Grave Digger (Clash of the Gods) – Crítica

Publicado por el 25 septiembre, 2012

Artista: GRAVE DIGGER
Álbum: CLASH OF THE GODS
Estilo: Heavy/Power Metal
Sello: Napalm Records
Fecha: 31 de Agosto de 2012
Nota: 8,7/10

A excepción de unos pocos trabajos algo flojos, la carrera de los alemanes GRAVE DIGGER, se podría de tachar de monumental, 15 discos de estudio a sus espaldas y una carrera meteórica y 30 años luchando por el heavy metal. Chris Boltendahl, ha vuelto a sacar petróleo con tan solo un puñado de buenos riffs, y esa voz cavernosa y ronca que lo caracteriza, acompañado esta vez por Stefan Arnold a la batería, Jens Becker al bajo, Axel “Ironfinger” Ritt a las guitarras y por último, la inconfundible calavera o signo de GRAVE DIGGER, H.P. Katzenburg a los teclados, insignia a su vez de una marca registrada, que poco a poco y año tras año, ha ido caracterizando la música del conjunto teutón hacia otro orden evolucionado, incluyendo todo tipo de elementos más cercanos al power metal, aunque igual de satisfactorios y manteniendo la firma incondicional de los inicios del grupo con trabajos clásicos que todos deberéis conocer, como son “Heavy Metal Breakdown”, “The Reaper”, “Tunes of War”, “Knights of the Cross” o ese himno que cada vez cobra mayor gloria, “Excalibur”.

Si algo debemos recalcar de GRAVE DIGGER, es sus ganas por ofrecer al oyente, un material de calidad que nunca queda desfasado pese al paso del tiempo, en “Clash of the Gods”, nos encontramos con un trabajo más elaborado técnicamente hablando, con un pelín de desacierto lírico o flojedad en según que momentos. El maestro de ceremonias, Chris Boltendahl siempre ha dirigido su banda hacia derroteros épicos, intentando mezclar lírica y música, a partes iguales, para que ambas queden establecidas en una misma línea compositiva, y ni una ni la otra, queden por encima o por debajo; al fin de cuentas lo que el oyente va a disfrutar es de la música, pero en esencia, las letras aportan mucho, en este caso, este trabajo flojea un poco en ese aspecto y aporta otro estigma conceptual de agradable lectura diferente al resto, a pesar de la cantidad de arreglos compositivos y teclísticos con los que cuenta la música. En comparación a su antecesor , “Clash of the Gods” es un Lp muy superior.

Este trabajo, está mucho más desarrollado que el anterior, y eso se puede ver en canciones como “Call Of The Sirens”, donde el grupo se ha desmelenado por completo, ofreciéndonos una pieza realmente cautivadora desde el principio hasta el final. Y ya que estamos, empiezo por esta, porque es la que más me ha gustado, y llamado la atención. El comienzo no debería sorprender, pero a medida que avanza, se diluyen las guitarras y unas teclas majestuosas con un trasfondo de sueños imaginativo hacen acto de presencia, dibujando esos ángeles de los mares, sensualidad y un contexto teatral, que a partir de aquí provoca un devenir de guitarras atmosférico con unos acordes acústicos donde el entrante de la voz de Chris marca el paso lento, la letra habla sobre el viaje de un ser que tras marchar de viaje tras la guerra de Troya, encuentra una llamada de belleza y sensualidad varada en las tinieblas, una belleza poseída por la maldad y la muerte; el tema tiene un estribillo agradable de esos para corear en directo entre la multitud, personalmente la canción tiene un momento único, donde el teclado tiene un brillo operístico allá por el minuto 4.10, sobresaliendo con unas florituras renacentistas, después del solo de guitarra. El tintineo final pone el broche definitivo a una canción evocadora.

