Gamora (Hate) – Crítica

Publicado por el 5 junio, 2012

Artista: GAMORA
Álbum: HATE
Estilo: Groove/Death Metal
Fecha de lanzamiento: 2011
Sello: Autoeditado
Nota: 7,5/10

Editado en 2011 de forma independiente, los vascos GAMORA debutaron en escena con “Hate”, formados por Igor Arruabarrena al bajo, Olmo Castellar a las guitarras y coros, Julen Lusar a la batería y Joseba a las voces; su trabajo de presentación combina elementos de varios estilos como son el death metal, thrash y las vertientes más extremas del género. Tras dos años ensayando graban su primero demo que sirve para que GAMORA suba el escalón definitivo hacia la liga de primera división. Esto le da alas para tocar en escenarios con grupos más conocidos y telonear a bandas de la talla de los chilenos PENTAGRAM.

Con una producción cuidada en Phantom Studios, GAMORA dan forma a lo que es su primer largo; un trabajo que contiene diez potentes cortes, la introducción con toques astrales nos lleva en brazos hacia un desgarrador inicio con el tema “A million Eyes” donde los riffs serpentean en bajo y van subiendo con un toque de batería incesante. La propuesta de este conjunto me recuerda mucho a bandas de la talla de CROWBAR o HIGH ON FIRE, todo con una mezcla de guitarras graves y una batería coartada por la velocidad y la fuerza, a la que se añaden varios guturales que pueblan la mayoría de las canciones.

Bajo el murmullo de la tormenta, la rabia cañonera de “Integrity” verborrea con una contundencia insurgente de registros que aprisionan nuestros oídos con marcajes repentinos; anotar un diez a la implacable maestría de las guitarras, que con diversas distorsiones te llevarán por el camino del caos, la destrucción del doble bombo resulta despiadada; la progresividad de los tempos son secundados con un nervio, que solo los grandes saben aportar en estos casos; como una metralleta y un redoble bestial, nos encaminamos hacia una serie de cortes que no tienen desperdicio, todo ello tras el hipnótico solo de guitarra a cargo de Olmo Cascallar, que despunta su instrumento con destreza.

La habilidad y la fuerza se dan cabida en “Dirua”, la mezcla del metal más extremo y moderno, ya sea metalcore, death melódico y parecidos, nos envuelve en un manto de poderío con un nerviosismo desbocado, con todos los instrumentos dando el cien por ciento; la colaboración de Ibon Anestesia aporta más energía a una canción que desde los primeros compases nos deja sin aliento, sobre todo cuando la batería y el bajo unen fuerzas y da de sí, un sonido compactado, bastante grave.

La vena hardcoreta puebla las composiciones con ramalazos Groove metal en muchas partes; descendemos al infierno de manos de “Who took you to hell”, con unos acordes más pesados que en el resto de cortes; los riffs de “The Rise of a New Power” simplemente, calcan lo que ya hemos visto en el corte anterior, poca variación de un tema a otro, en la parte vocal es donde más se nota; con unos guturales que te cortan el gaznate a pedazos, en lo musical las guitarras tienen un marcaje más técnico, ampliándose hacia un terreno solidificado por distintos solos; y un estribillo matador, donde se mezclan distintos registros de voces graves y agudas.

La lentitud desafinada de “Predator” con el doble bombo por medio adopta otra imaginería diferente; una canción abrumadora y muy técnica; con unos berreos sanguinarios; no tan salvaje como otros temas; pero con mucha melodía; la pieza número 8, de 8 minutos de duración; “Fuelled by hate” baja el pie del acelerador con una parte introductoria tirando hacia un terreno atmosférico; de nuevo las guitarras vuelven a enmarcar su vena maestra con un cierto apunte de monotonía que ya vimos en otros cortes;  una canción repleta de muchas partes que es bueno ir descubriéndolas poco a poco. El ritmo de “The Sense of life” juega con riffs que me recuerdan la propuesta de BLACK LABEL SOCIETY, el doble bombo se aprisiona como un estandarte para el sonido final, death metal más seco y no tan arraigado de maleza, los solos terminan de encuadrar una pieza redonda; la contundencia de “The World” despide un trabajo con sus más y sus menos, pero en definitiva una propuesta más que atrayente, made in Spain.

Podéis escuchar el disco íntegro a través de este LINK.

Autor: Francisco J. Román

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>