Flying Colors (Second Nature) – Crítica

Publicado por el 20 octubre, 2014

flyingcolors-secondnatureArtista: FLYING COLORS
Álbum: SECOND NATURE
Estilo: Progressive Rock
Sello: Mascot Label Group
Fecha: 30 de septiembre de 2014
Nota: 10/10

Es muy simple dar el calificativo de súper grupo a una banda y encontrar muchas de ellas es algo simple. Pero lograr dar con una formación que cumpla con los requisitos que exige el título de súper grupo no es tarea fácil, caso clásico es el de Asia o los actuales THE WINERY DOGS que serían ejemplos de libro y un ejemplo muy contrario sería De La Tierra. Otro ejemplo ideal que cumple al pie de la letra con la definición es nada menos que la mega formación de FLYING COLORS conformada por el hombre multi proyectos Mike Portnoy (Ex Dream Theater, The Winery Dogs, Adrenaline Mob, Transatalntic), Steve Morse (Deep Purple, Dixie Dregs), Neal Morse (Transatlantic), Casey MacPherson (Alpha Rev) y Dave LaRue (Joe Satriani, Dixie Regs).

Estos cincos caballeros del progresivo están de regreso dos años después de la edición de su homónima opera prima con un álbum colosal y que lo supera enormemente, este ese Second Nature. Este sigue ofreciendo un abanico de sonidos tan amplios con una fuerte base de rock progresivo de los 70’s pasado por el filtro del pop más melódico y meloso de los 80’s y diversos elementos de Blues rock e inclusive soul y góspel. A todo esto hay que sumarle el desempeño técnico de cada uno de sus componentes donde Steve Morse muestra una cara muy distinta y mucho más compleja y sensible a la que nos tiene acostumbrados en Deep Purple. Sigo insistiendo que de todos los proyectos post DREAM THEATER, este es donde mejor ha desarrollado todo su carisma y talento Mike Portnoy. Y el desconocido Casey McPherson que con su voz delicada, trabajada y armónica te embarcan en un viaje musical sin límites ni fronteras, donde las composiciones complejas bañadas por dosis enormes de melodía permiten que un estilo tan difícil de entender como lo es el progresivo en este caso se asimile como un vaso de agua fresca. Neal Morse no necesita demasiada presentación y su trabajo junto al de Dave LaRue completan un círculo musical que se mueve en perfecto equilibrio.

La diferencia que encuentro con respecto a su primer disco es que se han volcado un poco más hacia el rock, las guitarras tienen un poco más de presencia y cuerpo y el trabajo de Mike tras la percusión es un tanto más complejo y duro. Pero la melodía sigue siendo el motor principal de la formación. La portada muy sencilla pero atractiva y enigmática con su gran parque eólico y globos aerostáticos le da un toque de distinción genial al disco.

mikeportnoy-flyingcolorsEl primer corte  es fundamental a la hora de darnos una idea leve del sonido de un álbum, debe ser capaz de capturar el interés del oyente y no desanimarlo o aburrirlo para que continúe oyendo un trabajo. También es una constante que los temas más largos y épicos suelen cerrar un trabajo, siendo caso contario  “Open Up Your Eyes” el primer track que se monta en un viaje progresivo de más de doce minutos atacando de forma magistral mi sentido auditivo cumpliendo a la perfección con lo que antes mencionaba. Su intro instrumental intenso de más de cuatro minutos transpira DREAM THEATER por sus poros siendo dirigida por los golpes de Portnoy, pero se ira metiendo por terrenos de rock progresivo de los 70`s con predominio de los teclados en perfecta conjunción con la voz de   McPherson, la percusión muy suave pero cargada de complejidad nos hace recorrer un camino plagado de melodías hasta llegar al solo de guitarra tan sutil y delicado como lo es todo el corte. Hacia el final la complejidad, los cambios de tempo y ritmo se van adueñando del corte en un derroche de virtuosismo dejándonos una clara postal de lo que se viene.

“Mask Machine” es un corte raro, sobrecargado de una extraña pero atractiva dosis de distorsión en bajo y guitarra,  efecto en las voces, un estribillo de lo más contagioso y los teclados a cargo de Neal Morse entre psicodélico y galáctico le dan vida a una sólida pieza de rock que pese a la locura sonora que ofrece te lleva a sacudir la cabeza con placer.