Otra de esas piezas hipnóticas que sobresale un poco, a merced de tantos riffs, baterías rápidas y ese metal clásico que define a GRAVE DIGGER, es “Medusa” con un inicio llamativo y tétrico, recordando algunas canciones de KING DIAMOND. La canción después del golpe de efecto y la introducción tan oscura, envenenada por unas voces infernales y unos gritos demoníacos, te envuelve en ese manto típico, guitarras más graves que de costumbre y una batería que persigue la fuerza de los riffs, el estribillo se alianza con el del corte anterior, y se antepone como una clara reválida frente a esos temas más cargados de metal pesado, y no tan laboriosos por decirlo de alguna forma. Hay un momento donde los estribillos cortan en seco, y una voz todopoderosa emerge de los cielos para narrar y meternos más en la historia, seguidamente viene uno de los solos, que a mí personalmente me ha parecido de los más elaborados de todo el álbum. Guapísimo, recomiendo escucharlo porque no tiene desperdicio.

Si algo me ha llamado la atención de este trabajo, es la orientación lírica que ha seguido GRAVE DIGGER en esta ocasión, orientando su apuesta en sentido contrario a otros trabajos, y ya era hora, la autenticidad es un logro que muy pocos saben ver y llevar a cabo, además muy pocos se fijan en la lírica y sólo en la música, si realmente hacen caso a lo que digo, podrán disfrutar de un trabajo mayúsculo y muy completo en todos los ámbitos, para el libreto se han dejado la piel, ya que es la primera vez que veo un diseño en GRAVE DIGGER que realmente salta a la vista y llama la atención, aunque la portada no me ha gustado mucho, tengo que reconocer que el interior, tiene un colorido muy acorde a la trama, y eso es digno de admirar. La portada, respira ese aire griego de batalla, nombres como Medusa, Odiseo, Hades y Kerberos honran las canciones que GRAVE DIGGER ha compuesto para la ocasión, todo muy bien acabado y con una elaboración medida.

Por eso, que mejor que llamar a este trabajo “Clash of the Gods”, la furia de los Dioses, batallando con una base rítmica poderosa y unos riffs potentes que se te quedan clavados en el coco de primeras, no hay más que verlo, cortes como “God of Terror” o “Hell Dog”, muestran el cabeceo cortante, rápido y ajustado, la mecánica hiriente de los alemanes, sigue demostrando su poderío 30 años después, puros temazos, que son como pepinazos y que van directos a tu yugular, a mi gusto, “God of Terror” juega más en otra liga, “Hell Dog” es más pesado de la escuela clásica con esos coros típicos de los alemanes, con un estribillo fantástico y muy épico.

El tema que da título al álbum, llega con una senda compositiva más acorde al antiguo Egipto, el inicio viene marcado por una batería acolchada y suave de tambores redoblándose entre sí, hasta que el bombo de Stefan Arnold se golpea con fuerza y da de sí, un teatral entrante con un teclado simulando una melodía oriental, seguidamente las guitarras cogen el pulso y la siguen de cerca, la voz de Chris marca el paso, estamos ante un medio tiempo elaborado minuciosamente, cuyo fuerte es la batería y la templanza existencial con la que cuenta, el marcaje tan sucesivo que lleva y el estribillo con el griterío final de fondo de los huestes rindiendo culto a su señor, no tiene precio.

Me sorprende y mucho, los temazos que tiene este trabajo, “Walls of Sorrows” es uno de ellos, sorprendente sobre todo la contundencia sonora de los riffs al principio y el marcaje y la evolución que tiene la canción, con uno de los estribillos mejor construidos del disco, a pesar de que parece un tema muy intenso, llega el instante en que las guitarras se detienen y son las voces con el apoyo celeste y minucioso del teclado las que toman el relevo, construyendo honestamente un estandarte lírico muy suave, lento, glorioso, y porque no decirlo otra vez, ÉPICO. Finalmente se acopla la voz de Chris Boltendahl, y sus gritos difieren en un final apoteósico, con un final de los que hacen época.

