Freedom Call (Crystal Empire) – Clásico

Publicado por el 14 mayo, 2012

Artista: FREEDOM CALL
Álbum: CRYSTAL EMPIRE
Estilo: Power Metal
Fecha: 22 de enero de 2001
Sello: Steamhammer Records
Comentario: ¡Recomendado para todos los amantes del buen power metal!

Sólo un 1 o 2% de calidad por encima de “Stairway to Fairyland”, que ya fue un álbum impresionante en todos los sentidos; como debut estelar fue de lo mejor de aquel tiempo; a pesar de que ya había muchos grandes dando caña por aquel entonces; imposible olvidarse de GAMMA RAY, HELLOWEEN o BLIND GUARDIAN, padres del género, si bien los alemanes FREEDOM CALL en el 99 empezarían su cabalgante aventura, que a día de hoy sigue viva gracias a la inestimable superación de su líder, Chris Bay, que se ha mantenido fiel a su estilo; y aunque sus nuevas obras no se parecen en nada, a los tres o cuatro primeros álbumes del grupo que dieron el do de pecho al estilo power; la evolución ha marcado su posición actual; FREEDOM CALL conocidos también como los padres del Fantasy metal, power metal, Happy Metal o metal alegre; son tantas las etiquetas que se les ha puesto al grupo, que a día de hoy, ninguna de ellas resulta gratificante para lo que da de sí, la musicalidad y el nervio que posee este grupo.

FREEDOM CALL pusieron un techado muy alto a su carrera demasiado pronto; tal hazaña les sirvió para hacerse un hueco dentro de la escena y codearse con los más grandes; sin embargo les perjudicó bastante en el caso de que, la importancia y el peso de sus grandes obras, no ha sido superado por los nuevos álbumes; (ya de por sí los títulos clásicos que contenían trabajos como “Stairway to Fairyland”, “Crystal Empire”, o “Eternity” su álbum más maduro) han dejado un legado tan importante y transcendental en su carrera, que discos como “The Circle of Life” o “Dimensions”; quedaban en un segundo plano a tenor de la fuerza producida por sus antecesores; “Legend of the Shadowking” les haría recuperarse de ese golpe acaecido, volviendo a demostrar su mejor baza, en un disco imponente; “Land of the Crimson Dawn” es su mejor obra hasta la fecha.

Y aunque Chris Bay ha sido el encargado de llevar las riendas del combo germánico hasta ahora, firme en sus decisiones; no podemos dejar de lado, nombres tan importantes como el de Dan Zimmermann,  ex – IRON SAVIOR, actual baterista de GAMMA RAY que hizo posible un juego a dos bandas con su banda madre y FREEDOM CALL, hasta que ya no pudo más, y  se tuvo que dedicar únicamente a su banda principal; por suerte esa dedicación y empeño ayudó a FREEDOM CALL  a crecer más allá de sus posibilidades, pero no fue este el único componente que ayudó a la banda; también la labor de Sascha Gerstner o Cédric “Cede” Dupont de SYMPHORCE, consiguieron llevar la llama estelar de la fantasía, más allá de lo inimaginable.

Más allá de toda esta historia que nunca está de más recordarla, vamos a centrarnos en lo que realmente nos interesa, la magia, el arte, la pasión que une fuerzas en este trabajo, el bien y el mal, “Crystal Empire”, conocido también como el imperio de cristal (uno de mis trabajos favoritos de FREEDOM CALL y el de muchos metalheads) el segundo grande de un contingente que a día de hoy sigue demostrando buen poderío sobre el escenario; cuyos clásicos no mueren a pesar de los años, y siguen tan fuertes como el primer día. La escalera al cielo y la estela de las estrellas dejaron un intrigante concepto de relieve con historias apasionantes; los lados del bien y del mal en su amplia definición; otorgan un seguimiento de cada pista, que no podemos dejar de lado.

Después de una introducción oscura con voz terrorífica y tormentosa, comienzan a sonar los riffs de uno de los temas que se ha convertido, bajo insignia “Freedom Call” en uno de los clásicos del grupo; power metal rápido, elegante, un himno memorable construido a partir de un leve susurro punteo de guitarra; un triunfo inspirado del que no habrá una segunda parte, desgraciadamente; irrepetible con las habilidades de Chris Bay por ende, que como guitarrista principal aporta un grado de maestría soberbio; los coros y el estribillo tan arrebatador de este corte; abrillantan las melodías a un grado de gloria, difícilmente explicable; y por suerte, insuperable.

“Rise Up” impresiona tanto como el primer día; ¡increíble!, otro himno para el deleite de sus seguidores, con una guitarra que te perfora el corazón; el estribillo estelar y la magia glorificada acorde a los teclados; recreada con los sintetizadores; uno de esos temas mágicos que crean el mismo semblante desde el principio hasta el final; con “Rise up” es como si estuvieras volando en un cuento de hadas; las reminiscencias eclesiásticas de la parte intermedia, no son sino el punto en el que los solos te maravillarán una y mil veces; es un tema directo, que conjuga la parte fantástica, con la épica, sin hacerse demasiado larga, ni demasiado corta; power metal con unas melodías maravillosas, un temazo se mire por donde se mire.

La densidad coral del medio tiempo “Farewell” nos mete más aún en la fantasía a través de un power a medio gas; suavizado con mucha melodía y unas dotes muy pegadizas; es más hay una parte, en que los ecos del teclado recuerdan la vena más pomposa de BLIND GUARDIAN; La pintoresca “Pharao” nos lleva hasta Egipto con una entrada triunfal, sus coreados tonos suenan gloriosos, al igual que las pinceladas incluidas entre medias de las guitarras; curiosas ante todo; aquí el tono coral juega un papel sumamente importante; otro de esos temas imprescindibles en su discografía; aunque en este disco, casi todos lo son.

