Grand Magus (Triumph and Power) – Crítica

Publicado por el 4 marzo, 2014

grandmagustriumphcdArtista: GRAND MAGUS
Título: TRIUMPH AND POWER
Estilo: Heavy/Doom Metal
Sello: Nuclear Blast
Fecha: 31 de enero de 2014
Nota: 9/10

El trío sueco GRAND MAGUS lleva ya una ristra de años en el negocio, machacándose la sesera y reinventado su música. No hay más que ver el éxito que han conseguido año tras año, editando discos a caballo entre el Heavy y Doom Metal. Discos que han ido variando con el pasar de los años, pasando del Doom al Stoner o tocando palos rockeros, con esos aires Viking con los que nos refriegan la cara una vez más en “Triumph and Power”.

Triunfo y poder. Fuerza y melodía, pero sin perder ese toque personal que los hizo más reconocidos con el fantástico “Iron Will” o el laureado “Hammer of the North” que tan buenos ratos nos ha hecho pasar a más de uno. No menos importante fue “The Hunt”, otro de los trabajos merecedores de llevar registrado el nombre GRAND MAGUS en su haber.

Pero ahora la cosa cambia hasta cierto punto, tampoco vamos a decir que GRAND MAGUS han cambiado del todo, ya que los suecos siguen en su línea, ofreciendo trabajos de calidad. Pero en esta ocasión, “Triumph and Power” bebe de esas raíces Viking y no sólo por la temática de su portada (bastante acertada por cierto) sino por algunos interludios, pasajes y aromas que campan a sus anchas, diferenciándose con rotundidad del resto de obras de GRAND MAGUS y del resto de bandas de dicho género.

¿Qué sería de GRAND MAGUS, sino cambiaran su recorrido musical con el paso de los años? Quizás nos habríamos cansado de ellos, aunque tratándose de estos suecos, dudo mucho que fuera así. Simplemente porque la propuesta que estos desarrollan, se asienta sobre una música que entra muy bien, y cualquier cambio mínimo, resulta inapreciable para el oído del oyente, lo cual los mantiene como al principio.

En este caso, el disco cuenta con cambios minúsculos que han acrecentado el estilo sobre el que se asienta la banda. Estas nuevas mejoras que se pueden ver en “Triumph and Power” han trascendido con claridad en el estilo del álbum, encumbrando a la mayoría de temas del disco a otro estado de ánimo más enérgico. Es imposible quedarse insatisfecho con piezas como “Dominator”, “Fight” o la fuerza del acero de batalla, “Steel Versus Steel”. Títulos que podrían aparecer perfectamente en discos de JUDAS, IRON MAIDEN o BLACK SABBATH, y que sin ir más lejos encontramos en GRAND MAGUS, engrandecidos por la forma tan peculiar de cantar que propone JB Christoffersson a los mandos de su guitarra.

No menos apabullante es la base rítmica formada por Fox Skinner al bajo, y Ludwig Witt a la batería que ya apareció en “The Hunt” tras la marcha de Sebastian “Seb” Sippola dos años después de la edición de “Hammer of the North”. Pocos cambios en el seno del grupo, algo que se traduce en pocos problemas internos y la facilidad por mantener una línea estable.

La música de GRAND MAGUS podría definirse en tres palabras, simple, potente y melódica. Aún con eso, lo que los suecos proponen va mucho más allá, y que mejor que empezar con “On Hooves Of Gold” para definir lo que se siente al escuchar el nuevo refrito de guitarrazos y ese muro de acero que nos detiene ante la fachada que propone dicha canción; abriendo con un coro épico y unos acordes mágicos que se difuminan ante el paso lento de la batería, con guitarras menos arrugadas que las que podemos ver en uno de los temas más toscos del álbum, “Triumph And Power” donde se ve la labor de JB cantando mucho más serio que de costumbre acompañado del bajo de Fox Skinner, que va allanando la serpenteante melodía de guitarra con mucho garbo.