El pistoletazo de salida en  “Death Angel & The Grave Digger” tampoco dejará indiferente a nadie, otro himno y ya van unos pocos, parece mentira que una banda como GRAVE DIGGER a pesar de sus 30 años en la brecha, aún sigan ofreciendo riffs potenciales que te machacan el cerebro en la primera escucha.  La apertura de la canción es muy buena, pero mejor lo es la sucesión instrumental que le precede, o la incursión vocal de todos sus colegas alzando la voz al unísono. Algunos instantes, parece como si las guitarras chillaran, desdoblándose al azar con suavidad y premura. La canción “Warriors Revenge” sigue la estela de los temas más poderosos, y de los medios tiempos mas concisos y trabajados, “With The Wind” supone el primer hálito de viento, o suspiro, descanso antes de “Home at Last”, tema que ya pudimos escuchar en el anterior Ep. La canción extrae un poco de todo, un cántico que enaltece la belleza por encima de todas las cosas.

Una de las colaboraciones que me ha llamado la atención y que he querido dejar para el final, es la que aparece en la canción “Charon”, curiosamente es el primer tema del álbum, escrita en alemán, y que transcurre entre los confines del mundo de los vivos y de los muertos, donde el barquero pasa las almas de los que se han ido, hacia el inframundo. Este tema cuenta con el vocalista de IN EXTREMO, Das Letzte Einhorn; se trata de track muy currado, que encaja mejor al final del disco; la canción trata sobre Caronte, tétrica, oscura, con un acordeón de fondo, casi ritualista, un tema ambientado en el mar y con gaviotas de fondo.

En líneas generales, estamos hablando de un trabajo muy completo y maduro. Incluso superior a “The Clans Will Rise Again” si hablamos de  evolución musical y lírica, claró está. Este trabajo contiene muchos detalles, que serán de interés para todos aquellos que hayan seguido la carrera del grupo desde sus inicios hasta la actualidad. En resumen, tenemos un trabajo más, pero no uno más del montón, es otro álbum fuerte que va a satisfacer a los aficionados del género, y a muchos de los seguidores con los que cuenta GRAVE DIGGER en su haber.

Componentes:

Chris Boltendahl – Voces
Axel “Ironfinger” Ritt – Guitarras
H.P. Katzenburg – Teclados
Jens Becker – Bajo
Stefan Arnold – Batería

Tracklist:

01.Charon (Fährmann des Todes)
02.God of Terror
03.Hell Dog
04.Medusa
05.Clash of the Gods
06.Death Angel & the Grave Digger
07.Walls of Sorrow
08.Call of the Sirens
09.Warriors Revenge
10….With the Wind
11.Home at Last

WEB

Autor: Francisco J. Román

3 Comentarios

  1. Heavy Pija

    26 septiembre, 2012 at 0:33

    para nada de acuerdo con tigo Francisco J. Román!!! no me parecio un gran disco! esta muy pobre en cuanto a sonido de guitarras y la base de sus temas no me parecen muy atrayentes! cosa qe en “The Clans Will Rise Again” si encontramos buen sonido potente de guitarras y base de temas con buen ritmo qe te hacen mover la cabesa todo el tiempo!!!!

  2. Raul-viking

    26 septiembre, 2012 at 11:21

    Un disco no solo se basa en temas rápidos, un disco debe tener variedad, temas elaborados y consistentes, a mi me parece una crítica muy buena, y un trabajo estupendo, llevo escuchándolo más de un mes y todavía no me canso de él. A mi la gente que dice eso de que un disco no esta guapo, porque no tiene temas rápidos, me revienta, o no te has escuchado el disco, o no sabes de lo que estas hablando, porque el que conozca la discográfica de Grave Digger, sabe que siempre se han caracterizado por hacer temas de todo tipo e intentar contentar a todo tipo de público, es más tanto God of Terror, Hell Dog, Death Angel & The Grave Digger, Walls Of Sorrow, Warriors Revenge son auténticos pepinazos, sin embargo Call of the Sirens, Medusa o Home at last, a pesar de ser temas mas pausados, son cortes que aportan lo suyo, así que no se de que te quejas tanto.

  3. Heavy Pija

    27 septiembre, 2012 at 0:28

    a mi me gustan los temas con buen ritmo , rapidos, los temas densos no me gustan, salvo alguno qe otro! y un disco qe tiene muchos temas densos no lo hace un buen cd! aparte en este disco el sonido de las guitarras no suena tan potente como en discos anteriores!!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>