Mucho más simple y clásica es “Bombs Away”, donde el riff es quien manda seguido de cerca por la percusión y los teclados netamente clásicos recordándome mucho a los actuales DEEP PURPLE tanto al comienzo como al final del corte. Su parte central cuenta con excelentes solos de guitarra y teclados  muy bien respaldados por el bajo y la percusión, todos luciéndose con carisma y técnica primordiales.

“The Fury Of My Love” es una excelente balada que logra combinar lo mejor de los sonidos pop de los 80′s con un pequeño toque de rock que le da la energía necesaria para llegar bien profundo. Su comienzo es simplemente  nostálgico y emotivo con  la voz de Casey fusionándose con el piano de manera mágica. Los colores logrados con los teclados y la percusión en su justa intensidad le dan un carácter único al track el cual ira  evolucionando  ganando fuerza e intensidad en cada uno de los instrumentos. Un corte exquisito para disfrutar de principio a fin.

Seguimos transitando la senda sonora de los 80′s con “A Place In Your World”. Otro corte más donde queda muy bien en claro que esto es un súper grupo realmente. Este  es tan rico en arreglos y melodías que vale la pena escucharlo primero como una sola pieza y luego prestar particular atención a cada uno de los instrumentos de forma aislada. La guitarra de Steve Morse es un compendio de melodías magnificas, Portnoy deja  muy en claro por qué es uno de los mejores bateristas del momento marcando una percusión sólida y rica en ritmos para quitarse el sombrero muy bien acompañado por Dave LaRue que  no deja de jugar con sus dedos sobre las gruesas cuerdas de su instrumento al ritmo que le marca la percusión. Los teclados envolviendo todo en un abanico de melodías muy coloridas y un estribillo súper contagioso que genera emociones y sentimientos muy positivos conforman una pieza compleja y única en su especie.

“Lost Without You” es mucho más simple que el track anterior, pero el fuerte sigue siendo el colorido melódico que brota de los instrumentos. Los teclados y la percusión juegan un papel importante sobre todo en los estribillos donde alcanzan el zenit a la cual se suma la voz con ese sello para muchos tal vez comercial, dando un resultado final de grandes dimensiones. Por supuesto no escasean los cambios de ritmo permitiendo que el corte se mueva por una montaña rusa de intensidades musicales.

La banda no deja de sorprender, y en esta oportunidad comenzando con una mezcla de melodías entre latinas y texanas  en “One Love Forever”, dada principalmente por el acordeón si no me equivoco, invitan a danzar al compás de su ritmo hipnótico, alegre y festivo  se ira alternando con su singular rock progresivo. En la parte media el solo de guitarra desde su más simple técnica logra transmitir un puñado de emociones fantásticas siempre rodeado por el buen hacer del resto de los miembros no dan pausa un segundo. Esta especie de mezcla rock  folk se ira sucediendo una y otra vez hasta el final en el marco de un despliegue instrumental que solo señores músicos como estos son capaces de demostrar.

El mejor corte que ha compuesto esta banda hasta la fecha lleva por nombre “Peaceful Harbor”. Una composición sensible, profunda, melancólica y cargada de sentimientos que me logran emocionar como en su momento lo hicieran The Great Gig In The Sky o High Hopes quizás porque algo de la esencia de ellos posee. Comenzando con un lamento a capela logrando ponerme la piel de gallina a los pocos segundos se unirá la guitarra acústica y la delicada voz de Casey  transformándose en una caricia para los sentidos. El tema irá evolucionando lentamente y los instrumentos se van acoplando como lo hace la guitarra de Steve en un prolongado y suave solo que sigue sumando sentimientos de dolor. La voz gana profundidad y todos se hace cada vez más grande hasta que llega el clímax con un coro góspel y la banda explotando en un despliegue instrumental a la par que no alcanza palabras para describirlo…..escuchen, disfrútenlo y saquen sus propias conclusiones.

