada como para disfrutarlos por sí mismos, además Burton está a un nivel de inspiración en las tareas vocales espectacular. Su peculiar growl a medio camino entre lo gutural y lo harsh sigue espléndido como siempre, pero me gustaría hacer especial hincapié en sus voces limpias y coros, ejecutados con gran maestría y regalando un sinfín de pegadizas melodías que te atrapan a las primeras de cambio. Y el resultado es un disco muy superior al anterior “The Industrialist”, porque aunque contenga su particular porción de refrito, es en líneas generales un trabajo bastante inspirado. El leñeo está presente durante dos terceras partes del disco, así que todos los fans de su etapa más Groove/Thrash/Death vamos a quedar bien servidos.

Si hay que buscarle alguna pega, yo más bien la encontraría en cómo se desarrolla el disco en los últimos temas, en especial a partir de la alegre “Regenerate”, el típico tema “happy” de Fear Factory, uno de esos temas sencillos, sin demasiadas complicaciones compositivas, pero que a su vez consigue ensalzar el espíritu de aquel que lo escucha, vamos, que da muy buen rollo. La historia está en que la siguiente “Battle For Utopia” repite un tanto la fórmula de la anterior, y contiene unas melodías demasiado similares con su predecesora. Cerramos esta triada final más melódico-existencialista con “Expiration Date”, un tema cercano al Pop por momentos donde Burton disfruta de lo lindo destilando sentimiento en cada melodía que escupe su boca. La sensación épica-cósmico-futurista que desprende esta triada final me recuerda bastante a la dupla “Resurrection-Timelessness” con la que finaliza el “Obsolete”, pero me parece que ya os había hablado antes de eso…De los dos bonus track siguientes podéis prescindir tranquilamente porque no aportan demasiado, pero sin duda son algo habitual en Fear Factory desde el principio de los tiempos.

“Genexus” se perfila como una especie de auto-homenaje de Fear Factory a sí mismos, un disco que contiene todos los elementos que han hecho tan grande la carrera de esta banda, con una producción excelente que en esta ocasión corre de la mano del maestro Andy Sneap, con el cual todavía no habían trabajado. Con una portada también excelente de la mano de Anthony Clarkson quien también se ocupó de “The Industrialist” y “Mechanize”.  Y dejando una sensación general de que mientras el combo Cazares-Bell siga en buena sintonía, todavía nos quedan Fear Factory para rato, y nosotros aquí estaremos para seguir apoyándolos y disfrutándolos.

Componentes:

Dino Cazares – Guitarra, bajo
Burton C. Bell – Voces
Mike Heller – Batería

Tracklist:

01.Autonomous Combat System
02.Anodized
03.Dielectric
04.Soul Hacker
05.rotomech
06.Genexus
07.Church of Execution
08.Regenerate
09.Battle for Utopia
10.Expiration Date

FACEBOOK

Autor: Betrayer

5 Comentarios

  1. METALMANIACO

    2 septiembre, 2015 at 18:18

    Tremendo disco…..la fuerza que desprende cada uno de sus temas es impresionante, sin duda una vuelta a los origenes y un disco muy superior a The Industrialis (que tambien estuvo muy bueno).Un factro clave en este disco es la presencia de nuevo baterista, ya que en el anterior era programada la percusion. Disco mecanico, frio, bruto y demoledor en el que recuperaron la escencia de Self Bias Resistor o Body Hammer. Padres absolutos del industrial sin dudas. Excelente critica

    • Frank

      4 septiembre, 2015 at 14:20

      Yo creo que es el disco más redondo de la banda hasta la fecha, creo que han vuelto a recuperar la esencia de sus mejores álbumes, ojalá sigan por este camino durante mucho tiempo..

  2. Adrian

    4 septiembre, 2015 at 14:07

    En directo Fear Factory flojean bastante, al menos no tienen la pegada que tienen en disco. Ahora lo que son sus discos, son verdaderas apisonadoras. Este de hecho es de lo mejorcito que han editado en mucho tiempo. Me ha gustado eso que dices de “Cual martillo pilón que no para de golpear, cual pistón hidráulico que realiza sus correspondientes envites con una perfección centesimal en su secuencia, creando un efecto golpeador de rutina rítmica milimétrica. Ahí lo has clavado, se nota que sabes de lo que hablas”. Yo le habría cascado el 9 sin dudarlo. Creo que lo tiene todo para estar a la altura de lo que fue en su día Obsolete..Cierto que las voces limpias de Burton son más relajadas que las de aquel trabajo, pero no hay como una buena y compactada mecánica riffera golpeando duro para que se te quite cualquier mal trago.. Buena review, saludos.

    • Frank

      4 septiembre, 2015 at 14:13

      Muy de acuerdo con tu opinión Adrian, yo incluso estoy por decir que la baza compositiva del conjunto siempre ha sido Burton C. Bell y Cazares. De hecho, creo que son los que más peso siempre han tenido en la banda a la hora de componer. Yo personalmente no hecho en falta a Raymond Herrera, ni a Christian Olde Wolbers. Aunque reconozco que cuando Cazares marchó de la banda, Christian supo estar al pie del cañón y facturó un trabajo muy bueno, la prueba es Archetype, un disco muy infravalorado que tiene verdaderos temazos. Saludos.

  3. LMZ666

    13 septiembre, 2015 at 14:13

    Discazo… potente, agresivo, partes melódicas sin que dominen demasiado… me cuesta encontrar pegas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>