“Call of Fame” es una canción preciosa, con una entrada extraordinaria, power metal rápido con guitarras veloces; en cuanto a la naturaleza del álbum, tema más rápido, tema lento; es una gozada poder disfrutar de las harmonías de canciones como la anterior, o esta “Call of Fame”; donde el concepto histórico se divide en varios apartados, y no vaga hacia una misma dirección; algo también de agradecer; es un corte  que sigue manteniendo la misma sinfonía brillosa de los primeros tracks, además se aleja un poco hacia derroteros donde las guitarras muestran sus armas; con un aplomo instrumental que da más brío a la temática que configura la tapa y el libreto del disco; fielmente conjugado con su hermano, “Stairway to Fairyland”; ambos paridos en el mismo nivel; con colores alegres que le dan un aroma especial a la historia.

“Heart of the Rainbow”, es uno de los temas más happy del disco con una mini pieza de piano muy bonita; intercambio de guitarra y teclado, con otro de los mejores estribillos que he escuchado yo en el disco, y en una banda de este estilo; aunque a la producción le falte varios puntajes más para acomodar el sonido compacto de las guitarras; dichas corales tapan las imperfecciones de un disco que es grande desde el principio hasta el final; esta canción por ejemplo tiene reminiscencias de VAN HALEN o RAINBOW, no sé si les salió de chorra, pero el título lo dice todo; las partes de batería y teclado casi al final, son una gozada.

Y ahora, una preciosidad, “The Quest” una medio balada con tintes hard rock, una de las epopeyas del álbum, 7 minutos con una entrada a piano encantadora, donde el bajo tiene un toque supremo; el tema más emotivo y a su vez más engalanado de todos; que llama a la libertad; la mejor canción que ha compuesto FREEDOM CALL a lo largo de su historia; con cantidad de tonos, voces y cambios, subidas, bajadas, oscuro y alegre, intercalado con pulverizaciones de solos culminantes y un feeling inolvidable; posiblemente a la altura de grandes himnos del power, como “Heading for tomorrow” de GAMMA RAY o “Keeper of the Seven Keys” de HELLOWEEN.

Lo que viene a continuación, no está a la altura de los primeros temas; pero nos deja ver la historia tan grandilocuente que ha caracterizado siempre a FREEDOM CALL, “Ocean” se mueve entre las fronteras de una onda ochentera; no es una de las canciones más fuertes que he escuchado; pero tiene cierto encanto; quizás de los puntos más flojos del disco. Cambiamos de aires y nos vamos navegando a través de esos mares de olores que nos transportan al palacio de fantasía con “Palace of Fantasy”; no es excesivamente la bomba; pero tiene un buen estribillo, el solo de guitarra deja de ser espectacular, y se convierte en algo normalito; por suerte “The Wanderer” (un tema de cuento) retoma el vuelo, un himno lento para cerrar el álbum con unos toques de guitarra majestuosos, aderezados con punteos de campanas; un tema instrumentalmente muy bueno, que mezcla excesivamente bien la melancolía y la dulzura con el violín de fondo, todo ello con un matiz de fantasía puro para cerrar este ciclo.

Si os gusta este género, os recomiendo una escucha encarecida de FREEDOM CALL, y si no, alguno de los grupos que he nombrado en la crítica; un disco para soñar, y volar en retroceso a aquel punto culminante en la carrera de los alemanes; disco que marcó tanto a ellos como a nosotros, a día de hoy, sus huellas siguen imborrables en la arena, a pesar del tiempo que ha transcurrido.

Componentes:

Dan Zimmermann – batería, coros
Sascha Gerstner – guitarra, coros
Ilker Ersin – bajo, coros
Chris bay – voces, guitarra, teclados, coros

Tracklist:

01. The king of the crystal empire 00:32
02. Freedom call 05:32
03. Rise up 04:05
04. Farewell 04:06
05. Pharao 04:42
06. Call of fame 04:14
07. Heart of the rainbow 04:35
08. The quest     07:34
09. Ocean 05:09
10. Palace of fantasy 04:47
11. The wanderer 03:45

WEB

Autor: Francisco J. Román

3 Comentarios

  1. METALMANIACO

    14 mayo, 2012 at 23:19

    Tremendo pedazo de disco clásico absoluto del power metal por donde se lo mire. Un disco plagado de melodías, velocidad, coros enormes, rimbombantes y épicos a mas no poder. Excelentes Farewell, Ocean, Call of fame o para mi la que mas me gusta The wanderer que te traslada a un mundo de fantasía en un abrir y cerrar de ojos. Genial la poderosa y rítmica The quest. Este disco y Eternity son obras maestras del genero.
    Excelente reseña Frank de un disco de puta madre. Saludos

  2. Noa

    14 mayo, 2012 at 23:49

    Gracias, es uno de mis grupos favoritos, los sigo desde que empezaron casi, ya era hora de que alguien le hiciera un tributo en condiciones a uno de mis discos preferidos de Freedom Call.

  3. Alejandro

    30 enero, 2015 at 19:27

    Igualmente lo digo… fabulosos albumnes de Freedoom Call …
    Alegran mi vida.. junto a Gamma Ray, Helloween, Stratovarius, HammerFall , Blind Guardian , Grave Digger y hoy Unisonic

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>