Y como todo tiene un final todo termina, Cosmic Symphony se moverá entre un medio tiempo y una balada  bajando el telón a esta a esta obra gigante. Dividida en tres fragmentos siendo el primero Still Life Of The World, muy atmosférica con un simple y básico acompañamiento del hit-hat, los teclados generando un clima muy acogedor y el bajo con unas líneas de jazz fantásticas  invitan al relax total. Searching For The Air me recuerda mucho a Supertramp al comienzo con un excelente trabajo en las voces, pero hacia el final va ganando complejidad y fuerza con Mike Portnoy y Steve Morse a la cabeza. Y el último segmento Pound For Pound siendo para destacar la interpretación de McPherson capaz de conmover a una roca con la calidez y la pasión de su interpretación en una balada que cierra de manera perfecta el álbum, nuevamente con un coro gospel que acompañará el excelente desarrollo instrumental de la banda en los últimos minutos.

“Second Nature” es de esos trabajos para mentes abiertas a la fusión sin barreras musicales de ningún tipo. Un álbum que puede gustar a los fans de Cold Play como a los de ASIA, a los de Yes como a los de PINK FLOYD,  aquellos que gusten del metal de DREAM THEATER o el más clásico metal de IRON MAIDEN. Dueño de un nivel altísimo tanto en composiciones como en instrumentación, un álbum para escuchar muchas veces ya que requiere un buen tiempo de decantación para poder descubrir todos los elementos ocultos que poseen cada una de sus pistas. Una obra compleja, enorme pero a la vez delicada y sutil que dejara delirando a más de uno.

Componentes:

Mike Portnoy – Batería
Steve Morse – Guitarra
Neal Morse – Guitarra, teclados
Dave LaRue – Bajo
Chasey MacPherson  – Voz

Tracklist:

01. Open Up Your Eyes
02. Mask Machine
03. Bombs Away
04. The Fury Of My Love
05. A Place In Your World
06. Lost Without You
07. One Love Forever
08. Peaceful Harbor
09. Cosmic Symphony
I. Still Life Of The World
II. Searching For The Air
III. Pound For Pound

WEB

Autor: Hernán Dalmaso

4 Comentarios

  1. Matthew Bourdais

    24 octubre, 2014 at 18:09

    Es que lo que toca el amigo Mike Portnoy es calidad asegurada. Discazo de principio a fin con una variedad musical exquisita, y unos componentes a la altura. Ya los anteriores trabajos dieron que hablar y este no iba a ser menos. Solo puedo decir algo, Flying Color se han vuelto a superar. Buena reseña Hernan, asi da gusto leer críticas, cuando las cosas están bien hechas. Disco mayúsculo con una producción de diez, composición, elaboración o técnica de otro nivel..

    • METALMANIACO

      24 octubre, 2014 at 20:15

      Muchas gracias Matthew, es un disco que roza la perfeccion, no le sobra nada no le falta nada. Tiene variedad, composiciones enormes y esa capacidad unica que ha conseguido la banda de caminar en perfecto equilibrio entre el pop y el rock lo hace todavia mas atractivo. Saludos

  2. Gilberto Silva

    28 octubre, 2014 at 12:43

    Me encanta este disco. En tan sólo un par de días ha pasado de ser un disco más a ser uno de mis álbumes favoritos. No estoy comparando esta banda con Adrenaline Mob, a mi estos últimos apenas me gustaron. Realmente espero que Flying Colors no sea una cosa de un rato y que los que forman labanda sepan encaminar dicha propuesta por el buen camino. Creo que si saben enderezarla como es debido, es una banda que puede dar grandes frutos en el futuro. No estoy hablando de que tengan que ser los nuevos padres del progresivo como en su momento lo fueron Dream Theater.. Pero yo me explico, excelente maestría musical y compositiva con canciones pegadizas. Al principio hay que darle unas buenas escuchas como todo material de este calibre. Lo que no me gusta son algunos solos de guitarra de Steve Morse que parecen algo forzados, por lo demás obra magna de culto.

    • METALMANIACO

      28 octubre, 2014 at 14:49

      Yo opino igual, ojala esta banda tenga una mayor continuidad en el tiempo y se transforme en un proyecto estable y solido ya que tienen mucho para ofrecer. Han aportado un aire fresco y relajado a un estilo que muchas veces debido a su extrema complejidad cuesta asimilar. Flying Color posee la capacidad de transformar algo diicil de asimilar en algo que te atrapa de forma instantanea. Saludos Gilberto Silva

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>