Una de las partes más atmosféricas del disco viene con “Steel Versus Steel” que luego se vuelve un peso pesado y es como martillo sobre la mesa, su paso lento no pasará desapercibido para nadie, además sus riffs más altos, amenazan con fuerza tu coco, con un estribillo de esos que no te podrás quitar de la cabeza en mucho tiempo.

La palabra lucha se mantiene intacta en todo el disco, el aleteo de contundencia cobra poder con la entrada de “Fight” que es un puro nervio salido de las entrañas más profundas de la tierra. Ojito con el riff inicial, que viene con influencias marca de la casa, en recuerdo a unos primerizos BLACK SABBATH. La canción es puro nervio y acusa unos redobles de batería una vez pasado el ecuador del tema que harán temblar hasta al más insensato.

“Dominator” se inicia con un repiqueo de batería atrayente, GRAND MAGUS sigue en su línea habitual, otro tema que podría convertirse en clásico en menos que canta un gallo. Lo tiene todo, pegada, estilo y un estribillo que es una bomba, sin olvidar el apoyo Fox Skinner a las voces que vuelve a salirse una vez más.

Primera pausa y primer descanso, “Arv” da más juego al redondo, con esos acordes de guitarra acústica (y un repiqueo de fondo) que embadurnan aún más el colorido que desprende la portada con ese amanecer y el guerrero portando la espada. Un sutil paisaje, que se vislumbra más acertado con la llegada de “Ymer”, la otra brevedad del álbum.

El resto del disco, exige la misma atención que los temas anteriores, “Holmgång” es otro hit que se te queda clavado en tu sien desde las primeras notas de guitarra o desde la incursión de ese coro epiquísimo más propio de un rito pagano. La canción empieza lenta y poco a poco va ganando velocidad, el solo de JB Christoffersson una vez pasado el ecuador, da más chicha al resto de la canción; “The Naked And The Dead” es más directo, más rockero sin tantos entremeses y con un canturreo más alocado y no tan avispado. Sin embargo, “The Hammer Will Bite” es el final predilecto del disco, casi 7 minutos con una entrada de cine y con toques Doom donde se realza la voz de JB Christoffersson como el gran frontman que es. Su aleteo simbólico, amplia horizontes melódicos y vocales que exaltan la pieza con ese color tan valentón que tiene el disco en su totalidad. Su luminiscente final, es una verdadera gozada.

El poder de “Triumph and Power” es encomiable y el resultado final es nada menos que triunfal. Una producción adecuada hace el resto. El nuevo apoderado de GRAND MAGUS, se proclama vencedor en esta obra de escucha obligada.

Componentes:

Fox Skinner – Bajo
JB Christoffersson – Guitarras y voces
Ludwig Witt – Batería

Tracklist:

01.On Hooves of Gold
02.Steel Versus Steel
03.Fight
04.Triumph and Power
05.Dominator
06.Arv
07.Holmgång
08.The Naked and the Dead
09.Ymer
10.The Hammer Will Bite

WEB

Autor: Matthew Bourdais

2 Comentarios

  1. @Alber_Metal

    5 marzo, 2014 at 14:00

    No conocía a esta banda, tendré que hecharle una escucha haber que tal suena. El Doom Metal siempre ha sido un estilo que me ha gustado, mis favoritos son CANDLEMASS, que son los reyes absolutos del estilo, aunque la primera banda que hubo a parte de los BLACK SABBATH, fueron mis queridos y favoritos PENTAGRAM. Sobre la portada de este disco, digo que me parece una cutrez, por no decir ridícula, sé que las portadas de discos Doom Metal son raras, y originales, pero esta no tiene nivel, yo harñia un dibujo mejor que ese jajajaja. En cuanto tenga un momento libre, me bajo este disco. Saludos!!

  2. @Alber_Metal

    7 marzo, 2014 at 16:49

    Escuchado el disco entero, mi opinión es que es un buen disco, normalito, ni una gran cosa, ni tampoco poca cosa. Un 9 es una nota que según se mire esta bien, quizás yo le hubiera puesto un 8 y medio, y no intento dejar en evidencia al amigo que escribió esta reseña, tan solo es mi opinión, eso si, esa portada será todo lo original que ustedes quieran, pero es mas fea que un día nublado. Saludos!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>